Isekai Smartphone Volumen 2 – Capítulo 2

Capítulo II: Al reino de los Semihumanos

Todo lo que podía escuchar era el traqueteo de nuestro carruaje. Seguimos el camino mientras manejábamos un convoy de tres vagones de largo, cada uno tirado por dos caballos.

El de enfrente contenía cinco caballeros de Belfast, mientras que el de atrás tenía la misma cantidad de soldados de Mismede. Estaban resguardando el carruaje de en medio, en el que estaba mi equipo, la embajadora de Mismede Olga y su hermana pequeña Arma.

Linze y Elze se sentaron enfrente mientras el resto de nosotros estábamos en una calurosa pelea dentro del carruaje.

“Grr… ¡aquí, aquí está!” Yae se volteó una de las muchas cartas bocabajo. Y, tan triste como podía ser, era una carta con un número diferente al que había revelado anteriormente.

“Qué mala suerte. La respuesta correcta estaba aquí y aquí.” Era el turno de Yumina. Sin dudar, volteó dos cartas… las cuales tenían dos de espadas y corazones.  Tomó ambas de la mesa.

Mientras Yumina, Yae y Arma jugaban un juego de memoria usando cartas, Olga y yo jugábamos shogi.

No hacer nada más que dejar que la vibración del carruaje nos moviera, era aburrido, así que sacamos un tablero de shogi. Entonces, usé [Drawing] para imprimir unos papeles y lo combiné con [Modeling] para crear un mazo de cartas.

Tomaría mucho tiempo explicarles las reglas del póker y eso, así que en su lugar les enseñé un simple juego de memoria. Sin embargo, Yae era un poco inútil recordando cosas, así que perdió en todas las rondas.

“Fui derrotada de nuevo, lo fui…”

“Parece que no es tu juego Yae.” Con una sonrisa nerviosa moví una de mis piezas.

“Y jaque mate.”

“¡Argh…!” Olga miró el tablero. Era inútil. No había nada que pudiera hacer.

“Así que fui derrotada… Eres mucho mejor que yo Touya.” Dijo Olga, con una expresión sobria. La verdad, en lo que respecta a los jugadores de shogi, estaba entre los más débiles. Pero, le había enseñado a jugar ese mismo día, así que era obvio que perdería. Honestamente, estaba preocupado qué tan buena se volvería con algunas partidas más. Por lo tanto, me tomé la libertad de terminarlo y aceptar la victoria antes de que eso pasara.

“Yae, cambiemos. Trata de jugar con Olga.”

“Muy bien. Dolan-dono me enseñó a jugar shogi en Luna Plateada así que tendré más suerte aquí, la tendré…” ¿Te enseñó? Parecía que te había obligado a jugar con él…

“Muy bien, ¿qué tal si intentamos algo más que memoria?” Después de cambiar con Yae, barajé mis cartas hechas a mano, añadí un joker y comencé a explicar las reglas de otro juego a Yumina y Arma. Era un juego donde las tácticas eran la llave de la victoria – el juego extremadamente avanzado de Babanuki*. (Solterona)

“Fgahh…” Kohaku estaba durmiendo plácidamente en una esquina del carruaje.

Una vez aprendidas las reglas, las dos estaban cautivadas con el Babanuki, mientras Yae y Olga, quienes estaban en un encuentro de habilidad, miraban al tablero de shogi con gran intensidad. Así es como pasamos nuestro turbulento viaje a Mismede.

“Y entonces, el hombre bestia gato con botas se volvió un noble y vivió feliz por siempre.” El final de mi cuento de acampar fue recibido con aplausos y silbidos de los presentes. No pude evitar sonrojarme un poco. Empezó como una pequeña historia antes de dormir, pero me atrapó el momento e hice algo más grande.

“¡Eso fue genial Touya!” Arma habló emocionada mientras sus orejas se movían de emoción. Pude ver también que su esponjosa cola se movía de un lado a otro.

“Fue una maravillosa historia Touya. Debo preguntar. ¿Dónde la aprendiste?”

“Ah, la aprendí de un tipo que una vez fue adonde vivía antes.”  Respondí al cuestionamiento de Olga con una mentirilla. Los soldados de Mismede que se juntaron en la fogata parecían haber disfrutado de la historia. Una historia de un hombre bestia gato con botas quien salvó a su maestro e hizo muchas otras cosas buenas. Una criatura hábil con la espada y de mente ágil.

Con la discriminación que enfrentaban los hombres bestia, asumí que esas buenas historias donde ellos alcanzaban la prosperidad eran pocas. Aunque, esperaba que perdonaran la dramatización que añadí.

“Touya sabe muchas historias.”

“¿¡En serio!? ¡Cuéntanos más Touya!” Las palabras de Yumina hicieron que se le iluminaran los ojos a Arma. La pequeña niña zorro emocionada se inclinó hacia mí. Estoy contento de que ambas se lleven tan bien. Supongo que debe ser fácil hablar con alguien de tu misma edad.

“Eso es todo por hoy. Espera mañana para más.” Con una sonrisa, rechacé gentilmente la petición Arma.

De repente, uno de los soldados de Mismede más pequeños se paró y puso su dedo cerca de su boca, señalando a todos que guardaran silencio. Las orejas en su cabeza se estaban moviendo. ¿Lucen como…orejas de conejo? Supongo que es un hombre bestia conejo.

“Hay muchas personas acercándose a nuestra posición.  Están acercándose sigilosamente… Somos su objetivo, no hay duda de ello.” Sus palabras hicieron que los otros soldados desenvainaran sus espadas y agudizaran sus sentidos. Estaban por hacer su trabajo, básicamente. Entraron en formación defensiva para proteger a Olga y Arma. Los caballeros de Belfast también dejaron el carruaje y comenzaron a observar sus alrededores.

“¿Quiénes son?” Pregunté.

“Probablemente bandidos. No son una gran amenaza, pero son problemáticos en grandes números.” El que respondió fue el capitán del grupo de escolta militar de Mismede. Era un hombre bestia lobo que se especializaba en espadas de dos manos.

<<Maestro, definitivamente hay personas alrededor que nos buscan. Tampoco creo que sean amigables. Es como el lobo dijo, son como bandidos>> Kohaku habló en un tono que sólo yo podía escuchar.

¿Bandidos? Supongo que es hora de investigar.

Tomé mi Smartphone y abrí la app del mapa. Mostró los alrededores. Bien… una simple búsqueda de “bandidos” obtuvo muchos pines en el mapa. Whoa, hay una buena cantidad de ellos.

“Ocho al norte, cinco al este, ocho al sur y siete al oeste. Hay veintiocho en total.”

“¿¡También puedes sentirlos!?” El capitán se volteó con sorpresa. Estábamos siendo superados en número. No era que no pudiéramos ganar, pero probablemente no saldríamos ilesos.

“…Supongo que puedo internarlo.” Era la oportunidad de probar una aplicación específica de unos de mis conjuros. Por su bien, debería servir, pero…

“[Enchant]: [Multiple].” Encanté el mapa con un conjuro Neutro que permitía activación simultánea y abreviación continua de encantamientos. Uno por uno, toque los marcadores de los bandidos en la pantalla, haciéndolos mis objetivos. Era una molestia, pero lo hice muy rápido, en serio.

“[Paralyze].” Con eso, desaté el conjuro sobre todos los que estaban marcados en el mapa. Un momento después, podía escuchar muchos gruñidos y golpes alrededor.

“¡Ugh!”

“¡Ngh!”

“¡Gyah!”

“¡Hhgh!”

“¡Ahgh!”

Un conjunto de voces sonaron y después vino con un sonido de hombres colapsando. Aparentemente, sirvió.

“¿Qu-qué hiciste?”

“Usé un conjuro de parálisis. Deben estar inmovilizados ahora, creo…”

“¡¿Qué, todos?!”

“Si no hay más de veintiocho, entonces sí.” Debido al funcionamiento de mi conjuro [Search], mis objetivos sólo funcionarían a los que juzgue como “bandidos”. En otras palabras, si eran personas normales que se veían como bandidos para mí, estarían atrapados con mi conjuro. Pero eso no era posible, dado donde nos encontrábamos. Aun así decidí usar [Paralyze] por si acaso. No quería lastimar a terceros.

Los soldados y caballeros entraron en el bosque y trajeron a los bandidos colapsados. Veintiocho en total, como esperaba. Cada uno tenía un tatuaje en forma de lagartija en las manos, lo cual era el símbolo de su grupo. Eran compañeros de crimen, no había duda.

“¡Asombroso! Te encargaste de ellos en un instante…” Olga dijo, claramente asombrada.

“Lo bueno es que ninguno porta un talismán mágico. Conjuros como [Paralyze] son bloqueados con la mínima resistencia mágica.” Estaba contento de que no estuvieran preparados para ello.

Aun si los usasen, habría algunos problemas con mi método. Para empezar, tuve suerte de que ninguno se moviera mucho, porque sería más difícil localizar el blanco en movimiento. Además, el proceso de marcar el objetivo era muy tedioso.

“Bueno, sirvió. No esperaba que algo así sucediera.” El capitán de la guardia dijo.

“Honestamente, todo fue por el tipo que los escuchó venir. Es muy impresionante.”

“Oh, ¿te refieres a Lain?  Es un hombre bestia conejo. No encontraras mejor par de orejas.” El capitán rio mientras arrastraba a un bandido y miró al chico de orejas de conejo. Era un pequeño y sumiso chico pelirrojo. Lucía de mi edad. Ah, se llama Lain. Oh, por cierto, el nombre del capitán lobo era Garm.

“La parálisis debe durar una hora en humanos. ¿Qué hacemos con ellos?”

“Bueno, nosotros en Mismede, podríamos aprovechar en matarlos antes de que las cosas se tornen feas, pero supongo que no es como hacer las cosas aquí.” Garm habló con el capitán de los caballeros de Belfast. El que vino era un joven rubio en armadura. Rayos, ese tipo es guapo…

Lyon Blitz, un caballero que pertenecía a la primera orden del reino. Veintiún años de edad. Era el hijo de León Blitz, yo seguía teniendo problemas relacionándolos a ambos. Aunque definitivamente era el segundo hijo del general, el pulcro y diligente Lyon que era diferente a su excéntrico padre.

Después de escuchar la explicación de la situación, Lyon tomó un momento para reflexionar antes de proponer su solución.

“Por ahora, dejémoslos atados y mandemos un mensajero montado al siguiente pueblo para traer algunos guardias. Deberían llegar por la mañana, así que les entregamos los bandidos a ellos y continuamos con nuestro viaje. ¿Qué dices?” Garm no parecía tener objeciones, así que nuestro curso de acción estaba decidido. Amarramos y juntamos a los bandidos. Para estar en un lugar seguro, usé magia de tierra para cavar algunos hoyos y los enterramos, dejando sólo las cabezas expuestas. Con la magia de parálisis aun activa, parecía un pequeño campo de cabezas. Esto se ve muy surreal…

“Debemos encargarnos de estos rufianes, mientras los soldados de Mismede vigilaran otras amenazas externas. Te dejo la princesa a ti, Sir Touya.” Lyon me murmuró esas palabras en el oído.

Pasaba que, dejando de lado a mi grupo y a Olga, él era el único que sabía que Yumina era la princesa real de Belfast. Al parecer nadie había conocido a Yumina antes, por lo que no había que preocuparse de que su identidad fuera revelada. Incluso el resto de los caballeros de Belfast nunca habían trabajado en el castillo.

Lyon era el único enterado de mi estado tentativo como prometido de Yumina. No estaba informado del tema pero no me sorprendería que a él se le hubiera asignado protegerla.

“Sir Lyon, me disculpo por los problemas.” Olga se dirigió con él y expresó su gratitud con una brillante sonrisa en su rostro. El joven caballero entró en un estado de vergüenza como respuesta.

“Ah, n-no hay necesidad de ello. ¡E-es sólo parte de mi trabajo! ¡Ni lo mencione, en serio!” Su actitud genial se esfumó, y el rostro del joven rubio se enrojeció mientras hablaba con Olga. Al verlo, la hermosa joven rio de manera confusa.

Ohoho… Con que sí son las cosas. Me aparté, verificando que no lo notaran. Parado detrás de uno de los carruajes, observé en silencio a los dos platicando con entusiasmo.

“Ah, el amor juvenil.”

“Sí, es hermoso…”

“Sí, lo es.”

“Qué maravilloso…”

¿Cuándo llegaron aquí chicas…? Las gemelas, la samurái y la princesa con Kohaku en manos, estaban junto a mí, observando a ese par.

“Me pregunto si Olga-dono sabrá qué es lo que siente Lyon-dono por ella.”

“Estoy segura que lo sabe. A diferencia de alguien, no es tan tonta.” Dijo Yumina. ¿Huh? ¿Por qué me miran chicas?

“…La estupidez es una cosa, pero creo que Touya va más allá de eso.” Dijo Linze.

“Oh, estoy de acuerdo.” Proclamó Elze mientras asentía con la cabeza.

“No estoy segura qué le hace tener esa actitud, no lo estoy.” Yae entró con eso a la conversación.

“¡¿Sabes de lo que estamos hablando?!  ¡Siéntate!”  Elze me grito, claramente enojada por alguna razón.

“¡¿Qu-qué?!” No lo entiendo. ¿De qué va todo esto? Sin poder resistirme, fui forzado a sentarme y ser expuesto a una cantidad ridícula de regaños sin razón. ¿Por qué? Con todas esas palabras de aquí a allá, el extraño evento continuó hasta el anochecer.

◊◊◊

“Debe ser una broma, ¿cierto? Esto no es un rio; es un océano…” Agua azul marino hasta donde  podía ver… Aunque, podía ver la frontera de la bahía opuesta si me enfocaba mucho. Me recordó la vez que fui a Aomori cuando era niño y podía ver Hokkaido desde el Cabo Omazaki. Entonces, el rio era tan ancho como el Estrecho Tsugaru.

Después de seis días de viaje, finalmente llegamos a Canaan – el pueblo más al sur del Reino Belfast. El plan era tomar un barco y cruzar al pueblo de Langley en Mismede.

Naturalmente, ser un pueblo que conectaba dos reinos, Canaan tenía un número significativo de semihumanos. Había hombres bestia perro y gato, también algunos tenían alas en sus espaldas o cuernos adornando sus cabezas. Sin mencionar los tipos dragón con escamas cubriendo ciertas parte de sus cuerpos y gruesas colas detrás de ellos. De lo que podía decir, los humanos y semihumanos  de los alrededores coexistían en armonía.

Cuando llegamos a la orilla del lago, el cual lucía más como un puerto, por cierto, vimos un buen número de botes. Sin embargo, todos eran pequeños. Podía ver algunos de tamaño medio, pero ninguno destacaba por su tamaño.

Todos eran botes de navegación, pero no muchos tenían velas, haciéndolos ver muy normales. Me dijeron que a los pasajeros siempre se unían usuarios de magia de viento quienes podían llevar el bote al otro lado en dos horas, así que un diseño simple era lo óptimo. Considerando qué tan gentil era la corriente del rio, podía entender la razón.

Okay, dejaremos lo carruajes aquí y cruzaremos en bote hacia Mismede. Al parecer, había otro carruaje esperado por nosotros del otro lado.

Dejamos la renta del bote a Olga, Garm y lo demás soldados de Mismede. A un lado del camino, no muy lejos del bote, había un mercado.

“Oh, es un puesto de manualidades.”

“Y este vende seda… Wow, puedes encontrar muchas cosas.” Arma y Yumina miraron la mercancía siendo vendida. Bueno, este es el último pueblo de Belfast antes de entrar a Mismede… Supongo que tiene sentido que haya muchos mercaderes vendiendo suvenires.

“¿Oho? Touya mira eso…”

“¿Hm?” Seguí a Yumina con la mirada y vi a Lyon parado frente a un puesto de joyas. Vendían varios accesorios como broches, anillos y collares. Tenía una expresión pensativa y sonrojada en su rostro en lo que veía la mercancía. Huh, pensé que iba a mandar una carta al palacio real.

En su lugar, parecía estar considerando comprar un accesorio. Pero esos dijes son para chicas, así… Ohhh, ya. Es para eso…

“Hey, Lyon. ¿Compras algo para tu familia?”

“¿Eh? ¡¿S-sir Touya?! B-bueno, estaba, uh, m-mi madre, ella… ¡Sí! Estaba pensando en comprar algo para mi madre…”

“Heh…” Su espléndida expresión dejo ver muy claro que no era para un miembro de su familia. Además, había algo que no encajaba del comprar suvenires para un alguien de Belfast en Belfast, en lugar de esperar a llegar a Mismede. Pero, por el momento, decidí perdonarlo de la vergüenza y abstenerme de cualquier comentario.

“Chico, hay buena variedad aquí. Oh, en realidad… Arma, ¿qué tal si escoges algo? Te lo compraré. Será un pequeño regalo para que recuerdes Belfast.”

“¡¿En serio?! ¡Wow!” Arma con alegría y rapidez escogió uno de los broches. Tenía forma de racimo de uvas, pero las “uvas” estaban sustituidas por bien cuidados cristales púrpura. El zorro y las uvas… Hombre, esto me recuerda de una vieja fábula.

“Te queda Arma.”

“Jejeje… ¡muchas gracias!” Arma sonrió mientras pagaba por el objeto. Bien, es mi oportunidad de ayudar a Lyon.

“¿A Olga le gustan los broches como esos?”

“Hmm… Mi hermana prefiere diseños florales. Como, uh, ama las flores elius. La he visto comprar muchas de ellas.” Mientras hablaba, Arma apuntó a uno de los accesorios en el mostrador. Estaba decorado con flores tipo cerezo. Un poco comunes, pero aun así bonito.

Lyon, nos miró, y sonrió un poco. Bingo.

“Bueno entonces, me voy.  No te tardes en regresar al bote Lyon. Nos retiramos.”

“Ah, por supuesto. Estaré ahí en un momento.” Poco después de dejar la escena, nos volteamos para ver a Lyon comprando el broche para cabello con forma de elius.

“Excelente trabajo Touya.” Yumina me halagó. Supongo que notó mi ayuda. La hermana de la amada, sin embargo, parecía no notarlo.

“Aunque, me gustaría que también me compraras un regalo Touya.”

“…Lo siento.”

“Bueno, estaré satisfecha mientras tenga un anillo en mi dedo anular izquierdo.” Con una sonrisa deslumbrante en su rostro, Yumina tomó mis manos. Diablos, Touya. ¡Debiste comprarle algo! Esa alternativa es muy escalofriante…

Mientras estaba sumido en mis pensamientos, regresamos al bote.

“Eso fue rápido.”

“Sólo fueron dos horas, lo fueron.” Elze y Yae dejaron el bote mientras cargaban una caja con un espejo para el Reino de Mismede. Eran seguidas por Arma y Yumina, quienes cargaban nuestro equipaje. Después siguió Kohaku y finalmente yo, cargando a Linze.

“…Lo siento Touya.”

“Está bien, no te preocupes. No me importa.” Se mareó después de una hora de viaje. Era obvio porque iba leyendo. El bote por sí mismo era estable. Traté de usar [Recovery] en ella, pero no parecía haber mejorado. Extraño, ya que curaba cualquier estado negativo.

Me pregunto por qué no funcionó… Dejando de lado eso, ¡¿cómo puede estar bien con la vibración del carruaje pero no con un bote meciéndose?! Y nuevamente, conocía personas que podían aguantar carros pero aún se mareaban en el mar, así que debe ser algo similar.

Una vez fuera del bote, eché un vistazo a Langley. Estábamos en el país de los semihumanos – el Reino de Mismede. No es que en dos horas de viaje hubiera un cambio masivo, pero comprado con Canaan, el pueblo de Belfast, este tenía más semihumanos que humanos.

Habían puestos, justo como el otro lado, sólo que cada comerciante era semihumano. Y también tenían variedad. Era una buena vista.

“El pueblo es más grande de que pensé.”

“…Eso es, probablemente, porque está muy influenciado por Belfast.” Aún en mi espalda, Linze respondió mi murmullo. Mientras veíamos el pueblo, Olga nos guio a tres carruajes, los cuales se veían idénticos a los que dejamos en Canaan.

“¿Ahora qué hacemos Touya? Si Linze no está bien, podemos quedarnos esta noche y continuar mañana.” Podía entender lo que decía Olga.

“Ah, e-estoy bien. Me sentí mejor cuando dejamos el bote.” Linze se bajó de mi espalda. De repente, Elze se dirigió a ella y le dijo algo al oído.

“Siempre puedes pedirle que te cargue un poco más Linze.”

“¡¿Qu-qué estás diciendo hermana?!” Inmediatamente se enrojeció, gritando en un volumen que no quería. Me estaban esquivando, así que no podía verlas, pero podía decir sus orejas estaban rojas. Ser cargada debe ser vergonzoso, supongo.

“Entonces, nos vamos en una hora. Enviaré una carta a Su Majestad el Rey Bestia.”

“Ah, e-entonces te acompaño. ¡No hay forma de saber que puede suceder!”

“Estás en lo correcto. Únase, Sir Lyon.” Ella sonrió y los dos se fueron. Bueno, es suficiente para hacer sentir a alguien bien y confuso. Sentí que podía entender aquellas personas que encontraron su vocación en entrevistas formales de matrimonio arreglado.

“Señor Touya, cuando partamos, no nos vamos a cruzar con grandes pueblos por un tiempo. Debería comprar todo lo que necesita aquí.” Garm, el capitán de los soldados de Mismede, me explicó la situación. Decidimos pasar una hora recolectando para el viaje.

Kohaku, Yumina y yo fuimos a comprar mercancía, como raciones de emergencia y hojas de té. ¿Qué era eso…? Mire a mi alrededor y agudicé mis sentidos. ¿Lo habré imaginado…?

“¿Qué pasa?” Mi extraño comportamiento llamó la atención de Yumina.

“Nada…… creo. Sentí que alguien nos estaba observando. Probablemente lo imaginé.”

“¿Seguro no era un curioso por Kohaku?” En Mismede, los tigres blancos eran considerados sagrados. Incluso capturarlos era una gran ofensa, y peor cazarlos. Si le ponía un collar a Kohaku y arrastrara la bola de pelos con una cadena, sería ahorcado sin juicio. Debíamos hacer obvio que nos seguía por voluntad. Aunque, eso era un problema.

<<No, maestro… Estás en lo correcto. Hay alguien observándonos. Específicamente, a ustedes dos, no a mí. Sin embargo, ellos han ocultado su presencia>>

Las palabras de Kohaku me hicieron mirar nuevamente. ¿Quién será…? Debo estar alerta, por si acaso.

Fuimos a comprar diez o más frutas que nunca había visto. Lucían como peras, pero eran color naranja y olían como manzanas. Después de eso, regresamos al grupo. Todos habían vuelto al carruaje, y fuimos los últimos en llegar.

“Somos todos. Vámonos.” Con las palabras de Olga, los caballeros y soldados entraron a sus carruajes en frente y atrás. El resto de nosotros llenamos el de en medio. Elze y Yae se sentaron al frente y el resto de nosotros entramos en el carruaje, y noté el ornamento de cabello tipo cerezo brillando en el cabello de Olga.

“Oh, esa es una fina pieza de joyería. Te queda muy bien Olga.”

“¿Eh? ¿En serio? Gracias.” Yumina lo notó, y cuando la halagué, Olga sonrió. Supongo que Lyon se la dio cuando se fueron juntos. Bien por él.

“Me gustaría recibir algo como eso de mi amado. Creo que es expresar sentimientos a través de joyería es parte de ser un verdadero caballero. Por supuesto, no me opongo a aquellos que lo demuestren con su comportamiento, como un abrazo o…”

“¡Muy bien, vámonos!” La conversación se dirigía a un camino peligroso, así que me metí al carruaje.

Yumina tal vez es de las que se queda con rencores, no me lo esperaba… Rayos, creo que metí la pata al comprar algo para Arma y no para ella. Aun no puedo abrazarla en su lugar… Debo pensar en una alternativa. Espera, no… si compro algo para ella, entonces las otras chicas lo notarán. No será bueno si lo toman como una prueba de mi amor o algo. ¿Tal vez serviría si les doy un regalo a todas como agradecimiento por todo hasta ahora?

Cuando me metí al carruaje, saqué mi Smartphone y comencé a buscar en imágenes los últimos accesorios en mi mundo. Suponiendo obtener algo de inspiración para hacer algo con [Modeling].

◊◊◊

Una vez dejamos Langley atrás, los alrededores eran impresionantes. A diferencia de Belfast, había muchas plantas extremadamente grandes por todas partes y el camino era duro. Nuestros carruajes eran lentos en abrirse paso en un lugar que era menos un bosque y más una jungla.

Podía ver por qué las personas decían que en Mismede había más monstruos que en Belfast. Bosques como este eran el perfecto hábitat para ellos. De vez en cuando, podía escuchar ruidos de las criaturas que esperaba no identificar pero parecía que era parte de la vida diaria en este país.

De lo que escuché, la gran cantidad de monstruos no tenían un impacto en la vida diaria. Eso era porque los bosques estaban llenos de criaturas perfectas para ser cazadas por unas más grandes. Los monstruos no necesitaban ir los campos de las personas para encontrar algo de comer.

Sin embargo, de vez en cuando, los pobladores que iban a cazar terminaban con el desafortunado encuentro con una o dos criaturas. En esos casos, las personas eran intrusos, así que se preparaban para ser atacados. Me pregunto si hay un repelente que los pueda mantener alejados o algo…

“Parece que no llegaremos al pueblo Eld antes del anochecer.” Verifiqué mi mapa y vi a Eld en el camino entre Langley y la capital, justo después de este bosque. Como dijo Olga, a la velocidad que viajábamos, estaba muy lejos antes del anochecer. Además, no me gustaba la idea de viajar en la noche.

“Mismede es como una colonia compuesta por clanes. Los pueblos y villas aquí todavía están separados por clanes que hacen lo que quieren. Y, así como hay clanes con buena relación entre ellos, hay otros que no se soportan. Su Bestialidad incluida, hay siete Patriarcas responsables de reunir las diferentes razas.”

De acuerdo con Olga, los siete Patriarcas representan un tipo de semihumano: hay hombres bestia, razas aladas, razas con cuernos, dragones, personas druídicas, razas acuáticas y las hadas. Y, como estaban las cosas, el Patriarca de los hombres bestia – el rey bestia – era el gobernador del país. Eso podía ser porque los hombres bestia era la raza con mayoría así que era más fácil para el país.

También, a pesar de que el trono del rey se heredaba, los otros patriarcados tenían mucho poder. Supongo que se podían comparar a los nobles influyentes. En cualquier caso, Mismede, siendo una nación emergente, parecía tener un gran número de problemas por delante.

El sol se escondía lentamente detrás del horizonte. Me di cuenta de que era buena idea comenzar a montar el campamento mientras había luz. No seguiríamos sin descansar primero.

Detuvimos los carruajes a un lado del camino y comenzamos a montar el campamento. Una vez que juntada la madera para la fogata y un montón de piedras bien colocadas volvimos nuestra fogata en una pequeña estufa, comenzamos a cocinar. Contribuí cocinando una gran olla de sopa de vegetales. Minestrones, para ser precisos.

Cuando anocheció, pudimos escuchar muchos ruidos provenientes del bosque. Probablemente había muchos animales nocturnos.

“Tengo un poco de miedo…” Yumina se acercó a mí comiendo su sopa con nervios.

“Las bestias básicas no se acercarán mientras Kohaku esté por aquí. Diablos, incluso los monstruos lo reconocen, así que no hay de qué preocuparse. Los insectos gigantes y las babosas son otra historia.”  Kohaku transmitió esas palabras en mi cabeza, así que sólo estaba citando lo que me dijo. En respuesta, Yumina jaló al tigre para abrazarlo con fuerza.

“Gracias Kohaku.”

“No se preocupe Señorita. Estará bien mientras esté aquí.” Kohaku susurro de tal manera que sólo Yumina pudiera escuchar. En respuesta, Yumina sonrió y acarició la cabeza del tigre.

Algunas personas tomaron turnos para vigilar mientras comíamos y debido qué tan desconocida eran las tierras, los caballeros de Belfast lucían tensos.

“Voy a recoger a Yae y Elze. Kohaku, cuida de Yumina y Linze.”

<<Entendido>>  Me alejé de todos cerca de la fogata, entré al carruaje y usé [Gate] para regresar a mi casa en Alephis, la Capital Real de Belfast.

Aparecí en la sala de estar para encontrar a Elze y Yae disfrutando de su tiempo libre. Parado no muy lejos de ellas estaba nuestro súper mayordomo, Laim.

“Oh, ¿ya es hora?”

“¿Por qué la prisa Touya-dono? Mi cabello necesita secarse, lo necesita.” Sí… Vinieron para tomar un baño. Les dimos treinta minutos, así que las personas no sospecharían  y se jactarían del hecho de que podía tele transportarme.

Pudimos hacer agua con magia, así que le dije a los demás que llenaríamos una tina y la calentaríamos con piedras calientes, pero en realidad, estaban tomando un baño normal en casa. Ellas decidieron ir juntas para poder vigilar mientras la otra se bañaba, o ese era el cuento.

“Vamos, regresemos antes de que noten algo raro. ¿Pasó algo hoy Laim?”

“Nada qué mencionar, señor. Ah, sí. Casi lo olvido. Julio estaba pensando en hacer un jardín de vegetales. ¿Qué dice de eso?” Un jardín de vegetales, huh… Dedicando la tierra para cosechar vegetales frescos suena bien para mí…

“Bien. Tiene mi permiso. Déjalo hacer lo que quiera.”

“Como desee señor.” Con todo en regla, me di cuenta que no podía ver a Lapis ni a Celis por ninguna parte. ¿En qué andarán…? Le pregunté a Laim, quien dijo que Lapis ya se había ido a dormir por el negocio en el mercado en la mañana y Cecile se fue a ver a una amiga quien visitaba la capital.

“¿Hay algo que quiera comunicarles señor?”

“No, tenía curiosidad. Bien, ustedes dos, vámonos.”

“¡Okay!”

“En efecto.” Abrí [Gate] y viajamos de regreso al carruaje con las chicas. Sólo me tomó un momento para saber que algo andaba mal. El bosque estaba lleno de chillidos de un sinnúmero de animales. Estaba completamente diferente de cuando me fui. Los sonidos eran de otro nivel. Salí del carruaje, encontrando a todos los soldados y caballeros estaban empuñando sus espadas y buscando una señal de peligro. ¡¿De qué diablos me perdí?!

“¡Touya!”

“¿Qué sucede?”

“No sabemos. Los animales del bosque comenzaron a alterarse.” Yumina corrió hacia mí, completamente perpleja. Momentos después, el hombre bestia conejo, Lain, miró arriba.

“¡E-en el cielo…A-algo grande viene para acá!” Todos miraron en esa dirección. De la nada ventarrones quebraron las copas de los árboles, vi algo grande brillando en el oscuro cielo. ¿Qué rayos es eso? Sólo podía divisar una silueta oscura, pero los hombres bestia, teniendo ojos que podían ver en la obscuridad, vieron claramente qué era.

“Un dragón… ¡¿Por qué está aquí de todos los lugares?!” Garm habló mostrando su evidente confusión mientras miraba el cielo. Sus ojos estaban muy abiertos, claramente mostrando su falta de entendimiento.

¿Un dragón? ¿Una gigante y alada…lagartija? ¿Un dragón voló sobre nosotros?

“¡¿P-pero por qué habría un dragón aquí?!” Olga corrió hacia su hermana, hablando con una voz frenética mientras abrazaba a la pequeña.

“¿Huh? ¿No es normal ver dragones en esta área?” Arma miró con miedo de lo que pensé, pero debía obtener una respuesta de su hermana.

“L-los dragones… Normalmente habitan las Tierras Sagradas en medio del país. Ese es su territorio. Nadie tiene permitido ir más allá y los dragones no aterrorizan a las personas mientras no entren a su tierra. Desde su punto de vista, es enojo justificado. Si creen que su tierra estaba siendo invadida, sólo estaban actuando como uno podía esperar…

Sin embargo, Olga movió la cabeza, claramente negando la idea.

“No, esa no es la explicación. Cada cierto tiempo, dragones jóvenes aparecen en nuestros territorios y crean caos. Incluso si matamos a los adolescentes que dejan la tierra Santa, los otros nunca vendrían a vengarlos. Es por eso que  ellos son intrusos en esa situación. Con eso…“

“¿Puedes vencer a un dragón?” Garm se volteó para responder mi pregunta.

“Si tuviéramos los cien mejores de los nuestros, como los soldados reales elite, sería posible. Pero cualquier ataque que no sea crítico para ellos pueden enojarlos más.”

esmarfon2-3.jpg

¿Qué? ¿Cien de los mejores soldados de Mismede? ¿Y aun así “puede ser posible…”? ¿Los dragones son muy fuertes? Con eso, si el dragón realmente es un joven loco, eso significa que incluso las orgullosas lagartijas voladoras tienen mocosos locos entre los suyos, ¿huh? No puedo pensar en algo más molesto. Es básicamente una calamidad viviente, justo como los tornados, tsunamis y erupciones volcánicos en términos de desastres potenciales.

Saqué mi Smartphone, abrí el mapa y busqué “dragón”.

Un número de pines salieron en el mapa algunos en medio del mapa de Mismede. Supongo que son Tierras Sagradas, entonces… Eso significa que este solitario pin aquí es el dragón arriba de nosotros. Hm… se está moviendo gradualmente hacia… Oh, mierda.

“¡Hey! ¡El dragón está volando directo a Eld…!”

“¡¿Qué?!” Todos estaban impactados por mis palabras.

“¡¿Por qué se dirige a Eld?!”

“Hay una pastizal en el sur de la villa. ¿Estará buscando ganado, tal vez?” Tuve el presentimiento que tal vez si el dragón comía vacas o borregos, estaría satisfecho para perdonar la villa. Garm inmediatamente desmintió la teoría con una verdad cruda, sin embargo…

“Una vez que prueba la carne, el dragón golpeará de nuevo. Y cuando se trata de comida de dragón, somos tan buenos como cualquier ganado. Bueno, estoy seguro de que algunos dragones tienen preferencias individuales, pero ese es mi punto de vista.”

Al paso como van las cosas, la villa será borrada del mapa. Hmm, mi ataque usando mi Smartphone tiene un rango límite… Con esta distancia entre nosotros, nada de lo que intente funcionará.

“¿Qué podemos hacer? Nuestra misión es proteger a la embajadora. No podemos permitir que sufra daño alguno.”

“Khh…” Las palabras de Lyon hicieron que Garm apretara la quijada. Para un hombre que sirve a su país, las órdenes de los superiores eran absolutas. Si fuésemos a la villa y algo le pasase a Olga, sería un incidente internacional. Sin embargo, teniendo la mitad de nuestros guardias atrás y hacer que los demás salvasen a los pobladores no era una buena idea. Y yo nunca había visitado Eld, así que no podía crear [Gate] para viajar rápido. ¿Qué debería hacer?

“¿No tienes algo que puedas hacer Touya-dono?”

“El problema es exactamente ese Yae. No lo tengo” Crucé mis brazos y comencé a pensar. A diferencia de los soldados presentes, no estamos obligados a nada. No estamos bajo órdenes; simplemente tomamos la misión del gremio. Y proteger a Olga no era parte del acuerdo. Nuestro papel aquí es enviar un falso espejo tele transportador a Mismede…

“¡Espera…!” ¡Cierto, esa es nuestra misión! Saqué el espejo dentro del carruaje y lo recargué fuera del carruaje. El espejo por sí mismo era tan grande como una puerta así que era difícil de sacar con rapidez.

“Touya, ¿qué es eso?” Lyon miró con duda. De hecho, todos estaban mirando con confusión.

“Err… cierto. Mi espejo Transportador. Es uno de dos. El otro está en el palacio real en Belfast y pueden viajar al instante usándolo como puerta. Estaba pensando en dejar a Olga y Arma tomar refugio en el palacio mientras lidiamos con la situación. ¿Qué piensan?”

“No tenía idea de que tuvieras algo tan poderoso…” Olga murmuró.

“Nuestro trabajo es llegar al Reino de Mismede. El Rey de Belfast dio permiso de usarlo en caso de emergencia.” Dije todas las mentiras que pude. Les dije que podía hacer un viaje redondo por día y que no podía soportar muchas personas. Pasé la mayor parte de mi fiasco tratando de hablar sobre lo seguro que era el objeto. La mayor parte de mi fachada era directa a los soldados de Mismede.

“Entendido. Lo usaremos como refugio en el palacio real. Mientras nos vamos, por favor hagan lo mejor para proteger a los pobladores en Eld.”

“Muy bien, señora. Touya, haz lo que tengas que hacer.” Garm afirmó al escuchar la decisión de Olga.

“Entendido. Ahora Olga, Arma, Yumina y… Garm, ¿quisieran confirmar qué hay del otro lado con sus propios ojos?”

“¿Y-yo? No sé si yo, uh…” Garm sonaba un poco consternado. Coloqué mi mano en el espejo.

“[Gate].” Con cuidado de no ser escuchado, dije la palabra mágica. Esto en realidad es mejor método que tener que usar [Enchant] en esta cosa pronto. No estamos en el Palacio de Mismede después de todo.

La primera en entrar fue Yumina. Seguido Garm, Arma, Olga y yo, del cual el portal se cerró en silencio. Parados en el cuarto de Yumina en el palacio, me volteé para ver el espejo de conexión. Qué bueno que preparamos esto de antemano.

“Así que… ¿e-este lugar es…?”

“El palacio real de Belfast, sí. Muy bien, Yumina. Ve y explícale la situación a Su Majestad.”

“Muy bien. Ten cuidado, Touya…” Aclaré dónde estábamos a Garm, quien estaba impactado boquiabierto y le dije a Yumina que se encargara del resto.

“Hey, Garm. ¿Esto te calmó un poco? Debemos regresar  ahora.”

“Ah… s-sí. ¡Se está desperdiciando tiempo, estás en lo cierto!” Justo como le hice la primera vez, creé [Gate] a unos pocos centímetros al frente del espejo del castillo y pasamos.

En el momento en que regresamos al bosque, todos estaban listos para moverse.

“¡Bien, ustedes! ¡La embajadora está a salvo! ¡Ahora protegeremos a los pobladores de Eld del dragón!” Al ver que su capitán volvió sano y salvo, los hombres bestia soltaron un rugido de entusiasmo en respuesta a sus órdenes. Los miré mientras caminaba hacia Lyon.

“¿Qué hay de tus caballeros Lyon? No hay obligación en que los caballeros de Belfast ayuden…”

“Si dijera que no es asunto mío, mi padre me golpearía brutalmente. Vamos a ayudar, naturalmente. Estoy seguro que Su Majestad haría lo mismo.” Lyon mostró su resolución sin una pizca de duda en su voz. Aparentemente, los soldados habían discutido sobre el tema de antemano. Me parece bien.

Mi mapa mostró que tomaría tiempo para que el dragón llegue a la villa. Sin embargo, debíamos apurarnos. Suerte para nosotros, esta bestia parece ser un poco lenta. SI vamos tan rápido como pueden los carruajes, estaremos allá en una hora después de que el dragón haga contacto.

Esperando que pudiéramos evadir cualquier casualidad, entramos en los carruajes y viajamos a máxima velocidad.

◊◊◊

La villa estaba en un mar de llamas. Las personas corrían, gritaban y se tropezaban con pánico. Un dragón negro estaba volando sobre la matanza, vomitando bolas de fuego a todos lados como si fuera un parque.

Tenía unas fuertes y robustas extremidades, una larga y escamosa cola, unas grandes y amenazantes alas saliendo de su espada. Sus ojos rojos, brillaban en la oscuridad de la noche, hacían que se vieran como si el dragón mostrara cierto placer sádico por la destrucción.

“¡Den prioridad a salvar a los civiles! ¡Carguen a los que no se puedan mover!” Garm grito órdenes a sus hombres. Los hombres bestia ayudaron apresuradamente a aquellos que no se podían mover por estar heridos y desenterraban a las personas debajo de vigas, restos quemados y otros escombros.

“¡Ya lo escucharon! ¡No dejemos a nadie atrás!” Con la orden de Lyon, los cabaleros de Belfast se integraron a los hombres bestia ayudando a los pobladores.

“Muy bien, debemos alejar al dragón de la villa.” Atraeré la atención del escamoso y lo alejaré de aquí. Con suerte, le dará a Garm, Lyon y a sus hombres todo el tiempo necesario para evacuar a los pobladores. Es un plan básico pero es probablemente el mejor por ahora… La misión de los hombres era proteger a Olga. No podían permitirse perder sus vidas por el ataque de un dragón. Además, nuestro objetivo estaba en el cielo. Armamento común no lo alcanzaría. Todo dependía de los usuarios mágicos como Linze y yo.

“¡Golpea Luz Verdadera! ¡Lanza Sagrada Brillante: [Shining Javelin]!” Un solo rayo de luz atravesó el velo de la noche. Sin embargo, el dragón negro lo evadió con gracia y vomitó otra bola de fuego.

“¡Ghh! ¡[Boost]!” Aumenté mis habilidades físicas y rápidamente cambiamos de posición. La bola de fuego golpeó el suelo, creando una explosión que sólo sirvió para dispersar más las flamas.

Esto es malo… Si seguimos peleando aquí, sólo va a provocar más daños.

“¡Kohaku!”

“¡Muy bien!” En respuesta a mi llamado, Kohaku volvió a su forma original.

“¡Linze, súbete!”

“¡O-okay…!” Me subí en Kohaku, subí a Linze y la hice sentarse enfrente. Con eso, nos alejamos de la villa.

Me volteé para ver al dragón disparar bolas de fuego en nuestra dirección. Hicimos que Kohaku cruzara por el bosque quien como tigre, evadió con habilidad los obstáculos. Bien, tenemos la atención del mocoso.

Traje a Linze conmigo porque ella y yo éramos los únicos capaces de pelear con el dragón mientras permanecía en el cielo. Sólo necesitamos eliminar sus alas… Una vez que lo hagamos, la verdadera batalla comienza.

Salimos del boque y entramos a un pastizal alto. Un buen lugar para pelear. No había nada que bloqueara nuestra vista u ocultara nuestros movimientos. El daño colateral sería menor aquí. No tenía una buena defensa, pero no podíamos quejarnos mucho…

“¡¡GRRrrRrraAaaAaAAGGGHhhH!!” El dragón soltó un fuerte rugido. En respuesta, Kohaku comenzó a gruñir con fiereza.

“¡Cachorro impudente! ¡¿Te atreves a insultar a mi maestro?! ¡No eres más que un mocoso estúpido!”

“¿Huh? ¿Puedes entender ese sonido?” Sorprendido, me desmonté de Kohaku mientras el tigre comenzó a traducir las palabras del dragón.

“Dice ‘Cómo te atreves a arruinar mi diversión, insolente gusano. Te quebraré en pedazos y me comeré los cartílagos de tus quemados huesos.’ Que criatura tan desgraciada… ¡Tú, mocoso, ni siquiera puedes hablar de forma civilizada! ¡Lo juro, por esas razones es por lo que desprecio a los parientes del Monarca Verde!” Emanando más enojo a través de sus expresiones de lo que pensé que un tigre era capaz, Kohaku miró al dragón negro en el cielo.

“¿…’Arruinar mi diversión’? ¿Entonces me estás diciendo que atacar la villa era una broma? Que pequeño insolente…” Podía entender si buscaba algo para sobrevivir o si buscaba venganza por invasión a las Tierras Sagradas. Si fuera por algo así, planearía matarlo con un poco de dolor. ¿Pero ahora resulta que esa cosa vino y atacó a los pobladores por simple diversión?

Me niego a retroceder ante algo tan siniestro.

“Linze. Lo bajaré. Prepárate para cortar sus alas.”

“E-entendido, entonces…” Linze asintió con la cabeza. Enfoqué mi magia y recité un conjuro Neutro.

“¡[Multiple]!” Varios círculos mágicos aparecieron a mí alrededor, que apuntaban al dragón. Uno se volvió dos, dos en cuatro, cuatro en ocho… Una vez que el número cruzó los 3 dígitos, recité mi siguiente conjuro.

“¡Golpea Luz Verdadera! ¡Lanza Sagrada Brillante: [Shining Javelin]!” En un santiamén, el dragón negro fue asaltado por una lluvia de ciento veintiocho lanzas brillantes. No podía usar magia de alta calidad aún, pero era imbatible cuando se trataba de cantidad. Era como no poder usar bazuca pero ser hábil con ametralladora.

“¡¿GRrrYyYAaaAaAGGhH?!” El dragón negro trató de esquivar el brillante y violento ataque pero evadir ciento veintiocho de ellas parecía muy difícil de conseguir. Muchos de los proyectiles perforaron su cuerpo, salpicando sangre de sus heridas obligándolo a caer al suelo.

Desafortunadamente, se levantó rápidamente y desplegó sus alas con la intención de alzarse nuevamente pero Linze no le permitió hacerlo.

“¡Sal, Agua! ¡Siente Mi Espada, Ambas Frío y Claridad: [Aqua Cutter]!” Una filosa navaja de agua a presión voló en su dirección. Con un sonido de corte, la mitad de un ala negra del dragón fue cortada, y cayó al suelo con un estruendo.

“¡¡¡GHhhrRRraAaAHHhH!!!” El dragón soltó un rugido fuerte esta vez, uno que asumí era de dolor en lugar de un intento de charla. Intentó realzar el vuelo. Pero, sin poder balancearse, el dragón cayó al suelo momentos después de alzar el vuelo. Le arrebatamos su habilidad de escape.

El dragón negro nos miró con esos intensos ojos rojos. Podía sentir el odio dentro de ellos mientras abría sus fauces. El movimiento era diferente de cuando lanzaba bolas de fuego hacia nosotros. No tenía idea de que estaba tratando de hacer, pero sabía que eran malas noticias. Tomé a Linze en mis brazos y verifiqué que [Boost] estuviera activo todavía antes de aumentar mi velocidad con mis piernas encantadas.

Segundo después, el dragón negro abrió su hocico, liberando un flujo de fuego carmesí que rápidamente incendió el área. Abrió el hocico como si fuera una manguera lanzallamas.

Supongo que era diferente de otros tipos de aliento de fuego. No pudimos acercarnos al dragón y la nueva amenaza de fuego estaba haciendo su trabajo de mantenernos alejados.

Linze intentó lanzar otro ataque con [Aqua Cutter] pero la barrera creada por el feroz aliento de la bestia reducía su poder y disipaba el daño que pudiera provocar.

De repente, una silueta se situó arriba del dragón.

“¡Hyah!” Era Yae. Mientras caía, cortó el ojo derecho del dragón.

“¡Es tiempo de [Boost]!” Seguida de la acción de Yae, Elze salió del bosque, juntando toda su fuerza y lanzó un golpe fortificado a un costado del dragón.

“¡¿GHhRRraAaAHhH?!”

“¡Ow… diablos! ¡Su piel es muy dura!”

“¡Por lo menos no se regenera como la criatura de cristal, no lo hace!” Quejándose aquí y allá, Yae y Elze se distanciaron del dragón.

Con un ojo perdido, la bestia se enfureció más y lanzó un ataque violento de bolas de fuego y aliento de fuego a las dos.

“¡¿Whoa?!”

“¡Debemos retroceder Elze-dono!” Yae y Elze se retiraron velozmente. El fuego que apareció detrás de ellas encendió toda el área.

Con la atención del dragón enfocada en las chicas, busqué una apertura, desenvainé mi katana y me acerqué. Con un salto veloz, clavé un golpe con la katana en la cabeza del repugnante reptil.

Lo que le siguió fue un chasquido y un estruendo… Incluso con los efectos de [Boost] fortaleciendo mi cuerpo, mi ataque no le hizo nada más que soltar un sonido metálico y quebrar mi katana a la mitad.

“¡Gah…!” Este tipo es duro como una roca… Debí seguir el ejemplo de Yae y cortar el otro ojo.

El dragón negro giró su cabeza en mi dirección, su único ojo se enfocó en mí. Segundos después, la bestia enfurecida abrió el hocico listo para otra llamarada.

Bueno… mierda. Mientras pensaba que mi fin estaba cerca, un cuchillo voló de la nada y perforó su ojo izquierdo.

Gritando de dolor después de perder su segundo ojo, el dragón cabeceó para atrás y liberó una llamarada descontrolada.

“¡[Slip]!” Al ver una apertura, reduje la fricción del suelo alrededor del dragón, haciendo que la bestia sin sentidos perdiera el balance. Su gigantesco y pesado cuerpo cayó al suelo.

Hombre, estuvo cerca… Ese conjuro [Slip] es súper útil… Es una pena que sea inútil contra enemigos aéreos. Ese cuchillo me salvó la vida. Yae debió haberlo aventado. Debo agradecerle después. En realidad, espera… ¿Yae no estaba del otro lado del que el cuchillo vino? Bueno, como sea. Me preocuparé después de eso.

El dragón soltó otro rugido furioso. Ya había perdido mi katana. Justo como uno espera de un dragón, no era alguien fácil de combatir. Necesitaba algo con más poder de penetración. En ese caso…

“¡Yae, Elze! ¡Cómprenme un poco de tiempo! ¡Linze, crea una muralla gigante de hielo frente a mí! ¡Kohaku, asegúrate que no le hagan daño!” Linze rápidamente enfocó su magia  y comenzó a recitar su encantamiento.

“¡Sal, Hielo! ¡Eterna Cresta Congelada: [Ice Wall]!” Una gruesa barrera de hielo se materializó frente a mí. Era hermosamente clara y sin imperfecciones visibles. Perfecto para lo que iba a hacer.

“¡[Modeling]!” Posé mi mano en el hielo y comencé a moldearlo. El objeto que estaba haciendo no era complicado. La magia de Hielo era más difícil de derretir que el hielo normal pero yo estaba cambiando su estructura sin calentarlo.

Después de varios segundos, lo reformé a algo que necesitaba – una gran y helada lente. Completa con un soporte para que no cayera.

“¡[Multiple]!” Pequeños círculos comenzaron a aparecer y a expandirse, todos apuntando al lente. ¡Uno… Dos… Cuatro… Ocho… Dieciséis… Treinta y dos… Sesenta y cuatro… Ciento veintiocho… Doscientos cincuenta y seis… Quinientos doce!

“¡Golpea Luz Verdadera! ¡Lanza Sagrada Brillante: [Shining Javelin]!” Las quinientas doce lanzas de luz fueron disparadas hacia el lente. Fueron absorbidas y refractadas, enfocándose en sólo punto. Usé rápidamente [Modeling] en el lente para afinar su grosor y colocar un punto focal en el dragón negro.

“¡Cómete esto!” En un santiamén, un extraño sonido perforó el aire. Cuando miré al dragón negro, tenía un agujero en donde estaba su pecho. Pronto, la bestia se tambaleó con fuerza. La sangre brotaba de su pecho pintando su entorno en un campo de rojo vivo.

“¡¿Vencimos a esa cosa?!”

“¡Lo hicimos Touya-dono! ¡Lo hicimos!” Elze y Yae corriendo hacia mí con entusiasmo. Y Linze, sobre Kohaku, no estaba tan atrás de ellos.

“Bien hecho…”

“No esperaba menos de mi maestro.  En verdad, puedo descansar ahora.” Mientras suspiraba de alivio con las palabras de Kohaku, el lente que había construido se quebró en incontables piezas. ¡Whoa, eso me espantó!

Pero, segundos después, otra cosa vino. Una sombra apareció en el suelo. Miré arriba para ver otro dragón volando en el cielo bloqueando la luna.

“¡¿Qué… otro?!” Éste era más grande que el que acabábamos de matar. Tenía escamas rojas y melena blanca en la cabeza hasta la punta de la cola Sus cuernos eran gruesos y su cola larga.

Mientras estábamos parados con razonable confusión, el dragón rojo, aun volando, comenzó a hablar.

“No tengo intención de pelar con ustedes.  Este niño de mi gente parece haberles causado muchos problemas. Por eso, me disculpo sinceramente.”

“Espera, ¡¿puedes hablar?!”

“Soy el dragón rojo, el que rige las Tierras Sagradas.  Vine para llevarme al joven desobediente, pero parece que llegué tarde.” El dragón rojo inspeccionó el cadáver con una triste expresión y lentamente cerró sus dorados ojos.

Esa es la razón por la que vino, ¿huh? Lo siento, si hubieses sido más rápido las cosas serían diferentes, pero…

Me era difícil decir algo en ese momento, así que Kohaku dio un paso adelante hacia al dragón rojo.

“Dragón Rojo. Si alguna vez te reúnes con el Monarca Verde… dile que discipline bien a los suyos.”

“¿Qué? Este presencia… pero no puede ser… ¡¿El Monarca Blanco?! ¡¿Por qué estás en un lugar como este?!” El dragón rojo estaba confundido. Miré a Kohaku sorprendido, confundido. ¿Había más de este tigre de lo que no estuviera enterado?

“Ya veo… Así que el dragón negro fue derrotado por nada más ni nada menos que el Monarca Blanco. Ya veo porque no tuvo oportunidad. Que tonto fue mi hijo…”

“Estás mal. Tu tonto hijo fue exterminado por mi maestro. El mocoso tuvo el atrevimiento de insultar a este venerable joven. Este resultado es la consecuencia de su idiotez y arrogancia.”

“¡¿Qué?! ¡¿Un simple humano es maestro del Monarca Blanco?!” El dragón rojo dirigió su mirada dorada hacia mí. Era claro que tenía problemas procesando la información. Poco después, aterrizó, bajó su cuerpo completo y se reverenció.

“Con humildad pido su perdón por mis insolentes modales… También espero que pueda encontrar el perdón hacia nosotros por las acciones del dragón negro. Si es posible, preferiría el castigo –”

“Hey, es suficiente. Está bien mientras lo entiendas pero no tendrán una segunda oportunidad, ¿entendido? Asegúrate de que no vuelva a pasar diciéndoles a tus hijos cómo comportarse.”

“Por supuesto señor. Desde ahora. Regresaré inmediatamente a las Tierras Sagradas a informar lo ocurrido. Si es todo, me retiro. Gracias.” El dragón rojo se paró, se reverenció una vez más y desplegó sus alas antes de volar. Hizo un círculo sobre nosotros y desapareció en dirección al sur.

“Que gracia, que fastidio… Es por eso que detesto al Monarca Verde.” Murmurando sus quejas, Kohaku regresó a su forma de cachorro de tigre.

El Monarca Blanco y el Monarca Verde no parecían tener buena relación. Me pregunto si tenía que ver que uno era tigre y el otro un dragón. Espera… miré a mí alrededor y vi a las tres chicas en el suelo.

“¿Qué les sucede?”

“Que nos sucede… no podíamos movernos…” Elze habló con cierta ronquera en su voz. Ah, era similar a la condición de Yumina cuando invoqué a Kohaku. El dragón rojo probablemente era el más poderoso de los suyos. Me pregunté si era usuario de los Ojos Místicos. Ciertamente eran exóticos y dorados.

“Touya… ¿no estabas asustado?”

“No. Estaba bien.”

“Eso es un poco injusto, lo es…” Bueno, ¿qué se supone que haga? No es como si pudiera controlar o no que me afecte cosas así. Es probablemente otro regalo de Dios.

Ahora que lo pienso, no importa que tan asustado he estado, nunca ha habido un momento en el que me petrifique del miedo.

Mientras pensaba, conjuré magia Curativa en las chicas.

◊◊◊

“Jaaa, estoy cansado.” Me acosté en el pasto y me acomodé. El sol rosaba el cielo este, cegándome con la luz. ¿Ya amaneció?

Después de vencer al dragón negro, tuvimos mucho que hacer en la villa. Linze usó magia de Agua para apagar el fuego, Elze buscó a los heridos y yo los curaba con magia Curativa. También, en el momento en que me di cuenta que podía hacer una búsqueda en el mapa de  “heridos” ya habíamos terminado. Nadie murió en el evento, pero la villa fue reducida a escombros.

“Ah, Sir Touya. Aquí estaban.”

“Ah, Lyon. Buen trabajo.” El buen caballero se me acercó. Al parecer, la situación se calmaba. Incluso pude oler comida siendo preparada para las víctimas.

“Debo decir, derrotar el dragón con tan sólo cuatro personas… Estoy más que sorprendido. De hecho, estoy profundamente afectado con la sensación de que pierdo la habilidad de articular las palabras.”

“Bueno, era un dragón joven, así que no era súper fuerte. Probablemente sea la razón por la que ganamos.” Le expliqué esa parte a él y convenientemente omití la parte del dragón rojo. De repente, el capitán lobo, Garm, se acercó.

“Oh, Señor Touya. ¿Qué piensan hacer con el dragón?”

“¿Qué quieres decir?”

“Bueno, piense en los ingredientes. Venderlos les daría una buena cantidad de dinero. Aunque, transportarlo sería un problema…”

“¿Me estás diciendo que puedo vender el cadáver del dragón?” Al parecer, las escamas de dragones, garras, cuernos, fauces y huesos eran buenos materiales para armas, armaduras y en lo que respecta la carne era deliciosa. Un dragón muerto era mercancía extremadamente lujosa. Y ya que fui yo quien derrotó al dragón negro, tenía el derecho de decidir qué hacer con él. Hmm, en ese caso…

“Los pobladores pueden tenerlo. Les ayudará a ponerse de pie.”

“¡¿Todo?! ¡¿A ellos?!”

“Señor Touya, ¡¿sabe lo que está diciendo?! ¡El precio de un dragón es exuberante! ¡La cáscara sola vale poco menos de diez monedas reales!” ¿Diez monedas reales? ¿En serio? ¡¿Valía más de cien millones de yenes?! ¡Increíble! En ese caso me lo voy a qued – Oh. Maldición. Justo cuando iba a reconsiderar mi decisión, vi a los pobladores juntos en mi vista periférica. Mierda, me escucharon.

“…ES UN PEQUEÑO PRECIO QUE PAGAR PARA AYUDAR A ESTA ENCANTADORA VILLA. ESPERO QUE LA USEN BIEN.” No podía retractarme, así que dije un enunciado que me hacía ver más benevolente de lo que era. Aposté que la verdad se vio reflejada en mi rostro.

“Creo que hablo por todo Mismede cuando lo digo. Gracias Señor Touya.”

“Hah… de hecho. Justo como dijo mi padre, eres un verdadero hombre de buen estatus. No puedo evitar admirarlo Sir Touya.” Miradas de aprecio y respeto convergieron en mí. No. Alto. Era para aparentar… Sólo esperaba que las chicas pudieran tolerar mi error.

Usé el falso espejo tele transportador para traer a Olga, Arma y Yumina de regreso y Olga no dudo en agradecerme. Mucha de su gratitud era por derrotar al dragón y salvar la villa pero no tenía nada que ver con que no hubiera muertos. Eso fue por nuestra escolta haciendo buen trabajo.

Hablando de esos chicos, estaban cansados y descansando una siesta a un lado de los carruajes. Y honestamente, quería unírmeles. Sin embargo, como si me negaran el lujo, un viejo hombre bestia cojeaba hacia nosotros, recargándose de una vara.

“Soy Solum, el jefe de la villa. Me gustaría darle mi más sincero agradecimiento por derrotar al dragón que atacó nuestra villa y por apoyar a los esfuerzos de restauración.” Por “ayudar” habla de mi generosa donación, ¿cierto? Hombre, metí la pata al cedérselos… Pero con la villa en tan lamentable estado necesitarán cualquier cosa. Ah como sea, no hay que lamentarse.

El jefe llamó a algunos pobladores que cargaban algo. ¿Qué es eso? Mide como un metro y medio… ¿Un gran cono curvo negro? Oh, he visto esto antes.

“Es uno de los cuernos del dragón. Por favor, tómelo.”

“¿Huh? Pero yo…”

“Escuchamos que daño su arma. Puede usar este cuerno para forjar una nueva o venderlo y comprar algo ya hecho.” Bueno, no está mal. Supongo que lo tomaré. Cuando el jefe me lo pasó, no pude ocultar mi sorpresa por lo ligero que era. A pesar de eso, escuché que era más duro que el más fino metal. Comprendí porque la criatura tan grande podía alzar el vuelo.

Hasta donde sabía, los únicos materiales tan fuertes como las partes de los dragones eran hihi’irokane, mithril y oricalco.

Aunque, lo acepté con gracia y me alejé del jefe y los demás. Para ser honesto, estaba a punto de colapsar del cansancio. Pero de milagro, pude avanzar hasta el carruaje. Viendo adentro, vi a Elze, Linze y Yae durmiendo en paz. No podía unirme así que tiré y estiré en el pasto junto al carruaje.

“Ten, Touya. Una frazada.” Segundo después, Yumina vino con algo que realmente necesitaba. Sincronización perfecta… Le di las gracias y me cubrí, todo mientras trataba de que mis párpados se cerraran.

Ah, dulce calidez… No podía aguantarlo más. Mis ojos se cerraron y me quedé dormido.

Me desperté para ver a Yumina con un cielo abierto detrás de ella. Aun sin estar al tanto de mí alrededor, miré sus ojos mientras ella veía los míos.

“¿Ya estás despierto?” Podía sentir algo suave bajo mi cabeza mientras la escuchaba decir eso… Espera, ¿mi cabeza está en su regazo o algo? Giré en el suelo para escapar de la situación. ¡¿Cuánto tiempo me dormí de esa manera?! Me levanté rápidamente y noté a los pobladores y los ahora despiertos guardias quienes estaban sonriendo y mirándome como si fuera algo adorable. Whoa, esto es vergüenza a otro nivel. ¡¿Dormir en el regazo de una chica en frente de un grupo de personas…?! Mentiría si dijese que no lo encontraba placentero, ¡pero sigue siendo vergonzoso!

“Oh. Está despierto.”

“…P-parece que dormiste bien.”

“En efecto. Lucía algo satisfecho, lo hizo.”

Escalofríos recorriendo mi cuerpo. Con miedo, giré para ver la razón. Tres chicas, en silencio paradas con una gran sonrisa en sus rostros. Sus ojos, sin embargo, no reflejaban alegría del todo. E-espera, ¿están enojadas conmigo?

esmarfon2-4.jpg

“Err… ¿me perdí de algo?”

“Nop.” “No…” “No lo hiciste.” Claramente mentían. Podía ver sus rostros enfadados.

“Oh, oh, señoritas. ¡Dejémoslos ahí! La piedra, papel o tijera es sagrado. No hay rencores, ¿okay?”

“Rayos, lo sé…”

“Mhm…”

“Esto es molesto, lo es…” Yumina dio un aplauso y dijo palabras que hicieron que las tres miraran para otro lugar y se calmaran. ¿Era importante que se enojaran por haber perdido en piedra, papel o tijera?

“Señor Touya, debería prepararse para estar listo para partir. Debemos reportar lo que pasó en la capital.” Garm vino junto con Olga, diciéndonos que nos preparáramos. Rompió el momento incómodo y usé la oportunidad de dirigirme al carruaje. Las miradas clavadas en mi espalda me distraían pero pretendí no notarlas.

<<Kohaku, ¿qué pasó mientras dormía?>> Hablé por telepatía con Kohaku, quien parecía estar dentro del carruaje. Supuse que el tigre sabría algo, después de todo.

<<Bueno… ¿Cómo lo explico…? Supongo que se puede decir que hubo una pelea de gatos>>

<<¿Huh?>> No tenía idea de lo que dijo, pero era claro que nadie más que Yumina estaba de buen humor. Debía hacer algo al respecto… ¡Aha!

Con una repentina idea, fui a la casa del jefe para intercambiar algo que necesitaba.

Mientras el carruaje se jalaba y traqueteaba, exhalé con un gran suspiro de alivio mientras veía a las chicas satisfechas. Había brillantes brazaletes en las muñecas de Elze, Linze, Yae y Yumina.

Fueron hechas a mano, por supuesto. Compré algunos objetos del jefe y usé [Modeling] para moldearlos en brazaletes. El diseño estaba basado en uno de los muchos modelos que encontré en internet. Una vez que mi trabajo estaba hecho, les di a cada quien uno, para expresar mi gratitud por todo.

Parecían un poco sorprendidas al principio pero ninguna de ellas dudó de tomar el suyo. Por como veían los brazaletes de vez en cuando, podía saber que les gustó. Aunque, las sonrisas ocasionales eran poquito perturbadoras, en serio.

“Olga, ¿cuánto tiempo falta para la capital?”

“Deberíamos llegar a Berge en dos días.  Touya, deberías comprar un arma en uno de los pueblos en el camino.”

Buen punto. Garm me dijo que el mejor lugar para obtener un arma hecho a partir del cuerno de dragón la ciudad capital. Pero estar desarmado hasta entonces no sería muy inteligente. Digo, cierto, puedo luchar sólo con magia, pero estar desarmado de mi parte me hace sentir inútil. ¿Hm? Espera. ¿No puedo usar [Modeling] para moldear el cuerno yo mismo? No, espera, no debería arriesgarme a desperdiciarlo…

“Bueno, son sólo dos días, así que podré con magia.” No hay motivo en comprar un arma si sólo la voy a ocupar dos días. Berge es la ciudad capital como quiera, así que tendrá mejores cosas. Olga parecía haber recordado algo y sacó de un objeto de su bolsa envuelta en tela.

“Acabo de recordad, el jefe de la villa me dio esto.” Olga lo pasó e instantáneamente supe que era un cuchillo envuelto en tela. Era negro, con un solo filo, un tanto curvo y de un tamaño como de veinte centímetros.

“¿Qué es esto…?”

“¿Hm? Escuché que fue encontrado en el ojo del dragón… ¿No es tuyo?” Oh, es esa arma. Sí que el jefe lo retiró, ¿huh? Tomé el cuchillo de Olga, lo envolví y se lo pasé a Yae.

“Aquí tienes Yae.”

“¿Hm? Pero no es mío, no lo es.” ¿Hm…? Si no es de Yae, ¿tal vez sea de Elze? Si tampoco era de Elze. ¿Linze? No, ella no podía cargar con algo así. ¿De quién es el cuchillo entonces? ¿No éramos los únicos allí? ¿Alguien nos ayudó desde las sombras? Eso significa que no eran nuestros enemigos pero aun así es súper escalofriante…

<<Kohaku. ¿Había alguien presente durante la pelea?>>

<<Había alguien. Pude sentir su presencia en la copa de un árbol en el bosque. No, eran dos, en realidad… No sentí intento de asesinato así que asumí que eran simples pobladores>> Confirmé de forma telepática con Kohaku. Aparentemente, fue alguien que observaba nuestra pelea con el dragón. ¿Por qué? De repente recordé que alguien estaba observándonos a Yumina y a mí en Langley. ¿Podían ser las mismas personas?

No era algo que podía saber sólo pensando en ello. Examiné el cuchillo pero no había algo que resaltase de él.

Por el momento, decidí conservar la navaja conmigo. Que no tuviera su funda era una molestia.

En serio… ¿quién pudo ser?

◊◊◊

“Ja… así es como es…” Fue todo lo que podía decir al ver el blanco puro del palacio real de Berge. Para ser franco, me recordó al Taj Mahal. La tumba hecha de mármol puro que cierto emperador le construyó a su amada. Ese enorme edificio cuyo nombre significa “Corona del Palacio.”

Bueno, dije que me recordaba, pero había algunas diferencias. Cuando comparabas el paisaje de la ciudad, construido principalmente de ladrillos secados al sol, el palacio realmente destacaba. Si tenía que describirlo, dirían que parecía un palacio Indio mezclado en el mundo del cuento de las Mil y una noches.

Mientras nuestro carruaje cruzaba la ciudad, no pude evitar notar qué tan subdesarrollado estaba comparado con Belfast. Incluso, los habitantes no decepcionaban cuando se trataba de vivacidad. Muchas especies caminaban  en las calles, creando un buen ambiente. Muchas culturas mezcladas, revueltas y desarrolladas en una sola dirección. Podía asumir que era lo que un pueblo debía ser.

Dejamos las calles, todas alineadas con altos edificios y cruzamos un gran puente hacia el palacio. Una vez cruzado el rio, entramos  a los terrenos del palacio.

Los cinco, junto con Olga, dejamos el carruaje y nos reunimos con Garm, Lyon y los ocho soldados antes de cruzar el jardín. Era una hermosa vista. Podía ver aves volando  incluso vi ardillas viéndonos desde lo árboles pulcramente arreglados.

Subimos las largas escaleras y entramos al interior del palacio. Brillantes rayos de sol entraban por los tragaluces, sólo para hacerse más brillantes al golpear el blanco mármol del suelo.

Rodeado de pilares ornamentados, seguimos el pasillo en medio del patio hasta llegar a una gran puerta decorada.

Los soldados custodiando la puerta la abrieron para nosotros con un gran sonido.

La luz brilló por las ventas y recaía en una larga alfombra roja. Parados a los lados de la alfombra estaba al audiencia real compuesta de varios semihumanos. Todos ellos vestidos de ropa llamativa, así que supuse que debían ser los ministros del país o algo por el estilo. Algunos con cuernos, otros con alas así que en definitiva era un grupo vívido de personas.

Más allá de la audiencia, sentado en su trono vi al regidor del país.

El rey bestia Jamukha Blay Mismede. Al parecer su subespecie hombre bestia era Leopardo de Nieve. A simple vista, pensé que tenía unos cincuenta años. Su rostro, rodeado de cabello y barba blanca, le daba un aura real de poder y respeto. Por sus intensos y felinos ojos, podía sentir una fuerza indescriptible y un poco de travesura.

Nos acercamos ante el rey bestia, asegurándonos de postrarnos en nuestras rodillas y reverenciar.

“Mi señor… Yo, Olga Strand, he vuelto del Reino de Belfast.”

“Hmph. Bien hecho.” El rey bestia le dio un pequeño saludo. Después, habló con Garm y Lyon, quienes estaban de rodillas, justo atrás de Olga.

“Garm… y tú, caballero de Belfast. Me complace su éxito protegiendo a Olga.”

“¡Gracias, Su Bestialidad!” “¡Gracias, Su Majestad!” Con esas respuestas de los dos, el rey bestia nos miró a las chicas y a mí, con ojos bizcos, y con una imperceptible sonrisa.

“Así que, son los que ha enviado el rey de Belfast, ¿puedo decir? He escuchado que, a pesar de ser pocos, fueron capaces de matar a un caótico dragón en Eld. ¿Es cierto?”

“Sí. Ha escuchado bien. Fui incapaz de participar, pero los otros cuatro conmigo fueron los que mataron a ese dragón negro que atacó Eld.” Yumina se paró, con confianza y resolución contestó a la pregunta del rey bestia.

“… ¿Y quién podrías ser tú?” La chica no mostró temor al estar en presencia de la nobleza. Además, miró al regidor con una mirada carente de vacilación, así que naturalmente le haría a alguien como él sentir sospecha.

“Perdón mi tardada presentación. Soy Yumina Urnea Belfast, hija de Tristwyn Unrnes Belfast, rey del Reino de Belfast.” Sus palabras causaron una conmoción entre los presentes. Era natural. La heredera al trono había aparecido de la nada. Olga y Lyon estaban enterados de la situación, pero Garm no pudo evitar abrir los ojos en sorpresa.

“Oh… ¿qué asuntos traen a la princesa de Belfast en mi domino?”

“Esto es para mostrar qué tan importante consideramos esta alianza con Mismede. Aquí el mensaje de mi padre. Le pido humildemente que lea lo que está escrito.” Mientras hablaba, Yumina sacó una carta y se la entregó.

¿Cuándo obtuvo eso…? Oh cierto… probablemente se la dio cuando regresó al palacio de Belfast durante el ataque.

Con una tremenda dignidad por él, uno de los auxiliares del rey bestia tomó la carta y se la entregó. Después de quitar el sello y pasar la mirada en el papel, el regidor de Mismede miró a Yumina con una sonrisa.

“Interesante… Creo entender la situación. Dame tiempo para considerar lo que he leído. No te preocupes, me aseguraré de responder pronto. Hasta entonces, siéntanse libres de usar mi palacio como casa.” El rey bestia pasó la carta a su auxiliar.

“Cierto, ahora que pasamos las formalidades… Hay algo que he esperado preguntar.” El tono del rey bestia cambió a uno más ligero cuando miró a Kohaku. Bueno, tiene sentido que se interese…

“¿Ese es un tigre blanco, no?”

“Es correcto. Es el sirviente de… Touya algo así.”

“Rawr.” Kohaku respondió, como si estuviera afirmando lo que ella dijo. En Mismede, los tigres blancos eran considerados sagrados. Había una o dos cosas sobre llamar a Kohaku “sirviente” pero ya que no usé collar o correa, a nadie le importaba.

El rey bestia tomó un tiempo en ver a Kohaku antes de mirarme.

“… Qué interesante. Así que, un héroe domador de tigres blancos mató a un dragón, ¿eh? ¡Jejejee, ha sido un tiempo desde que mi sangre hirvió así! ¡Entonces, chico! ¿Quieres luchar conmigo?”

“¿Huh?” Un tenue sonido salió de mi boca, señalando mi confusión. Los ministros alrededor de nosotros soltaron un colectivo suspiro de resignación. “¡Espera… ¿Qué?!”

Había un gigantesco estadio detrás del palacio blanco. Me recordaba un poco al Coliseo Romano. Hombre, este país es muy inconsistente.

He sido traído sin explicación aquí para un duelo con el rey bestia. ¿Por qué está pasando esto?

“Perdónanos, buen Touya. Su Bestialidad es el tipo que no puede resistirse a pelear con alguien a quien considere fuerte. Para ser honesto, estamos un poco preocupados por eso.” El canciller Glatz se volteó para disculparse. Era un pájaro con alas grises. Por su apariencia, diría que tenía casi cincuenta años. Estaba vestido con una toga tan oscura como sus alas. Su bigote destacaba mucho.

“¡Estaría agradecido de que le dieras un poco de dolor!  Pelea con todas tus fuerzas, por favor.”

“¡Espera un momento! ¿No es tu rey? ¿Me estás diciendo que está bien hacer eso?” Miré a Glatz con ojos de clara confusión. En ese momento, las personas junto a él lo comenzaron a apoyar.

“No nos importa. Pelea como quieras. ¡Su Bestialidad siempre menosprecia la importancia de los asuntos de estado! ¡Hay momentos en los que desaparece y lo encontramos entrenando con los soldados, excediéndose con cada uno de ellos!”

“¡Hubo una ocasión en la que tuvo una idea de una nueva arma y se fue con el herrero! ¡Arruinó nuestro itinerario y me causó muchos problemas!”

“No te olvides cuando dijo algo sobre empezar un gran torneo… ¡¿Acaso consideró el presupuesto?!”

Maldición… los ministros de Mismede son duros, ¿huh? El rey de este país es un rarito, supongo. Bueno, no es como si el rey de Belfast fuera mejor, pero aun así…

Dejando esos pensamientos de lado, tomé una espada de madera y me dirigí al centro del estadio. La audiencia estaba compuesta por mis amigas, los ministros de Mismede y un número de soldados de Mismede, todos de rango de capitán para arriba.

El rey bestia portaba una espada de madera y un escudo. Tuve la oportunidad de tomar un escudo pero lo rechacé. No era bueno usándolos y preferí ser ágil, así que estaba bien.

“La pelea durará hasta que uno de los contrincantes reciba una herida que podría ser mortal con espadas reales o uno de los contrincantes admite su derrota. Usar magia está permitido. Sin embargo, magia ofensiva apuntada directamente al contrincante está prohibida. ¿Ambos están de acuerdo con estas reglas?” El referí, un tipo cornudo con piel negra, nos explicó las reglas.

No magia ofensiva en el contrincante, ¿huh? Hm… eso reduce mis opciones un poco. Aunque, los ministros de estado me dijeron que fuera con todo, así que supongo que no debo contenerme.

“Hey uh… ¿estás seguro que quieres pelear conmigo?”

“Jejejeje. ¡Por supuesto y no te atrevas a contenerte! Considera esto como una pelea real. ¡Usa todo tu poder y trata de ganar!” Le pregunté por una confirmación y Su Bestialidad respondió con una sonrisa. Hombre, ¿va en serio?  Su cuerpo está en forma… No es el tipo de hombre que esperaba a su edad, honestamente. Probablemente ha estado en un entrenamiento bastante serio.

Supongo que no tengo otra opción. Si va en serio con esto, sería grosero no ir con todo. Me tomaré la libertad de tratarlo como una batalla real.

El referí cornudo alzó su brazo derecho y miró a ambos peleadores antes de bajar su brazo con rapidez.

“Round uno. ¡Comiencen!”

[Slip].”

“¿¡Qué!?” El rey bestia cayó de forma magnífica. Disminuí la distancia entre nosotros y coloqué mi espada de madera en su cuello.

“Bien. Se acabó.”

“¡E-e-e-espera un momento! ¡No es justo! ¡¿Qué fue todo eso?!”

“Fue mi conjuro Neutro, [Slip]. Magia no ofensiva no está contra las reglas, ¿cierto?”

“¡No, no, no! ¡Es trampa! ¡No está permitido! ¡No fue un duelo real!” Su Bestialidad protestó como niño. Parecía que era incapaz de aceptar el resultado.

Bueno, tiene un punto… Pero considerando las cosas, esa es la forma más eficiente de derrotar a un enemigo, ¿no? Bueno, mientras no sea contra un enemigo que no pueda volar.

“¡Quiero la revancha! ¡Sin magia esta vez!”

“Hmm, bueno… ¿Qué piensa Canciller?” Miré a Glatz y los ministros a su alrededor. Parecían un poco confundidos al principio pero una vez que se dieron cuenta que los metí a la conversación, algunos de ellos sonrieron de forma traviesa.

“Bueno… Lo preferimos si se abstiene de retrasar los asuntos gubernamentales.”

“¡G-Glatz! ¡No digas eso! ¡No tomará mucho tiempo! ¡Lo prometo! ¡Dame un momento, ¿okay?!”

“Hmm… No estoy seguro si debería…” Su Bestialidad corrió hacia el Canciller y comenzaron a platicar sobre algunos asuntos. Podía escuchar al rey bestia decir cosas como “¡Seré más serio, lo prometo!” y “¡Estaré donde lo necesiten, prometido!” una y otra vez.

En respuesta, los ministros le dieron varias condiciones, las cuales le hicieron decaerse en resignación. Aunque, terminó aceptando todos los términos que le dieron. ¿Hice algo malo…?

“Sir Touya. ¡Si no le importa, quisiéramos que tuviera otra pelea con Su Bestialidad!” El rey bestia tomó una posición opuesta a mí mientras Glatz pedía otro round. Sonaba más feliz esta vez… ¿Soy yo o el rey se ve un poco más molesto?

“Ese conjuro está prohibido esta vez. ¿Entendido?”

“Entendido.” Nos preparamos una vez más. Y de nuevo, el réferi alzó su brazo derecho antes de bajarlo con fuerza.

“Round dos. ¡Comience!” El rey bestia me atacó en el momento en el que comenzó el duelo. Lo encaré y torcí mi cuerpo con gracia para evadir el golpe. Entonces, después retroceder, fui contra él.

“¡Sal, Arena! ¡Tormenta de Arena Obstaculizadora: [Blind Sa –]!”

“Eres lento.” El rey bestia saltó en mi dirección con la velocidad de una bala y me embistió con su escudo, forzándome a reposicionarme. Mierda, ¡interrumpió mi conjuro! Esquivé su espada de madera, lancé un ligero ataque y retrocedí nuevamente.

Pero fue inútil. Predijo mis movimientos y se acercó a donde me retiré. Apuntó a mi pecho. De alguna manera evadí el ataque pero continúo con un ataque a mi garganta.

El segundo golpe me sorprendió pero pude doblar la cabeza de tal manera que me provocó un ligero rasguño en mi oreja.

¡Whoa, estuvo cerca! Retirarme fue una mala idea… ¡Debo ir a la ofensiva!

“¡[Multiple]!” Pequeños círculos mágicos comenzaron a formarse en el suelo alrededor de mis piernas.

“¡¿Hm?!” El rey bestia paró su ataque cuando las vio. Aunque cualquiera lo haría, en serio.

¡Caíste! ¡Caíste en mi trampa!

“¡[Boost]!” Usé magia para mejorar mis habilidades físicas y rápidamente utilicé mi velocidad explosiva para acercarme al rey bestia. ¡La victoria es mía!

“[Accel].” El rey bestia de repente murmuró algo. En el momento en que las palabras salieron de su boca, su gran cuerpo desapareció. Mi espada cayó en nada más que aire.

“¡¿Qué?!” Atontado, sentí a alguien atrás de mí. Me agaché por reflejo y vi la espada de madera del rey bestia pasar arriba de mi cabeza de forma horizontal. Giré para alejarme y rectifiqué mi postura. ¡¿Qué rayos fue eso?!

“Fuiste capaz de esquivar eso, ¿huh? Nada mal chico.”

“¿Eso… eso fue un conjuro Neutro?”

“Estás en lo correcto. Fue mi propio conjuro Neutro. Lo llamo [Accel].”

Lo sabía. Así que el conjuro acelera el movimiento… ¡No me sorprende por qué lo perdí de vista! Lo que más me molesta es no saber nada sobre eso. ¿Tiene un tiempo límite? ¿Mejora sus músculos?

“¿Cómo funciona?”

“Simplemente hace al cuerpo más rápido. Eso es todo. Aunque, cuando se usa, crea una barrera mágica alrededor del cuerpo que come energía mágica como loca, así que no se puede usar por mucho tiempo. Los humanos normales no pueden ni ver la velocidad a la que me muevo cuando está activado, así que te doy méritos por ser capaz de esquivarlo.” Ah, así que es un simple conjuro de aceleración. La barrera mágica era probablemente para proteger al cuerpo de altas velocidades.

“Ya veo. Ya entiendo cómo funciona. Tienes un buen conjuro.”

“Lo es, ¿no? Estoy orgullos –”

“¡De hecho, me gusta tanto que lo voy a usar! ¡[Accel]!” Y, justo así, usé el movimiento insignia del rey bestia en su contra. En un instante, corrí a un lado del rey bestia y mi espada de madera cortó el fino aire.

¿Huh? Aww, mierda. Fallé en la sincronización. Juro que apuntaba a tu torso pero fallé. Me tomará tiempo acostumbrarme a este conjuro… Traté de moverme un poco, pero mi propia percepción de velocidad no podía seguir mi cuerpo.

“¡¿Qué –?! Tú… Pero… ¡ese es mi –!”

“Wow… ¡es más difícil de controlar de lo que parece! No fallaré de nuevo.” Entré a la hiper-velocidad y me acerqué al rey bestia una vez más. Él también conjuró [Accel], y comenzamos a intercambiar ataques, esquives, retrocesos y evasiones. La barricada de ataques tan rápido como el rayo, pero mi defensa no se quedaba atrás. Me estaba acostumbrando a la velocidad. Asumí que el conjuro también aceleraba el poder de mi cerebro y mis reflejos.

Nuestra batalla en este mundo supersónico se sentía normal para ambos pero era probablemente imposible vernos para humanos normales.

Sin embargo, tenía una carta del triunfo. Combinaré este conjuro [Accel] con…

“¡[Boost]!” Con un destello, ¡gané más velocidad! La aceleración mágica se reunió en mis músculos de las piernas mejorados. Alcancé una velocidad casi divina. Un ojo normal no podía seguir mis movimientos. Aunque sólo duró un momento, excedí por completo los límites de [Accel].

esmarfon2-5.jpg

“¡¿Cómo?!” En menos tiempo que un latido, estaba detrás del rey bestia, presionando mi espada de madera contra su cuello.

“Jaque mate.”

“… No estoy seguro de lo significan esas palabras, pero parece que perdí.” Su Bestialidad alzó las manos aceptando la derrota. Aceptando derrota, el réferi alzó el brazo derecho.

“¡El ganador es Sir Mochizuki Touya!” Seguida de la declaración, toda la audiencia en el estadio comenzó a aplaudir. En verdad, esperaba muchos abucheos e insultos más que nada por haber derrotado al rey del país, pero mis preocupaciones eran infundadas.

“No esperaba que supieras cómo usar [Accel]… Tenía mucha confianza en ese conjuro por lo que fui un poco engreído.  ¡Supongo que debo de replantear mis estrategias!”

“Bueno… ¿tal vez? Jajaja…” Me reí. La magia Neutra era magia personal. Las personas podía usar el mismo conjuro Neutro eran pocas. Aunque, escuché que aquellos con el mismo linaje podían tener conjuros similares.

A pesar de todo, era natural que el rey bestia no estuviera preparado para mi actuación. Era básicamente juego sucio.

Una pena que no pudiera usar magia elemental. No puedo recitar conjuros si el encantamiento es interrumpido…

Aunque eso era una rara consternación de los magos. Casi siempre estaban las líneas traseras. Pero, sería conveniente si había una manera de usar magia elemental sin tener que recitar molesto encantamiento en el camino…

Llegada la tarde, hubo una pequeña fiesta en el palacio. Los invitados fueron en su mayoría los ministros de Mismede, los nobles de elite e importantes comerciantes. De lo que podía decir, era para celebrar el regreso de Olga y la bienvenida de Yumina, ya que era la princesa de Belfast.

No era un festín propiamente, así que no importaba mucho, pero sucede que terminé vistiendo formal.

La parte superior e inferior de mi cuerpo estaba cubierta de blanco pero el chaleco que me dieron era negro. Además de un fajín ancho azul marino. Sólo me faltaba un turbante y parecía un cosplay de Sinbad o de Aladino.

La fiesta tuvo buffet, por lo que muchos de los invitados estaban degustando bocados de la selección y disfrutando de las charlas.

La invitada de honor, Yumina, no estaba aún. Ni tampoco Elze, Linze o Yae. Tal vez se estén cambiando a su ropa formal. No se meterán en ningún problema, Kohaku las está cuidando.

“Hey, Sir Touya. Se te ve bien eso.” Con champaña en mano y vestido en un frac en lugar de su armadura habitual, Lyon se acercó para saludar. Siendo el hijo de la familia de barones Blitz, probablemente estaba acostumbrado a este tipo de eventos.

“Espera un momento, Lyon, ¿por qué no me dieron un traje similar al tuyo…?” De manera independiente de que mi traje se viera o no mal, le pregunté. Aunque, supongo que era lo mejor. Me sentiría deprimido si me sentase junto a él mientras usáramos el mismo traje. Mi frágil corazón recibiría un golpe cada vez que alguien me comparase con este endemoniado guapo.

“Er… Sir Touya… no has visto a Olga por aquí, ¿o sí?”

“No puedo decir que sí.” Lyon intentó preguntarme casualmente sobre Olga, tratando de poner un aire de despiste para ocultar su ansiedad de querer verla. Tiene un punto, creo… Es un poco extraño que no haya visto aún los otros invitados de honor. Bueno, a lo mejor no ha llegado. Espero que llegue pronto, sólo hay algunas sonrisas que puedo ofrecer al nervioso Lyon.

“¡Touya!” En el momento en que esas palabras llegaron a mis oídos, sentí a alguien abrazarme por atrás. Me giré y vi abajo un par de orejas moviéndose, orejas de zorro.

“Bueno, si no es Arma.” Acaricié el cabello de la pequeña chica zorro. Estaba usando un adorable vestido. Cuando vi detrás de ella, vi a un fornido caballero con vello facial blanco. Había un par de orejas sobresaliendo de su cabello y una larga y peluda cola detrás de él. Este tipo es…

“Un placer conocerlo. Soy Olba, padre de Arma.” Acerté. Estreché la mano que extendió y después me tomé un tiempo para ver a padre e hija. Aparentemente, el cabello en sus orejas y colas se pigmentaban blanco con la edad…

“Gusto en conocerlo. Soy Mochizuki Touya. Ah, Touya es mi nombre.”

“Jojo, ¿entonces eres de Eashen?” Ha sido un tiempo desde que escuché eso.

“S-soy Lyon Blitz, ¡u-un caballero de la primera orden de caballeros de B-Belfast!” Relájate Lyon… Lyon temblando estrechó la mano derecha de Olba después de que lo hice yo. Supongo que no lo pudo evitar. El padre de Arma es el padre de Olga.

“Tiene mi más sincero agradecimiento por proteger a mis hijas.”

“¡N-no hay de qué señor! ¡S-sólo seguía las órdenes! ” Lyon, por favor. No hay necesidad de estresarse hombre… Sin intención de ayudar a Lyon de esta situación, decidí comenzar a platicar un poco con el viejo zorro.

“¿Qué hace para vivir señor Olba?”

“Soy comerciante. Hago tratos de varios bienes de alta calidad, algunos de ellos vienen de Belfast” Un comerciante, ¿eh? Varios bienes…

“Recientemente, he tratado de obtener un nuevo juego llamado ‘shogi’. Me gustaría venderlo aquí. Escuché que el mismísimo rey de Belfast disfruta del juego.”

“¿Hmmm? ¿Shogi?” ¿Cómo se extienden las noticias tan lejos?  Resulta que Olga escribió sobre shogi en una carta que le envió a él y con eso llamó su atención.

“Resulta que tengo un set conmigo. ¿Lo quiere?”

“Oh, ¿puedo tenerlo? Estaría agradecido. Lo he querido ver con mis propios ojos por un tiempo.” Suerte para él, todavía tengo un set que hice durante el viaje.

“No haya problema. Me aseguraré de que lo tenga mañana. Aunque, tengo asuntos que atender, así que… Lyon, ¿se lo podrías llevar a Olba? Olga ya sabe las reglas, así que estoy seguro de que les enseñará a ambos.”

“¡¿Hm?! ¡¿Yo?!” Una vez más lo metí a la conversación, Lyon comenzó a estremecerse.

“El padre de Lyon es el General León, uno de los más confiables ayudantes del rey.  Escuché que él es uno de los mejores oponentes del rey en el shogi.”

“¿Jo? ¡¿Un hijo del General León?! Por dios, estaré contento de que visite nuestra casa. Hay mucho que quiero preguntarle.” Olba habló con alegría con Lyon, una sonrisa cruzó su rostro. Cuando se trataba de vida personal, el joven caballero era un buen candidato para su hija. Esperaba que diera una buena impresión al viejo zorro. Bueno, que se casen o no dependía completamente de cómo se sentían los dos, así que pude haber hecho algo innecesario.

“¡Sí! ¡Me aseguraré de ir y visitarlo!” Lyon se posicionó como un soldado. Este tipo es innecesariamente serio como siempre.

Mientras me preocupaba por el extremadamente diligente caballero, las personas en palacio se juntaron lo que se volvió ruidoso.

¿Por qué tanto escándalo? Miré a la entrada de la sala donde vi a Su Bestialidad, Olga, Yumina y el resto de las chicas.

Olga estaba vestida en un llamativo vestido de fiesta de Belfast, mientras que Yumina y el resto vestían algo que me recordó a los saris Indios. El de Elze era rojo, el de Linze azul, el de Yae purpura y el de Yumina Blanco. Aunque eran de diferentes colores, se veía bien. Kohaku estaba caminando a su lado.

“Oh, hey, chico. Te ves bien. Casi te confundo con un noble de Mismede.”

“Er, gracias… supongo.” El rey bestia me miró con una sonrisa en su rostro. Esto es incómodo… No sé cómo lidiar con estas situaciones.

Miré a mi lado para ver a Lyon mirando fijamente a Olga en su vestido ornamentado. Por dios… Podía ver un adorno en su cabello muy familiar brillando. Creo que es seguro decir que tiene una oportunidad con ella por lo menos.

“Amo tu traje Touya. Te ves grandioso.” Yumina dijo, halagándome.

“Sí. Te queda.”

“…M-muestra un aire distinto…” Murmuró Linze.

“¡Asombroso, Touya-dono! Se ve muy bien en ti.”

Todas piensan que me veo bien… ¡Chicas mejor deténganse o me voy a sonrojar!

“Todas se ven muy bien. Oh hey, ¿puedo tomar una foto?” Saqué mi Smartphone y abrí la cámara. Cuando todas entraron en el cuadro, tomé la foto, haciendo que mi teléfono emitiera un flash.

Sorprendidos por la luz, los soldados de Mismede parados junto las paredes del palacio pusieron sus manos en sus espadas. Uh-oh, supongo que sin flash.

“¿Qué fue eso?” Su Bestialidad miró el Smartphone en mi mano. Bueno, supongo que debía explicarlo tarde o temprano.…

“Lo siento, es uno de mis conjuros Neutros. Puedo grabar lo que veo y mirarlo una vez más después.”

“¿Jo? Lo siento, no comprendo.” Le enseñé la foto que tomé. Las cuatro chicas estaban ahí, alineadas y sonriendo.

“¡Jojo! Un conjuro que te permite dibujar imágenes al momento, ¿eh? ¡Escuché de alguien con un conjuro similar en el Imperio de Refreese! ¿Es posible sacar esa imagen?”

Hmm… ¿así que el Imperio tiene a alguien que puede hacer algo similar a mí? Ahora tengo curiosidad de saber qué tipo de persona es… Dejando eso de lado, decidí que no había que dar una explicación completa de cómo funcionaban las fotos.

“Puedo sacarla, ¡sí! Sólo necesito un pedazo de papel y algo con qué escribir.” El rey bestia mando a alguien a traer lo que pedí. Miré la foto y recité [Drawing] para transferirla a papel. Tan pronto lo hice, la hoja blanca mostró una versión sepia descolorida de la foto con las cuatro chicas. Eran como una de esas fotos viejas monocromáticas. La pude haber coloreado pero es más que suficiente para su propósito.

“¡Increíble! ¡Es asombroso niño – er, Sir Touya! ¿Puedes hacer una imagen mía?”

“Claro, no hay problema.” Ya que estaba ahí, no debía usar la cámara. Simplemente recité [Drawing] mientras lo usaba a él de referencia.

Le di la foto… bueno, la casi foto, de él en una pose genial, estaba demasiado emocionado.  Pero se salió de control. Atrapado por la situación, atraje la atención de la familia Olba, después muchos invitados aleatorios me pidieron que los dibujara.

Un solo dibujo tomaba menos de 10 diez segundos, no tenía resentimientos de hacerlo una y otra vez, pero hubo personas que no estaban satisfechos con sus poses o algo y tomó varios intentos para satisfacerlos. ¡¿Qué soy, una cámara Polaroid[1]?! Me estoy cansando… Ya basta.

Lyon aprovechó el caos y me hizo dibújalo con Olga a su lado. No tenía razón para rechazarlo, por supuesto. Pero aun así, cuando hice eso me sentí más que una cámara Polaroid y menos que una cabina de fotos.

Después de terminar con los pedidos de más importantes invitados, corrí de la sala de la fiesta para tomar un descanso. Noté un sillón en la esquina del pasillo, así que me desplomé en él y traté de relajarme. Eso fue fácil, considerando qué silencioso era el lugar comparado con la fiesta.

Mientras miraba a la nada, algo extraño caminó por el lugar donde estaba la intersección de los pasillos.

“Qué diab –” Con una expresión de incredulidad en mi rostro. Hubo algo que noté sobre… la cosa caminando en el pasillo a la distancia. Para ser preciso, era un oso. Bueno, cierto, el país de semihumanos tenía algunos hombres bestia oso. En realidad había visto algunos de ellos en la fiesta. El tema no era ese, pero el hecho de que esa cosa no era un hombre bestia. Era un oso de peluche.

No estaba muy seguro, pero medía unos cincuenta centímetros de alto, y no importaba cuantas veces revisara lo que estaba viendo, era claramente un oso de peluche… Por qué hay un oso caminando… ¿Estoy más cansado de lo que pensé?

De repente, se paró y miró en mi dirección. Oh rayos, ¡me está viendo directamente!

Mirada…

Miradaa…

Miradaaa…

Miradaaaa…

¿No ha pasado antes esto…? ¿Qué? El oso estaba moviendo su brazo, llamándome de forma clara.

¿Me estará pidiendo que vaya? ¿Debería seguirlo? Lo pensé y me decidí. Razoné que si las cosas se ponían feas, podía usar [Accel] para salir de ahí.

El oso caminante me guio a un cuarto no tan lejos de la sala de la fiesta. Era pequeño y regordete por lo que no podía alcanzar la perilla. Decidido, saltó con maestría y alcanzó la perilla para abrir la puerta. Entró pero no antes de llamarme.

Supongo que quiere que lo siga… Entre al cuarto poco iluminado y vi la luz de la luna entrando por la ventana. El cuarto era espacioso y amueblado.

“¿Oh? Trajiste a un extraño visitante esta vez, Paula.” Perplejo por la voz repentina, comencé a buscar en el cuarto. Segundos después, noté a una chica sentada en una silla roja enfrente en la ventana.

Sobre su edad, parecía estar entre Yumina y Arma. Tenía el cabello blanco atado en coletas y ojos dorados. Usaba un vestido negro, bota negras y una diadema negra, lucía como una lolita gótica. Lo normal, mis ojos se posaron en su vestimenta pero no pude mantenerlos de estar viendo las cosas detrás de ella.

Un par de delgadas, y semitransparentes alas relucían con la luz de la luna. No eran como las que veías en las aves, eran más como la de los insectos. Era seguro decir que era un hada.

“¿Así que? ¿Quién podrías ser tú?”

“Ah, soy Touya. Mochizuki Touya. Touya es mi primer nombre.”

“Nacido en Eashen, ¿estoy en lo correcto?” Oh, como quisiera que se detuvieran con eso. Bueno es muy similar, así que no podía…

“Ya veo. Entonces eres uno de los invitados de la fiesta. El famoso asesino de dragones, ¿no?”

“¿Asesino de dragones? Bueno, digo… Supongo que no está mal. ¿Y tú eres?”

“Oh, disculpa. He olvidado presentarme. Soy Leen, la matriarca del clan de todas las hadas. Y está pequeña es Paula.” ¡¿Matriarca del clan?! ¡¿Esta chica?! La sorpresa hizo que las palabras no salieran de mi boca, a lo que Leen rio, claramente asombrada.

“A pesar de las apariencias, soy mayor que tú por mucho. La longevidad es una de las características principales de la raza de las hadas.”

“¡¿Eres mayor que yo?! ¿Por cuantos añ–?” Espera, mejor me detengo. No es apropiado preguntarle a una mujer su edad. Leen, sin embargo, no parecía importarle.

“Bueno, no estoy muy segura… Por lo menos tengo seis siglos de edad, aproximadamente.”

“¡¿Seis siglos?!”

“Pensar en ello es una molestia, así que asume que tengo 612 años.” E-Espera, eso es asumir mucho… No puedo creer que pequeña niña tenga seis siglos de edad… Supongo que no hay limitaciones en ese mundo. Con eso, ahora que sé su edad, es más fácil de aceptar que es la matriarca del clan.

“¿Las hadas envejecen lentamente?”

“… Ese no es el caso, no. Simplemente dejamos de envejecer cuando alcanzamos cierta edad. Normalmente, pasa cuando alcanzamos la apariencia de un humano al final de la adolescencia o a los 20 años, pero llegó antes para mí. Eso es todo.” Podía verla haciendo pucheros mientras decía eso. Descubrí que no estaba tan contenta con su cuerpo atorado para siempre. Hombre, no importa cómo la veas, no puedo verla más que como una persona de la edad de Yumina.

Como si fuera consuelo hacia Leen, Paula trepó detrás y le acarició la cabeza.

“Y, sobre Paula… ¿es una especie de familiar de contrato?”

“No lo es en realidad. Es un oso de peluche real. Puede moverse gracias a mi conjuro Neutro [Program].”

“¿[Program]?”

¿Quieres decir como una computadora o programa? ¡¿Es un oso robótico?! “El conjuro Neutro [Program], permite al usuario darle ciertas órdenes a objetos inorgánicos y hacerlos actuar. Por ejemplo…” Tomó la silla del otro lado del cuarto y me la llevó. Leen puso su mano sobre la silla y concentró su poder, creando un círculo mágico bajo él.

“Inicio [Program]/ Movimiento: Dos Metro Adelante/ Condición de Inicio: Alguien Sentado/Finalizar [Program].” El círculo mágico en el suelo se desvaneció con rapidez. Cuando Leen se sentó en la silla, esta comenzó a moverse dos metro al frente antes de detenerse.

“Oh, olvidé configurar la velocidad. Pero ya tienes la idea general. Me permite darle órdenes mágicas a los objetos.”

Sí, creo que lo entiendo. Un nombre como [Program] es más que apto para esto. Incluso si es limitado por la programación, la habilidad de hacer que los objetos se muevan por sí solos es muy útil.

“Entonces, ¿puede hacer que Paula vuele añadiendo la orden de hacerlo?”

“Algo así es imposible, me temo. No es un gran poder. [Program] sólo permite movimientos simples. Aunque volar podría servir con pequeños modelos de aves.”

Bien, creo que lo entiendo mejor. Parece ser que su conjuro tiene límites razonables. Eso no lo hace menos útil.

“Creo que debo intentarlo.”

“¿Disculpa…?” Concentré mi magia en la silla. Un círculo mágico se formó en el suelo y comencé a preparar mi propio [Program].

“Inicio [Program]/ Movimiento: Cinco Metro Atrás a Velocidad de Caminata Estándar Humana / Condición de Inicio: Alguien Sentado/ Finalizar  [Program].” Cuando desapareció el círculo, probé el programa sentándome en la silla. Se comenzó a mover hacia atrás a una velocidad mayor a la anterior y se paró a los cinco metros. Sí, es útil.

“Qué… ¿Qué fue lo que hiciste?” Leen estaba viéndome, parpadeando con fuerza.

“Bueno… usé [Program], ¿no?”

“¿Por qué lo dices como pregunta…? No, olvídalo por ahora. ¿Fuiste capaz de usar [Program] así nada más?”

“Erm… jaja, supongo…” Me miró con mayor sospecha.

Mirada…

Miradaa…

Miradaaa…

Miradaaaa…

¡Eso ya pasó con Paula! Dicen que las mascotas se parecen a sus dueños pero no sé si eso sea lo que está pasando aquí… Momentos después, suspiró y cruzó los brazos.

“Hay muchas cosas que quiero preguntarte, pero lo dejaré para otra ocasión… Le dije a Paula que me trajera cualquier humano interesante y no me falló. Puedes ser un mejor descubrimiento de lo que fue Charlotte.”

“¿Charlotte?” No pude evitar reaccionar ante el conocido nombre.

No puede ser la misma Charlotte, ¿cierto? “Sí, una de mis discípulas. Escuché que es Maga de la Corte en Belfast ahora.” Oh. Supongo que sí puede ser. Espera, entonces, alto… ¡Eso significa…!

“¡Ah! Entonces eres la endemoniada maestra que la hizo recitar los conjuros hasta que colapsara, y después restaurar su magia y hacerla recitar más y más conjuros hasta volver a colapsar, ¡¿cierto?!”

“¡¿Qué?!”

Oh hombre, me asusta. Por favor no me mires así, soy frágil. ¡Para empezar no fui yo quien lo dijo! ¿P-perdón? ¿Debería decir perdón? ¡Debo decir perdón!

“Bueno, no importa… Charlotte será cacheteada la próxima vez que la vea. Por otra parte, Touya, tus talentos mágicos con destacados. Además conjuros Neutros, ¿qué otros elementos puedes manejar?”

“Todos.”

“…Bueno, por lo menos nada me sorprenderá más.” Después de un largo suspiro, Leen meditó algo antes de abrir lentamente sus dorados ojos. Me miró y juntó las manos.

“Muy bien. Serás mi nuevo discípulo.”

esmarfon2-6.jpg

“¿Qué dijo?” La lolita gótica de coletas agitó sus alas mientras sonreía.

◊◊◊

Ayer, la matriarca de las hadas, Leen, me dijo que me volviera en su discípulo, pero la rechacé formalmente. En serio, ¿quién trabajaría bajo una persona tan firme? Pero, parecía muy molesta por mi negativa.

Después de eso, la fiesta llegó a un calmado fin. Regresamos a nuestras habitaciones que nos fueron asignadas y nos fuimos a dormir en nuestras cómodas camas. Había sido un tiempo desde que dormí en algo lindo, así que me tomó un tiempo poder dormir. Antes de saberlo, sin embargo, ya era mañana y había dormido bien.

Muy bien, ¡hay algo que quiero intentar! Busqué en varios sitios en mi teléfono y usé [Drawing] para obtener transcripciones e imágenes sobre todo lo que parecía útil. Creo que con esto es suficiente…

Una vez terminado un ligero desayuno que me llevaron, junté el montón de hojas que preparé e hice que Kohaku se me uniera para ver al Canciller Glatz.

Le dije que quería irme un rato, por lo que me dio una medalla que permitía cruzar las puertas del castillo. También me pidió que si podía usar [Drawing] para hacer un retrato de él. Honestamente, no era una persona que me pediría hacer eso.

Después, me reuní con Lyon para darle el juego de shogi. Sintiendo una pequeña oportunidad, también le dije que  Reflet  estaba planeando convertirse en el pueblo oficial del shogi.

“¿Oh? ¿Vas a salir?” Una vez que Kohaku y yo terminamos con nuestros asuntos en el palacio, nos dirigimos al pueblo. Pero no antes de encontrarnos a Yumina y Linze. Parecía que acaban de tener el desayuno y estaban a punto de salir a pasear por el jardín.

“Sí, Kohaku y yo vamos de compras. ¿Quieren venir?”

“Por supuesto.” Yumina contestó inmediatamente.

“I-iré también.” Linze respondió con duda. Estaba pensando en invitar a Elze y Yae pero Linze dijo que estaban entrenando con los soldados de Mismede en el estadio… Sólo esperaba que Su Bestialidad no estuviera allí.

Los cuatro cruzamos las puertas del palacio y salimos al pueblo. Bien, ahora… espera.

“¿Dónde puedo comprar metal?”

“¿M-metal?”

“Sí. Acero, cobre, latón. Cosas así. Ideales para ser compresas en lingotes.”

“No estoy muy seguro de lo que es ‘lingote’ pero creo que puedes encontrar lo que quieres con un herrero.” Yumina contestó.

Bueno, tiene sentido. Saqué mi teléfono e hice una búsqueda por herrerías. Había unos puntos por aquí y por allá. Supuse que no estaría mal escoger el más cercano.

Tomamos la calle que se dirigía al este y encontramos el lugar en la esquina cerca de la intersección. Podía escuchar los martillazos antes de llegar.

“Buenos días. Bienvenidos. ¿Están por un trabajo de reparación? ¿O tal vez para afilar una espada?” Un empleado con cuernos nos saludó con una sonrisa. Estaban más contentos de venderme metal comprimido así que compré hierro, latón y plomo. Muchos lingotes de dos libros pequeños de grosor para ser específico. Había una tienda de herramientas justo frente a la herrería así que aproveché la oportunidad de comprar algo de madera y hule. Del tipo usado en las suelas del zapato.

“Y ahora para la pólvora…” Hice la búsqueda y arrojó un resultado. Parece que es una tienda de objetos mágicos… Bueno, supongo que la pólvora es mágica.

Fui allí y compre tres botellas medianas de pólvora. ¡Creo que es todo lo que necesito!

“… ¿Qué planeas hacer?” Linze miró todas las cosas que compré y no pudo evitar preguntar.

“Voy a forjar mi propia arma.”

“¿Un arma…?” Después de que ladearon sus cabezas en confusión, tomé el callejón más cercano y usé [Gate] para regresar a mi cuarto en el palacio. Tomé el cuerno de un metro de largo del dragón que había dejo allí, y usé [Gate] nuevamente para ir al bosque que cruzamos antes de llegar a la capital de Mismede.

Bien, nadie nos verá.

Coloqué los papeles en un tronco de madera y puse un lingote encima para prevenir que el aire se las llevara.

“Ahora sólo necesito tomar este cuerno de dragón y…” Mierda. No puedo usar el cuerno como está, ¿o sí? Es un poco largo. Ah bueno, sólo lo voy a cortar un poco antes… Espera, era muy duro de cortar con mis herramientas, ¿no?

“Linze, ¿puedes usar magia para cortarlo? Por aquí por favor.”

“¡N-No hay problema!” Le enseñé dónde debía corta y lo hizo rápido.

“¡Sal, Agua! ¡Siente Mi Espada, Ambas Fría y Clara: [Aqua Cutter]!” Con un sonido acuático, el cuerno del dragón fue cortado a una dimensión correcta. Whew, qué bueno que traje a Linze conmigo. Tomé el cuerno con mis manos y ahora era más ligero. Sentí que estaba cargando plástico. La ligereza me hacía dudar de su fortaleza pero era un hecho que era más duro que el acero. Estaba sorprendido.

Espera, no vine a admirar esto. ¡Tengo trabajo qué hacer!

Miré los papeles que traje y memoricé las partes relevantes- Bueno, incluso si estuvieran mal, podía afinarla para repararla. Bien, es hora.

[Modeling].” El cuerno comenzó a cambiar de forma lentamente. Tambor, cilindro, percutor, gatillo… Hice las partes, una por una. Después de eso, usé la madera que compré para crear un mango y lo junté todo.

Diez minutos después, sostenía un suave revolver negro en mi mano.

Basado en una pistola conocida como Remington New Model Army, pero resultó más corta. Bueno, no era mucha la diferencia, así que no me importó.

Ya que quería algo que pudiera disparar rápido, convertí una pistola de acción simple en una de doble acción y estaba mal cerca del cilindro así que el interior del arma terminó siendo completamente diferente al original. Sólo lo usé de base porque el diseño se veía genial. Tomándolo con la mano, examine cómo se sentía.

No se siente muy desgastado, para ser honesto. ¿Tal vez es un poco ligero? En realidad, no sería muy negativo.

“Ahora, las balas.” Usando los lingotes y la pólvora, hice las cabezas de las balas, casquillos, vainas, culotes y fulminantes, justo como se veían en internet.

En el momento en que terminé, tenía cincuenta balas variadas. Es suficiente por ahora, pensé.

Bien, es hora de cargar las seis cámaras del barril… Oh espera, antes de eso…

“[Enchant]: [Apport].” Encanté el revolver con mi conjuro de tele transportación de objetos. Ahora…

“Inicio [Program]/ Condición de Inicio: Portador dice ‘Recarga’ / Acción de Inicio: Ejecutar Rápidamente Cartuchos Vacíos, Usar [Apport] para Recargar cualquier Cámara Vacía Usando Balas Localizadas Dentro del Rango de Un Metro/ Finalizar [Program].”* Y con eso, había terminado. Recargar manualmente era muy molesto. Sólo pude hacer una pistola automática en su lugar, pero mi gusto era más importante que eso. Consideraba los revólveres como el arma más genial y eso era suficiente.

*Nota: Programación vergas.

Llené las cámaras, apunté a un árbol cercano y jalé el gatillo. La bala salió disparada con un explosivo sonido. ¡Whoa! El culatazo es más fuerte de lo que pensé que sería. Linze y Yumina pusieron sus manos en los oídos. A pesar de la gran presentación, al parecer había fallado el tiro.

Seguí con dos tiros más y noté que la precisión era muy baja. ¿Soy malo disparando? Las balas no están siendo disparadas directo a – Oh…

Cierto, olvidé hacer el estriado. El estriado se refiere al surco helicoides dentro del cañón. Leí que eso estabilizaba giroscópicamente la bala forzándola a girar, lo que la hace viajar en línea recta.

Y con eso, con otro conjuro [Modeling], elaboré el estriado de mi arma. Disparé algunas balas y la diferencia de precisión era muchísima.

Una vez vacío el cilindro, decidí probar el mecanismo de recarga que programé previamente.

“¡Recarga!” En el momento que lo dije, los cartuchos vacíos fueron ejecutados y cayeron al suelo. Entonces, seis balas que coloqué en el estuche desaparecieron y reaparecieron dentro del arma. Jalé el gatillo nuevamente. Otra bala se disparó. Sí, funciona muy bien.

“¿Terminaste?”

“Sí. Esto es algo llamado ‘pistola’. Es un arma creada para atacar a largas distancias, puedes usarlo con una mano y es más fuerte que los arcos y flechas.”

“…Asombroso. Es como un pequeño cañón.” Linze habló en voz baja, viendo mi creación. Era verdad que cañones no tan elegantes existían en este mundo, pero ya que cualquier mago que supiera el conjuro de [Explosion] era más efectivo, no los usaban mucho.

“Terminé de hacer la pistola, pero hay algo más que quiero intentar.” Después de retirar todas las balas del cilindro, tomé una en mi mano.

“[Enchant]: [Explosion].” La imbuí con magia explosiva. Veamos…

“Inicio [Program]/ Condición de Inicio: La Cabeza de la Bala Escapa del Cañon del Arma e Impacta Algo/ Acción de Inicio: Activa [Explosion] Alrededor de la Bala/ Finalizar [Program].” Coloqué la bala encantada en el cilindro y disparé al mismo árbol agujerado.

Un fuerte rugido, el árbol al que disparé y los desafortunados cerca fueron destrozados en miles de astillas. La prueba de [Explosion] funcionó.

“¡¿Qué?!”

“¡W-whoa!” Linze y Yumina cayeron al suelo, tan impresionadas para quedar de pie. Bien. Eso resuelve mi tema con usar magia ofensiva sin un encantamiento. Entonces, teniendo [Enchant] y [Program] todo es menos molesto… Espera, puedo hacerlo con varias balas a la vez, así que no está mal.

Probablemente pueda encantar algunas balas de salva con [Paralyze] para ataques no letales. ¡Armas así de útiles son más que necesarias! Oh espera, [Paralyze] no serviría si tienen amuletos mágicos con ellos.

“Touya, puedo tener una de esas… ¿pistolas era?”

“Q-quisiera una también…”

“¿Huh?” La repentina petición de Yumina y Linze me hicieron pensar. Podía entender por qué, siendo peleadoras de retaguardia, quisieran una de esas armas, pero no podía evitar preocuparme. ¿Estoy siendo sobreprotector? Yumina tiene un arco, una cosa muy peligrosa por si sola y Linze tiene la habilidad de cortar las alas de un dragón así que preocuparme porque manejen una pistola con seguridad era algo estúpido.

Además, ser capaz de usar magia sin importar la afinidad sería muy ventajoso. Con una pistola, incluso Yumina, alguien sin actitud al fuego, podría usar [Explosion].

“Claro, ¿por qué no? Tomen un diseño que les guste.” Hice una búsqueda de varias armas y las pasé al papel usando [Drawing]. Después de un largo rato viendo las opciones, Yumina escogió una Colt Army Modelo 1860, mientras que Linze escogió una un revólver nariz chata conocida como Smith & Wesson Modelo 36.

Linze estaba bien pero estaba un poco preocupado si la elección de Yumina encajaría en su mano. Entonces recordé que era sólo un diseño que podía hacerla a su medida.  Mi arma estaba hecha a la medida.  Bueno ahora las especificaciones y calibre.

Honestamente, mi habilidad de forjar armas era tosca. Estaba seguro de que cualquier arma me daría problemas. Si tuviera que disparar algo, una pistola de aire serviría. Aun así, había cosas que no podía evitar ser selectivo. Básicamente, siempre había querido disparar un arma real.

Hice que Linze cortara el cuerno de dragón una vez más y lo usé para hacer pistolas para ellas. Para estar seguros, programé las armas de tal manera que nadie más que ella pudieran jalar el gatillo.

Creé cerca de cien balas de salva, las dividí entre las chicas y dejé que se acostumbraran usarla y dispararla.

Al estar hecha del cuerno de dragón, eran más livianas que las pistolas convencionales y no fue tan difícil de usar para las chicas.

Bien, ahora el evento principal. La pistola en realidad nada más que una base para la creación de mi verdadera arma.

“[Modeling].” Tomé el cuerno de dragón y una vez más comencé a darle forma de arma. Sin embargo, a diferencia de las otras, ésta estaba siendo construida de una extraña manera.

Extendiendo desde el seguro y trazando la parte baja del barril, había una espada. El mango se curvó un poco y le dio al objeto una forma derecha. En general, era menos que una pistola y más una espada corta.

¡Una fusión profana de una pistola y cuchillo! Aunque, “cuchillo” no era muy apto, considerando que la hoja medía treinta centímetros de largo y era algo ancha. Sin embargo, había una razón para la anchura.

“Inicio [Program]/ Condición de Inicio: El Usuario Dice ‘Modo Pistola’ o ‘Modo Espada’/ Acción de Inicio: Usa [Modeling] para Rápida Transformación de Pieza Hoja, de Espada Corta a Espada Larga en caso de ‘Modo Espada’ o de Espada Larga a Espada Corta en caso de ‘Modo Pistola’/ Finalizar [Program].” También la programé con el mismo mecanismo de recarga que había intentado. Recargué rápido, preparé mi arma y jalé el gatillo. Sonó una detonación y la bala destruyó con facilidad una rama. ¡Bien, la pistola funciona bien!

“Modo Espada.” En respuesta a mis palabras, la cuchilla de treinta centímetros en un instante se convirtió en una espada de ochenta centímetros. El ancho de la espada ser perdió en dos tercios del principio y a cambio ganó longitud.

Blandí la espada un poco. No la sentí pesada en lo más mínimo.

“Modo Pistola.” La hoja se recortó y se volvió ancha una vez más. Bien, la función de transformación sí sirve.

“Asombroso. ¿Así que puedes tener tanto pistola como espada?”

“Elze y Yae son peleadoras de frente, mientras que ustedes dos son de retaguardia por lo que decidí hacer más flexible mi posición.” Para ser honesto, he estado esperado esto por un tiempo. El duelo con el rey bestia me hizo considerar que habrá situaciones en las que no pueda usar magia con efectividad. ¿La respuesta al problema? Una pistola.

“…Entonces, ¿qué nombre le pondrás a tu arma?”

“Bueno…’Brunhild’* suena bien, supongo.” Le respondí a Linze con una sonrisa en el rostro. En lugar de usar un nombre de algún arma legendaria como “Excálibur” o “Balmung**” me fui por el nombre del arma más poderosa de uno de mis juegos retro favoritos. Hombre, sí que me divertía con ese juego… Era bastante viejo. De hecho, era parte de la colección de mi abuelo.

*Nota: Brünhild o Brynhild en realidad es el nombre de una heroína de la mitología Nórdica y Germana que aparecen en los poemas de Edda y en Vǫlsunga.

**Nota: Balmung era la espada de Siegfried con la que mató a Fafnir. Siegrfried  a su vez era esposo de Brünhild. Fue asesinado por ella después de un conflicto amoroso.

Mientras miraba mi nueva arma, Brunhild, me di cuenta que era parte de esos mundos de fantasía que tanto anhelaba cuando era más joven, lo que me hizo percatarme de cuánto había cambiado mi vida.

◊◊◊

Después de varios tiros prueba y correcciones en mi programa, probé la durabilidad del modo espada de Brunhild.

Aunque estaba hecha de muchas partes, la sección completa que no era afectada por la transformación estaba casi fundida a la perfección con la espada y todo el objeto tenía la dureza del cuerno del dragón. Podía cortar con facilidad un grueso árbol. El filo era incomparable con mi espada anterior.

esmarfon2-7.jpg

Poco después, regresamos al pueblo cerca del palacio y compramos tres fundas de piel para cuchillos y una para algo más grande. Las convertí en fundas de pistola con mi conjuro [Modeling]. En verdad resaltaban mucho después de todo.

Mientras estaba en ello, también aproveché la oportunidad de comprar tres bolsas para las balas. Ya que estábamos en el pueblo, no debíamos preocuparnos de ser atacados por monstruos así que sólo les di a las chicas las balas de salva imbuidas con [Paralyze]. Todavía tenía muchas balas reales conmigo. De repente me llegó el pensamiento de que tal vez estando ellas a un lado de mí mientras recargan podrían tomar mis balas reales en sus armas…

Para prevenir ese desastre, reprogramé sus armas. Ahora, las pistolas sólo se recargarían con las balas que el usuario quisiera. Eso era perfectamente posible gracias a [Apport].

Eso significaba que sólo debíamos considerar los encantamientos de poner las balas. Desde que Linze usó [Explosion] en las ruinas de la vieja capital, estaba consciente de que tenía poder de destrozar todas las ruinas y que y carecía de utilidad. Tal vez [Ignis Fire], ¿entonces? Un disparo y estarían ardiendo en llamas… No, eso es excesivo.

Bueno, mientras el oponente sea humano, [Paralyze] debería servir. Incluso si tienen amuletos protegiéndolos, las balas de salva aún dolerán mucho. Hm… supongo que necesito pensar en ello después.

“¿Quieren comprar algo de comida en el pueblo?”

“Buena idea. Me gustaría probar la comida local.”

“S-sí, a mí también. He escuchado mucho de un platillo local llamado ‘Cully”.”

¿Cully…? Hmm… ha captado mi atención. Supongo que lo probaré.  Era vendido cerca en un puesto de comida, así que fuimos allá. Había un menú con “cully de cerdo” junto con otras variantes. Ese olor es muy familiar…

Yumina ordenó cully de res, Linze pidió un cully de gallina y yo un cully de cerdo. Kohaku no quizo nada, por alguna razón. Nos sentamos en la mesa más cercana y sólo esperamos unos minutos antes de que estuviera lista.

Este color y este olor… ¡Lo sabía! Es curry. No es curry de arroz,  porque no había arroz.

“Uh, ¿chicas? Sólo para que sepan…” Estaba por advertirles sobre el potencial picante pero ya se habían llevado un bocado.

“¡Ack!” “¡¿Gah?!” Se cubrieron sus bocas mientras lágrimas se formaban en sus ojos.

Ah. Supongo que es picante. Qué pena que no sea dulce. Juzgando por cómo actuaron ambas, debe estar súper picante…

Alcanzaron la jarra con agua de la mesa, casi como peleándose entre sí mientras  vertían algo de agua en sus vasos y beberlo rápido. Mientras las veía, probé el curry, y wow, estaba picante. Esa evaluación venía de su humilde servidor, quien había probado una buena cantidad de currys picantes por lo que imaginé qué tan fuerte fue para las chicas.

“Fe fabor tan fuedte…” “Ow, esh como shi mi lengua she eshtuviera quemando…” Tan picante que no podían hablar bien… Cuando dejamos el puesto de cully, fuimos a comprar un jugo de fruta de otro puesto. Unos cuantos sorbos de eso neutralizaron el mortal picante.

“No es tan malo cuando te acostumbras.”

“Habíafs pobado el cullfy antes, ¿Touyfa?”

“Bueno, algo similar, por lo menos.” Le di a Yumina, quien seguía con problemas para hablar, una respuesta ambigua. Linze tomó el hielo que venía con el jugo y lo movió en su boca. Ahora que lo pienso, no he comido nada picante desde que llegué aquí. En mi mente, Belfast era solidificado como el reino de la comida dulce.

…¿Huh? Mientras pensaba, sentí que alguien me miraba. Esta sensación me es familiar…

<<Maestro. Alguien nos observa. Creo que es la misma persona de antes>> Kohaku habló telepáticamente conmigo. Lo sabía.

<<¿Los que nos observaban en Langley? Bien. Vamos a saludarlos. ¿Dónde se encuentran?>>

<<Arriba del edificio más alto a tu derecha>> Pretendiendo que no estaba al tanto de su presencia, miré adonde Kohaku había apuntado. Los podía ver en el techo del edificio de tres pisos. Estaban bastante lejos.

“Supongo que debo prepararme… Reload.” Llené mi pistola espada enfundada, Brunhild, con balas de salva imbuidas con [Paralyze].

“Touya.” Mi repentina recarga hizo que las chicas me miraran con aparente confusión pero no había tiempo para explicaciones.

<< Cuida a las chicas Kohaku>>

<<Ten cuidado>> Es hora de ir.

“[Boost].” Mejoré mis habilidades físicas y salté. Después de aterrizar en uno de los edificios a mi lado, realicé otro salto hacia el techo delante de mí. Techo tras techo, fui directo al edificio en el que vi a los extraños observadores.

“Hey.”

“¡¿Gh?!” “¡¿Hm?!” Mi repentino arribo y mi saludo indiferente los dejó paralizados.

Por lo menos, pensé que lo hice. No podía ver sus rostros. Usaban ropa negra muy similar y de lo poco que pude ver, sus ropas bajo las túnicas también eran negras. Los rostros bajo las cabezas cubiertas estaban escondidos con máscaras blancas. No completamente blancas, aunque, ya que había símbolos extraños en sus frentes. Por un momento, pensé que eran lo mismo en todo, pero cuando noté que uno tenía un hexágono mientras que el otro tenía un ovalo vertical.

“Er, hey… ¿pueden hablar? Quisiera saber quiénes son y por –” De repente, el del hexágono sacó un tipo de tubo de ensayo y lo lanzó al suelo. Con un flash, los alrededores fueron bañados con una intensa luz.

“¡Kh…!” El flash me cegó temporalmente y cuando  recuperé la vista los observadores se habían desvanecido. ¿Escaparon? ¡Ja, no podrán! Saqué mi Smartphone e hice la búsqueda de ‘raritos con máscara’. Y ahí estaban. Los dos corrían por el pasillo hacia el norte. Todavía hay tiempo para capturarlos.

“¡[Accel Boost]!” Aumentándome con magia, corrí por los techos nuevamente. La vista venía hacia mí con velocidad absurda y segundos después, pude ver a los dos corriendo por el pasillo.

Me adelanté a ellos y los paré.

“¡¿Mmph?!” “¡Gh!” Seguía sin poder sus rostros por las máscaras pero era casi cierto que estaban sorprendidos. Sin embargo, Máscara Hexagonal alcanzó otros de los tubos de ensayo. ¡No esta vez!

Sin dudar, saqué Brunhild y disparé al que trataba de cegarme.

El sonido de la detonación se escuchó mientras máscara hexagonal caía al suelo. Sin amuletos de protección, ¿huh? Qué mal. Habiendo perdido un aliado, máscara ovalada me miró y miró al que estaba en el suelo, parecía no saber qué hacer. Esa es mi apertura. Otra detonación se escuchó por todo el pasillo.

“¡Bien! ¿Ahora qué?” Mientras estaban paralizados, los até con alambres que hice usando [Modeling] y los puse contra la pared. Pude quitar las máscaras y ver sus rostros, pero con [Paralyze] activo, seguía inconscientes. Sería malo si hubieran tenido leyes de un extraño culto que los obligasen a cometer suicidio o que me mataran si viera sus rostros.

“Les quitaré la parálisis, así que sin pelear, ¿okey?” Miré sus ojos y concentré mi magia.

“[Recovery].” Una gentil luz los abrazó. Eso debía encargarse de la parálisis. Ahora, si pudiéramos platicar bien…

“Entonces, ¿quiénes son ustedes? ¿Por qué me observaban?”

“……” Hmm… ¿usando su derecho a permanecer en silencio?

Unos segundos después, noté que Máscara Hexagonal estaba haciendo pequeños movimientos. ¿Lo apreté mucho? No, probablemente está queriendo escapar… Sería una molestia si usaran una de esas extrañas herramientas, similar a la bomba de luz, para derretir el alambre o algo. Para estar seguro, decidí quitarles sus cosas, etc.

Posé mi mano en el pecho de Máscara Hexagonal.

“¡¿Hyah?!” Máscara Hexagonal soltó un sonido tierno y comencé a sentir algo suave con mi mano. Cuando me di cuenta de qué era, comencé a sudar.

“¡¿U-u-una chica?!” Máscara Hexagonal afirmó con la cabeza. Quité mi mano pero podía sentir la suavidad que había tocado todavía. Oh rayos. Mi rostro probablemente estaba rojo. Espera… ¿esa voz no es familiar?

Mientras retrocedía, accidentalmente la golpeé e hice que la máscara blanca con el hexágono cayera al suelo con un ruido. La cara bajo ella era una mujer que conocía.

“¡¿Qué –?! ¿Lapis…?” Con el rostro enrojecido, mi sirvienta, quien debía estar en casa en la capital de Belfast asintió de nuevo.

◊◊◊

“Somos ‘Espion’. Agentes de Inteligencia actuando directamente bajo las órdenes de Su Majestad, el rey de Belfast.”

“¿El rey?”

“Sí. Nuestra misión actual es proteger a la princesa.” La explicación de Lapis era fácil de procesar. Por cómo me cedió a Yumina a mí, siempre pensé que la actitud del rey respecto a ella era un poco calmada y esto lo explicaba todo. Estaba cuidándola desde las sombras.

Espera, recuerdo aquella vez que escuché que algo en el techo del hotel Luna Plateada… Pensé que era un roedor o algo en ese momento pero pudieron haber sido estos tipos. Este grupo ‘Espion’ suena como una mezcla de ninjas tradicionales y espías modernos.

“¿Son los únicos protegiendo a Yumina?”

“Nooo, hay muuchos más. Todas son chicas.” La otra sirvienta que me respondió con su innecesaria pronunciación. Cecile, quien voluntariamente se quitó la máscara estaba sonriendo sin una pizca de miedo.

¿Todas son chicas? Bueno, ya que su detalle de protección requería esconderse en techos y lugares similares, las chicas probablemente eran la mejor opción en lo que concierne la privacidad de Yumina.

“Espera, ¿hace cuánto nos han seguido? ¿Desde que estábamos en Belfast?”

“Esa era nuestra misión, sí.” Lapis respondió.

“Ahora que lo pienso, ninguna de las dos estaba en casa cuando usé [Gate] para regresar allá. Puedo asumir que Laim está en esto también, ¿cierto?”

“Sí, lo estaá.” Bueno, me engañaron. Les pregunté otras cosas, y al parecer, no estaban mintiendo con la parte del Gremio de Sirvientas. Las habilidades de sirvientas eran necesarias para misiones de infiltración así que cada miembro del operativo Espion era miembro del gremio.

“Ah, espera. Entonces la que lanzó el cuchillo al dragón negro fue…”

“Esa fue Cecile, sí. Es experta lanzando cuchillos.”

“Ejejeeje. Oh, no soy taaan buena.” Las mejillas de Cecile se tornaron rojas. Así que, ese cuchillo fue lanzado por esta… ¿chica de rostro redondo? Nunca juzgues un libro por su portada, supongo.

De repente, Cecile se volvió desanimada y miedosa viéndome.

“Asíii que, uhmmm… ¿estamos despedidaaaas?”

“¿Hm? ¿Por qué las despediría?”

“Bueno, señor, somos sus sirvientas y en lugar de cumplir nuestras labores, estamos en un trabajo diferente…” Oh, eso. Así que se sentía mal por trabajar para el rey mientras estaba contratada por mí.

“No, no planeo despedirlas o algo. El rey sólo dio la orden porque estaba preocupado por su hija, después de todo. Además, si las despido, también tendría que deshacerme de Laim.” ¿Creen que soy tan malo…? Estaba muy confiado de que tuve un acercamiento emocional de simpatizar con un padre preocupado por su pequeña hija.

Las dos suspiraron de alivio.

“Entonces, ¿qué van a hacer ahora?”

“Seguiremos protegiendo a la Princesa Yumina en secreto… pero antes de eso, tenemos algo que pedirle señor.” Esa vez, Lapis era la que estaba, preparándose para decir algo difícil. Hombre, no me puedo acostumbrar a que me digan señor…

“¿Sería tan amable de mantener nuestro secreto de la princesa…?” Ah, ya que era una misión secreta, ser descubiertas era un gran problema obviamente.

“Si descubriese sobre nuestra protección, la princesa estaría muuuy enojada con su Majestad.” Oh, no se preocupen. La razón real es más simple. Bueno, él actuó como pensó porque la dejó ir sola ya que cree en ella, así que la verdad lo haría ver como si no creyese en ella. Debe ser difícil ser padre, ¿huh…? No me importaría mantener el secreto, así que está bien por mí. Las dejé seguir las órdenes que tenían, me alejé de ellas y regresé con Yumina.

Le dije a Kohaku sobre todo lo que pasó con nuestra unión telepática. A Yumina y Linze, sin embargo, les mentí diciendo que se me habían escapado. Bueno, no era una mentira del todo, ya que si huyeron cuando me cegaron. Me miraron de forma extraña pero pude engañarlas y regresamos al palacio.

Al día siguiente, los reyes de Belfast y Mismede debían tener un debate sobre los detalles de la alianza entre los reinos.

Era más una reunión convocada pero había una pequeña discusión sobre qué lado debía ir al otro. Al final, fue decidido que Belfast vendría a Mismede, así que coloqué el espejo para tele transportación (oficialmente, como sea) en la sala de conferencias.

Además de mí, las otras personas presente eran Lyon, los caballeros de Belfast, Su Bestialidad, el Canciller Glatz y muchos soldados de Mismede guiados por un familiar hombre bestia lobo, el Capitán Garm.

Abrí [Gate] justo frente al espejo, permitiendo que Su Majestad y su hermano menor, Duque Ortlinde, pasó.

El hecho de que esa persona salió del espejo sorprendió a muchos de los presentes, pero no duró mucho, porque era tiempo de darle la bienvenida al rey.

“Bienvenido a Mismede, Rey de Belfast.”

“Gracias por la invitación, Rey de Mismede.” Estrecharon sus manos. Era hora de asuntos del estado. Al ser un foráneo, decidí retirarme.

Salí de la sala de conferencias para estar en el pasillo. Todo lo que podía hacer era espera que los dos reyes se llevaran bien.

De pronto, al final del pasillo, vi un oso de peluche, Paula, junto con su maestra, Leen. Estaba usando el mismo vestido gótico lolita como la última vez que nos vimos.

“Parece ser que el rey de Belfast vino a saludar.”

“Sí, justo ahora. Están en conferencia aquí adentro.” Le respondí mientras apuntaba a la puerta, la única puerta con dos guardias custodiándola.

“Bueno, ¿te sientes bien para volverte mi discípulo?”

“¿Cuántas veces debo decirte que no para que entiendas?” Rechazando darse por vencida después de mi primer negativa, Leen había estado preguntándome ser su discípulo casi siempre que nos veíamos.

La última vez dijo que podía ser un “discípulo temporal”. Sonaba mucho a “club de reclutamiento temporal” para mí. Espera, ¡¿esa no es una posición más baja que la anterior de discípulo normal?! Paula se paró a su lado, haciéndome señas de avanzar con un pequeño gesto.

“Hombre, para un peluche, Paula está muy vivaz… Es casi como si estuviera viva.”

“Eso muestra cuántas veces he usado [Program] en ella, ¿no? La he programado con acciones y reacciones de varias situaciones por casi doscientos años. Tal vez sea autónoma en este momento. Ustedes los humanos lloran cuando sienten dolor o se enojan cuando se burlan, ¿cierto? Es el mismo principio.” ¿Doscientos años…? Entonces el comportamiento de Paula se siente natural debido a las incontables usos de [Program] por un largo periodo de tiempo, ¿huh?

De pronto, consideré la posibilidad de crear una muñeca humanoide con [Modeling] y después usando [Program] para hacer un pseudo-androide, pero entonces recordé que a Leen le tomó doscientos años configurar a Paula. Me pregunto si podría copiar y pegar su programación.

En respuesta a mi intensa mirada, Paula parecía sentirse un poco incómoda. Retrocedió un poco. Oho, ¿incluso era clase de respuesta está programada?

“Dijiste que te tomó doscientos años pero Paula no lo parece. ¿La reconstruiste con frecuencia o algo?”

“Ese no es el caso, no. Ella está bajo el efecto de mi conjuro Neutro, [Protection]. Como el nombre lo dice, es un conjuro que, bueno, protege ciertas cosas. Paula está protegida contra la suciedad, deterioro y ser roída por lo insectos además de otras cosas.”

Magia de Protección, ¿huh? No mentiré, es muy impresionante que Paula se siga viendo muy bien. Usarlo en ropa sería quitar la necesidad de lavar, ¿cierto? Diablos, conjurarlo en el cuerpo quitaría la necesidad de tomar baños… Aunque, eso no parece ser correcto. Incluso si proteger lo del exterior de la suciedad, tal vez no pueda hacer nada a la acumulación de mugre por los procesos metabólicos.

“Espera, ¿cuántos conjuros Neutros puedes usar Leen? Está [Protection], [Program] y [Transfer] que Charlotte me dijo.”

“Las hadas tenemos alta aptitud para la magia Neutra. De hecho, las hadas que no tiene ningún conjuro Neutro en su poder son pocas. Sucede que sólo manejo cuatro hasta ahora.”

Cuatro escurridizos conjuros Neutros, ¿huh? Eso es asombroso. Pero supongo que no estoy en la posición de decir eso, dadas mis afinidades. Puedo ver porque las hadas eran consideradas especies hechas para la magia. Ahora tengo curiosidad de cuál es el cuarto conjuro Neutro de Leen.

“¿Sir Touya? Su Majestad, el rey de Belfast desea verlo. Por favor entre.”

El Canciller Glatz abrió la puerta de la sala de conferencias y se asomó. Sin tener motivo para rechazarlo, entré, lo que hizo que ambos reyes me miraran.

“Hey, Touya mi niño. La plática fue muy amena. Gracias por tu ayuda.”

“Bueno, es bueno escucharlo.” Las palabras del rey de Belfast me hicieron suspirar de alivio. Mi trabajo estaba hecho.

“Muy bien. Debemos regresar a Belfast. Te dejamos el resto. Gracias por su tiempo Rey Mismede.”

Cuando terminaron de despedirse, en secreto abrí [Gate] frente al espejo y dejé al rey y su hermano que se fueran. Cuando se fueron, comencé portarme mal según el plan. Con todo mundo viendo, saqué un martillo y rompí el espejo en pedacitos.

“¡¿Sir Touya?! ¡¿Qué está…?!”

“Ah, no hay que enojarse. Deme un momento.” Ignorando al nervioso Glatz por un momento, lo dejé de mirar y enfoqué mi magia en los fragmentos del espejo.

“[Modeling].” El espejo roto y el cuadro de madera perdieron su forma original y lo convertí en pequeños espejos rectangulares. Básicamente, creé pequeños espejos enmarcados de aproximadamente dos centímetros de alto y quince de largo. Tomé uno y lo encanté con [Gate].

“Estos espejos están conectados con Belfast. Ahora, cuando necesiten decirle algo alguien de allá, necesitan poner la carta en el espejo. Aunque ambos lados necesitaran los documentos oficiales para confirmar su autenticidad.”

“Y-ya veo… Así que los mensajes que tomarían veinte días en llegar, ¿ahora llegarán en instantes? ¡Eso es muy útil! Me encargaré de ocuparlo para nuestra amigable relación.” Le entregué el pequeño espejo al rey bestia y me respondió con una sonrisa. Con eso, mi trabajo había acabado.

Finalmente, hora de ir a casa… Aunque tengo un buen hogar, no he tenido la oportunidad de vivir bien ahí. Siento que estoy listo para tomar un merecido descanso.

◊◊◊

Por ese momento, Lyon y sus caballeros decidieron quedarse en Mismede. Por lo que escuché, no tener ningún caballero de Belfast allá podía causar que las formalidades después de la reunión se estancasen.

Hubo quienes insistieron en proteger al a Princesa Yumina en su regreso a Belfast pero hizo buen trabajo en rechazarlo. Básicamente, les dijo que hicieran su trabajo.

A decir verdad, sin embargo, que vinieran con nosotros hubiera sido un problema. Estábamos planeando regresar al instante usando [Gate] después de todo.

Antes de partir, le di a Lyon un juego de “Espejos Gate” para mandar cartas- Pensé que el nombre que le di era genial. Permitía a las personas comunicarse a pesar de la distancia. Si le daba uno a Olga, podía hablar con ella cuando regresara a Belfast. Hombre, se emocionó cuando le di uno. Para ser honesto, era un poco inquietante.

Me despedí de Su Bestialidad, el Canciller Glatz, Olga y el Capitán Garm. Leen y Paula no estaban por ningún lugar, aunque, así me fui sin decirle nada. Una pena, en serio, pero no había nada que hacer.

Dejamos el palacio y decidimos ir al pueblo a comprar suvenires para Sue y los sirvientes. Mientras lo hacíamos, dimos un chequeo final a nuestras pertenencias. Todo lo que faltaba era abrir [Gate] para regresar a Belfast pero…

“Lo siento, olvidé un suvenir que quería.” Me escabullí con una mentirilla a las chicas, me mezclé con la multitud, abrí el mapa y busqué a las personas que necesitaba. Okey, ¿arriba en el techo? Activé [Boost], salté y llegué a donde quería.

“¡¿Eek?!”

“¡¿Uwahh?! Ohh, es usted, señor. No me sorprenda asíii.”

Eran Lapis y Cecile, aun usando las máscaras del otro día. Eran mis sirvientas pero su empleador principal era el padre de Yumina – Su Majestad, el rey de Belfast.

Aparentemente, Su Majestad hizo que Laim las contratara, por lo que consideré despedirlas o cancelar su pago, pero que ya que eran sirvientas habilidosas, decidí dejarlo pasar.

¡Definitivamente no van a tener pago por diez días! ¡Si tienen problema con eso, cóbrenle al rey!

“Vamos a usar [Gate] para regresar a Belfast. Supuse que debía enviarlas a ustedes primero.” Con todo el espionaje que estaban haciendo, ellas sabrían sobre mi conjuro [Gate], así que se los ofrecí.

“¿Quéeee? ¿A Belfaaaast?”

“Bueno, si quieren tomar la ruta normal a casa llegarán dentro de 10 días… La princesa sospechará de ello.”

“Es por eso que estoy aquí.” Sonriendo incómodamente, abrí un pequeño [Gate] para ellas. Pasé por él, me siguieron y regresamos a la mansión. La sala para ser precisos.

“Bienvenidos de vuelta.”

Mi mayordomo, Laim, estaba un poco sorprendido por nuestra súbita aparición, pero retomó la postura y nos dio la bienvenida.

“Estamos de vuelta Laim.”

“¡Regresaaaamos!”

“Perdónennos, el maestro de la casa descubrió nuestra verdadera misión.”

“Ya veo.” Lapis comenzó a explicar qué podía ser deducido de la situación. En respuesta, Laim sólo dio una sonrisa resignada.

Hice que las dos se cambiaran a su uniforme de sirvienta y actuaran como si hubieran estado ahí siempre. Cuando se fueron a sus cuartos, Laim se reverenció.

“Señor, por favor perdónennos. Su Alteza  Real se los ordenó…”

“Bueno, puedo entender la preocupación de un padre por su hija, no es como si algo malo haya pasado por esto, así que no me importa mucho. Sin mencionar que es difícil para ustedes declinar.” No tenía intenciones de castigarlo por algo pequeño. No era tan estricto.

Cierto, si esto hubiera estado con la vida o la muerte o me hacía perder algo importante, hubiera reaccionado diferente, pero no había nada que me preocupara sobre esta instancia. Diablos, si lo miraba de desde otro ángulo, podías decir que tenía un par de guardias vigilándonos la espalda… Eso era un poco exagerado.

“No te preocupes, lo mantendré en secreto de Yumina y las demás.” Ya que estaba por irme y regresar con las chicas, le pedí que se asegurara de saludarme cuando regresara.

“¡Te tardaste! ¿Qué estabas haciendo?” Usando otro [Gate], salí al mismo techo, me fui y regresé con las demás. Elze inmediatamente me dijo con enojo. Les dije mentiras antes de que nos fuéramos a un callejón vacío, donde abrí otro [Gate].

Una vez entrados en la sala, Laim nos saludó con una reverencia.

“Bienvenidos.” Después de recibir su saludo por segunda vez, la puerta de la sala se abrió. Lapis y Cecile caminaron, viéndose como las sirvientas que deberían ser.

“Bienvenidos.”

“¡Bieeenvenidos!”

“Lapis, Cecile. Qué bueno verlas de nuevo.” Intercambiamos un saludo muy natural. Todas regresaron a sus cuartos y fueron a tomar un baño. Todos estábamos cansados por el viaje. Decidí tomar un baño cuando terminaran.

Fue una buena oportunidad de darles a todos su suvenir.

Para Laim, le di un broche de corbata y unas mancuernillas, a Lapis y Cecile recibieron tazas de té de diferente color. Dijeron que no podían aceptarla pero hubiera sido raro que fueran las únicas que no recibieran nada de mi parte así que las forcé a que recibieran el regalo.

Julio y su esposa, Crea, recibieron un sombrero de paja y  libro de cocina de Mismede. También les di un juego de dos tazones. A los guardias, Tom y Huck, a cada uno un cuchillo ceremonial decorado. Sue recibiría su regalo el día siguiente.

Me tiré en la cama y me estiré. Hombre, eso fue cansado. No sólo físicamente. No esperaba tanto cansancio mental por viajar a un nuevo país pero fue muy estresante. Bueno, supongo que este mundo es nuevo para mí, ¿no?

De todo, estoy feliz que poder viajar. Surgieron nuevas ideas. Digo, hipotéticamente, puedo mandar un espejo encantado con [Gate] a Eashen e ir allá en el momento en el que llegue. Además, el nuevo conjuro abre un nuevo mundo de posibilidades. Puedo hacer [Program] para un carruaje automático o incluso un vehículo automatizado. La idea del carro era la mejor… Espera no, podría resaltar mucho. Oh… ¡puedo usar [Program] para darle al mapa una función de auto apunte! Hay mucho que puedo hacer ahora… ¡Hombre, es genial!

Pensé sobre la muñeca autónoma Paula.  Debería hacer algo similar, sí… Usaré un cojín de gato o pingüino y… uh… Tengo un poco… de sueño.

¿Huh? Oh, diablos. Creo que me dormí un poco. Supongo que estaba más cansado de lo que pensé. No me cambié a mi pijama, así que mi cuerpo se sentía un poco pesado. Decidí ir al baño, pensando en que  el agua caliente revitalizaría mi espíritu.

Tomé un bóxer limpio y una toalla de mi tocador, entonces me dirigí al baño en el primer piso.

El baño en la habitación tenía suficiente espacio para que cinco o seis personas adultas cupieran. Era como un baño público común. Las chicas en ocasiones tomaban baños juntas, pero yo siempre entraba solo. El mayordomo y yo éramos los únicos hombres que lo ocupaban, así que siempre acababa de esa manera. No tenía intención de entrar con Laim.

“Bueno, es uno de los lujos de mi vida actual.” Mi espíritu se elevó, puse mi mano en la perilla y entré al cambiador.

“¿Hm?” Las cuatro me miraron mientras entraba.

“¿…Whoops?” Err… ¿qué hacen Elze, Linze, Yae y Yumina aquí? Las cuatro chicas estaban en ropa interior.

Elze y Linze tenían la misma, con pequeños moños, pero de diferentes colores. La de Elze era rosa, la de Linze azul. Ambos pastel. La prenda de abajo se amarraba a un costado. Yae, junto a ellas, estaba usando un sarashi cubre senos y un fundoshi. Eso no era sorpresa. Supongo que era lo estándar en Eashen. Ah, la blancura es cegadora. Además, el sarashi estaba un poco suelto, por lo que es notable que tiene el par más grande entre todas las chicas. Por último pero no menos importante, Yumina. Estaba usando ropa interior muy cara, no tan provocativa con encajes y lazos. Justo como las gemelas, la parte de abajo tenía amarre. Supuse que eran el estándar de pantis en este mundo.

Extraño, no recuerdo haber conjurado [Accel]… Es impresionante cuánto puedo procesar en tan poco tiempo.

“¡KYAAHH!” Todas las chicas gritaron al mismo tiempo.

“¡¡¡Gyaaah!!!” Grité por el terror. Sus repentinos gritos me devolvieron el sentido, pero lo que logré hacer fue esa respuesta. ¡¿Estaba observando más de lo que debía?! Una llorosa Elze me lanzó un puñetazo. Juzgando por el vigor del ataque, sólo podía asumir que conjuró [Boost] para amplificarlo. Y con eso, mi lóbulo temporal fue golpeado violentamente. Perdí la consciencia.

“¡Bueno, tienes razón de que fue nuestra culpa no haber cerrado la puerta, pero…!” Linze murmuró.

“Quisiera que estuvieras más al pendiente de tus alrededores.” Yumina dijo. Estoy en el suelo. Las chicas me rodean. ¿Cuánto tiempo me han estado regañando? ¿Eones, tal vez?

“Pensé que ya habían terminado y salido…” De lo que me dijeron, no fui el único en tomar una siesta al regresar a las habitaciones. Entré después de despertarme, me dirigí al vestidor y comencé a desvestirme. Hablando de malos momentos… O bueno, en realidad… ¿tal vez fue un buen momento?

“… Te sientes culpable, ¿no es así?”

“¿Huh? Ah, ¡claro!” Linze me miró con ojos de regaño en lo que le respondía su pregunta. Ya que era por lo general dócil, fue extraño ver expresión tan poderosa.

“Preferiría que dichos eventos vinieran después de los pasos apropiados…” Espera, ¡¿de qué pasos está hablando Yumina?! ¡No digas cosas extrañas como esas mientras tus mejillas están rojas. Me estás alterando! Bueno, era más factible que pudiera evadir la situación si era más perceptible. Y además, no podía negar que había pasado mucho tiempo viéndolas. Honestamente, no estaba en la situación de responder…

El regaño siguió por un rato después de eso y cuando cesó, ya era de noche. En caso de que no fuera obvio, no dormí nada. Después de todo, toda esa maravillosa vista regresaba cuando cerraba los ojos… ¡Dejando de lado el doloroso puñetazo, fue un excelente día!


Notas:

[1] Cámara instantánea.

5 comentarios en “Isekai Smartphone Volumen 2 – Capítulo 2”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s