Chronicle Legion- Capítulo 3

Caballeros y Hazañas de armas.

Parte 1

El santuario del agua estaba ubicado en lo profundo del subterráneo justo debajo del fuerte tutelar de Suruga.

Dentro del vasto espacio hecho de piedra había una piscina de agua sagrada color azul marino. Con docenas de pilares gigantes erigidos dentro, había una solemnidad parecida a la de los antiguos templos griegos.

El santuario del agua era una importante instalación militar, así como un santuario callado.

“Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que visité el santuario del agua de Suruga.”

Akigase Rikka caminaba sola por el santuario. El abundante cuerpo de agua de éste lugar era atravesado por una serie de caminos de piedra de 3 metros de ancho, el cual permitía que la gente caminara sin tener que mojarse.

Sólo al personal involucrado con poderes místicos o a los Legions se les permitía el acceso a los santuarios del agua.

Los que encabezaban esta lista eran los Chevaliers, seguidos por maestros noéticos, monjes, sacerdotes, sacerdotisas, gremios alquimistas, investigadores de asociaciones noéticas, así como genios y bestias protectoras, etc—

Rikka caminó sola hacia el “balneario” en la parte trasera del santuario del agua. No había puerta. Adentro el espacio era aproximadamente del tamaño de una cancha de baloncesto, había una piscina redonda llena de un líquido azul marino. En el centro de la piscina había una fuente que suministraba el líquido azul.

“Comencemos…”

Rikka desabrochó su ropa y se quitó su uniforme militar negro que portaba como una oficial del Ejército Imperial.

Como la princesa del Feudo Tokaido, Rikka se había entrenado en toda clase de reglas de etiqueta, pero nunca tuvo una particular inclinación por quitarse la ropa adecuadamente. La vestimenta que había sido removida se encontraba esparcida por todo el piso en una demostración de la naturaleza de un guerrero valiente, cruzando el campo de batalla sin preocuparse por asuntos triviales.

Sin embargo, la espada japonesa que colgaba de su cintura sí fue colocada en el suelo con mucho cuidado.

Completamente desnuda, Rikka entró a la piscina-mejor dicho, a la tina de fluido ectoplásmico[1] usado para bañarse.

El líquido azul marino que llenaba el santuario del agua era fluido ectoplásmico artificial. Éste líquido tenía la misma composición que la sangre fluyendo por las venas de los Legions.

La tina de fluido ectoplásmico no era muy honda, uno podía sentarse dentro y el fluido no pasaría la altura de los hombros.

Rikka estiró sus extremidades en la tina. No había ni una señal de flacidez en su bien entrenado cuerpo, además las suaves curvas de las regiones de su pecho y caderas expresaban totalmente su belleza femenina.

El frío líquido ectoplásmico congelaba sin piedad su cuerpo desnudo.

Rikka soportó el frío al sumergirse en la piscina. Su cuerpo empezó a recuperar calor gradualmente. Esta era la mejor evidencia de que la fuente de poder místico se estaba colando dentro del cuerpo de Akigase Rikka.

El fluido ectoplásmico se convertiría en la fuente de poder para el ejército Kamuy bajo su mando.

“El fluido ectoplásmico es sintetizado a partir de la sangre de las celestiales bestias sagradas para servir como alimento para seres que no pertenecen a éste mundo… Los caballeros deben tener una reserva de éste fluido en sus cuerpos y almas para alimentar a sus ejércitos- ¿No es así?”

Esto es lo que Rikka había aprendido sobre los Legions por tradición oral.

Bañarse en una piscina de fluido ectoplásmico era como suministrar raciones para alimentar a un ejército masivo. En adición, había una gran importancia en ello.

“… Apoyándome en mi Denominación de Onikiri Yasutsuna, le ruego al santuario local de Suruga. Ahora que mis soldados y yo nos hemos bañado en el agua sagrada local, ruego que me conceda el sello de autorización de guerra para convertirme en un dios de la guerra y así defender Suruga.”

Rikka cerró sus ojos y le rogó al santuario del agua de Suruga.

Esto era para darles la aprobación a Akigase Rikka y su ejército para convertirse en los caballeros guardianes del territorio local y darles poder…

Dentro de poco, el cuerpo de Rikka brillaba con una radiación leve que conllevaba el establecimiento de un “contrato”. Con esto hecho, ella podía salir en cualquier momento. Una vez que la luz se calmó, se preparó para manejar otro problema sin resolver.

ChronicleLegion_01_BW06.jpg

“Sakuya, por favor sal. No estoy molesta contigo.”

Rikka llamó a la genio que se ocultaba en el fuerte tutelar de Suruga. Sakuya podría no estar presente ahora mismo en el santuario, pero debería ser capaz de sentir las ondas noéticas “llamándola”.

“Es lógico que pudiste haberlo hecho mejor ayer. Por fortuna, llegué justo a tiempo y éste fuerte tutelar no cayó en manos del enemigo.”

El tono de Rikka era amable como si estuviese consolando a un niño asustado o a un animal.

Sin embargo, Rikka quería fingir una voz dulce para convencer a otros. Tampoco es que pudiera hacerlo. Consciente de su temperamento de guerrero, Rikka habló rígidamente, “Ya que el peor escenario fue evitado y no soy una mujer de regaños ni rencores, ¿podrías por favor olvidar lo de ayer? Apresúrate y ven a ayudarme. A partir de hoy, estaremos muy ocupados por el futuro por venir.”

Tan pronto como terminó de hablar, una niña de aproximadamente 9 años apareció de la nada a un lado de la piscina de fluido ectoplásmico. La joven chica de cabello negro a la altura de los hombros vestida como sacerdotisa, era la imagen proyectada de Sakuya.

La imagen de la genio veía a Rikka con ojos tímidos y una mirada triste en su rostro.

Rikka deliberadamente dejó de hablar. Se encogió de hombros de una manera exagerada como para decir “¿qué voy a hacer contigo?”

Inmediatamente, un zorro tubo apareció al lado de Sakuya con el sonido de una campana.

Mirando al zorro, la imagen dijo en voz baja, “La princesa viene. Quiere que usted… suba.”

“¿En serio? Su Majestad llegó tan pronto.”

Una noche había pasado desde el ataque de los Crusades. Eran actualmente las 9:24am.

Según se dice, la Princesa Shiori resultó involucrada ayer en el asunto del fuerte tutelar. Después de que Rikka llegó a la escena, ella ya había vuelto a su residencia temporal en la ciudad, por lo tanto, no pudieron verse. Rikka iba a conocer por fin a la tan mencionada princesa. También necesitaban discutir el actual incidente.

“No hay nada que hacerle. La situación se ha vuelto muy seria,” murmuró Rikka para sí misma, recordando los reportes en televisión la noche pasada.

A las 7:00pm de la noche anterior, el gobierno de Kyoto de la región Kinai había dado una conferencia de prensa.

El anfitrión era el Gobernador General de Kinai, Izumi Tenzen. Él era el primer Chevalier y gobernante de Kinai, un feroz general de renombre que salía a la línea de frente personalmente para liderar a su ejército de Legions.

En frente de los medios que incluían canales de televisión, periódicos y revistas, maldijo muy emocionalmente.

El objetivo de éste abuso verbal era Lord Caesar, el gran generalísimo del país vecino y protector del Japón Imperial.

El núcleo del discurso fue así:

“Lord Caesar se hace llamar a sí mismo el protector de nuestra Emperatriz, pero ejerce un control sin sentido sobre nuestro gobierno imperial y el Feudo Kanto para interferir injustamente en nuestros asuntos internos. Expulsar a Lord Caesar y al Ejército Romano de la presencia de Su Majestad es el primer paso para reconstruir nuestra orgullosa nación. Dedicamos nuestra vida a cumplir con esa tarea monumental.”

En adición, incluso dijo esto:

“Nuestra nación amiga, el Imperio Británico, está de acuerdo con nosotros de todo corazón.”

“Por éste medio declaro la formación de la Alianza de Restauración entre el Feudo Kinai y el Imperio Británico. Todos los Feudos que deseen perseguir el mismo sueño son bienvenidos a unirse a la alianza para salvar a nuestra gran nación.”

“Como revolucionarios que daremos un renacer a nuestra nación, la Alianza de Restauración actualmente empezará a marchar hacia Tokyo.”

El manifiesto de la Alianza de Restauración fue instantáneamente dispersado a través de Japón vía ondas aéreas.

Causó un gran revuelo en el palacio imperial y en el Edificio del Régimen Nacional.

La región de Tokaido, que se encontraba entre Kinai y Kanto, era también la ubicación actual de Rikka y la princesa. El ejército de la Alianza de Restauración inevitablemente pasaría por Tokaido.

“Como sea, debo tener una discusión extensa con la princesa.”

Aunque temida por la facción de la emperatriz, Shiori seguía siendo una princesa legítima de la familia imperial.

Como un caballero, Rikka no tenía opción más que mostrarle respeto y preocupación. Saliendo del fluido ectoplásmico azul, Rikka caminó hacia donde había dejado regado su uniforme.

“Gracias por tomarse la molestia de venir hasta aquí, Su Alteza, y agraciarme con su presencia.”

Llegando a una habitación en el fuerte tutelar de Suruga, Akigase Rikka se inclinó tan pronto vio a la princesa.

Shiori sonrió gentilmente en respuesta a esta joven doncella quien era tanto la hija del Gobernador General de Tokaido como un Chevalier.

“Estoy realmente complacida de poder reunirnos como estaba programado a pesar de los tiempos que estamos viviendo.”

“Definitivamente,” Rikka sonrió irónicamente. Su cita había sido programada para hoy desde un principio.

Shiori iba vestida con atuendo usual de blusa y falda mientras que Rikka llevaba puesto su uniforme militar negro que era exclusivo para oficiales.

“¿Se encuentra su padre actualmente en Nagoya, Rikka-sama?”

“Sí. Por cierto, aparentemente mi padre ya le había dado sus respetos a Su Alteza antes- “

“Coincidimos un par de veces en la capital. Además, lo vi en una ocasión después de mi regreso de Roma.”

Las dos estaban sentadas en sofás hablando cara a cara sobre una mesa para recibir invitados.

Esta era la oficina personal del castellan, en otras palabras, el comandante más alto a cargo de un fuerte tutelar.

Naturalmente, el cuarto del comandante estaba amueblado con elegancia y majestuosidad. Hace 4 días, el antiguo castellan a quien pertenecía esta habitación había sido arrestado bajo cargos de corrupción. Fue encarcelado en los cuarteles generales de la policía militar en las afueras de Ciudad Suruga y su Denominación, la llave para invocar Legions, también fue sellada.

Ayer, el castellan interino había muerto en combate.

“Hablando de eso… Rikka-sama, actualmente es usted el castellan del fuerte tutelar de Suruga, ¿estoy en lo correcto?”

“Sí, eso es correcto. Por supuesto, volver a Nagoya sería actualmente todo un reto. Ya que encontrarnos aquí cuenta como una clase de destino, enfrentaré a la Alianza de Restauración por un tiempo.”

La princesa Chevalier sonrió alegre y Shiori preguntó, “¿Entonces las áreas urbanas alrededor de Suruga han sido selladas?”

“Sí, todos los caminos principales y vías del tren han caído bajo el control de la Alianza de Restauración.”

Un mapa de Tokaido estaba desplegado en la mesa.

La región de Tokaido consistía de las 3 prefecturas de Aichi, Shizuoka y Yamanashi. Ciudad Suruga era la metrópolis central de la prefectura de Shizuoka.

“Sin contar éste lugar, todos los fuertes tutelares en Shizuoka han sido subyugados por la Alianza de Restauración.”

Rikka señaló 5 ubicaciones en el mapa, Kakegawa, Suruga, Fuji y Nagahama respectivamente.

“El anterior castellan de Suruga no sólo recibió sobornos, sino que incluso tuvo tratos secretos con agentes británicos. De haberlo descubierto antes, hubiéramos podido anticipar la invasión mucho antes… Sin embargo, pudo haber sido su arresto lo que causara que la Alianza de Restauración actuara antes de tiempo,” explicó Rikka con ironía.

Shiori le dijo, “Independientemente, Suruga es actualmente algo parecido a una isla aislada en tierra.”

“Sí. Los circuitos telefónicos han dejado de funcionar desde anoche que las estaciones base en los alrededores fueron aparentemente tomadas. Más aun, la región entera de Suruga está bajo una interferencia de ondas noéticas a gran escala, así que incluso las comunicaciones inalámbricas aéreas han estado muy inestables.”

En efecto, desde anoche, las señales de radio y televisión ya no podían ser recibidas.

Shiori había confirmado esto también.

Rikka continuó, “Poner las manos sobre información de fuera requiere el uso de bestias protectoras para explorar o pasar mensajes. En éste momento, he enviado aproximadamente 100 zorros tubo.”

“¿Es posible para los humanos entrar o salir?”

“Las fuerzas británicas han desplegado muchas bestias protectoras para rodear Suruga. Ya sea tomando rutas aéreas o yendo a través de los alpes del sur, hay un gran riesgo de ser detectado.”

“Bestias… en ese caso, intentos imprudentes de escape serían aún más peligrosos.”

Shiori empezó a meditar la situación. Las llanuras de la prefectura de Shizuoka estaban mayormente ubicadas en la costa.

No sólo había áreas urbanas concentradas ahí, sino que la vieja autopista que data desde el periodo Edo también estaba construida pegada a la costa. Por eso es que el nombre de Tokaido también significaba “camino del mar”.

Los 5 fuertes tutelares de la prefectura de Shizuoka habían sido construidos también junto a la vieja autopista o a la costa del pacífico.

 

“Como uno esperaría, el ejército de la Alianza de Restauración—“ Shiori habló después de cierta contemplación. ”—Avanzará hacia el este por la vieja autopista para tomar el punto de control Hakone.”

“Ciertamente. Roma tiene una guarnición estacionada en Kanto, lo que significa que el fracaso está prácticamente asegurado a menos que la Alianza de Restauración asegure su base de operaciones antes del ataque.”

Mientras mayor era la altitud a la que un Legion volaba, más grande era el consumo de fluido ectoplásmico.

Por consecuencia, el movimiento estaba limitado a vuelos a baja altitud o viajar por mar evitando zonas montañosas. (Si una pelea contra Legions no era esperada después del movimiento de tropas, había casos también de viajes a súper-alta altitud por la estratósfera.)

Sentada formalmente y derecha, Rikka dijo solemnemente, “Su Alteza, ahora que Suruga está rodeada, la situación es terrible. Si desea escapar a la capital, tal vez yo podría— “

“No hay necesidad de eso, pero aprecio el gesto.”

“¿Oh?”

La princesa Chevalier entrecerró sus ojos con interés.

Shiori sonrió y dijo, “No tengo idea de si Suruga será mi lugar final de descanso, pero vine aquí con intenciones de quedarme por un largo tiempo. Además, esa gente en la capital… probablemente no vean con buenos ojos mi regreso.”

“Cierto.”

Rikka estaba enterada de que Shiori era temida.

Justo cuando estaba sonriendo incómoda y sintiéndose ridícula, Shiori le dijo, “Rikka-sama, hablando de escapar, ¿no sería natural para usted recibir órdenes de escapar pos su cuenta?”

El padre de Akigase Rikka era el Gobernador General de Tokaido, Akigase Shouzan.

Él era ambos, un hombre de impresionante magnanimidad y un político experimentado. Incluso dejando de lado su relación de padre e hija, era posible para él ordenarle secretamente a su hija irse de Suruga, para prevenir el deceso del mejor Chevalier de Tokaido junto con el fuerte tutelar de Suruga.

Oyendo la especulación de Shiori, Rikka se rió sinceramente.

“No puedo negarlo. De cualquier forma, hay maneras de manejarlo. Si mi padre enviara un zorro tubo para transmitir tal orden… Yo simplemente diré que se perdió en el camino.”

“Oh cielos.”

Akigase Rikka no era sólo un poderoso guerrero, sino también un Chevalier de mente noble y de la más alta integridad.

Shiori sonrió elegantemente con otras intenciones en su mente. Ya que tenía motivos para quedarse en éste lugar, su única opción fue el declinar la amable oferta de Rikka. Había un asunto del que Shiori debía hacerse cargo aquí.

El asunto era precisamente Tachibana Masatsugu. Shiori necesitaba clarificar la relación entre ellos dos.

Shiori esperaba que Masatsugu fuera su caballero, pero nadie podía asegurarle que él estaría dispuesto a asistirla.

No obstante, Shiori se comprometió a su resolución. Ella debía cumplir su meta sin importar qué.

Parte 2

“¡Urgh…!”

El joven soldado de primera clase que servía como guía apretó su estómago y gimió de dolor.

Hatsune vio su rostro y fingió preocupación.

“¿Oh? ¿Le sucede algo?”

“M-Mi estómago de repente-Ow… ¡Urghhhhhh!”

“¡Oh no! ¡Iré a buscarle medicina! Uh, ¿debería ir a la farmacia o a la enfermería en una situación como esta?”

“P-Por favor discúlpeme un momento.”

El desafortunado soldado se levantó de su silla y salió del lugar. El combo de jóvenes Tachibana, Masatsugu y Hatsune, miraron al soldado irse.

Se encontraban en la sala del té en el fuerte tutelar. Había suficiente luz natural y un amplio espacio abierto.

Dentro de ahí había máquinas expendedoras de bebidas y cigarrillos, así como un buen número de mesas redondas para cuando los visitantes se quieran tomar un descanso. Actualmente era el día siguiente al ataque de los Legions británicos.

La princesa Shiori se encontraba nuevamente de visita en el fuerte tutelar, esta vez para reunirse con la Chevalier Akigase Rikka.

Como sus seguidores, Masatsugu y Hatsune acudieron también, pero no tenían opción más que esperar mientras la reunión se llevaba a cabo. Cierto oficial militar considerado había mandado un guía para mostrarles el fuerte tutelar.

… Naturalmente, ahora que había pasado un día desde el ataque de los Crusades, toda la ciudad estaba bajo ley marcial.

En esta caótica situación, una visita de dos personas externas sería una fuente de problemas, así que el oficial había enviado a alguien para monitorearles bajo el eufemismo de “un guía”.

Sin embargo, Masatsugu y Hatsune habían sido encomendados con órdenes secretas que requerían que evadieran la vigilancia.

Cuando Hatsune llegó a la sala del té por primera vez, ella compró dos cafés en vasos de papel de la máquina expendedora, alegremente le ofreció uno al soldado como muestra de agradecimiento por mostrarles el lugar. Ella había puesto en secreto una píldora negra en el café. Aceptándolo con gratitud, el soldado bebió el café adulterado con una sonrisa. Aparentemente, la adorable apariencia de Hatsune, combinada con la rareza de ver un atuendo tradicional japonés en una base militar habían cerrado el trato.

 

“¿Qué tal estuvo, Onii-sama? ¡Mi técnica ninja de la trampa de miel funcionó!”

“Así que esa es tu idea de una trampa de miel…”

Las curvas del pecho de Hatsune eran muy obvias incluso debajo de su kimono. Hatsune infló su pecho con orgullo.

Masatsugu no estaba tomando café. Tomando un trago de agua, le preguntó a Hatsune, “Le diste un laxante, ¿cierto?”

“Algo así, una droga secreta pasada de generación en generación en la familia Tachibana. Una píldora es suficiente para convertir a alguien en un dios guardián del excusado por dos horas, totalmente incapaz de salir de ahí.”

“En verdad suena como algo ninja cuando lo llamas un secreto heredado en la familia.”

“Eso es seguro. El clan Tachibana solía ser una familia de maestros ninjas que comandaban a ninjas menores.”

“¿Eran como Hattori Hanzou? Nuestro clan guarda demasiados secretos.”

Hatsune sacó el tema de la historia de la familia Tachibana, incitando a que Masatsugu remarcara de manera punzante.

Hattori Hanzou Masanari, quien sirvió a Tokugawa Ieyasu, no era conocido solamente como el feroz general con el sobrenombre “Hanzou la Lanza”, sino también un maestro ninja. Esta era una leyenda muy conocida.

“De hecho, hubo un Chevalier en la familia dos generaciones antes que nosotros.”

“Pero nuestro clan Tachibana maneja un perfil bajo hoy en día.”

“No hay nada que hacer respecto a eso. El honorable título de Chevalier no es hereditario. Sin embargo, la Denominación sigue bajo protección de nuestro clan, así que cualquiera que la herede puede convertirse en un Chevalier.”

Hatsune hizo un puchero, algo molesta.

“He oído que es ciertamente una Denominación de alto nivel. Aquel que falle en el ritual de sucesión termina muerto. Por eso es que el ritual está prohibido a menos que haya una emergencia.”

“Lo siento, no entiendo a qué te refieres con Denominación o sucesión.”

“Oh, lo siento. La tan llamada Denominación se refiere al título reconocido universalmente de alguien conocido por su valor marcial. Alguien que hereda éste título puede convertirse en un Chevalier para invocar Legions.”

Masatsugu se inclinó hacia adelante, escuchando atentamente a la explicación de Hatsune, porque quien había dado órdenes a un Legion japonés, el Kamuy, para que peleara ayer fue precisamente el mismo Masatsugu.

“La mayoría llevan el nombre de medallas. Toma al Ejército Imperial de Japón, por ejemplo. La más común es la medalla llamada Zuihou, la Orden del Tesoro Sagrado. Pero ocasionalmente, hay Denominaciones que son diferentes. ¡Un Chevalier digno de heredar ese tipo de título de alto nivel será capaz de usar sorprendentes movimientos asesinos!”

“Ya veo.”

“Sin embargo, estas herencias especiales son muy duras. Si alguien no apto hace el ritual de sucesión, el fracaso desembocará en una muerte instantánea.”

“¿De qué va esta tan mencionada elegibilidad?”

“Es algo ambiguo, pero es más o menos ‘alguien que equivalga a una gran fuerza militar estaría bien’ o algo por el estilo.”

“Fuerza militar eh… ¿entonces la habilidad de combate superior no es suficiente?”

“Hmm, aparte de proeza marcial, también necesitas estar instruido en estrategia militar, saber cómo levantar la moral de tus tropas, estar invicto en el campo de batalla, etc. Todos esos son aspectos de ‘fuerza militar’.”

Hatsune interrumpió la explicación y miró fijamente a Masatsugu.

“Ayer, Onii-sama, cuando demostraste esa fuerza sobrenatural, pensé que tú habías heredado la Denominación en cierto punto, la que se encuentra especialmente protegida por el clan Tachibana.”

“Lo siento, no tengo memoria de eso en lo absoluto,” Masatsugu dio una negativa y dijo, “¿Existe mucha gente que pelea contra Legions como yo… usando un cuerpo de carne y hueso?”

“Nunca lo he visto y nadie en nuestro clan lo ha experimentado antes. Generalmente hablando, tú definitivamente debiste ser aplanado. Oh, sin embargo…”

Hatsune juntó sus manos en un aplauso y dijo con sus ojos reluciendo, “Justo mencioné que ‘aquellos con Denominaciones de alto nivel’ pueden usar sorprendentes movimientos asesinos, ¿cierto? Éste es un rumor que oí en el palacio imperial, así que es muy raro.”

“Al menos hay casos conocidos…”

“Nos meteremos a fondo en esos asuntos después. De cualquier forma, Onii-sama, en definitiva, tú no eres una persona ordinaria… Así que, es hora de yo me vaya y termine con el encargo de la princesa a la brevedad.”

Hatsune se levantó de su asiento, sacudiendo la silla.

La prima lejana de Masatsugu se fue con rapidez, aun alegre y extrovertida en su personalidad. Masatsugu también se levantó para tomar un paseo relajado. Tenía que matar tiempo mientras esperaba a que su ama y Hatsune terminaran con sus respectivos asuntos.

Mientras caminaba, Masatsugu meditaba sobre lo sucedido el día anterior.

Sacando un poder inusual de su interior, había mantenido a la princesa y a sí mismo seguros.

En ese entonces, sangre caliente había circulado por su mente y cuerpo. Muy naturalmente, averiguó el origen de los Legions y cómo usarlos y fue capaz de aplicar estos conocimientos en el momento justo.

Cuando los Crusades fueron destruidos, la princesa le había preguntado, ‘Masatsugu-sama… ¿Finalmente has despertado?’

‘Un legatus legionis al fin-Un verdadero Chevalier.’

Masatsugu fue incapaz de responder, simplemente confundido.

Después de la corta batalla, la sensación de sangre hirviendo se había desvanecido. Al mismo tiempo, había olvidado como controlar Legions.

Al final, Masatsugu no tenía manera alguna de responder a la pregunta de Shiori.

Sin embargo, el término ‘legatus legioinis’ había dejado una profunda impresión en su mente.

Cuando Masatsugu le preguntó a Shiori qué significaba, ella respondió con una sonrisa. Él supuso que la sonrisa era para ocultar su decepción.

‘Alguien que posee una legión-Es un antiguo término romano que significaba comandante de legión.’

Legatus Legionis. Masatsugu meditó sobre el término.

“¡Princesa! ¡He terminado con sus instrucciones!”

Estaban volviendo del fuerte tutelar de Suruga.

El fuerte tutelar estaba ubicado en la cima de una región montañosa al éste de la ciudad, así que ir y venir requería transportarse en carro. Naturalmente, llevaban un carro en su regreso.

La princesa tenía un carro particular de lujo color negro con Hatsune como chofer.

16 era la edad legal para obtener una licencia de conducir. Masatsugu había obtenido la suya el año pasado. Sin embargo, su prima lejana era claramente más diestra que él como conductora.

Mientras demostraba sus elegantes técnicas de giro en el camino de la montaña, Hatsune le dijo a la dama a quien servía, “Fue muy problemático ¿sabe~? Como hacerse pasar por alguien más, usar una llave oculta, pedir ayuda del viejo señor Tachibana quien se había infiltrado en el lugar. Tomaría un largo tiempo si tuviese que reportar los detalles de todas esas tareas- “

“Buen trabajo, me apoyaré en ti de nuevo cuando la oportunidad se presente.”

“*sollozo* Princesa, es muy insensible, estaba tratando de decir lo dura que fue para mí esta prueba… Esta actitud sádica se siente muy al estilo de la princesa. Al menos déjeme alardear un poco.”

“Fufufufu, ¿qué no sabías que alardear sobre las gloriosas hazañas propias es un placer que pertenece a los ancianos?”

Shiori estaba sentada cómodamente en el amplio asiento trasero completamente sola.

Masatsugu iba en el asiento del copiloto, sosteniendo el fruto del trabajo duro de Hatsune. Era una plancha delgada de madera del tamaño de una hoja A3 con kanji y caracteres sanscritos escritos en cursiva con un pincel. Masatsugu sólo podía reconocer las 4 palabras de “invoca al gran dios” y la imagen de un animal parecido a un perro debajo de ellas.

No sólo era éste un talismán de bestia protectora usada en técnicas noéticas, sino también un objeto de grado militar muy valioso.

Hoy, Hatsune había “tomado prestado” algo como esto del almacén subterráneo del fuerte tutelar.

“Hatsune, da una vuelta por la ciudad antes de volver al dormitorio.”

“Entendido.”

Hatsune siguió la instrucción de la princesa y giró el volante.

El carro cruzó los vecindarios y calles de Suruga que Masatsugu conocía tan bien. Sin embargo, había muy poco tráfico en cada calle. La mayoría de las tiendas estaban temporalmente cerradas. Esto debido a la imposición de la ley marcial. La mayoría de los vehículos en el camino pertenecían al ejército provincial de Tokaido o a la policía.

En todo el camino, éste auto fue detenido por soldados y policías muchas veces también.

Por fortuna, la princesa ya se había convertido en una celebridad conocida en cada hogar de Suruga. La influencia y respeto concedidos a ella, así como la “tarjeta de negocios” de la Chevalier Akigase Rikka recibida en el fuerte tutelar probaron ser útiles en estas situaciones. Rikka había escrito “por favor provean de asistencia a la princesa” en el reverso de la tarjeta, lo que tuvo un profundo efecto.

Después de eso, Hatsune condujo hacia el norte de Ciudad Suruga.

Continuando en esta dirección uno eventualmente llegaría a las cercanías de los Alpes del Sur y el Monte Ryuusou. En otras palabras, ellos habían ido a campo traviesa alrededor de una estación de autobuses hacia lo que sería un lugar realmente profundo en las montañas.

Masatsugu miró hacia afuera de la ventana al cielo y se dio cuenta de algo.

Volando en el aire había 3 wyverns, un tipo de bestia protectora usado en muchos países. Sus características comunes eran “una apariencia como de lagartija, pero con alas saliendo de sus hombros en vez de patas delanteras” y “ser de aproximadamente dos o tres veces el tamaño de un caballo.”

Sin embargo, la variante de wyvern de cada país tenía su color único.

Los del Japón Imperial eran azules. Los wyvern que estaban actualmente en el cielo eran blancos.

Blanco era el color de los wyverns del Imperio Británico.

“Así que las bestias protectoras británicas ya han llegado hasta aquí…” lamentó la princesa tristemente.

Ellos no eran el único vehículo en el camino. De vez en cuando, se toparían con carros locales conduciendo por la zona urbana adyacente a la Estación Suruga para buscar refugio.

Había afiches regados por todo el suelo.

Distribuidos por wyvern por todo el lugar, los afiches estaban firmados de manera conjunta por las Fuerzas Imperiales Británicas y el Feudo Kinai.

El grupo de Masatsugu los había recogido para leerlos hace un rato. ‘Se les recomienda fuertemente a los residentes que busquen refugio en las áreas que se determinen apropiadas por la Carta de Caballería’ estaba escrito en ellos. Las personas que vivían en el área habían actuado conforme las instrucciones de los afiches.

Masatsugu le preguntó a la princesa en el asiento trasero, “¿Acaso el Feudo Kinai tiene intenciones de oponerse al ejército romano con ayuda británica?”

“En efecto. Durante los últimos 50 años, los Chevaliers japoneses han visto muy poca acción en el campo… En contraste, los Chevaliers de ambos el Imperio Romano Oriental y el Imperio Británico han estado peleando en campos de batalla a lo largo del globo. Ya sea en Fuerza Chevalier o experiencia, Japón no es rival en ninguno de los frentes.”

“¿Qué es la Fuerza Chevalier?”

“El número de Legions que un Chevalier puede invocar al mismo tiempo constituye la ‘Fuerza Chevalier’. Chevaliers con una Fuerza mayor pueden invocar una mayor cantidad de Legions-Puedes pensar en eso como un indicador de poder. Toma la batalla de ayer como ejemplo… A pesar de tener la ventaja de pelear en casa, el bando de Suruga perdió ante los Crusades invasores debido a la inferioridad numérica.”

La princesa se encogió de hombros y suspiró.

“La diferencia de poder entre los dos ejércitos era muy obvia.”

“Según he oído, un Chevalier puede usar más Legions cuando pelea en un fuerte tutelar amigo.”

Los seres místicos, Legions, eran invocados de la nada a la voluntad de un Chevalier.

Sin embargo, los efectos eran distintos dependiendo del lugar de invocación.

La cantidad de Legions invocados disminuiría drásticamente a menos que la invocación se lleve a cabo en un lugar que contenga poderosas energías místicas conocidos como recintos divinos o santuarios. Como la naturaleza lo tendría, estos santuarios eran muy raros y los pocos que existían estaban ubicados en lo profundo de las montañas o en medio de la naturaleza, lugares de escaso valor militar…

Masatsugu recordó la información que obtuvo antes.

Shiori le dijo, “Los fuertes tutelares tienen santuarios del agua en el subterráneo—En otras palabras, reservas de fluido ectoplásmico artificial. Gracias a las grandes cantidades de éste misterioso líquido que ‘alimenta a seres externos a éste mundo’, la región que rodea a un santuario del agua naturalmente será purificado espiritualmente—“

“Lo que significa que se convierte en un dominio sagrado, ¿cierto?”

Después de comprender la situación, Masatsugu fue golpeado por otra pregunta. Desde su posición en el asiento del copiloto, de alguna manera sintió como si Shiori estuviese mirándolo fijamente desde la parte trasera.

Parte 3

Masatsugu y las chicas regresaron a la Preparatoria Rinzai antes del mediodía.

Más precisamente, a los dormitorios de la preparatoria. La princesa Shiori y Hatsune eran ambas estudiantes foráneas[2].

Después de que el carro personal de la princesa fue estacionado en el estacionamiento del personal, Masatsugu y Hatsune permanecieron al lado de Shiori mientras se dirigían al dormitorio.

Al contrario de ayer, Shiori no caminó al frente.

En el campus, ella trataba de mantener su fachada como la “gentil y virtuosa princesa”.

“… ¿Taisei?” Masatsugu preguntó con duda después de ver a Okonogi Taisei frente al dormitorio de los chicos.

Consciente de la presencia de la princesa, Taisei hizo un gesto sacudiendo su mano, queriendo tener unas palabras en privado con Masatsugu.

Al vivir en la ciudad, Taisei no era foráneo. No obstante, ahora que la ley marcial estaba en efecto, las instituciones educativas se encontraban básicamente de vacaciones. Masatsugu no tenía idea de por qué él estaba aquí.

“Su Alteza, ¿puedo hablar un momento con mi amigo?”

Masatsugu volteó a ver a Taisei antes de pedir permiso a la princesa.

“No me importa… Sin embargo, me gustaría conocerlo también. Deseo saber sobre las opiniones de la escuela y los estudiantes,” contestó Shiori.

Cuando Masatsugu llevó consigo a Hatsune y la princesa, Taisei saludó a la VIP con una mirada de confusión mientras cuestionaba a Masatsugu con una mirada de “¿Qué demonios es esto?”

Completamente indiferente, Masatsugu dijo, “¿Qué tal, Taisei? ¿No querías hablar conmigo?”

“Oh, sí. Dados los tiempos tan inusuales, es difícil conseguir información. Estaba pensando para mí mismo ‘¿tal vez Masatsugu-kun pueda tener algo de información legítima ya que está sirviéndole a la princesa?’

“¿Y viniste hasta los dormitorios por eso?”

“Sí, vine en bicicleta. Como miembro del consejo estudiantil, también estoy algo curioso sobre si los estudiantes foráneos están actuando fuera de línea. Observé el dormitorio de los chicos brevemente y está algo caótico.”

Y entonces Masatsugu recordó que su buen amigo era el vice-presidente del consejo estudiantil.

El rostro de Taisei era apuesto, pero a la vez promedio. Dio un suspiro, “Debido a la disrupción noética de los militares, es virtualmente imposible recibir señales de televisión y radio, pero hay imágenes o sonidos ocasionales. Usando pedazos de información incompleta, todo el mundo está haciendo todo tipo de especulaciones para darle sentido a la situación-o más como imaginando la situación, supongo.”

Por lo que Masatsugu había oído, existieron alguna vez compañías que desarrollaron teléfonos portátiles de bolsillo.

Sin embargo, la presencia de ondas noéticas se convirtió en una de las razones que dificultó la propagación de estos equipos-

Las ondas noéticas consistían de la energía de los pensamientos producidos por las bestias protectoras, genios y Chevaliers. El término general para las técnicas de control noéticas para causar interferencia destructiva con ondas electromagnéticas usando poderosas ondas noéticas era “disrupción noética”.

De acuerdo a una especie de leyenda urbana, usar un microondas cerca de un Chevalier hará que el primero explote.

Hace 10 años, cuando Lord Caesar lideró un millar de Legions para combatir a los militares de Estados Unidos estacionados en Japón, hubo interferencia eléctrica en todo Japón.

Los humanos aun no inventaban formas de producir ondas electromagnéticas lo suficientemente fuertes para contrarrestar poderosas ondas noéticas.

“Además, entre los estudiantes de fuera de la ciudad o la prefectura, hay personas que planean usar caminos que no hayan sido bloqueados para volver a casa en bicicleta.”

“El acto de irse en sí no está prohibido…”

“Correcto, cuando dije ‘los militares’ justo ahora…probablemente no sea el Imperio Británico, sino las fuerzas del propio Feudo Kinai, ¿cierto? Esta no es una invasión, sino una rebelión o un coup d’etat[3], ¿cierto?”

A las 7pm de anoche, el Feudo Kinai había dado una conferencia de prensa.

La conferencia de prensa se había llevado a cabo justo antes de la disrupción noética y pudo ser sintonizada en las noticias de Ciudad Suruga. Siempre al día con los sucesos actuales, Taisei no había pasado por alto esta información.

Justo cuando Masatsugu iba a responder a las preguntas de su buen amigo, la dama a la que estaba sirviendo habló primero.

Sonriendo gentilmente, la princesa hizo una sugerencia.

“Bueno, ya que casualmente es mediodía… ¿Por qué no juntamos a todos los estudiantes foráneos para el almuerzo? Ha pesado en mi conciencia desde ayer el hecho de no haberme presentado formalmente ante todos desde mi llegada.—Hatsune, por favor ayuda con los arreglos necesarios.”

“S-Sí, Princesa.”

Una hora después, la reunión para almorzar estaba lista.

Había un total de poco más de 70 chicos y chicas viviendo en los dormitorios. La cafetería de la escuela fue elegida como la sede porque no había un espacio en los dormitorios donde se pudiesen caber todos. Además, Shiori había hecho uso del sistema de anuncios públicos de la escuela para invitar a otros estudiantes y personal de la escuela presente para que se unieran a la reunión para almorzar.

Debido al tiempo insuficiente de preparación, los platillos servidos no eran nada especial.

No obstante, el hecho de que había suficiente té y bolas de arroz para servir a tanta gente era todo gracias al liderazgo de la princesa quien propuso la idea.

“Mis queridos compañeros estudiantes, ¿serían las damas tan amables de acompañarme a ayudar en la cocina? Y caballeros, ¿podrían ser tan amables de ayudar en la preparación del lugar del evento? Ah sí, y podrían por favor los miembros del consejo estudiantil venir por favor al cuarto de transmisión— “

Sus ideas fueron transmitidas por Hatsune, Masatsugu y Taisei y después ejecutadas por la comunidad.

Shiori recordó la posición de Taisei en el consejo estudiantil, así que realizó sus peticiones a los miembros del consejo estudiantil que se encontraban en la escuela por medio de su vice-presidente (a decir verdad, eran más como órdenes que peticiones).

Además, Shiori también fue a la cocina de la cafetería a hacer bolas de arroz junto con las demás chicas.

La princesa no era muy habilidosa en las artes culinarias, pero consciente de su noble estatus, las estudiantes femeninas rápidamente se llevaron bien con ella.

Cuando la reunión para almorzar inició, Shiori inclinó su cabeza para saludar a todos.

“Saludos, damas y caballeros. Suruga está actualmente enfrentando un tiempo de tribulación.”

“Las fuerzas británicas y el Feudo Kinai han formado la Alianza de Restauración, con la intención de iniciar una insurrección contra nuestro gobierno imperial. Esto es indiscutible.”

“Sin embargo, el pánico o cautela excesivos sólo traerán un peligro mayor para ustedes mismos.”

“La Carta de Caballería estrictamente prohíbe a las fuerzas armadas atacar, saquear o lastimar intencionadamente a los civiles y sus áreas residenciales. Éste acuerdo, encabezado por el Emperador Karl el Grande de la Alianza de Reyes Caballerosos, fue fuertemente apoyado por Lord Caesar y Victoria II, la Reina de Inglaterra, por lo tanto, entra en vigor como una serie de reglas internacionales de combate.”

“En otras palabras, estamos protegidos por esta carta.”

“Es extremadamente posible que ataques futuros sean lanzados sobre el fuerte tutelar de Suruga, pero dejar la ciudad arbitrariamente-para dirigirse hacia áreas protegidas por la Carta de Caballería-sería de hecho la opción más peligrosa.”

La princesa explicó la situación, previniendo a los estudiantes de actuar imprudentemente.

Luego sonrió y dijo medio bromeando, “Dejé la escuela en Roma a medio camino y me transferí a éste campus… Ahora que he venido a Suruga, mi intención es asistir a la escuela apropiadamente, todo el camino hasta graduarme. Apreciaría mucho si todos pudieran cuidar de mí, ¿por favor?”

Sus palabras relajadas de alguna manera dispersaron el nerviosismo de la audiencia, llevando olas de risa abajo del escenario.

Después de terminar su discurso, Shiori no se sentó. Caminó a través del lugar para charlar amistosamente con los estudiantes. Cuando le preguntaran acerca de la actual conmoción, ella eludiría la situación lo mejor pudiera. No faltaron sonrisas su alrededor a cada momento.

Justo antes de que la reunión terminara, Taisei le dijo a Masatsugu, “Qué sorprendente. Con esta simple reunión, Su Alteza se ha convertido en ‘la princesa de los dormitorios estudiantiles’, actuando de una manera incluso más confiable que los profesores o nosotros el consejo estudiantil. A éste ritmo, ella dominará el mundo dentro de la escuela en menos de un mes.”

El Dormitorio del Lirio Negro fue asignado exclusivamente para la princesa.

Era un edificio de dos plantas construido con un marco de acero. Había un gran vestíbulo, habitación para cenar, sala de convivencia, cuarto de lectura, etcétera en la planta baja con bastantes cuartos individuales para foráneos en el segundo piso. El diseño era el mismo que los dormitorios ordinarios de hombres y mujeres.

Sin embargo, el Dormitorio del Lirio Negro claramente se sentía más limpio y elegante.

Gracias al trabajo de remodelación, todo el tapiz era nuevo. Los muebles elegantes también hacían ver el interior de esa forma.

La decoración interior por sí sola era prácticamente al “Estilo Rokumeikan[4]”.

Después del almuerzo, Masatsugu, Shiori y Hatsune fueron a la sala de convivencia en el Dormitorio del Lirio Negro. Había tres grandes sofás colocados alrededor de una mesita color marfil.

Como la dama a cargo, Shiori estaba sentada de manera relajada en un sofá. De pie, Masatsugu reportó a la princesa, “… Y eso fue lo que mi mejor amigo acaba de decir.”

“Dominar el mundo, ¿eso dijo? Tu amigo tiene un interesante modo de decir las cosas.”

Masatsugu había repetido lo que Taisei había dicho, provocando que Shiori sonriera.

Contraria a la “sonrisa obediente dirigida al mundo exterior” que Shiori mostró durante el almuerzo, esta sonrisa mostraba un tipo de ironía con voluntad fuerte e intelecto.

“Sin embargo, lo puso de una manera muy acertada. Debo convertirme en la persona con más influencia en esta escuela y en Suruga. De otra manera, mis planes a futuro se verán afectados… Debo primero dominar el mundo de Suruga antes de avanzar hacia las metas de reinar con supremacía en la prefectura de Shizuoka, Tokaido, Japón oriental, y después Japón occidental.”

“… ¿Qué?”

Shiori había dicho muchas palabras que uno no esperaría de una princesa resguardada.

Mientras Masatsugu estaba paralizado en su lugar, Hatsune dijo emocionada, “Tienes que recordar bien esto, Onii-sama, nuestra princesa tiene un plan muy ambicioso. Primero, se hará un nombre por sí misma y le enseñará una lección a la facción de la Emperatriz que las han estado acosando a ella y a su madre. En el futuro, ella se convertirá en la mente maestra tirando de los hilos de todo Japón desde las sombras.”

“¿Qué?”

“Dicho de forma simple, nuestra princesa se apoderará de Japón. Nosotros en el clan Tachibana somos los aliados de confianza y espías para ayudarla a lograr sus metas”

La revelación de Hatsune era alarmante, pero era posible encontrarle la lógica fundamental.

La íntima relación entre el clan Tachibana y la Princesa Fujinomiya Shiori era definitivamente similar al profundo lazo entre ‘un general de la era Sengoku y un clan ninja secreto’.

Incluso las ayudantes domésticas en el Dormitorio del Lirio Negro eran todas mujeres de edad del Clan Tachibana.

Además, Hatsune cambió su kimono y su hakama por el uniforme oficial de la escuela. Viéndola vestida así, Masatsugu fue golpeado por un pensamiento.

Quizás a Hatsune le gustaba usar la hakama para desempeñarse como guardaespaldas de su ama.

Después de todo, era mucho más fácil moverse en una hakama que usando falda. Actualmente, dentro del dormitorio, las probabilidades de un ataque contra la princesa serían muy bajas, por lo tanto, Hatsune había cambiado de uniforme.

“… Tú de verdad prestas atención a los detalles. Es sorprendente.”

“Onii-sama, ¿podrías abstenerte de hacer comentarios tan groseros sin razón alguna?”

“Oh, lo siento. Los exámenes parciales ya vienen y te tenía catalogada como el tipo de persona que toma prestadas las notas de sus amigos para copiarlas y pasar los exámenes por prisas de último minuto.”

“¿¡Cómo supiste mi estrategia para exámenes!?”

Naturalmente, dada la actual situación de confusión, es una incógnita si los parciales se llevarán a cabo o no.

Sin embargo, Masatsugu ahora volteó hacia Shiori ya que tenía una pregunta para ella.

“Ahora entiendo las intenciones de Su Alteza. La pregunta es, ¿por qué decírmelo? Aunque pertenezco al clan Tachibana, apenas nos conocemos de hace unos días.”

No hace mucho, Masatsugu seguía siendo un estudiante común y corriente sin la más mínima pista de los secretos de su clan.

Además, había perdido su memoria. Sería considerado incorrecto de una princesa el tomar como subordinado de confianza a alguien cuya personalidad y disposición eran desconocidas.

Shiori respondió, “En efecto, hay muchos asuntos que necesito discutir con usted, Masatsugu-sama, incluyendo éste. Acompáñeme por favor.”

“Entendido. ¿Esto es… como una reunión privada?”

“No, esta es una invitación a una cita personal”, la princesa respondió sorpresivamente con una expresión seria.

Por lo tanto, Masatsugu y la princesa decidieron “reunirse en su cita”.

Decidieron reunirse frente a una tienda de conveniencia cerca de los dormitorios media hora después. Esta cadena local tenía tiendas en la gran región de Suruga, del tipo que no opera 24 horas.

Masatsugu llegó 5 minutos antes. Inmediatamente, alguien le habló.

“Gracias por su paciencia.”

Se dio media vuelta para ver a la princesa como era esperado. Aparentemente ella acababa de llegar.

En vez de su atuendo habitual de blusa y falda, Shiori había cambiado a un vestido de una pieza y mallas negras con botas a la altura de la rodilla. También llevaba puestos anteojos.

Tal vez debido a los anteojos, se veía más inteligente que de costumbre.

“Esto no es realmente un disfraz… Sino un poco de preparación para evitar atraer la atención.”

 

“Disculpe si estoy siendo grosero, pero esto no es suficiente. Su Alteza apareció en televisión y muchos residentes han visto su rostro. Y eso se aplica más para aquellos que viven en las proximidades de la escuela.”

Shiori era una belleza impactante de cabello rubio platinado.

Su mera presencia ya había atraído suficiente atención. Sin embargo, Shiori sonrió despreocupada y dijo, “Tranquilo, mientras hago esto…”

Al instante, Masatsugu estaba sorprendido. Parecía oír un sonido agudo saliendo de la princesa.

“Si uso noesis para disfrazar mi imagen, no seré notada tan fácilmente. La gente que solo ha visto a Fujinomiya Shiori en televisión no será capaz de discernir mi identidad.”

“Noesis… ¿Entonces esto es control noético?”

“En efecto. Éste método no tiene efecto sobre aquellos que estén familiarizados conmigo, o usted y Hatsune… Los Crusades de ayer también usaban camuflaje que recaía en la misma rama de técnicas.”

“Entendido. Parece que mi modo de pensar era muy llano.”

En efecto, si examinara a Shiori con cuidado ahora mismo, su rostro se miraba algo borroso.

Masatsugu se disculpó después de comprender toda la historia. Cuando hablaba con la princesa, siempre se mantuvo aferrado a un trato simple y reservado, manteniendo una “actitud respetuosa como si interactuara con alguien con antigüedad en artes marciales”.

Conversó con la princesa, completamente consciente de que el uso de vocabulario elegante era algo fuera de sus capacidades.

Sin embargo, Shiori le dijo, “Masatsugu-sama, ¿puedo darle una orden?”

“Como desee.”

“Por favor deje de hablar de esta manera. Sólo hábleme como si se tratara de Hatsune.”

Este comando inesperado tomó a Masatsugu por sorpresa.

“No, eso sería muy irrespetuoso— “

“Como ya dije… Esta es una orden, ¿no? Ahora rehusarse a llevar a cabo una orden sería realmente irrespetuoso.”

Shiori sonrió con malicia.

Esta princesa disfrutaba molestar a otros para entretenimiento propio en ocasiones. Masatsugu ya había observado esto ayer, así que no lo sorprendió, sólo que no estaba seguro de cómo responder.

“¿Es incapaz de seguir mis instrucciones sin importar qué?”

“Uh.”

“En ese caso, al menos deje de referirse a mí como ‘Su Alteza’. Le dije lo mismo a Hatsune, que no me gusta ser tratada con reservas.”

“Entendido. Entonces la llamaré ‘Princesa’ también.”

“Por favor, siéntase libre de referirse a usted mismo usando el pronombre masculino[5].”

Masatsugu meditó por un momento. La princesa había elegido especialmente a Hatsune como su dama de compañía.

En ese caso, comportarse de una forma más natural se acomodaría mejor a sus gustos. La habilidad de Masatsugu de marchar a su propio paso era bien conocida por aquellos que convivían con él. Decidió dejar de lado éste aspecto de su personalidad.

“Princesa, ¿a dónde iremos hoy?”

“Ya que antes llamé a esto una cita, Masatsugu-sama, podría tomar la iniciativa y decidir el itinerario por nosotros, ¿sabe?”

“Esa sería una responsabilidad muy pesada para mí. Por favor permítame declinar.”

“Bueno.”

El tono de Masatsugu había cambiado con respecto a hace un momento. Shiori sonrió contenta.

“Entonces no hay de otra. Tengo una idea así que por favor sígame.”

Masatsugu le siguió el paso a Shiori, pero inmediatamente se le ocurrió algo.

Estaban confinados en una ciudad regional bajo ley marcial, aun así, la princesa estaba caminando a paso alegre. Ella estaba de muy buen humor.

Lo que Shiori dijo después confirmó la duda de Masatsugu.

“A pesar de la actual emergencia, aun así, estoy algo feliz.”

“… ¿Cómo así?”

“Todo éste tiempo, he mantenido mi verdadera personalidad y habilidades en secreto, para vivir bajo el disfraz de la princesa inofensiva. Pero tan pronto como empecé a llamar algo de atención en el palacio imperial, fui marcada como objetivo, finalmente abandonada y enviada a la capital de Roma como rehén.”

El tono de voz de la princesa parecía menos reservado que antes.

“Sin embargo, después de pasar varios años planeando, finalmente voy a terminar con los preparativos para devolver el golpe. Usaré a Suruga como el punto de partida para expandir mi esfera de influencia. Por consecuencia, ya no puedo fingir docilidad todo el tiempo como antes, también debo trabajar duro usando mi ingenio y habilidades… Francamente hablando, esto es de hecho muy deleitoso.”

Ambos conversaban mientras caminaban por un camino rural. Esta área se encontraba cerca del pie del Monte Kunou, no muy lejos de las montañas.

Los altavoces en la ciudad transmitieron una pieza de noticias.

‘Hola a todos, hay algo que debo de informarle a todos ahora mismo— ‘

El mensaje fue enviado por el gobierno municipal a través de una anunciadora femenina.

Con las ondas aéreas públicas como las señales de televisión y radio afectadas por la disrupción noética, estos métodos de comunicación simple eran la manera más efectiva de transmitir información.

El anuncio no era muy distinto de lo que dijo Shiori en la reunión del almuerzo más temprano.

Sin embargo, el discurso de la princesa tocó fibras más sensibles en los corazones de las personas, posiblemente por los aires de liderazgo pertenecientes a una princesa noble.

“La disrupción noética persiste… En otras palabras, las fuerzas británicas continúan causando interferencia desde las afueras de Suruga.”

Shiori dedujo la situación después de escuchar la transmisión.

“Quizás las fuerzas británicas tienen la intención de reanudar la ofensiva de ayer.”

“… En ese caso, ¿aún apuntan a conquistar el fuerte tutelar de Suruga?”

“Sí, las fuerzas británicas y el Feudo Kinai probablemente tengan la intención de usar la prefectura de Shizuoka como su base de operaciones para invadir Hakone.”

El análisis preciso de Shiori mostró que había estudiado un tanto de estrategia militar.

“Atacar desde fuertes tutelares dentro de la prefectura de Shizuoka mientras son suministrados con fluido ectoplásmico de los santuarios del agua—Esa es la situación que desean asegurar. Dado que ese es el caso, deben tomar el fuerte tutelar de Fuji antes, ya que está más cerca de Hakone, antes de subyugar Suruga y Nagahama cerca de Fuji para evitar ser atacados por la retaguardia.”

La princesa Shiori daba la impresión de estar pensando sobre un juego de estrategia.

El perfil de su rostro con lentes se miraba muy elegante e inteligente, un estilo más adecuado para ella que la imagen virtuosa y sumisa que fingía. Ese era el tipo de impresión que Masatsugu obtuvo de su expresión.

“Princesa, no entiendo nada en cuanto a Legions se trata. Sin embargo, me las arreglé para hacer eso ayer. Podría ser que el término legatus legionis…”

Mientras se grababa la belleza de la princesa en su mente, Masatsugu le habló.

“… acaso éste término tiene alguna relación con los Legions?”

“Bueno… es para explicar estos asuntos que lo invité a salir hoy. Mis disculpas, Masatsugu-sama. Me concentraré más en la cita.”

“…?”

Masatsugu estaba confundido, sin certeza de porqué la princesa había inclinado su cabeza para disculparse.

Además, ¿por qué la princesa insistió en llamar a una salida con su guardaespaldas una “cita”? Mientras tanto, Shiori le echó un vistazo a Masatsugu— Se miraba un rastro de tristeza en sus ojos.

“Masatsugu-sama, aún no recuerda, ¿verdad?”

“¿Recordar qué?”

“Aún no me recuerda. Hace mucho, nos conocimos.”

Masatsugu saltó. Así que sucedió que él y la princesa se habían visto antes. Si algo tan grande como esto pasó de verdad, debió haber sido antes de su pérdida de memoria. Sin embargo, no podía recordar nada.

“Continuaremos la discusión ya que entremos. Éste es el lugar al que quería traerlo.”

Ambos habían estado hablando mientras caminaban.

En ese momento, la princesa se detuvo frente a un bosque de bambú al pie de la montaña.

Una examinación más detenida reveló un pequeño camino en el bosque de bambú. Masatsugu siguió a Shiori a las profundidades donde había una serena casa japonesa de madera.

Era una pequeña pero elegante construcción.

Parte 4

El fuerte tutelar de Fuji estaba ubicado en los humedales Ukishimagahara de Ciudad Fuji en la prefectura de Shizuoka.

La mayoría del área mostraba una abundancia de naturaleza e incluso los alrededores del fuerte tutelar eran exuberantes y verdes.

Los sitios de construcción de fuertes tutelares se elegirían de forma que se eviten áreas urbanas densamente pobladas tanto como fuera posible. Una locación rural de bajo perfil sería un tipo de segunda opción—

Esta era una regla no escrita derivada de la Carta de Caballería ratificada por varias naciones. Con el Emperador Karl el Grande como el más prominente ejemplo, los Resucitados amaban el inhumano recurso final de diplomacia conocido como “guerra”. Tan hipócrita como pueda ser, la Carta establecía términos para la justificación aprobada universalmente para la guerra y todas las naciones deben regirse por ella.

… Lo anterior eran los pensamientos de Sir Black Knight.

Él mismo también era un Resucitado, por lo tanto, éste era un asunto de presión.

Actualmente, el fuerte tutelar de Fuji había sido tomado por un contingente británico de la Alianza de Restauración.

El Chevalier castellan y sus soldados habían peleado valientemente, pero habían sido capturados y desarmados en la victoria británica, y se encontraban actualmente bajo estrecha vigilancia.

Hubo bajas desafortunadas durante la batalla, pero esos hechos ineludibles de la guerra no ameritaban mención alguna.

(… De hecho, el verdadero significado de la Carta de Caballería es para hacer más bello el juego conocido como guerra, para hacerlo más agradable para el pueblo.)

Ahora mismo, Sir Black Knight se encontraba en el santuario del agua subterráneo.

En esta majestuosa reserva de fluido ectoplásmico, docenas de pilares en pie como torres, creando una atmósfera solemne como de un antiguo templo griego. Había además una “tina” dentro.

El estilo arquitectónico de los santuarios del agua era prácticamente universal en todo el planeta. Sir Black Knight había visto ya muchos de ellos.

Entrando al líquido azul usado para bañarse, recitó unas palabras.

“Que el desastre caiga sobre los malvados de corazón—Apoyándome en mi verdadero nombre y alma, le pido al santuario de esta tierra. Le ruego comparta el suministro de agua sagrada con mis soldados y reconócenos como caballeros de la tierra local.”

Sir Black Knight cerró sus ojos y rezó, su cuerpo entero brillaba levemente.

Dentro de este cerrado y oscuro campo de visión, cierta imagen surgió.

Soldados alados gigantes de negro, guardando cierto parecido con los Crusades. Sus armaduras negro azabache brillaron con la luz de espíritu de lucha y gloria. Un ejército de un millar de gloriosos caballeros negros-

“Oh Caballeros de la Liga, ¿me están pidiendo que me apresure y los lleve al campo de batalla?”

Escuchando las súplicas de su ejército, Sir Black Knight sonrió irónicamente y abrió sus ojos.

En ese momento, oyó pasos. Alguien había entrado a la tina con botas de piel. También se escuchaba el sonido de la ropa. Probablemente, el visitante entró sin desvestirse.

La entrada estaba a espaldas de Sir Black Knight. No sabía quién había llegado, pero igual habló sin mirar atrás, “No voy a decir que… le prohíbo a otros compartir el baño conmigo cuando lo estoy usando, porque eso sería muy grosero. No sé quién eres, pero eres bienvenido a desvestirte y unírteme. Es agradable tener momentos de unión con jóvenes caballeros en el baño de vez en cuando.”

Era requerido de los caballeros que mantuvieran la compostura en todo momento para ejemplificar el carácter y principios que dictaba la caballería.

Sir Black Knight a menudo se lo recuerda a sí mismo. Sin embargo, escuchó un “click” detrás suyo, despertando su curiosidad por saber qué era.

“Afirmativo. Como un espíritu y no un Chevalier, reponer el fluido ectoplásmico en un santuario del agua no es necesario—No obstante, accederé a éste comando.”

Tan pronto como escuchó la voz de respuesta de la chica, Sir Black Knight giró su cabeza hacia atrás rápidamente.

Llegando al baño estaba la muñeca poseída por la genio Morrigan, vestida en un uniforme de marinera con una boina. Movió sus manos para deshacer el nudo de la corbata en su cuello, produciendo otro “click” desde sus articulaciones.

“Además, después de éste evento, enviaré un reporte a los altos-ups-Mi superior me ha expuesto a acoso sexual. Por favor esté prevenido.”

Los simulacros usados por los genios eran sin expresiones en su mayoría, pero ahora mismo, Morrigan veía fríamente a Sir Black Knight.

“Morrigan, esto no es una orden. Fue un malentendido, además…”

Sir Black Knight trató de mantener su voz calmada, pero al final no pudo más que alzar su voz, “¡Tú eres la que acosa sexualmente a otros…! ¡Una mujer viniendo a la presencia de un hombre desnudo e incluso mirándome de manera tan grosera!”

“El santuario del agua es, una instalación de particular importancia. Quise verificar, con mis propios ojos.”

“¡Entonces pudiste haber elegido otro momento en mi ausencia!”

La reposición de fluido ectoplásmico en santuarios del agua, abluciones con agua helada o ritos de purificación eran todos rituales sagrados.

Llevar ropa puesta no era permitido en el baño, por lo tanto, Sir Black Knight estaba totalmente desnudo. Normalmente se miraba algo delgado, pero eso era mero efecto visual de su ropa. De hecho, su cuerpo musculoso estaba armado de valor de principio a fin.

Con éste espectacular cuerpo expuesto, Sir Black Knight regañó a su subordinada severamente.

“De acuerdo a mi búsqueda…” dijo la muñeca poseída por la genio Morrigan mientras caminaba hacia Sir Black Knight.

Ya habían dejado el santuario. Caminaban en el césped en el fuerte tutelar de Fuji, estaban dando un paseo por las instalaciones.

“La práctica de baños mixtos, existió en la Inglaterra medieval, así como en Francia. No puedo comprender, la razón de, tu conmoción y alarma.”

“Tienes un punto válido, pero es una prerrogativa de un caballero el mantener en alto la virtud y la dignidad- “

Justo cuando iba a responderle, Sir Black Knight se dio cuenta de algo. Inglaterra medieval y Francia. Esas palabras no pudieron ser dichas por alguien que ignoraba su identidad.

“Morrigan, ¿has descubierto mi identidad?”

“Sí, en efecto… Honestamente, la dificultad del acertijo no era muy alta. Había muchas pistas, simplemente al observar sus palabras y comportamiento.”

“Ya veo. Supongo que es una desventaja de grabar tu nombre en la historia.”

“No, creo, que es puramente producto de su imprudencia.”

“Parece que tienes talento para comentarios mordaces…”

“Esto también, es una de nuestras tradiciones inglesas.”

La genio Morrigan había heredado las costumbres inglesas del sarcasmo mordaz y el humor negro.

Sir Black Knight miró hacia arriba a propósito para ocultar sus sentimientos de vergüenza. Más de un centenar de Legions británicos, los Crusades, estaban en espera en el cielo sobre el fuerte tutelar de Fuji.

Estáticos, portando sus rifles bayoneta en sus manos derechas, esperaban órdenes.

Esos Legions, a punto de marchar hacia Suruga, eran comandados por dos Caballeros de Su Majestad, Sir Steven y Sir Lampard, a quienes Sir Black Knight había traído consigo desde Inglaterra.

Eran actualmente las 14:53. El cielo de Tokaido estaba despejado.

“Ayer, fue Sir Philneville quien atacó Suruga. Va a, ¿relevarlo de su mando?”

“El ejército de Phil aun no recupera sus números.”

Los Chevaliers eran capaces de invocar Legions, soldados alados gigantes, de la nada.

Estos misteriosos seres podían recuperarse fácilmente de las heridas en un día, apoyándose en su regeneración innata. Esto puede sonar escandaloso, pero en cualquier caso, no necesitaban tratamiento o reparaciones.

Sin embargo, esa regla no aplicaba a aquellos incapacitados por muerte o lesiones severas.

Los Legions heridos críticamente requerían de una o dos semanas para poder regenerarse por completo y volver al campo de batalla.

“Además, la princesa Akigase posicionándose como castellan de Suruga… parece ser un guerrero poderoso. De acuerdo a reportes no verificados, su Fuerza Chevalier es formidable, posiblemente mucho más alta que la de Phil.”

“Ya, veo”, Morrigan asintió y miró a los Crusades en el aire.

Los Legions británicos blancos eran en total 188. Comparados a los de ayer, estos Legions invocados por Sir Steven y Sir Lampard en el destructor Tintagel eran más del doble.

“Aparte de mí, Stevie y Lamps también han terminado su pacto tutelar en el santuario del agua de Fuji. Actualmente, éste fuerte tutelar de Fuji se ha convertido en nuestra fortaleza…”

Mientras mayor sea el poder místico de un santuario, más fácil era invocar grandes números de Legions.

Fuertes tutelares equipados con santuarios del agua también llenaban las condiciones de un santuario convencional. Pero ya que los fuertes tutelares también eran instalaciones militares, no había razón para que tales bendiciones divinas beneficiaran a invasores.

Por lo tanto, el “pacto tutelar” era un ritual para distinguir amigo de enemigo.

“… Debido a esta regla, la manera en la que hacemos guerra se ha vuelto más bien arcaica.” Sir Black Knight sonrió irónicamente y dijo, “Al final, la guerra ha evolucionado de vuelta a tácticas de conquistar y mantener fortalezas para usar como bastiones. Ahora mismo, esperaría que la princesa Akigase esté haciendo un nuevo pacto en el santuario de Suruga, para convertir esa área en su propia fortaleza.”

Sí, en efecto. Un caballero está limitado a un, pacto con un santuario del agua a la vez.”

El destructor Tintagel era manejado por Morrigan.

La fuente de poder de la nave, un reactor de fluido, circulaba fluido ectoplásmico artificial para generar poderes místicos. Por consecuencia, el barco en sí era equivalente a un santuario, permitiendo que los Legions sean invocados con más facilidad que en un terreno ordinario.

Sin embargo, como un “sustituto”, su efectividad no era rival para un santuario del agua después de todo.

Esto era el por qué las fuerzas británicas habían priorizado conquistar varios fuertes tutelares en Shizuoka, para usarlos como fortalezas.

“La revolución traída por armas de fuego y pólvora, así como la invención de maquinaria voladora hizo que las fortificaciones fueran fáciles de arrasar.”

Las palabras ‘guerra de asedio’ desaparecieron del campo de batalla por casi un siglo ya… No obstante, estamos de nuevo construyendo fuertes tutelares y haciendo esfuerzos para tomar castillos y defender nuestro propio territorio.”

El medieval Black Knight rió mientras hablaba. Era realmente un asunto divertido.

“Una vez que tu imagen principal-el espíritu del Tintagel, Morgana le Fay- es trasplantada al fuerte tutelar de Fuji, nos iremos junto con Stevie y Lamps para presenciar sus habilidades.”

“Como, desee.”

El periodo del siglo XIX al siglo XX…

… fue un tiempo en el que los métodos de guerra evolucionaron rápidamente.

Avances dramáticos en la precisión y capacidad de municiones de armas de fuego, el reemplazamiento de vehículos jalados por caballos por automóviles, la llegada de tecnologías inalámbricas y el aeroplano, la desaparición de la caballería del campo de batalla, suplantada por carruajes de acero cruzando las planicies.

El progreso de la tecnología industrial llevó al apogeo de la mecanización—

Al mismo tiempo, los milagros traídos por las bestias sagradas, también promovidos como descubrimientos “místicos”.

La tecnología de radar apareció por primera vez durante la Segunda Guerra Mundial, pero cayó en desuso una vez que las técnicas de control noético se establecieron. Además, los cuerpos de los Legions tenían la propiedad de neutralizar ondas de radar, así llevándolas a la obsolescencia en el mundo moderno. Inteligencia reunida por bestias protectoras u observación humana era más útil.

En adición, los aviones fallaron en convertirse en los gobernantes de los cielos.

Los cielos fueron controlados por las bestias protectoras capaces de volar y las divinas bestias sagradas. Trabajadores en el campo de la aviación siempre hablarían de sus días consagrados al miedo, cuidándose de tormentas y turbulencia causada capricho de esos seres. Uno podría infligir daño severo a una aeronave humana simplemente al usar ondas noéticas para invocar parvadas de aves para que choquen contra la cabina o los motores.

Actualmente era el año 1998 al final del siglo 20, una era en la que el humano dejó de ser el señor de toda la creación.

Parte 5

La casa en las profundidades del bosque de bambú se encontraba muy bien cuidada.

Uno podría decirlo con sólo un vistazo a la puerta, la entrada y el corredor. No había ni la más mínima señal de polvo en el lugar y varias superficies de madera estaban impecablemente pulidas.

El patio relativamente pequeño estaba decorado como un jardín japonés.

“Esta Finca Ryouzan pertenece a familiares lejanos del lado de mi padre. Gracias a su generosidad, soy libre de usar éste lugar como me plazca durante mi estadía en Suruga.”

Shiori indicó el camino, explicando el origen de esta construcción mientras avanzaban por el corredor. Masatsugu recordó lo que Hatsune había dicho sobre el padre de la princesa siendo anteriormente un noble que solía vivir en Suruga.

Además, Masatsugu podía detectar la presencia de otras personas (probablemente empleados domésticos).

Sin embargo, no se mostraron, prácticamente como el aire. Masatsugu creía que ellos aparecerían inmediatamente para llevar a cabo respetuosamente los mandatos de Shiori tan pronto como ella los llamara.

La serena atmósfera de esta casa iba definitivamente más allá que la poco refinada habilidad del clan Tachibana para emular.

“Por aquí por favor, Masatsugu-sama.”

Masatsugu fue llevado a un cuarto al estilo japonés. Sentado formalmente en seiza, Shiori señaló con sus ojos a Masatsugu que tomara asiento enfrente de ella. Él siguió la indicación.

Nunca ni en el más salvaje de sus sueños él habría esperado tener una oportunidad de conversar con la princesa en privado.

“Más que una cita… esto parecería más como una reunión de amantes.”

“Princesa, ha estado usando esas palabras para relaciones románticas desde hace un rato ya.”

Hablando cándidamente, Masatsugu dijo a la princesa quien estaba en seria contemplación.

“¿Podría ser que se ha enamorado de mí en éste corto lapso de tiempo y se me está declarando hoy?”

“¿¡Q-Qué disparates está diciendo!? ¡Han sido apenas unos días desde nuestra reunión! ¡El desarrollar un romance en la base de una relación tan corta sería demasiado impropio!”

“Lo siento. Es sólo que sucede que he oído muchas conversaciones sobre éste tema últimamente.”

La reacción de Shiori fue una muy nerviosa mientras que Masatsugu inclinó su cabeza en disculpa, completamente indiferente.

Más precisamente, él no había “oído” esas conversaciones. En su lugar, las había leído en novelas de comedia romántica dirigidas a chicos de preparatoria. Poniendo esto de lado, Masatsugu fue asaltado por otro pensamiento.

Así que ella sí tenía un lado de su personalidad como el de una princesa protegida.

Por el contrario, la princesa habló con disgusto, “Santo cielo… yo esperaría que fuera una persona más seria basándome en su apariencia. Al parecer estaba equivocada.”

“Me disculpo por eso. ¿Puedo preguntar cómo es mi apariencia?”

“¿Acaso nadie le ha dicho que tiene un rostro apuesto como de celebridad?”

“Oh seguro, lo he oído un par de veces, sólo que al final siempre agregan ‘si tan solo tuvieses una personalidad normal’.”

“… En efecto, su cooperatividad y sensibilidad son algo defectuosas,” comentó la princesa sobre Masatsugu en voz baja, causando que éste inclinara su cabeza de nuevo con un “me disculpo por eso”.

“Sin embargo, Princesa, ya que mi imagen se adecua a sus gustos, supongo que el propósito de traerme aquí sigue siendo para declararse, ¿cierto? Aun así, me dice todo esto porque está muy apenada para hablar, ¿acaso es eso…?”

“¡Yo con seguridad no estoy pensando hacer eso!” Shiori lo negó rotundamente y luego rápidamente moderó su voz. “N-Naturalmente, estoy muy agradecida con usted por salvarme ayer. Para venir al rescate de esa manera… Mi agradecimiento no conoce límites.”

Shiori inclinó su cabeza profundamente y agradeció en postura seiza, incluso empleando el respetuoso ritual de presionar 3 dedos de cada mano contra el piso.

Vaya princesa, apegándose a la etiqueta a pesar de su personalidad tan fuerte, pensó Masatsugu. La princesa levantó su cabeza y miró directamente a Masatsugu.

Encontrándose con su mirada, Masatsugu miró de vuelta a Shiori y dijo, “Yo estaba simplemente cumpliendo mi deber como guardaespaldas. No hay necesidad de atormentarse por ello. Por otro lado, tengo curiosidad. ¿Por qué nuestra salida de hoy cuenta como una ‘cita’?”

“Sí. Mi deseo es que desarrollemos una relación más cercana, Masatsugu-sama. Oh…” Shiori respondió sinceramente antes de agregar con agitación, “S-Sepa que me refiero a una relación amistosa entre una princesa y su subordinado, no un romance entre hombre y mujer—Deseo confirmar con usted si podríamos ser capaces de cultivar el tipo de cándida relación que existe entre hombres. Esa es la razón por la que solicité su compañía. Ya que tengo asuntos importantes que discutir, esta es una ‘cita’ con significado especial.”

La princesa tomó un respiro e inmediatamente afirmó, “Masatsugu, antes de tu pérdida de memoria, se suponía que te convertirías en mi caballero.”

Como uno esperaría, Shiori sabía de la amnesia de Masatsugu. Dada su atención a los detalles, la princesa no podía haber pasado esto por alto, por lo tanto, Masatsugu no estaba sorprendido, sin embargo…

“¿Yo me iba a convertir en su caballero? Pero yo no soy un Chevalier— “

“Eres un Chevalier también. Al igual que Lord Caesar y el Almirante Nelson del Imperio Británico, tú eres un Resucitado que ha sido traído del mundo antiguo. Como ya debes saber, todos son Chevaliers con sus propios ejércitos.”

Shiori continuó explicando. “Además, todos son poderosos Chevaliers sin excepción. Hay muchos Chevaliers fuertes nacidos en tiempos contemporáneos… Pero ninguno de ellos puede invocar a más de cien o doscientos Legions. No son rivales para aquellos como Lord Caesar o Karl el Grande quienes son capaces de comandar ejércitos con una fuerza de más de mil.”

“Hablando de eso, el título por el que me llamaste la última vez…”

“Sí, el término legatus legionis significa un ‘verdadero Chevalier’, y es un título secreto para los Resucitados, aquellos que han vuelto de la tierra de los muertos.”

Shiori explicó que éste título era solo conocido para la realeza, políticos y soldados.

“Yo fui la que le pidió al padre de Hatsune que preparara la identidad Tachibana para ti, para así evitar atención innecesaria. Por coincidencia, el clan Tachibana tenía a un hombre joven que murió en un accidente, así que tomamos prestado su registro familiar.”

“… Ya veo.”

Después de escuchar con cuidado a las explicaciones, Masatsugu simplemente asintió y respondió de manera concisa.

Sonriendo con algo de ironía, Shiori dijo, “No pareces estar perturbado en lo más mínimo.”

“Ayer ya descubrí que no soy una persona ordinaria. Además, no hay manera de verificar lo de Lord Caesar y los otros, así que no hay necesidad de sacar conclusiones aquí… Esa es simplemente la versión larga y corta de la historia.”

Masatsugu siempre calmado y entero, yendo a su propio ritmo. Sacando lo más que puede de su disposición natural, expresó sus honestos pensamientos.

“Naturalmente, estoy algo curioso por saber cómo un hombre como yo perdió su memoria.”

“Quizás, su resurrección no procedió suavemente.”

“¿A qué se refiere?”

“Lo desperté hace dos años. Más precisamente, le recé a mi abuelo, Lord Tenryuu, para que me enviara ‘un antiguo guerrero’ y estuvo de acuerdo con mi petición.”

“¿Por qué hizo tal petición?”

Masatsugu había oído que las divinas bestias sagradas escucharían peticiones de jóvenes doncellas comprometidas con ellas o descendientes de sus linajes y otorgarían poderes como Legions o bestias protectoras a ellas.

La nieta de Lord Tenryuu Shiori debió de haber invocado éste tipo de privilegio. La pregunta era, ¿con qué propósito?

“Mi meta es la misma que la del Feudo Kinai. Deseo obtener suficiente fuerza militar para enfrentarme a Lord Caesar incluso si no puedo derrotarlo. De otra manera, participar en la lucha de poder del Japón contemporáneo sería imposible. Necesito un poderoso Chevalier para que pelee por mí, para realizar mis ideales.”

Fujinomiya Shiori era una princesa de 16 años. En otras palabras, tenía sólo 14 años hace 2 años.

Lo que más sorprendió a Masatsugu fue el descubrimiento de que ella guardaba tales ambiciones y aspiraciones a su corta edad. Frente al estupefacto Masatsugu, Shiori inclinó su cabeza profundamente de nuevo, llevando 3 dedos de cada mano contra el piso.

“Masatsugu-sama, tengo otra petición.”

“…..”

“Quisiera que me prestara su ayuda. En cuanto a si soy digna, por favor piénselo cuidadosamente antes de darme su respuesta dentro de los próximos días. Gracias.”

“¿Esto no es una orden?” preguntó Masatsugu en respuesta a la honesta plegaria de la princesa.

Shiori alzó su cabeza, asintió, y dijo, “Aunque ha perdido su memoria, Masatsugu-sama, solía ser un guerrero con ilustres hazañas de guerra en el pasado después de todo. Sólo alguien como usted podría portar el título de legatus legionis. Sería demasiado insolente darle una orden a un héroe de semejante calibre.”

Masatsugu entendió ahora por qué Shiori había estado refiriéndose a él con el honorífico “-sama” desde el principio.

“Lo que solicito es más ayuda que lealtad. A cambio de esta ayuda, estoy dispuesta a pagar cualquier precio.”

“¿Precio?”

“En efecto. Ya sea estatus, fama o fortuna, lo que sea siempre y cuando esté dentro de mis posibilidades.”

Y así, la ‘cita’ de Masatsugu y la princesa concluyó.

Decidiendo continuar sirviendo como su guardaespaldas por ahora, Masatsugu se preparó para salir de la elegante casa junto a Shiori.

“¿Podría esperar aquí un poco? Necesito materializar una bestia protectora.”

“¿Materializar una bestia? ¿Puedo observar la técnica?”

Los maestros noéticos eran capaces de materializar bestias protectoras mediante el poder de noesis. Masatsugu sólo había oído rumores sobre esas técnicas, así que pidió satisfacer su curiosidad tan pronto como escuchó a Shiori mencionar que iba a hacerlo.

Por alguna razón, la princesa se quedó sin palabras. Luego de un momento de duda, dijo incómoda, “Bueno… supongo que puede. Es posible que presenciando el uso de poderes místicos o fluido ectoplásmico puede sacudir su memoria como pasó ayer… Esta es una buena oportunidad.”

Diciendo que necesitaba prepararse primero, Shiori salió del cuarto estilo japonés.

Volvió 20 minutos después, alarmando a Masatsugu tan pronto como la vio. La princesa rubia platinada había arreglado su cabello y apareció ante Masatsugu vestida en nada más que una camiseta blanca estilo japonesa.

Gracias al cambio de atuendo de la princesa, Masatsugu fue capaz de confirmar su perfecta figura y atractivo femenino una vez más.

“Por favor sígame. Es necesario cambiar de lugar.”

Shiori se encogió, quizás avergonzada por su atuendo.

Caminó por delante para evitar hacer contacto visual con Masatsugu. Trajo a Masatsugu al jardín trasero donde había un baño al aire libre. Una elegante y clásica tina hecha de ciprés japonés.

En adición, el lugar estaba rodeado de arboledas de bambú, permitiéndole a uno disfrutar del placer de bañarse en un bosque de bambú.

La casa daba la impresión de una posada japonesa de bajo perfil para empezar, pero Masatsugu no esperaba que estuviera totalmente equipada incluso con un baño al aire libre también. Mientras se impresionaba con todo esto, Masatsugu se dio cuenta que la tina no fue llenada con agua caliente ordinaria.

La bañera estaba rebozando con un líquido azul marino, tan bello como los mares del sur.

“Esto es llamado fluido ectoplásmico artificial… La misma substancia es encontrada también en el subterráneo de los fuertes tutelares.”

“Un recurso militar, en otras palabras. ¿Cómo lo consiguió?”

“Principalmente por las bendiciones de mi abuelo. El fluido ectoplásmico artificial se sintetiza a partir de la preciada sangre otorgada por las bestias sagradas en conjunción con agua pura que tiene propiedades espirituales purificadoras… Pequeñas cantidades de fluido ectoplásmico pueden ser producidas usando la sangre de una hija o nieta de una bestia sagrada.”

Riéndose entre dientes, Shiori añadió, “En términos de donaciones sanguíneas, esta cantidad sería el límite. No tengo intención de agotar mi propia sangre, por lo tanto, no seré muy codiciosa… Masatsugu-sama, por favor tráigame aquello.”

Masatsugu tomó la tabla de tamaño A3 y la colocó en el suelo de la bañera. Esta tabla era el talismán de bestia protectora que Hatsune había tomado prestada. En su superficie estaba dibujado un animal que parecía un perro, así como escrito en kanji decía “invoca al gran dios” y varios caracteres sanscritos.

Shiori estaba de rodillas a un lado de la tina con el misterioso líquido azul.

Sujetando una cubeta de madera, sacó fluido ectoplásmico y lo vació sobre su cabeza.

Repitió esto múltiples veces. Incluso estando al margen, Masatsugu fue salpicado por unas cuantas gotas. El líquido se sentía frío. Esta era una ablución con agua helada para purificar la mente y el cuerpo.

Un timbre agudo podía ser oído desde el cuerpo de la princesa.

Masatsugu entendió instintivamente—Los poderes místicos se estaban reforzando.

El agua sagrada azul se estaba filtrando en el cuerpo y la mente de Shiori, aumentando su noesis y cualidades místicas.

“Seres destinados a descender al mundo, que Dios esté con ustedes.”

Shiori tocó la “ilustración de perro” en la tabla con sus manos mojadas. El talismán se expandió al instante, transformando la tabla de tamaño A3 en un lobo gigante.

Un lobo plateado, casi del tamaño de un caballo, había aparecido.

El lobo plateado aulló ferozmente y se desvaneció de inmediato.

“… Discúlpeme. Tenía que absorber fluido ectoplásmico y purificar mi mente y cuerpo primero, porque ha pasado mucho tiempo desde la última vez que invoqué un lobo Mibu- “

El reabastecimiento de fluido ectoplásmico era esencial para aquellos que portaban poderes místicos, tales como Chevaliers y maestros noéticos.

Masatsugu le preguntó a Shiori, “¿Entonces ese lobo es llamado un lobo Mibu?”

“En efecto. Dada la actual situación de emergencia, deseo tener otra bestia protectora aparte del zorro tubo, por eso le pedí a Hatsune que lo obtuviera. Uh… Masatsugu-sama. ¿P-Podrías dejar de mirarme…?”

“Mis disculpas.”

La camiseta empapada se adhería muy ajustada al cuerpo de la princesa.

Las curvas de Shiori se veían más obvias que antes, mostrando la forma perfecta de sus pechos a Masatsugu. Hatsune parecía haber llegado al reino “G” pero la princesa rivalizaba con ella, habiendo cruzado el límite “F” … (obvio se refiere a las copas del brassiere)

Distraído por pensamientos aleatorios, Masatsugu estaba a punto de voltear a otro lado—Se interrumpió a sí mismo.

Una idea se le había ocurrido por casualidad y ahora era el momento perfecto para sacarla a flote.

“Princesa, justo me acaba de decir que está dispuesta a pagar cualquier precio dentro de sus posibilidades, ¿cierto?”

“Sí.”

“Disculpe, pero no creo que actualmente sea capaz de darme una gran recompensa. El estatus, la fama y la riqueza que mencionaste… Como mucho es una promesa vacía, no muy diferente de dibujar un pastel para satisfacer el hambre.”

“Bueno es verdad. Es un punto válido.”

Shiori miró hacia arriba y enderezó su espalda con resolución, aceptando el criticismo de Masatsugu.

Tal comportamiento probablemente no era intencional. Masatsugu sonrió en respuesta, pensando qué persona tan interesante era la princesa. A pesar de enorgullecerse de su astucia y maquinaciones políticas, ella estaba dispuesta a tratar a “las personas” en serio.

Durante el almuerzo de hoy, ella activamente interactuó con los estudiantes foráneos.

Socializando entre estudiantes por sí misma, ella no mantuvo a Hatsune o a Masatsugu a su lado. Ella definitivamente pudo haberse ahorrado a sí misma muchos problemas si hubiese traído a uno de los dos junto con ella. Durante la cita de hoy, también lo había tratado honestamente, diciendo lo que pensaba sin reserva alguna, tratando de ganarse la aprobación de Masatsugu.

Masatsugu pudo ver los lados “puro” y “turbio” de la princesa.

“Mi esperanza es que pueda aceptar recibir su recompensa en el futuro.”

“Esa es una solución, pero Princesa, hay recompensas que es capaz de ofrecer ahora mismo. Usted es una mujer muy atractiva y satisfacerme como una mujer lo haría— “

“!?”

“—sería una opción.”

“R-Reconozco que tiene un punto válido. ¿¡P-Pero cómo debería decir esto!?”

Shiori instantáneamente se puso muy nerviosa mientras daba lo mejor de sí para fingir calma.

“Y-Yo sé que poseo una cara bonita, que suele ser bastante atractiva a los ojos de los hombres…”

“¿Tiene tal conciencia de sí misma?”

“S-Sí. Es sólo que, hablando de amor, relaciones románticas, relaciones de una noche, relaciones meramente físicas… Me falta experiencia y comprensión en esos asuntos, razón por la cual me sentí renuente a ofrecer tales recompensas por mi propia iniciativa.”

Shiori recuperó su mirada digna y no se escondió de la mirada de Masatsugu.

“Asumiendo que me encuentre digna, Masatsugu-sama, e-estoy dispuesta a ser su amante. Como hija de la familia imperial, podría tener dificultades comprometiéndome en un matrimonio oficial con usted, pero como su querida— “

“Princesa, sólo bromeaba.”

“¿Eh……!? ¡Masatsugu-sama!”

Masatsugu admitió estar bromeando con una cara seria. Imperturbable, dijo, “Entiendo después de escucharla. Está totalmente consciente de qué tipo de precio es requerido para avanzar en un simple lazo-usando métodos inescrupulosos…”

“…..”

“Por el bien de obtener la carta del triunfo que sería ‘yo’, usted ya ha pagado el precio correspondiente, ¿no?”

“Masatsugu-sama… Esto no es algo de lo que tenga que preocuparse.”

Shiori sonrió débilmente y no dio ninguna otra respuesta.

Masatsugu encontró muy interesante descubrir que Fujinomiya Shiori era una mujer de éste tipo. Al mismo tiempo, se encontró a sí mismo increíble. En los últimos dos años, él nunca había evaluado a alguien más de esta forma, pero ahora, era capaz de leer el carácter de la princesa muy naturalmente.

Parecería que después de todo sí había sido un soldado o un guerrero en el pasado antiguo.

Justo cuando pensó eso, un sonido como de campana fue escuchado en la escena. Shiori miró la cara peluda del zorro y su expresión se volvió seria de nuevo.

“¿¡Casi cien Crusades avanzan hacia el fuerte tutelar de Suruga!?”

Evidentemente, la batalla por Suruga no iba a ser resuelta de forma pacífica pronto.

ChronicleLegion_01_BW07.jpg
Boceto del Crusader

[1] Ectoplasma es una supuesta materia viva que se halla presente en el cuerpo físico de cualquier ser vivo, capaz de asumir estados líquidos o sólidos

[2] Que vienen de otro lugar.

[3] Golpe de Estado en Francés. Gracias clases de Francés universitarias :v

[4] El Rokumeikan (鹿鳴館), conocido en el mundo anglosajón como “Deer-cry Hall” o “Deer Cry Pavilion”, fue un edificio construido en Tokio e inaugurado en 1883 diseñado por el arquitecto británico Josiah Conder, una eminencia dentro del campo arquitectónico en Japón, e impulsado por el ministro de Exteriores japonés Inoue Kaoru

[5] Bien, aquí Alei. En esta parte con “pronombre masculino” Shiori se refiere a la forma de referirse a sí mismo de un hombre japonés. Es decir, en Japón hay varias formas de referirse a uno mismo. Los hombres generalmente usan el “Boku” (Yo) Mientras que las mujeres usan el “Atashi” Por eso, nunca encontraras a un hombre diciendo “Atashi” ni a una mujer diciendo “Boku” en este caso Masatsugu usaba el neutral, es decir el “Watashi” usado por mujeres y hombres por igual.

2 comentarios en “Chronicle Legion- Capítulo 3”

  1. Haaa al fin tuve tiempo libre para poder terminar el cap, ahora si mi opinion es que Shiori es puro material waifu, es como una mescla de los pechos y la astucia de Erica y la inosencia oculta y cabello platino de Liliana (ambas de Campione! del mismo autor), esto promete mucho, y con ese final …. la cosa se puso buena.

    Pd: gracias por el cap traductor-sensei y ten cuidado que hay algunas “,” donde no deberian xd

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s