Rokujouma no Shinryakusha!?

Capítulo 3: Malentendido y ser malentendido

 

Parte 1

Martes 17 de noviembre

—…Maki-chan, huh…[1]

Tras su separación con Harumi quien quería hablar acerca de la cita, la expresión de Yurika una vez más se tornó oscura mientras caminaba a la casa. Sus pasos eran pesados y ella tenía una atmosfera melancólica alrededor de ella. Por fin sola, la situación en la que estaba finalmente comenzó a ir a pique. Ella había olvidado como trato de manera torpe resolver el malentendido, pero ahora que Maki había aparecido, tenía que luchar.

—Luchar… ¿Aún puedo hacerlo?

Desde que llegó a la habitación 106, no, desde que se había convertido en una chica mágica, Yurika nunca había experimentado una verdadera batalla. Cuando acababa de convertirse en una chica mágica, usaba su báculo y la magia a la que ella aún no estaba acostumbrada, para huir de cualquiera que la persiguiera.

Un enemigo que usaba magia no había aparecido desde que llegó a la habitación 106, ni había tenido un encuentro digno de llamarse una batalla.  Como mucho había usado su magia solo cuando ocurría un accidente. Francamente, mientras Yurika podía haber tenido una gran magia, ella aún era una novata que trataba de luchar.

—¡Pero tengo que hacerlo! ¡Estoy en deuda con Nana-san por salvar mi vida!

Yurika alzó su cabeza mientras tomaba una decisión. Ella deseaba firmemente enmendar a su salvadora. Ese sólido deseo contuvo su impulso de huir.

—¡Pelea Yurika! ¡Pelea Yurika!

Yurika cerró su mano para hacer un puño, y se impulsó a si misma poniendo su puño en el aire.

—¡Bien!

Cuando Yurika abofeteó sus mejillas con ambas manos, su expresión cambió completamente y comenzó a tomar con fuerza pasos deliberados.

—¡Lo haré! ¡Es el deber de una chica mágica proteger la habitación 106!

El enemigo de Yurika finalmente había aparecido, pelear con ella no era su único deber, pero si la manera de pagarle a su salvadora. Ella también mantenía una débil esperanza de que Koutarou y los demás finalmente creyeran que ella podía usar magia. Ella estaba llena de fuerza de voluntad.

—¿…Huh?

Cuando Yurika se acercó a la Casa Corona, ella escuchó algo.

—¡Tercero arriba! ¡Matsudaira Kenji! ¡Voy a cantar! ¡La canción es “Brightness Edge!

—¡Mackenzie! ¡Como se esperaba del hombre que enfrentó un cuchillo!

—¡Cierra la boca! Maldición, escogí la canción equivocada.

Lo que Yurika escuchó fueron voces familiares y ruidosas.

—¿Qué está pasando?

Kenji, Shizuka y Koutarou estaban hablando en micrófonos. Al principio, ella podía oír las voces de mucha más gente. Cuanto más se acercaba a la Casa Corona, más ruidoso se puso.

«¿Me pregunto si alguien de la clase vino a la habitación 106?»

Basado en el número de voces, parecía que una considerable cantidad de gente estaba ahí. Era casi como si estuvieran celebrando una fiesta.

—¿¡Wha!? ¿Podrían estar celebrando una fiesta sin mí? ¡¡Eso es simplemente injusto!!

La celebración de una fiesta significaba que había comida gratis. Pensando en esto, Yurika corrió hasta la habitación 106.

 

Parte 2

Atraída por la esperanza de la comida, Yurika abrió de golpe la puerta de la habitación 106. Mientras ella entraba, las voces de adentro alcanzaron sus oídos.

—¡Sexto arriba! ¡Satomi Koutarou, yo tejeré!

—¡Lárgate, Satomi! ¿Qué clase de habilidad aburrida es esa?

—¡Wah, eso es inesperado! Satomi-kun, en realidad estas tejiendo. ¡Increíble!

—Hmph, eso es porque tengo una buena maestra.

—Eso no es razón para que actúes tan fresco sobre eso…

Justo como Yurika imaginaba, una fiesta se llevaba a cabo en la habitación 106. La habitación ya era lo suficientemente pequeña, pero con esta cantidad de compañeros de clase, no había casi espacio para moverse. Había también un montón de comida, snacks y bebidas preparadas. Esto era exactamente lo que Yurika había predicho.

—Oooh, eso se ve delicioso…

—Hm, por fin estas aquí, Yurika.

Koutarou se dio cuenta de que Yurika había entrado en la habitación y la llamó. Sin embargo, Yurika ya estaba llegando al pollo frito más cercano.

—Chomp, Munch, estoy de vuelta.

—No hables y comas al mismo tiempo.

Yurika saludó a Koutarou mientras se llenaba la boca con pollo.

—Este pollo esta delicioso.

—No es para ti, no te lo comas todo.

—¿Huh?

Al oír la voz de Sanae, Yurika apartó la mirada del pollo del que se estaba llenando. Mientras lo hacía, pudo ver a Sanae flotando desde Koutarou hacia ella. Había un montón de gente en el camino, pero esto no le importaba a Sanae.

—Estas personas no se van a reunir sin razón. Mira hacia allá.

Sanae se detuvo en frente de Yurika y señaló hacia la pared más alejada dentro de la habitación 106. En la pared colgaba un gran estandarte con las palabras: ¡Bienvenida Aika Maki-san! La clase 1-A te celebra la fiesta de bienvenida en la habitación de Satomi.

—Oh, ¿Yurika vino?

—¡Wha!

Maki estaba justo por debajo del estandarte. Ella estaba rodeada por varios compañeros mientras llamaba a Yurika mientras sonreía.

—¿¡M-Maki-chan!?

—Llegaste bastante tarde, ¿Tenias algunos negocios por tratar?

Maki veía a Harumi mientras se separaba de Yurika, así que ella sabía exactamente lo que Yurika estaba haciendo. A pesar de saber eso, ella se rio mientras lo decía.

En realidad, Maki estaba provocando a Yurika. Lo que ella no estaba diciendo en voz alta era “Mientras estabas afuera jugando, yo llegue hasta aquí.

—¿¡P-Por qué?! ¿¡Por qué Maki-chan está aquí!?

Yurika estaba terriblemente molesta.

El pollo en su boca calló en la mesa de té. A pesar de que podría estar libre de preocupaciones, Yurika sabía perfectamente lo que significaba que Maki estuviera ahí. En esta situación, podría ser difícil hacer alguna investigación seria, pero si solo estaba haciendo un examen previo no habría problema.

—Es normal celebrar una fiesta de bienvenida por un estudiante transferido.

—Una bienvenida apropiada, bien, bien. Koutarou, has captado la actitud de un —oble.

—Ser un noble o un plebeyo no tiene nada que ver con esto.

—Hohoho, no hay necesidad de avergonzarse.

No había necesidad de terminar la investigación este día. Si ella se vuelve más cercana a Koutarou, tendría incontables oportunidades.

«¡Dejé mi guardia baja! ¡A esto se refería ella cuando dijo que sería fácil entrar!»

Por supuesto, este no era el único objetivo de Maki. Ella trataba también de conseguir información de Koutarou y los otros residentes de la habitación 106. A partir de esta fiesta de bienvenida, Maki podría obtener suficiente de la información que necesitaba para invadir esta habitación debidamente. Maki se movió más precisa y rápidamente de lo que Yurika esperaba.

—Yurika-chan, dejaré tu favorito para ti, solo pregúntale a Ruth-san por eso más tarde.

—No está bien, ¡A este ritmo algo terrible sucederá!

—¿Yurika-sama?

Ni las palabras de Shizuka ni las de Ruth alcanzaron los oídos de Yurika cuando ella comenzó a entrar en pánico. Cuanto más tiempo dejara que Maki estuviera en la habitación 106, la peor situación llegaría. Ella necesitaba hacer salir a Maki de la habitación lo más rápido posible.

—¡S-Satomi-san, está bien, para Satomi-san! ”

Yurika miró alrededor buscando a Koutarou quien era uno de los organizadores de la fiesta y preparo el lugar. El modo más rápido para ahuyentar a Maki de la habitación era obtener la ayuda de Koutarou. A pesar de que el aún rechazaba creer en la magia, era el único en el que Yurika podía confiar.

—¡Hey, Furuta! ¡No te desnudes!

—Pero Satomi, si no me quito la ropa no podre bailar desnudo.

—¡No es eso lo que quise decir! ¿¡Estás pensando bailar en esta pequeña habitación con tanta gente y empujar tu sucia cosa a los demás!?

Koutarou estaba en la mitad de una discusión con un compañero que había empezado a desnudarse.

—Satomi-san, Satomi-san

Por esto, él no se dio cuenta de que Yurika lo estaba llamando. Sin ninguna otra opción, Yurika se movió a través del montón de estudiantes y se dirigió hacia Koutarou.

—¡Esto es rudo, no sucio! ¡Me di un baño apenas hace un rato! ¡Es sólo sentido común para arreglarte antes de subirte en el escenario!”

—¡¡Te dije que eso no es lo que quería decir!!

—Satomi-san, por favor, ¡Escucha lo que tengo que decir!

Después de haberse acercado, Yurika sacudió el brazo de Koutarou, y por fin dirigió su atención a Yurika.

—¿Hm? ¿Qué sucede, Yurika?

—Satomi-san, ¡A este ritmo la habitación 106 te será robada!

—¿Robada?

Llegados a este punto, la relación de Koutarou con las invasoras no era del todo mala. Koutarou había empezado a comprender que todas ellas tenían una razón apropiada para tratar de tomar la habitación y que tampoco eran completamente malvadas. Dicho de otra forma, ellos habían construido un sentimiento de confianza entre ellos. Por esto, Koutarou no sentía realmente algún sentimiento de peligro, al enterarse de que la habitación 106 sería robada.

—¿Quién podría robarla?… Bien, es verdad que perdiste puntos y que tienes alrededor de 70 puntos.

Koutarou susurro la segunda parte de lo que le dijo a Yurika. Yurika quien era mala en los juegos había perdido un montón de puntos, y sus puntos de tatami habían caído por debajo de los 80, Yurika estaba a punto de que se le robara la habitación a ella.

—¡T-Te equivocas! ¡No estoy hablando de nosotros! ¡Un nuevo invasor ha aparecido!

—¿¡Un nuevo invasor!?

Al oír esto, Koutarou se detuvo.

—¡Eso es correcto! ¡Maki-chan esta tras el poder mágico reunido en esta habitación!

—¿Estás diciendo que Maki-chan esta tras esta habitación?

—Así es, ¡Por tanto necesitas ahuyentarla de esta habitación lo más pronto posible o algo terrible sucederá!

—Que estás diciendo——

Koutarou estaba a punto de decirle que dejara de decir cosas estúpidas. Pero antes de que pudiera, cayó en cuanta de la expresión seria que Yurika tenía. Viendo su expresión desesperada, él se tragó sus palabras, y decidió por lo menos escuchar lo que ella tenía por decir.

—He, Yurika, explica eso correctamente. No llames repentinamente a Maki-san una——

—¡Una oportunidad!

Al ver que Koutarou no le estaba poniendo atención a sus alrededores, su compañero empezó a desnudarse. Él estaba planeando bailar desnudo. Naturalmente, las chicas en la habitación empezaron a gritar.

—¡Ocho! ¡Furuta! ¡Voy a bailar!

—¡Kyaaaa!

—¡Idiota! ¡Pervertido!

—¡Woah, detente, Furuta! ¡No te desnudes!

—Satomi-san, ¡Aún no he terminado de hablar!

—Pe-Perdón Yurika, es-espera un minuto. ¡Detén esto, Furuta, no iras más allá! ¡Hay un montón de chicas aquí también!

Koutarou estaba ocupado tratando de retener a su compañero de que consiguiera desnudarse y no tenía tiempo de escuchar a Yurika.

—¿Pasó algo?

—¿Qué está mal, Yurika, por qué estas gritando así?

—Te escucharemos, no te preocupes Koutarou.

Shizuka, Sanae y Theia se acercaron a Yurika como para reemplazar al ocupado Koutarou.

Los otros estaban concentrados en la danza nudista, pero las tres chicas quienes estaban con frecuencia con Koutarou no eran realmente afectadas por un chico en ropa interior.

—En realidad, ¡Maki-chan es una chica mágica malvada que esta tras el poder mágico en esta habitación!

—Ahora que lo pienso, tu dijiste lo mismo cuando llegaste por primera vez a esta habitación.

Sanae flotaba en el aire y cruzó sus brazos Yurika había aparecido en la habitación destrozando la ventana. Ella dijo lo mismo ese día como lo estaba haciendo ahora.

—¡Sí! ¡Por tanto no pueden celebrar una fiesta de bienvenida para ella! ¡Lograr entrar en la habitación así es justo lo que ella quiere!

Yurika hizo todo lo posible para explicarle a las tres. No había tiempo de sobra. Si ellas no hacían algo respecto a Maki inmediatamente, quien sabe que podría suceder.

«Pero eso no funcionará, Nijino Yurika»

Maki miró a Yurika con una mirada fría, pero ella aún tenía una falsa sonrisa en su cara.

«¡Eso es porque estoy usando tú mismo método para protegerme a mí misma!»

Ella estaba convencida de que todos los esfuerzos de Yurika serían en vano.

—Ya veo, así que ese es el escenario[2] que está ocurriendo.

Sanae, quien había estado en una profunda reflexión, dio una palmada con sus manos y sonrió. Sanae estaba impresionada por la habilidad de Yurika de hacer y adherirse a una historia.

—¿¡Eh!?

—El cosplay es la única cosa en la que eres experta ¿No es así?

Sanae asentía repetidamente a Yurika quien estaba confundida. Ella estaba sorpresivamente alabando a Yurika.

—¡Espera un minuto, te equivocas, Sanae-chan!

—Lo entiendo, Yurika-chan. Cuan impresionante debe ser tenerlo preparado por más de medio año…

Después de Sanae fue Shizuka, quien también estaba asintiendo. Ella estaba bastante impresionada de que Yurika hubiera visto a través de la transferencia de Maki hace más de un año, y que lo había estado promocionando para el Comiha de invierno.

—¡Se equivocan, las dos! ¡Theia-chan, por favor di algo a Sanae-chan y Shizuka-san!

Yurika empezó a asustarse ya que Sanae y Shizuka la malentendieron completamente. Ella decidió que sola no podría resolver este malentendido y se dirigió a Theia

—Lo tengo, lo tengo. Tú quieres mantener las cosas así, ¿Verdad?

Sin embargo, el destino era duro. Su línea de vida restante se quebró en un instante.

—¿¡T-Theia-chan!?

—Pero, Yurika. No podemos solo echarla de su propia fiesta de bienvenida, por tu escenario.

—Sí. Solo pásalo por alto por hoy. La gente va a ofenderse, ¿Sabes?

—Eso es verdad. Entiendo que te asustes porque el Comiha está cerca, ¿Pero no puedes por lo menos ser integra y celebrar tu reunión por hoy?

—Crueles, ustedes tres son demasiado crueles…

Los ojos de Yurika se empezaron a llenarse de lágrimas.

—No es una mentira, ¡Si realmente no ahuyentamos a Maki-chan, algo terrible sucederá!

—Incluso si dices eso, ella solo se transfirió en…

—Yurika, solo espéralo un momento. ¿Está bien?

—No le hará daño olvidarse del cosplay por un tiempo.

No importaba que tan duro ella se esforzara. Aunque la chica mágica malvada finalmente había aparecido, nadie la reconocía como un enemigo. Ese era un momento horrible que solo podría dañar su posición como una chica mágica.

—Fufufu…

Al ver lágrimas correr por las mejillas de Yurika, Maki se regodeó.

«Te lo mereces, Yurika. Este es tu castigo por burlarte de mí…»

Ella no era el enemigo de Yurika, pero un compañero cosplayer. Esa pequeña diferencia dio a Maki una ventaja abrumadora.

Sus compañeros, inconscientes de la verdad, la trataban como una cosplayer e hicieron una fiesta de bienvenida para ella. Y ya que Koutarou vivía por su propia cuenta, la habitación 106 había sido escogida como lugar para la fiesta así que los familiares no se interpondrían en el camino.

Ya que reconocían a Yurika y a Maki como cosplayers, interpretaron el deseo de Yurika de echar a Maki como si fuera simple maldad.

Aunque Yurika no estaba al tanto de eso, la razón que ella no había identificado como la inmadura chica mágica que era, era porque todos estaban convencidos de que ella era una cosplayer. Si ese no fuera el caso, ella probablemente habría sido descubierta hace mucho tiempo. Y justo ahora, Maki podría decir lo mismo. Ella estaba protegida del mundo con la palabra “Cosplay.

—¿¡Por qué no me creen!? ¡¡Nunca he dicho una mentira, ni una sola vez!!

Con lágrimas desbordándose de sus ojos, Yurika se volvió hacia Theia y las demás.

—¿¡Ah!?

—Yurika-chan, ¿¡A dónde vas!?

—¡Yurika, la fiesta de bienvenida aún no termina!

«¡Esto es sólo demasiado cruel!»

Algún día le creerían. Una vez el enemigo aparezca, ellos seguramente entenderán. Hasta este punto, Yurika creía que podría ser el caso. Sin embargo, sin piedad alguna, la realidad era diferente. Las lágrimas de Yurika se derramaban de manera diferente esta vez, ella estaba llorando de verdad.

—¡No me importa nada! ¡Incluso si están en problemas después, no vendré a salvarlos!

—¿Yurika?

Al oír la afligida voz de Yurika, Koutarou paró de hacer lo que estaba haciendo y miró detrás de él. No obstante, a ese punto, Yurika ya había dejado la habitación.

—Ruth-san, ¿Qué pasó con Yurika?

No entendía que sucedía, Koutarou le preguntó a Ruth acerca de la situación. Ruth movió ligeramente su cabeza y comenzó a explicar.

—Realmente no entiendo. Todos estaban diciéndole a ella que continuara con el cosplay como siempre, pero ella repentinamente salió corriendo de la habitación…

Respondiendo a Koutarou, Ruth miró preocupada hacia la puerta por la que Yurika se había ido. Koutarou hizo lo mismo.

«¿Me pregunto si está bien dejarla ir…?»

Sintiendo que algo era diferente con Yurika, Koutarou dudaba si debía seguirla o no.

—¡¡Lo tengo!!

—¿¡Woah!? ¡Estúpido Kou! ¡¡No dejes ir a Furuta!!

—¡Pe-Perdón!

—¡¡Kyaaaaaa!!

—¡¡Noooooo!!

Pero debido a la conmoción en la habitación 106, Koutarou estaba atascado, incapaz de ir tras Yurika.

 

Parte 3

Harumi y Kiriha se reunieron afuera de la puerta frontal del hospital.

—¿Oh? Tu eres una amiga de Satomi-kun… creo que eras… ¿Kurano-san?

—Si, mi nombre es Kurano Kiriha. Hola, Sakuraba-senpai.

—Hola, Kurano-san.

Al terminar su examen médico, Harumi salió del hospital al mismo tiempo que Kiriha salía de una sala diferente. Las dos no se dieron cuenta de la otra hasta que llegaron a la puerta principal.

—¿Estabas en un examen, Sakuraba-senpai?

Kiriha escondía su verdadera naturaleza de cualquiera excepto de las otras invasoras y Koutarou. Esta vez no fue diferente y saludó a Harumi como una kouhai apropiada.

—Ah, sí, está bien. Es mi chequeo de rutina.

Harumi sonreía, pero solo por un momento. Esta desapareció cuando ella miró hacia el edificio del hospital.

—Uhm… ¿Podría ser que también estas enferma, Kurano-san?

La razón por la que su sonrisa había desaparecido era porque ella estaba preocupada de que algo podría estar mal con Kiriha.

—No.

Sin embargo, Kiriha movió su cabeza. Al oír su respuesta, la expresión de Harumi se iluminó.

—En realidad, un familiar mío está hospitalizado aquí.

—Ya veo…

Harumi se había aliviado al escuchar que Kiriha no estaba enferma, pero ahora ella se empezó a preocupar por el familiar de Kiriha.

—Fufufu, Sakuraba-senpai, son solo algunas contusiones por un accidente de tráfico, no hay necesidad de preocuparse demasiado.

—Ah, l-lo siento…

Las mejillas de Harumi se enrojecieron por la vergüenza, pero al oír que no habían sido heridas serias, una sonrisa regresó a su cara.

—Eres muy amable, Sakuraba-senpai.

—N-No es así… Tengo experiencia con ser hospitalizada también, así que estaba un poco ansiosa…

Kiriha estaba sonriendo y Harumi se estaba sonrojando. Mirándolas a las dos, era difícil decir cuál era la senpai.

Varios carros pasaban por el lado de Harumi y Kiriha mientras caminaban juntas en la acera.

—¿Te llevas bien con Satomi-kun, Kurano-san?

—Sí, nos llevamos bien, pero tu podrías decir que además pelamos mucho.

Las dos continuaron conversando mientras caminaban. Debido al tráfico pesado, ellas empezaron naturalmente a hablar en voz alta. Ya que ellas no tenían mucho en común, el tema llegó a Koutarou.

—Oír eso me hace dar envidia.

—¿Envidia, dices?

—Si, nunca he tenido una pela con Satomi-kun.

Ella llevaba una expresión triste en su rostro mientras decía esto, Kiriha estaba impresionada por su respuesta.

—¿Enserio? Ha sido bastante tiempo desde que Satomi-kun se unió al club de tejido, por lo que pensé que habrían pelado al menos una o dos veces.

—De eso se trata, nunca lo hemos hecho. Satomi-kun me respeta y me aprecia, así es. Él nunca me ha me ha mostrado ningunas emociones fuertes.

—Ya veo… para pensar que Satomi-kun podría…

«Así que Koutarou aprecia demasiado a la persona que el ama … Inesperado, podríamos llevarnos mejor con Koutarou… No, ¿Esta el tratando de alejar a Sakuraba Harumi de nuestra pelea?»

El otro día, Koutarou había dicho que Harumi era su tipo. Pero él aún no le ha mostrado su verdadera naturaleza a ella. El modo en que la trata es claramente diferente de cómo trata a las invasoras y a Kenji. Kiriha entendió que eso era para mantenerla alejada de la pela por la habitación 106.

—¿Te gustaría tener una pelea con Koutarou-kun, Sakuraba-senpai?

—No me refería a que quería pelear, quiero que no se contenga mucho.

—Entiendo cómo te sientes. No me gustaría que el hombre que amo se contuviera tampoco.

«Y Sakuraba Harumi no está satisfecha con su situación actual. Cada vez es más complejo el caso, Satomi Koutarou…»

—¿¡A-Amor!? E-Eso es… ¡Yo realmente no…!

—Está bien, Sakuraba-senpai, no diré nada a nadie.

—Ah, auuu… U-Uhm…

—Lo amas, ¿Verdad?

—S-Si…

Después de poco tiempo, Harumi empezó a cabecear lentamente mientras se daba por vencida. Su cara estaba roja como un tomate.

—Lo sabía. Pensé que ese podría ser el caso desde que vi tu actuación arriba del escenario.

—Ah…

Cuando Kiriha menciono el escenario, la cara de Harumi se puso aún más roja, y era incapaz de decir cosa alguna. Cuando Harumi desvió sus ojos por el pánico, ella vio a alguien que conocía.

—…Es ella, ¿Nijino-san?

—¿Eh?

Harumi instintivamente se detuvo, y Kiriha hizo lo mismo. Kiriha miro alrededor, tratando de encontrar a Yurika, pero no pudo encontrarla inmediatamente.

—Fufu, mira, por ahí.

Viendo eso, Harumi sonrió ligeramente mientras apuntaba hacia Yurika.

—Ah, tienes razón. Pero ellos estaban haciendo una fiesta de bienvenida para la estudiante transferida, así que ¿Por qué esta allí?

Era un pequeño parque. Y en la esquina del terreno de juego había unas colas familiares moviéndose.

 

Parte 4

En el parque, iluminado por el atardecer, el sonido de un columpio se podía oír. Desde que el sol se había ocultado, no había niños jugando ahí. Mientras la temperatura disminuía con la llegada del invierno, la única razón de que alguien estuviera ahí era si alguno de ellos realmente amaba jugar, o tenían una razón especial.

—Hmph. No me importa nada… Espero que todos ustedes sufran por las manos de Maki-chan después.

Yurika era la última. Ella era la única jugando en el columpio.

—¡Definitivamente no iré a salvarte! ¡Ni Theia-chan, Sanae-chan, Shizuka-chan o Satomi-san!  …Satomi-san fue un poco diferente esta vez, pero… nunca me creyó así que no lo voy a salvar!

Mientras Yurika movía el columpio, derramaba lágrimas de tristeza. En lugar de haber superado a Maki, ella estaba más impactada que las personas cercanas que no le habían creído. Desde que habían estado juntos por más de medio año, Yurika quería que al menos le creyeran cuando dijo que Maki era peligrosa.

—Todos ellos son tan maleducados.

Como resultado, Yurika abandonó su deber. Huir de la habitación en esa situación era lo mismo que rendirse ante su deber como chica mágica. Normalmente, Yurika debería quedarse y vigilar a Maki. Si ella trataba de usar magia para investigar, Yurika podía haberse interpuesto en su camino de intentar reunir más información. Hacer eso mientras los de su entorno no se daban cuenta de que era una chica mágica era su deber.

Sin embargo, Yurika no podría hacerlo. Una gran razón para eso era la gente en la habitación 106, la gente en la que había empezado a confiar, no le creía.

¿Por qué razón estaba peleando? Antes de que se diera cuenta, sus anteriores enemigos se habían convertido en su razón para pelar, y cuando esa gente la negó, eso llevó a que se rindiera. Cuando Yurika llegó por primera vez a la habitación 106, a ella probablemente no le habría importado. Pero justo ahora, Yurika no podía soportarlo. Ella estaba mortificada, no podía detener sus lágrimas.

—Nijino-san, Nijino-san.

Es por eso que Yurika se dio cuenta de Harumi después de que la había llamado varias veces.

—Nijino-san, ¿Qué sucede?

—¡Eh! ¿S-Sakuraba-senpai?

Ya que Yurika no había puesto atención a sus alrededores, estaba muy sorprendida por la aparición de Harumi.

—¿¡Kyaaa!?

—¡Nijino-san!

Ella estaba tan sorprendida que se cayó del columpio, pero desesperadamente se sostuvo agarrándose de la cadena.

—¿¡Estas bien, Nijino-san!?

—Es-Estoy bien, me asustaste un poco.

Yurika se tenía de la cadena mientras recuperaba el aliento. Debido a que estaba muy sorprendida, se olvidó de sus lágrimas.

—Ya veo, eso es bueno…

—Sakuraba-senpai ¿Por qué estás aquí?

—Fufufu, es porque esto está justo al lado del hospital.

Después de dejar salir un suspiro de aliento tras escuchar que Yurika estaba bien, Harumi mostró una gran sonrisa por la pregunta de Yurika.

—Ah, e-es correcto…

Al oír esto, Yurika finalmente cayó en cuenta de que estaba en el parque al lado del hospital. Ella no podía recordar mucho después de que salió corriendo de la habitación 106. Al ser conducida por sus fuertes emociones, ella corrió al azar y finalmente alcanzó ese parque. Preguntado sobre algo tan obvio, Yurika se ruborizó.

—“Así que, ¿Qué pasó, Yurika-san?

—Incluso Kiriha-san esta…

Cuando Kiriha apareció detrás de Harumi, Yurika se sorprendió de nuevo. Además de nunca haberse imaginado ver a Harumi y a Kiriha juntas, ella tampoco no sabía porque Kiriha estaba ahí para empezar.

—Ahora mismo… eso que… mis amigos y yo no nos podemos ver de frente por algo… no importa cuántas veces les diga la verdad, no me creerían… así que yo…

Mientras ella hablaba, recordó su sentimiento de tristeza y frustración, y las lágrimas que se habían detenido empezaron a derramarse de nuevo.

—Así que eso es lo que sucedió…

Tras escuchar a Yurika, Harumi mostró una expresión triste. Ella simpatizaba con Yurika, casi como si ella fuera quien había sido lastimada.

—……

Al parecer algo sucedió en la fiesta de bienvenida… Parece que debería dejarle esto a Sakuraba-senpai…

Consiguiendo el control sobre las circunstancias, Kiriha decidió no decir nada. Ya que ella no creía en la magia, ella sabía que si empezaba a hablar conseguiría hacer eso innecesariamente complicado.

—Así que es por eso que estas llorando en este lugar.

—…Si…

Yurika asintió con su cabeza y miro hacia abajo. Sus sentimientos habían sido heridos.

—Ya veo…

—…

Harumi miró gentilmente a Yurika. Ya que Yurika la estaba ayudando con Koutarou, ella ahora quería devolverle el favor.

—¿Puedo hacerte una pregunta?

—…Si…

Aun mirando hacia el suelo, Yurika respondió con un susurro.

—¿Qué te hizo estar triste, Nijino-san? ¿Que la verdad que no alcanzó a una gran cantidad amigos? ¿O que tus mejores amigos no te creyeran?

¿Ella estaba triste porque una gran cantidad amigos no aceptaron la verdad como hecho? ¿O la verdad no importaba y ella estaba triste por el hecho de que sus amigos más cercanos no le creyeran? Si ella no aclaraba esto, Harumi no sería capaz de consolar a Yurika.

—Eso es…

Yurika retuvo una respuesta. Normalmente, la respuesta estaría en la primera opción. Aquellos que no le habían creído eran completos extraños. Y entre ellos estaba sus supuestos enemigos. Pero a pesar de esto, Yurika estaba triste porque ese puñado de gente no le había creído. A pesar de que desde que eran enemigos, era natural para ellos no hacerlo.

—Que… mis mejores amigos no me crean es más doloroso…

La respuesta de Yurika la confundió a sí misma. Ella consideraba a sus supuestos enemigos como amigos cercanos.

«Ya veo, así que por eso siempre estoy tan frustrada y mortificada…»

Al principio, ella solo quería que Koutarou y los demás escaparan del peligro insospechado. Pero a medida que ella gastaba más tiempo con ellos, un deseo de que ellos le creyeran empezó a crecer. Eso fue porque ella había empezado a sentir amistad hacia ellos. Era por eso que hoy, cuando se enfrentó a la verdadera crisis, sin que ellos le creyeran fue increíblemente triste.

—Así que eso es así, En ese caso, ya tienes tu respuesta, Nijino-san.

Al escuchar la respuesta de Yurika, Harumi asintió.

—¿…Eh?

Confundida por las palabras de Harumi, Yurika levantó la vista del suelo, y miró a Harumi viéndola con una gentil expresión.

—Nijino-san, tu aún piensas en ellos como seres preciados para ti. Eso por eso que esta tan triste. Es por eso que necesitas que ellos te crean. ¿Bien?

Debido a que ella pensaba en ellos como amigos, estaba triste de que no le hubieran creído. Sus opciones eran o bien dejar de ser amigos con ellos, o convencerlos de que ella estaba diciendo la verdad. Cualquier otro método dejaría a Yurika con sentimientos de pesar.

—Sí, esa es la verdad… pero como puedo…

—Toma medidas. No sé qué quieres que ellos crean, Nijino-san, pero tú necesitas seguir haciendo que ellos lo crean.

—Seguir haciendo que ellos lo crean…

En el caso de Yurika que iba continuar su deber como chica mágica. Si Maki tenía como objetivo la habitación 106, su deber era protegerla.

—Tu solo puedes ganar a través de la acción. Si intentas convencerlos con palabras, engañarlos o embaucarlos, no podrás ganar la confianza que deseas, Nijino-san.

—Ya veo, a lo largo…

Ese fue el punto en el que Yurika se dio cuenta.

«A lo largo de este medio año, ¿Actué correctamente como una chica mágica? Aunque lo expliqué con palabras, nunca me comporte realmente como una…»

Y hoy, su enemiga con el nombre de Maki finalmente apareció. ¿No era esta finalmente la oportunidad para ganar la confianza que ella había esperado de Koutarou y los otros?

—¡Bien!

Yurika abofeteó sus mejillas con todas sus fuerzas. Cuando ella hizo eso, las lágrimas que habían reunidas alrededor de sus ojos se dispersaron, y las lágrimas brillaron bajo la puesta del sol.

Rokujouma_V5_100.jpg

—¡Lo entiendo, Sakuraba-senpai! ¡¡Lo haré lo mejor que pueda!!

Al mismo tiempo que las lágrimas habían caído en el suelo, un indomable espíritu y una sonrisa pudieron ser vistos en su cara.

—Da todo de ti, Nijino-san.

—Sí, ¡¡Perdón por hacer que te preocuparas, Sakuraba-senpai!! ¡¡Esta indignada Nijino Yurika dará todo de ella!!

Yurika saludó a Harumi de una manera cómica. Era como si su expresión triste de hace un momento fuese solo un sueño.

—Así que esto es Sakuraba Harumi…

Kiriha, quien había estado viendo silenciosamente a Harumi y a Yurika, dejó salir palabras de elogio.

Al ver la amabilidad, gentileza y su normalmente oculta fuerza de voluntad en persona, Kiriha podía percibir claramente que Sakuraba Harumi eventualmente se convertiría en una poderosa rival.

 

Parte 5

La fiesta de bienvenida de Maki finalizó después de que el reloj pasó las ocho. Continuar la fiesta después de las ocho podría molestar a los vecinos, así que la propietaria, Shizuka, le puso fin. Dicho esto, ya que la fiesta había iniciado justo antes de las cuatro, los participantes habían sido capaces de disfrutar al máximo.

—Al final, Yurika no regresó…

Al regresar a su casa, Maki murmuró a sí misma. Sus palabras resonaron a través de su habitación vacía. Era una oscura y solitaria habitación casi sin muebles.

—Aquella barrera mágica que apareció a las seis muy probablemente era de ella. Ella actuó como si fuera a entrar en una pelea y empezó a meterse en mi camino desde el exterior… Ella realmente debe tener a alguien inteligente de su parte. Que irritante…

Maki enfrento el centro de la habitación y extendió su mano.

—¡Ven, Twilight Wing[3]!

A lo largo de sus palabras, un báculo apareció en su mano. Su báculo, justo como la de Yurika, tenía un montón de decoraciones, y no parecía que estuviera diseñada para un uso práctico. La gran diferencia entre sus varas era el color. A diferencia de la inspiradora de la fantasía vara color rosa de Yurika, la vara de Maki tenía un más desolado, color índigo mate.

—Gema de comunicación mágica, activada. Canal abierto.

Maki alzó la vara sobre su cabeza y murmuró algo. Era el hechizo requerido para activar una herramienta mágica que ella había creado.

Respondiendo al encantamiento de Maki, la joya índigo enterrada en el techo empezó a brillar. Casi como si resonara, seis joyas enterradas en las paredes alrededor de Maki empezaron a brillar también. Los colores de las joyas eran, rojos, anaranjados, amarillos, verdes, azules y violetas. Incluyendo el índigo de Maki, eran todos los colores del arcoíris. Sin embargo, la luz emitida era de alguna manera oscura. Era más bien como si no estuviera emitiendo luz, sino oscuridad. Con el paso del tiempo, la luz emitida por las seis joyas gradualmente empezó a formar figuras de personas.

—Oh, ese uniforme de estudiante te queda, Maki.

A medida que la descarga de luz se estabilizaba, junto a cada una de las joyas había chicas usando trajes del mismo color que su joya.

Todas las seis chicas eran hologramas. La joya que Maki estaba usando era una herramienta mágica que le permitía hablar con gente muy lejos de manera holográfica.

—No te burles de mí. Me dijiste que me reportara, así que pasé a través de todos los problemas para contactarte.

—Mi error, no te alteres.

La chica de rojo dejó caer sus hombros mientras Maki respondía.

—Realmente ahora, tu realmente eres…

A pesar de estar rodeada por seis chicas, Maki no mostraba signos de cobardía. Maki y las otras seis chicas estaban todas sobre un fondo plano. Esas chicas eran sus aliadas. Esas siete chicas, incluida Maki, constituían los funcionarios del enemigo de Yurika, Darkness Rainbow.

—Así que ¿Cómo fue? ¿El nuevo arcoíris y esa concentración mágica?

Al ver que Maki y la chica de rojo habían terminado de hablar, la chica de violeta abrió su boca. De las siete, ella era la más madura, y por lo general ostentaba el papel de presidente.

—Primero que todo, respecto a Rainbow Yurika, no estoy segura.

—¿A qué te refieres?

—Sus habilidades no son del todo malas, pero, parece que tiene a alguien bastante inteligente trabajando con ella.

Maki empezó su explicación. Ella habló sobre como Yurika podía manipular la información a través del uso del cosplay, y como ella se interpuso en el camino de la investigación de la habitación 106 de Maki desde el exterior.

—Así que no pude ver el alcance total de todo. Todo lo que sé es que ella es inferior a su predecesora, Rainbow Nana.

—Seguro que es un poco.

—Si fuéramos a pelear, quién sabe qué tipo de interrupción se pondría en el camino.

—Maki, podría ser que el cómplice es más problemático. Al final, la magia es solo poder. Dependiendo de su uso, su efecto podría aumentar en un gran factor.

—Pienso lo mismo.

La chica de violeta estuvo de acuerdo con Maki. Las dos asintieron la una a la otra con expresiones serias en sus caras.

—Solo debes aplastar a ese cobarde de inmediato.

La chica de rojo dejó salir una voz disgustada. Ella era simple y sencilla, así que esa discusión la irritaba.

—No es tan simple. Justo ahora el estado mental de Yurika es perfectamente estable. Ella es completamente diferente a la de hace ocho meses.

Ocho meses antes, después de que acababa de conseguir el deber y el poder de Rainbow Nana, la presión de su deber y la constante aparición de enemigos eran casi suficientes para destrozarla. Por esto, ella corrió por todas partes y usó su magia sin pensar en las consecuencias. Pero ahora, Yurika era diferente. Era verdad que ella aún era una cobarde, pero no estaba tan asustada como en aquel entonces.

—Esa podría ser la influencia de ese cómplice.

—Eso es muy posible. La existencia de un aliado en el que ella pueda confiar debe haber estabilizado su estado mental.

Maki y la chica de violeta asintieron una vez más. Pero Maki estaba algo irritada.

«Para pensar que ella confiaría en otros, ella realmente es una tonta. La gente te traicionará tan pronto como tengan la oportunidad. La única cosa en la que puedes creer es el poder. ¡Poder que abruma por completo a los otros!»

Maki estaba irritada de que Yurika hubiera encontrado aliados en los que podía confiar y aquellos aliados que a su vez permitieron que su estado mental se estabilizara.

—Y también está la posibilidad de que ellos tengan otro plan listo. Es peligroso depender de la fuerza.

—Geez, que dolor…

La chica de rojo frunció el ceño y se rascó la cabeza.

—Eso es suficiente acerca de Rainbow. Así que. ¿Qué tal esa concentración de poder mágico?

La siguiente en hablar fue la chica de anaranjado. Ella tenía el cabello corto y ojos grandes que desprendían una impresión enérgica.

—Estuve cerca y le di un pequeño examen.

—Como se esperaba de Navi-chan, haces las cosas rápido.

No le gustaba ser llamada «Navi-chan» por la chica de anaranjado, Maki frunció ligeramente el ceño.

—…Ese poder mágico en esa habitación es masivo. Poder mágico que normalmente sólo se encuentra en artefactos mágicos se está concentrando en ese lugar.

Fuera de todos los objetos mágicos, los artefactos se dicen que tienen el poder de leyendas.

Estos tienen poderes incomprensibles, pero el método para producirlos se había perdido, y era casi imposible crearlos hoy en día. Los únicos métodos para producirlos no eran realistas debido al tiempo requerido. Por esto, los artefactos eran los objetos mágicos definitivos que se dice, fueron creados por dios.

—Wow ¿¡Tanto!?

La sorpresa de la chica de anaranjado fue algo exagerada, pero Maki la ignoró y siguió hablando.

—Si lo podemos controlar completamente, vamos a tomarle la delantera a Rainbow Heart. Aún más, podríamos incluso ser capaces de alterar el balance de poder en Folsaria.

—¡Entonces no podemos simplemente dejar que suceda!

La chica de anaranjado sacudía su cabello y sus ojos brillaban. Las chicas de Darkness Rainbow estaban intentadas derrocar al país mágico, Folsaria, por sus propias razones. Por esto, siempre estaban en la búsqueda de poderosos artefactos o algo de poder similar.

—Pero Maki, ¿Seríamos capaces de controlar ese poder?

—Cuando estaba intentando examinar eso a fondo, Yurika se metió en mi camino.

En su fiesta de bienvenida, Maki había tratado de usar su magia para investigar el poder mágico. Pero era difícil usar algunos hechizos poderosos mientras participaba. A lo mejor, ella podía pretender como si presumiera su cosplay, aunque no consiguió muchas posibilidades. Además de eso, teniendo una pelea falsa y huir de la habitación, Yurika hubiera intervenido con su propia magia desde afuera, y Maki no habría sido capaz de investigar correctamente. Yurika podía usar más hechizos poderosos mientras se escondía en el exterior.

—Así lo que incluso aquí, ese cómplice es un problema…

—Yo pienso que es alguien increíblemente inteligente. Ellos siempre están un paso adelante.

—Lo que significa, ¿Cuánto de una fiesta de bienvenida se supone que era esa fiesta…?

—¿Cuánto? ¿A qué te refieres?

Maki mostró una expresión de confusión cuando la chica de violeta habló.

—Si eso era una fiesta de bienvenida celebrada en esa habitación, tu definitivamente irías. Y si tú estabas en esa habitación, definitivamente usarías magia. Maki, podría ser que en cambio alguien tomo información de ti.

Al oír su explicación, Maki estaba tan sorprendida que incluso olvidó hacer una expresión.

—Ese es el caso más probable. En realidad, no conseguiste ninguna información importante respecto al poder mágico, ¿Verdad? Fuiste atraída a esa habitación y la información de tu magia fue tomada.

—¡Kuh, he sido estafada! ¡Y no solo por Yurika, sino también por una persona normal!

Esta realidad no era más que una completa desgracia para Maki. Si su oponente era una chica mágica era una cosa, pero ella había sido derrotada por una persona normal sin ningún poder. Y si la chica de violeta no lo hubiera señalado, Maki ni siquiera se habría dado cuenta de su derrota. Maki había sido leída como un libro abierto y jugada.

“¡El pensar que esta maga índigo tendría su mente manipulada!

La magia índigo que Maki usaba, era utilizada para manipular las mentes. Así que Maki, la mente era suya para manipular. Teniendo su propia mente manipulada, y siendo jugada de esta manera, era completamente inaceptable.

—Entiendo que estés frustrada, ya que perdiste, pero cálmate un poco.

—¡Cállate!

Tras haber sido criticada por la chica de rojo, Maki levantó la voz enfadada y la miró.

—Oh, qué miedo. Pero eso es lo que siempre me respondes, Maki.

Sin embargo, oídas las siguientes palabras, Maki recobró la calma.

—…Perdón por gritar.

—¿No se siente bien, dejarse llevar de vez en cuando?

—Voy a dejar las cosas así.

Después de tomar varias respiraciones profundas, Maki recuperó su calma y sonrió.

—¿Entonces qué harás, Navy-chan? ¿Esperar a que nos agrupemos?

Sobre eso, estaba pensando en colarme en esa habitación.

—Eso es peligroso. Con ese cómplice, no puedo recomendar apresurar las cosas.

Al oír las palabras de Maki, la chica de violeta mostró una expresión de preocupación.

—Esa es exactamente la razón.

No obstante, Maki tenía una expresión seria en su cara. No tenía intención de forzarse a sí misma. Esta fue una decisión calmada que ella tomó.

—El enemigo es capaz de semejantes planes. Su ventaja aumentará cuanto más esperemos. Y antes de que las siete ataquemos a la vez, me gustaría ahuyentar al cómplice. Si no me deshago del cómplice primero, cometeremos el mimo error otra vez.

Maki no quería repetir el error que habían hecho cuando pelearon contra Rainbow Nana. Por ese error, Darkness Rainbow fue incapaz de continuar sus operaciones por más de medio año.

—Ya veo… Así que tu objetivo es el cómplice y no el poder mágico…

—Desde luego, si tengo la posibilidad de tomar el control de eso, me gustaría. Pero ya que no habría problemas después de tomar el control, no tengo intención de forzarlo.

Incluso si Maki obtenía el control de la habitación 106, hasta que las otras seis llegaran, ella tendría que proteger la habitación completamente sola de Yurika. Con eso en mente, tomar el control de la habitación ahora no era muy realista.

—Están esas otras personas de las que no sabemos nada que también están en esa habitación.

—Tu dijiste que aparte de ese chico, hay dos chicas extranjeras y una de cabello negro.

—Si, a diferencia de la chica de cabello negro, ellas estaban en la fiesta de bienvenida.

—Hey, Navy-chan, dijiste algo sobre que había una fantasma también, pero ¿Está bien olvidarnos de ella?

—La observe mientras pretendía que no la podía ver, y ella parecía estar comunicándose con los residentes. Sin embargo, aún no está muy claro si ella está empleada por ellos o no.

—Pero Maki, si tratas de hacer algo en esa habitación, ¿No te interrumpirían esas chicas?

—Eso es por lo que estoy preocupada, así que, si van a hacerlo, sería mejor hacerlo durante el día mientras ellas están en la escuela.

Maki y las otras estaban al corriente de Sanae, Theia, Ruth y Kiriha. Pero esas chicas no creían en la identidad de Yurika, por lo que no las tuvieron en cuenta a todas como una amenaza.

«Una de ellas es probablemente el cómplice de Yurika…»

Maki estaba pensando que tal vez Theia, Ruth o Kiriha era el cómplice de Yurika. Ella había ido a la fiesta de bienvenida para descubrir exactamente quién era, si era posible. Eso era porque si ella atacaba la habitación mientras estaban fuera, solo Yurika y su cómplice tomarían medidas.

—Lo entiendo, en ese caso no tengo objeciones.

—Estoy de acuerdo también.

—¡Yo también!

Las chicas aceptaron una tras otra. Al final, las seis estuvieron de acuerdo con el plan de Maki. Antes que nada, ellas necesitarían recoger información. Ya que la mayoría de los miembros habían sido incapacitados con la pelea contra Rainbow Nana, estaban siendo muy prudentes.

«¡Sólo espera, Rainbow Yurika! ¡Y ese maldito cómplice también! ¡Yo revelaré tu identidad bastante pronto!»

Y así, a través de Maki, el masivo malentendido respecto a Yurika, se propagó a través de Darkenss Rainbow.

 

Notas de OmAn94: Buena fumada la de este escritor, lo digo porque me he leído todos los spoilers de esta serie, y al final esa fuente mágica ya sé de donde viene… :V Aunque me encantaría leer desde el vol. 13 en adelante, que es donde la historia realmente se pone interesante…. :v BTW Aleister, hay partes que no me quedo claro lo que quería transmitir, si no lo leo en ingles no me entero… :v

[1] C/N: Poe qué nadie aprende a utilizar el guion largo en los diálogos —————————— >:V

[2] El contexto del cosplay

[3] Ala del Crepúsculo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s