Rokudenashi to Akashic Records Volumen 2

Prólogo

La razón por la que yo, un instructor, parecía hacer un esfuerzo para la competición mágica

 

Después de clases, en la oficina del director de la Academia Mágica Imperial de Alzano––

“––Co-, Con eso dicho, me gustaría que me paguen por adelantado. Si es posible, además me gustaría recibir algo de subsidio también, por…fa…vor.”

“¡<No me estés fastidiando-Tu-Estúpido idiota>–!”

De repente, un torbellino de llamas carmesí se formó, y estalló en una violenta explosión.

El hechizo de explosión de Serika sin misericordia arrasó con Glen–que había estado diciendo disparates.

La réplica de la explosión mandó a volar el vidrio de las ventanas, incineró las cortinas de encaje, carbonizó las paredes, y volvió cenizas la alfombra. Las esplendidas pinturas, las antiguas estanterías, la pulida armadura decorativa, el sofá, las lámparas de pantallas, y una variedad de otros muebles no se salvaron del mismo destino. El interior de la oficina del director no se parecía en nada a lo que era hace un momento.

“¿¡Gack–!? ¡Ga-,Geho! ¿¡Q-, Qué piensas que estás haciendo, estas tratando de matarme maldita bruja!?”

Glen, cuyo cuerpo quemado yacía sobre el suelo, gritó con ira.

“¡Que irritante! ¡Me dijiste que ‘la supervivencia de una especie está en juego’ y que necesitábamos tener una conversación importante, por lo que vine todo el camino hasta aquí, ¿pero después me das este sinsentido?!”

“¿¡Qué quieres decir con sinsentido!? ¡Si muero de inanición me voy a extinguir, ¿cierto?! ¡Solo queda un solo yo en este mundo ¿sabes?! ¡Soy una especie en peligro de extinción! ¡Trátame con cuidado ¿bien?!”

“¡Cierra la boca, me da igual, por mi te puedes ir extinguiendo! ¡Mejor dicho, personalmente pondré fin a una especie inferior como la tuya!”

En la habitación donde Glen y Serika comenzaron su pelea inútil, el propietario de la habitación––el director Rick––todavía seguía sentado en su escritorio de trabajo y observaba la situación. Después de un breve momento, el interrumpió la conversación.

“Bueno bueno, por favor cálmense ustedes dos. Aunque, su conversación es asombrosamente indirecta en cierto sentido… Básicamente, es sobre las costos para vivir de Glen-kun ¿no es así? Y él primordialmente necesita dinero para sus gastos de comida ¿cierto?”

“Exactamente. ¡Como esperaba del director, usted entiende a lo que me refiero! Mi–, Serika de repente me dijo que pague por mis propios gastos de comida ¿puede creerlo––?”

“¡Debería ser un hecho! ¡Tu tiempo como un holgazán desempleado quedo fuera, ahora eres un instructor mágico en esta academia! ¡Deberías tener un ingreso considerable!”

Serika irritadamente cruzó sus brazos, y miró fijamente a Glen.

“¡Para resumirlo todo, estoy en problemas este mes director! A este ritmo, a partir de mañana… Voy a ser parcialmente forzado a estar en el apuro de hacer dieta…”

“Pero, ¿no fue el día de pago hace solo una semana? ¿Qué hiciste con ese dinero exactamente?”

En respuesta a esa pregunta, Glen mostró una expresión llena de pesar. Se acercó a la ventana, y dirigió sus ojos al paisaje exterior.

Fuera de la ventana estaba el patio de la academia el cual estaba decorado con un impresionante macizo de flores de cientos de colores. Más allá de las vallas de metal de la academia estaba la anticuada ciudad de Fejiti. Finalmente, flotando en lo alto del cielo estaba el magnífico y fantasmal semblante del símbolo de Fejiti, el Castillo del Cielo Melgarius.

“Me preguntas como utilicé el dinero… Por supuesto, invertí en mi futuro.”

“¿Invertir en el futuro?”

“Sí, por las infinitas posibilidades que yacen en lo que llamamos el ‘mañana’, y por el bien de aferrarse a un deseo de mayor extensión––”

En respuesta a Glen, quien miraba en la distancia mientras hacía su monologo, Serika interrumpió con murmullos.

“En otras palabras, lo apostaste ¿cierto? Ah realmente no tienes salvación. Solo muérete ya.”

“¿Puedes parar? A pesar de todos los problemas por los que pase para lucir genial, tu simplemente tenias que tirar mis esfuerzos a la basura ¿cierto?”

En respuesta al comentario desatado de Serika, Glen protestó bruscamente.

“Para empezar, nada de esto es mi culpa ¿sabes? ¡Es la culpa del tres de corazones! Si hubiera recogido una carta más alta que esa, entonces habría––”

En cualquier caso, él era el ejemplo excelente de basura humana.

“––En definitiva, por favor ayúdenme los dos.”

“Aun así… las reglas son las reglas, no puedo darte un pago por adelantado.”

“Guh–, es así entonces… que problema. Incluso los usureros dijeron que ‘No prestamos dinero a alguien como tú que ni siquiera tiene un trabajo estable’ y otras cosas sospechosas. El almacén de comida en la mansión de Serika además utiliza un sello mágico, por lo que…”

Glen, que parecía caer en la desesperación, presionó sus palmas contra su rostro y tomó un profundo respiro.

“Serika-kun. Hasta el próximo día de pago, ¿podrías cubrir algunos gastos de comida de Glen-kun? Ha vivido bajo el mismo techo como tú por un largo tiempo ¿verdad?”

Rick sugirió a Serika. Quizás fue un tanto compasivo por Glen.

“Me niego, director. Si consiento a este mocoso entonces hará lo mismo de nuevo en el futuro. En primer lugar, él se merece todo lo que ha causado por sí mismo. De vez en cuando, él necesita aprender su lección. Bien, hasta el próximo día de pago, trabajarás duro para seguir con vida ¿de acuerdo?”

Por el contrario, la reacción de Serika fue fría y directa.

“Si sólo fuera a mantener sus gastos de comida, entonces será por las bases de nuestra relación anterior. Bien, eso es, si ‘solo’ fuera mantener sus gastos de comida. Esa es la condición absoluta, porque ya estoy haciendo la vista gorda de su renta.”

“¿Escucho eso, Director? Geez, esta mujer, por qué tiene que… Ella fue siempre una persona en verdad egoísta pero… ah mi dios, que problemático.”

Glen mostró una expresión sorprendida y suspiró. Entonces, la comisura de sus labios se curvaron hacia arriba en una mueca de desprecio, y después se encogió de hombros y comenzó a reírse despectivamente.

“¿¡Por––qué, por qué estás hablando como si hubiera hecho algo malo!? ¡El único que está mal eres tú!”

“¡He––Kack! ¡Mis sienes duelen! ¡Vas a aplastar mi cabeza! ¿¡Sálvame mamaaaa––!?”

Serika agarró la cabeza de Glen con su mano, y contrajo su agarre con toda su fuerza. Sonidos de huesos moliéndose podían escucharse.

Al escuchar los angustiosos gritos de Glen, Rick mostró una sonrisa irónica y sugirió.

“Aunque no puedo darte un pago por adelantando, todavía está la posibilidad de un premio especial, Glen-kun.”

“¿¡Premio especial!?”

Glen se sacudió para escapar del agarre de Serika, y rápidamente corrió hacia Rick.

“¿Qué quiere decir con eso exactamente?”

“Estoy hablando del ‘Festival de Juegos Mágicos’ que será organizado por la academia la siguiente semana.”

“¿¡Qu–!?  ¿Fe-Festival de Juegos Mágicos…? ¿Qué es exactamente…?”

“Mhm. Es una competición de habilidades mágicas entre los estudiantes de aquí, y esto marcará la tercera vez que nosotros–la Academia Mágica Imperial de Alzano–realizaremos este evento. Los grupos serán divididos por años de clase, y los representantes de cada clase competirán en varias competiciones mágicas. El instructor a cargo de la clase que reciba la mayor puntuación general recibirá un premio especial, según la costumbre.”

“¡Qué demonios, ¿habla en serio?! ¿¡Entonces había un maravilloso evento como este todo el tiempo!?”

“También sucede que la clase de la que Glen-kun está a cargo participará en el Festival de Juegos Mágicos la próxima semana como parte del grupo de segundo año. Dado que ese es el caso, ¿qué le parece intentar trabajar duro con el premio especial como su objetivo?”

“¡Sí, voy a dar mi mejor esfuerzo! Bien, Festival de Juegos Mágicos… ¡Pensar que había algo como esto! ¡Keh–! ¡Si tan solo me hubieran dicho esto antes…–!”

Al escuchar los murmullos calculadores de Glen, Serika presionó su sien con una expresión entretenida, y murmuró fríamente.

“No me lo creo, tu eres un ex alumno de esta academia ¿cierto? ¿Cómo podrías no saber de esto? Para empezar, todos los de segundo año deberían estar como locos por ello.  Añadiendo que, esta vez, la misma emperatriz va––”

“¡Sí sí, eso ya no importa! ¡Hay cosas más importantes que debo hacer! Tch––, esos chicos, espero  que todavía estén allí pero…–– ¡Hasta la próxima entonces!”

Sin embargo, Glen ni siquiera se tomó un momento para escuchar a Serika. Parecía que tenía algo en su mente, apretó fuertemente sus puños, y giró sobre sus talones para irse, saliendo a toda prisa de la oficina del director.

Al ver a Glen irse, Serika soltó un largo suspiro.

“… ¿Entonces director? En realidad, ¿cuáles son las probabilidades de que la clase de Glen gane?”

“… Para ser honesto, será bastante duro.”

Rick respondió a la pregunta de Serika con una sonrisa.

“Es verdad que la clase de Glen-kun tiene a Sistina-kun, que tiene las mayores calificaciones de su año, pero… desde un punto de vista general, la clase de Harry-kun es más probable que salga victoriosa.”

“Ah, ¿la clase de la que Harry está a cargo? Bueno, después de todo, su clase está excesivamente bien coordinada…”

“Mhm. Su clase tiene muchos estudiantes de clasificación superior, por lo que sus cimientos están fijados en la tierra. Aunque la clase de Glen-kun tiene a Sistina-kun, sería descabellado colocarle la tarea de participar en cada competición.”

“Participar en cada competición… ¿hm?”

Entonces, por alguna razón, Serika suspiró desconcertadamente.

“¿Está segura de esto Serika-kun? A este ritmo, su querido discípulo realmente morirá de hambre ¿no lo cree? ¿Por qué no le da una mano?”

“Bueno, no hay necesidad de preocuparse de eso, director.”

Serika respondió con indiferencia.

“Incluso si tiene que comer hierba o masticar ramas, seguramente encontrará alguna manera de seguir viviendo. Le he enseñado acerca de esas cosas en el pasado ¿sabe? Además, parece que sería más interesante dejarlo como está ahora mismo.”

“… ¿Oho?”

El director, al parecer atraído por la negativa de Serika, curvó sus labios en una sonrisa.

“Su motivación podría ser ‘eso’, pero por lo menos, Glen parece que ‘se siente de esa manera’ ahora mismo. Últimamente, la ‘atmósfera de festival deportivo’ ha estado propagándose como una enfermedad, y estaba empezando a hartarme de eso, pero… Ahora bien, ¿qué es lo que harás?”

En cierto modo disfrutándolo, Serika mostró una sonrisa radiante.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s