Bu ni Mi Volumen 1

 Capitulo 5

Las coincidencias del mundo  se encuentran.

“… Ha sido bastante aburrido últimamente.”

En un cuarto bañado de la luz roja del sol ocultándose, un solitario hombre acariciaba su barba.

La manera en que cruzaba sus piernas mientras se sentaba en una silla de aspecto suave, no podía ser llamada educada, incluso como un cumplido.

Cansándose de acariciar su barba, el viejo hombre alcanzo indiferentemente el escritorio.

Tomo con indiferencia la taza de té frio y se la llevó hasta su boca.

El té negro que podría considerarse una mezcla de clase alta. Como fuera, podría ser porque el té se había enfriado, pero ese sabor brillaba por su ausencia.

El viejo hombre con orejas de elfo suspiro y bajo la taza.

Su mano desocupada alcanzo nuevamente su barba. Su bigote estaba ligeramente manchado con el té.

“Han pasado exactamente 30 años desde que Slava murió… Ha sido largo. Ha sido demasiado largo.”

Metió su mano en sus ropas de aspecto áspero y fuera de lugar con la habitación y saco una foto arrugada.

La foto lo mostraba a él junto con otro hombre viejo, Slava shijima.

“Ese idiota…Ese es el porqué los humanos no son buenos.”

El viejo hombre parecía que aplastaría la foto, pero la regreso a sus ropas, cuidando que no se arrugara.

El viejo hombre se tiro con apatía a la silla. Y aunque a su cuerpo envejecido le hacía falta musculo. La silla crujió bajo su peso.

El nombre de ese hombre era Chester Prime.

Como fundador de las artes de duelo Prime, él era un artista marcial cuyo nombre no estaba escrito en los albores de la historia.

Tanto en la historia humana como en la Elven, había quienes no serían recordados con honores y permanecían en la oscuridad.

Si Alma Shijima podía ser considerada una representante de las artes marciales bajo los reflectores, aquel anciano conocido como Chester podría ser considerado un representante de aquellos que arriesgan sus vidas por dinero y poder detrás de escena.

Ese anciano, Chester, peleo mano a mano con Slava Shijima en el pasado.

A pesar de que era un elfo. El no había desperdiciado tiempo en afilar sus habilidades, entrenando tan rápido parecía que él estaba en una carrera.

Día tras día derrotando a la gente… Antes de que lo supiera. El había alcanzado la cima.

Su encuentro con Slava Shijima era inevitable.

“Maldición. Lo que daría por pelear contra él una vez más.”

Cerró con fuerza sus puños. Debía desearlo de manera desesperada pues ya fuera la silla en la que estaba sentado o los otros lujos que llenaban el cuarto, este se sentía vacío.

Él era un hombre que estaba por sobrepasar los 800 años de edad. Y sin embargo sus brazos colgaban sin vida.

Al final, ¿Qué es lo que el realmente deseaba? El brillante cuarto repentinamente perdió su color. O al menos así es como se sintió para él. En ese momento alguien golpeo a la puerta.

“Maestro, ¿Está allí?”

“Ah, estoy aquí, entra.”

“Entonces, con su permiso.”

Una maid entro a través de un par de ostentosas puertas.

La maid era preciosa, suficiente para hacerle pensar que si él fuera 200 años más joven, tal vez iría tras de ella. Sus manos sostenían algo parecido a una carta.

“Tiene correo maestro.”

“Puedo verlo, y bien, ¿de quién es?”

Si fuera de cualquier persona lo único que tendría que hacer es tirarla. El había dado a entender. Pero la respetuosa maid lo miro con una sonrisa.

“Shijima”

“-¿Eh?”

“Es de Alma Shijima-sama”

“Oh, entonces es de la pequeña señorita, ha pasado un tiempo. Eso me trae recuerdos”

La expresión de Chester cambio ante el inesperado nombre.

No era de la persona que él esperaba, pero tampoco había manera de que esa carta fuera de la persona sobre la que él quería escuchar”

Aun así era la distracción perfecta. El señalo a la maid para que se acercara y cautelosamente tomo la carta.

Rompió el sello de cera de la carta con un sonido satisfactorio. Lo que encontró dentro eran letras demasiado refinadas para venir de un artista marcial.

“Eso es tan de la señorita” Murmuro con una sonrisa.

La carta era formal y empezó con un bochornoso saludo.

La carta era demasiado cortes para venir de la hija y discípula del hombre que había dicho que sería su amigo y rival. Sonrió ante ese hecho.

Era una agradable carta de una vieja amiga.

Mientras Chester Leía la carta, se detuvo en una sola palabra.

La sonrisa rápidamente se desvaneció de su cara.

El cambio en su expresión era suficiente como para hacer que su experimentada maid se preocupara.

“Maestro.”  La preocupada maid llamo a Chester.

Las únicas veces en que el anciano ponía esa expresión era cuando él estaba furioso…O justo lo contrario. La maid sabía que esa era también la expresión que tomaba cuando estaba regocijado de alegría.

¿Qué seria esta vez? La respuesta era…

“¡Kukukuku, kakakaka! Esto es interesante. Hey, ¡Mira esto!”

Chester se rio desde el fondo de su corazón.

La respuesta seguro se encontraría escrita en la carta que el sostenía. La maid comenzó a leer la carta.

Ella pronto entendió el significado detrás de su risa.

Cambiando el tema, finalmente encontré a alguien que pueda heredar el apellido Shijima. Planeo tomarlo como discípulo y heredarle el título de maestro sin importar que.

Pensé en que debía informarle ya que usted era un amigo de mi maestro.

Su nombre es Slava Marshall. Es un jovencito de 12 años, me recuerda  al maestro cuando usa la técnica de la hoja de las sombras.

Ellos no se parecen en nada, pero algo en su imagen me recuerda al maestro. Estaría encantada de que usted también lo viera.

“-Ya veo”

“Kuku, interesante ¿verdad? Un mocoso con el mismo nombre que ese idiota, dice. Esa niña Alma dice que le gusta ese chico.”

Chester continúo riendo ruidosamente. Cualquiera podría darse cuenta de que tan feliz estaba desde el fondo de si mismo.

Para esa pequeña niña que había estado loca por Slava, decir que ellos eran similares. ¿Simplemente quién era él?

Quiero conocerlo, realmente quiero conocerlo. Parece como si mi vida estuviera ganando nuevamente su color… Es malo vivir una larga vida.

El viejo hombre finalmente paro de reír pero en su cara todavía estaba una enorme sonrisa. Él se levantó de la silla rojiza.

“Nos vamos mañana, no necesito decir más ¿cierto?”

“¿Mañana? Que hay acerca de las lecciones…No, no hay punto en eso. Entiendo. Empezare con las preparaciones.”

Ahora que si mente estaba así, no podía permanecer lejos.

 

Su risa contrastaba con sus 800 años de edad, era como la risa de un niño.

El hombre una vez conocido como el más fuerte en el bajo mundo se levantó.

 

 

 

 

 

 

 

“Ah-Choo… Me pregunto si me abre resfriado.”

Si alguien hubiera estado aquí definitivamente hubiera dicho que yo sonaba como un anciano. Un mal presentimiento vino cuando estornude y dije eso.

Era mi día libre y había ido a la montaña que se podía ver desde la escuela. Era un lugar a una gran altitud, por eso era más frio que a el nivel del suelo, pero desde que yo estaba cubierto en magia. Difícilmente lo sentía.

Eso es porque no entendía por qué había estornudado tan fuerte, pero, mirándolo así, los estornudos y el resfrió iban juntos. La única razón que se me ocurría es que yo hubiera atrapado un resfriado… Pero- Creía haber cuidado bien de mi cuerpo. No había atrapado un resfriado desde que había re nacido.

O para decirlo así. No había nada de malo con ser cauteloso con eso.

-hmmm, deje la visita a la cascada para otro día y decidí a forzosamente a practicar la danza de sombras.

No sentía nada mal, pero no debía de bajar mi guarida. Ir a la cascada es un gran método para entrenar poder mental y mágico, pero si uno deseaba fuerza tendría que cuidar de sus salud también.

Era lamentable, pero tenía que dejarlo pasar. Mire a la cascada con decepción mientras creaba un clon de mí mismo y me enfrentaba contra él.

Después de entrenar un rato, me di cuenta de que el clon era ligeramente más fuerte de lo que yo era. En otras palabras, eso quería decir que mi cuerpo re nacido todavía tenía que alcanzar a mi antiguo yo.

Las habilidades físicas de mi cuerpo no habían cambiado mucho, pero parecía ser que la mejor movilidad no hacía nada por mi corto alcance. El clon de mi vida pasada tenía mucho más alcance y podía seguir combatiendo mucho más. Cosa que me ponía en desventaja.

Seguía pensando en maneras de lidiar con alguien que tenía esa clase de alcance pero… De cualquier manera esta era una preciosa oportunidad de entrenar que solo tenía un par de veces a la semana.

Las ideas y estrategias que había ideado durante esos aburridos 5 días, debía de asegurarme de probarlas correctamente. Era mi preciosa escapada; simplemente no podía quedarme en casa sin hacer nada.

“Empecemos”

De esta manera, dos veces a la semana, batallaba con mi clon.

No tenía la intención de hacer algo más el día de hoy. Así que decidí ser y vaciar el contenido de mi corazón.

La montaña resonaba con el sonido de cada golpe. Los animales se mantenían alejados del área.

Mi pelea duro todo el día. Y use mi energía restante para de alguna manera llegar al dormitorio.

Dado que no me quedaba nada de magia. Tenía heridas en lugares ocultos nuevamente. Aun si solo lo hacía dos veces por semana. Debía estar gastando mucha magia en entrenar, debía de ser un poco más restrictivo conmigo mismo.

Había sido irresponsable, pero de alguna manera logre llevarme a mí mismo hasta la cama. Pronto el sonido de la profunda respiración comenzó.

 

 

 

La mañana vino.

Aun si era un ciclo sin fin. Supongo que no podía hacer nada más que sentirme algo deprimido cuando pensaba en cuanto tendría que esperar para mi próximo día de entrenamiento.

Me puse mi uniforme escolar y me dirigí a la cafetería, el dormitorio tenía una larga historia y tenía su propia cafetería. Dado que el dormitorio separaba a los estudiantes por género, este lado de la cafetería estaba lleno de chicos.

El desayuno de hoy era pescado. En mi vida previa, esto era algo que comía en mis últimos años. Después de haber probado el sabor de las deliciosas comidas poco saludables una vez más en mi nueva vida, no pensaba mucho en la comida y simplemente me senté en mi asiento.

Sentí el frio toque del metal, tome el tenedor y el cuchillo y exprese mis agradecimientos por la comida.

Hmm, Olía bien. Aun si era hecho para muchos estudiantes a la vez, ¿Entonces porque era tan…?

El olor del pescado realmente abrió mi apetito. Realmente valía la pena repetir: el pescado estaba delicioso.

No había duda de que iba desde la nariz directamente al estómago. Estaba tan hambriento que todo en lo que podía pensar era en el pescado mientras clavaba mi cuchillo y tenedor en él.

“Ah, ahí está. Hey Slava, buenos días.”

Aquel momento era casi como si Alma lo hubiera planeado.

Detuve mi cuchillo ante la voz familiar.

Últimamente, Alma había estado buscándome de esta manera frecuentemente. Parecía que ella quería hacerme el sucesor del estilo Shijima pues ella me había invitado a convertirme en su discípulo.

Volverme el discípulo de mi discípula sería realmente algo gracioso. Cada vez que ella me preguntaba yo la rechazaba con una explicación razonable, pero…

Hey, durante la comida ¡Especialmente el desayuno! ¡¿De qué se trata esto?!

Cuando voltee hacia la voz de mi molestia, esperaba encontrar los ojos de Alma viendo hacia los míos.

Pero ahí había algo que no había esperado.

Alma ciertamente estaba aquí, pero eso no era todo. Sonriéndome había otra cara familiar que no me esperaba.

“Oh, este mocoso, ¿Es él?  Debería decir que es bueno conocerte mocoso. Yo soy Chester Prime, yo soy el rival del maestro de esta niña…eso creo”

Él tenía las características orejas alargadas de un elfo y un molesto bigote blanco bajo su nariz y un cuerpo más pequeño que el que yo había tenido durante mi vida anterior. Su sonrisa solo podría describirse como sarcástica.

No había manera de que yo pudiera olvidar esa cara.

“Oh, es verdad lo que dice. Déjame presentártelo Slava. Él es amigo de mi maestro, Chester. Le escribí acerca de ti en una carta y dijo que quería conocerte. Así que pensé que debía presentártelo.”

Chester Prime.

Mi rival de toda la vida. Era lo suficientemente fuerte como para ser llamado el rey de los puños del bajo mundo.

No había manera de olvidar la cara de ese idiota después de haber peleado con él tantas veces.

Ya veo, eso es correcto, dado que Alma sigue tan joven, no había nada de extraño con que este hombre siguiera vivo. O mejor dicho, no había manera de que él muriera.

Las conexiones con mi vida pasada seguían apareciendo una detrás de otra. Sentía como si fuera un lazo hecho por las cadenas del destino.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s