Tate no Yuusha Volumen 1

 

Capítulo 1

Una Invocación Real

“¿Eh?”

Había ido a la biblioteca para hacer un poco de lectura.

Mi nombre es Iwatani Naofumi, y soy un estudiante universitario de segundo año. También estoy consciente que soy un poco más nerd que el resto de mis compañeros de clase. Desde que me interese en los juegos, el anime, y otros pasatiempos otakus, les he asignado más de mi tiempo que a mis estudios actuales.

Mis padres saben esto de mí, así que se rindieron conmigo muy pronto. En cambio enviaron a mi hermano a una famosa escuela preparatoria en un esfuerzo de “asegurar su futuro”. Pero la presión fue demasiada para él. Se cansó de todos los estudios y se convirtió en un adolescente problemático, pintándose el pelo y gritando obscenidades alrededor de la casa. Por un tiempo la familia entera fue miserable.

Pero entonces el salvador apareció para salvar el día: ¡Yo!

Él siempre estaba frunciendo el ceño y burlándose de los demás, pero tenía un ingenioso plan en la manga: Le sugerí que intentara jugar un juego, uno popular. Era un simulador de citas, del tipo donde puedes ir a citas con chicas lindas.[1]

“¿Qué demonios?”

“Solo inténtalo. Forzosamente no tiene que gustarte.”

Dije eso porque sabía el verdadero motivo por el cual él se había convertido en semejante idiota.

Mientras crecíamos, nuestros padres siempre me habían dado todo lo que pedía— pero él nunca recibió el mismo tratamiento. Quería la libertad que siempre tuve. De cualquier manera soy un especialista cuando se trata de divertirse, así que estaba interesado en el juego que le sugerí, aunque sólo fuera porque soy una autoridad cuando se trata de diversión. Él me dijo esto, más tarde.

Pasare directo al final: Ahora hay un otaku más en el mundo.

Si ahora entras a su habitación, podrás ver posters y figuras del mismo juego que le presente. No solo eso, pero también se ha vuelvo a dedicar a sus estudios, se metió a una gran escuela y aparentemente está en la cima de su clase.

Mis padres estaban tan felices por mi intervención que me han mimado incluso más como resultado, por lo que actualmente llevo una vida muy libre como estudiante universitario.

Está bien, eso fue un poco de divagación. Había ido a la biblioteca para hacer un poco de lectura.

Mis padres me dan una mesada de 10,000 yenes todos los meses. Los juegos y revistas obscenas, novelas ligeras y mangas que mis amigos y yo compramos se comen esa mesada bastante rápido. Tengo un trabajo a tiempo parcial que me da aproximadamente unos 50,000 yenes por mes, lo cual es genial, pero utilizo todo ese dinero en los diversos festivales en los que participo en los meses de verano e invierno.

Mi hermano no es el tipo de persona que se desvía de su camino para participar en un festival, pero nuestros padres nos rentaron una habitación cerca del área de los festivales para alentar su participación. Bueno, lo que sea, tienen sus propias vidas que vivir por lo que ellos no pueden darme tanto dinero. Tratan de ayudarnos cubriendo nuestra colegiatura y renta, así que eso es suficiente.  Entonces cuando necesito ahorrar dinero, cuando no tengo mucho dinero, voy a leer a las librerías o a la biblioteca. Si tengo tiempo libre, me gusta jugar juegos en línea, pero si de verdad quieres volverte bueno en ellos no hay fin para el tiempo que podrías invertir en un personaje.

Además, me considero un aprendiz de todo, maestro de nada, y realmente no soy el tipo que invierte todo su tiempo en una cosa particular. Eso, e incluso cuando me meto en un juego, realmente no me preocupo acerca de subir de nivel a mi personaje. Termino obsesionado con recolectar dinero en un mundo virtual. Aun cuando escribo estas palabras, tengo a la venta personajes y artículos raros que conseguí.

Gracias a esas ventas, de alguna forma me las arregle para asegurar tiempo libre para mí mismo en el mundo real.

Bien entonces, estaba allí en la biblioteca cuando toda esa locura comenzó.

Estaba revisando una estantería vieja en el rincón que estaba dedicado a las novelas de fantasía. Creo que esa fantasía tiene una historia que es al menos tan larga como la historia humana registrada. Quiero decir, si realmente piensas en ello, incluso la biblia es un tipo de novela de fantasía.

¿Los Crónicas de las Cuatro Armas Sagradas?

Este libro viejo acaba de caer del estante. El titulo era bastante difícil de distinguir, supongo que quienquiera que lo haya leído no tuvo tiempo de dejarlo donde estaba en forma segura. Lo que sea, descubrirlo probablemente sea el destino, lo lleve a la mesa, me senté, y lo abrí.

Voltear… Voltear…

Era el tipo de libro que empieza contándote sobre el propio mundo de fantasía. Para resumir, parecía ser acerca de un mundo diferente, uno con una preocupante profecía apocalíptica. La profecía dice que muchas oleadas de gran destrucción arrasarían con el mundo hasta que no quedará nada. Para evitar el desastre y escapar de la destrucción, las personas tendrían que llamar a héroes de otro mundo para que vengan a salvarlos. O algo como eso, de todos modos.

Mmm, bueno, ahora la idea parece bastante cliché, pero algo acerca del libro siendo tan viejo se sentía, irónicamente, original.

Así que los cuatro héroes poseían un arma.

Espada, lanza, arco, y escudo.

Comencé a apenarme con el contenido. Quiero decir, cuando piensas en ello, un escudo ni siquiera es un arma en absoluto. De todos modos, comencé a hojear.

Los cuatro emprendieron un viaje para entrenar, obtener fuerza, perfeccionarse a sí mismos, y detener la profetizada destrucción del mundo.

Sacudí mi cabeza, casi me había quedado dormido en mi asiento. Fue demasiado, estaba bostezando. Y el libro era tan anticuado. Quiero decir, no había lindas heroínas en absoluto. La única chica era la princesa, y era horrible porque era manipuladora y estaba obsesionada con los héroes. Seguía lanzando miradas insinuantes a todos ellos, enfrentándolos entre sí. Deseaba que escogiera a uno de ellos para que se centrara en él.

El Héroe de la Espada era activo y poderoso; el Héroe de la Lanza valoraba y protegía a sus amigos, y el Héroe del Arco no toleraría la injusticia. Todos los héroes eran buenas personas con grandes personalidades. No hay muchas historias como esas estos días. ¿Conoces el tipo donde todos los personajes comparten el centro de atención?

¿Qué es esto? La historia estaba cambiando para hablar del Héroe del Escudo.

“¿Eh?”

Di vuelta la página y deje salir un grito involuntario. Todas las páginas después de la introducción del Héroe del Escudo estaban en blanco. Seguía volteando, seguía mirándolas, pero todas estaban en blanco. No había nada más en el libro.

“¿Qué demonios?”

Estaba pensando sobre lo extraño que era todo cuando comencé a sentirme mareado.

“¿Eh? ¿Qué es…?” Escuche mi propio murmullo desconcertado y sentí mi consciencia escapando… Nunca había soñado con esto, había sido transportado a otro mundo.

 

 

 

 

 

[1] ¡Alei aprueba esto!