Zero Kara Hajimeru Mahou no Sho Volumen 1

Prólogo

 

Mientras el atardecer teñía el mundo de rojo, algo estaba ardiendo.

Como si fuera una hoguera, el fuego abrazador generaba una columna de humo sofocante que perforaba los cielos.

El olor de la carne quemándose.

Las palabras de una oración siendo leídas.

El repiqueteo de una campanada.

Los aplausos de la multitud resonaron por toda la plaza, con la flama que quemaba al demonio en el centro.

Desde el frente de la multitud, vi a la bruja arder. Mientras aplaudía ante la vista de su figura sollozando y retorciéndose…

“El río se desbordo por la lluvia increíblemente intensa. La inundación asesino a muchas personas y arraso la mitad de los campos. Escuche que todo eso es culpa de la bruja.”

Las voces se extendieron desde el centro de la multitud, de uno concordando, “aterrador, eh…” a una voz aguda gritando “¡Regrésame a mi familia, asesina!” Una piedra vuela por el aire, golpeando a duras penas a la bruja retorciéndose.

“Realmente es aterrador, huh… he escuchado de brujas sólo en cotilleos últimamente, pero una en realidad estaba tan cerca… ¿en dónde demonios se estaba ocultando? Secuestraba bebes para usarlos como sacrificios, ¿cierto? Escuche que hay una montaña de cadáveres en su escondite.”

“Fueron los Caballeros de la Iglesia quienes encontraron la guarida de la bruja, sabes. Normalmente parece que sólo están holgazaneando, pero cuando de verdad importa, definitivamente puedes confiar en la Iglesia para conseguir ayuda. Sólo dios puede detener a estos demonios conocidos como brujas.”

A la final, la bruja forcejeando, retorciéndose, y gritando dejo de moverse, su figura quedo como una solitaria sombra entre las flamas brillantes. Seguro lo tienes bien merecido, ¿no, bruja? 

Mientras celebrara en mi interior, sonreí con superioridad.

“¡Escúchenme, creyentes!” El sacerdote que quemo a la bruja y recito la oración proclamo.

“¡Aquí, hemos triunfado sobre el mal! ¡La vil bruja que practico hechicería, invoco demonios, y propago terror y caos ya no está!”

“¡Hurra!” La multitud se regocijo.

Aplausos de “¡Larga vida a la Iglesia!” resonaron por el aire, mientras el fuego se encandecía con el entusiasmo de la multitud.

Es el año 526.

En este mundo, las brujas practicaban la arraigada arte de hechicería…

Mientras la emergente arte de magia aún estaba en sus comienzos.