Isekai Smartphone Volumen 2 – Capítulo 1

Capítulo I: Días cotidianos I

Pocos días pasaron, y una vez que Kohaku se libró del infierno de abrazos, el tigre de repente dijo que quería explorar un poco el pueblo. Así que decidí ir con él.

Dejamos el hotel y caminamos hacia la calle principal. Un vez que llegamos, decidimos dirigirnos al mercado, ya que por allí siempre había diferentes tipos de personas.

El mercado siempre estaba lleno de puestos y alfombras vendiendo todo tipo de objetos, desde comida variada hasta ropa y antigüedades. Caminamos entre la multitud mientras veía los diferentes puestos, buscando cosas buenas.

“Está muy congestionado aquí.”

“Bueno, estamos en el centro de la ciudad.  Cuando buscas algo barato éste es el lugar típico para venir.” Kohaku y yo pudimos hablar sin que las personas nos escucharan. Un invocador estaba conectado mentalmente con su bestia de contrato, y por ello, nos comunicábamos con nuestras mentes, algo así como telepatía. Estaba feliz de haber aprendido esto, ya que si las personas me vieran hablando con un tigre en medio de la calle pensarían que estoy loco.

Aunque Kohaku estaba en su forma de cachorro, un tigre seguía siendo un tigre, y los tigres resaltaban mucho en público. Teniendo eso en cuenta, algunas personas miraban a lo lejos como si alguien filmara una película o algo. Nadie reaccionó de más al verlo, y de vez en cuando algunos niños o chicas acariciaban su cabeza.

Decidimos que Kohaku debía tomar la forma de cachorro cuando estuviera entre las personas. Por esa razón y para el deleite de las chicas presentes, Kohaku a veces ronroneaba mientras era acariciado lo que lo llevaba a una tortura de abrazos. Justo cuando liberé a mi tigre de nuestro equipo de captoras, el pobre Kohaku sufrió ataques de todas direcciones. Este escenario me hizo sentir mal…

Con eso, había muchas personas alrededor. Debía asegurarme de no separarme de Kohaku. Aunque podíamos comunicarnos con telepatía para encontrarnos rápido, sería mejor tener que llegar a eso.

Sin embargo, ya que no nos separaríamos de todas formas, decidí recoger y cargar a la ‘bolita peluda’. No quería que la pobre cosita fuera pateada por accidente de aquí a allá entre la multitud. Kohaku trató de resistirse al principio, pero eventualmente se calmó y descansó en mis brazos.

Mientras caminábamos, Kohaku miró arriba a la derecha como si atrajera la atención de alguien.

“Maestro, ¿no es Yae la de allá?”

“¿Hm?” Alineé mi mirada con la de Kohaku, y encontré a Yae de cuclillas, tratando de animar una niña de aproximadamente 4 años que estaba llorando frente a ella. Estaban al final de la calle, fuera del bullicio de la multitud.

“Hey Yae, ¿qué pasa?”

“¿Touya-dono y Kohaku?” Yae parecía aliviada de vernos. Era raro verla hacer esa expresión. Qué le pasa, me pregunté

“¿Quién es esa chica?”

“No estoy segura, pero al parecer está perdida, lo está.” Una niña perdida… No estaba sorprendido considerando el tamaño de la multitud. Busqué en la multitud de izquierda a derecha y en un momento sentí que  encontrar a los padres de la niña significaría un buen reto.

“Disculpa, ¿cuál es tu nombre?”

“Waah… mamá… Quiero a mi mamá… aaah…” Qué suerte. Estaba tan enojada que no podía decirme su nombre. Debía calmarla si quería saber algo de ella.

“Intenté preguntar su nombre y datos personales pero mis intentos no dieron frutos, no los dieron.” Yae frunció el ceño.

Hmm… debo hacerla hablar.

Levanté a Kohaku en mis manos y sostuve al cachorro de tigre en frente de la niña llorando. La niña se sorprendió en silencio por un momento, pero su expresión se distorsionó rápido en llanto nuevamente. Le transmití una orden mental a Kohaku.

“¿Cuál es tu nombre niña?” Kohaku comenzó a hablar con la niña. La niña, quien había estado llorando, dejó de llorar con el cachorro de tigre a la vista. Parpadeó y se frotó los ojos varias veces como si intentase ver que no estaba soñando.

“¿Cuál sería tu nombre?”

“…L-Lim…”

“Ya veo. Tu nombre es Lim.” La niña tragó saliva y asintió en respuesta. Bien, el plan de distracción de Kohaku funcionó. Algún otro hubiera retrocedido cuando el cachorro de tigre blanco comenzara a hablar frente a ellos. Ahora, la búsqueda comienza.

“[Search]: Familia de Lim.” Recité [Search], el cual era uno de los conjuros Neutros más útiles. Era capaz de buscar cualquier cosa que especificara, pero sólo dentro del radio de 50 metros… y esta era una de las pocas veces en que me falló. Eso significaba que los padres de la niña no estaban nada cerca.

“¿Encontraste algo?”

“Nop. No hay rastro. Todo lo que sé es que no están en un radio de 50 metros de aquí.” Hm, qué hacer… Siempre puedo caminar por aquí con [Search] activado y esperar que estén dentro de los 50 metros de mí… Hombre, el rango corto de esta cosa es súper inconveniente…

Oh… hay algo. No era capaz de decir si era un miembro de la familia de Lim a simple vista. Tal vez por eso mi conjuro [Search] no estaba reaccionado. El hecho de que no podía saber algo que no estaba ahí o si el conjuro fallaba en reaccionar era otro de los inconvenientes del conjuro. Simplemente no podía saber los estándares por los que se opera el conjuro.

Esa vez que encontré el veneno usando mi conjuro [Search], no pensé que hubiese sido capaz de identificarlo como veneno a simple vista, pero si lo ingería, podría haber sido capaz de decir que estaba envenenada. ¿Qué la hizo reaccionar así? Esa vez busqué vainilla también pude saber qué era lo que estaba buscando porque olía a vainilla… Simplemente no podía detectar un patrón.

Pensando sobre eso muy a profundidad, podía preguntar a la persona en cuestión si era la persona que estaba tratando de localizar con [Search], podían mentirme, lo que significaba que no podría reconocerlos. Tal vez por eso no funcionaba…

Decidí que necesitaba más información, así que se lo dije a Kohaku una vez más.

“¿Con quién has venido?”

“…Con mi mamá.”

“¿De qué color era la ropa de tu madr… er de tu mamá?”

“Umm… era verde.” Gracias a Kohaku, obtuvimos mucha información de la chica. La madre de Lim tenía cabello castaño claro, largo, estaba usando prendas verdes y un brazalete plateado, ojos azules y era delgada. Tenía suficiente información para formar una imagen vaga en mi mente. Ahora si encontraba a alguien con esa descripción, podría pensar “Esta persona puede ser la madre de Lim,” o algo así. Intenté recitar el conjuro una vez más.

“[Search]: Madre de Lim.”  …Pero no hubo resultados. Mis esfuerzos fueron en vano.

“¿Tal vez funcionó esta vez?” Negué con la cabeza en respuesta. Parecía que el problema era el desmejorado rango del conjuro. Sería muy útil si el rango fuera, como, la app del mapa como aparece en la pantalla mi Smartphone. ¿Había alguien que pudiera hacer una app [Search] para eso?

…Espera un momento.

La app de mi mapa y mi conjuro [Search]… ¿Debería intentarlo? Bueno… vale la pena intentarlo. Saqué mi Smartphone de mi bolsillo.

“[Enchant]: [Search].” Intenté fusionar el conjuro [Search] en mi teléfono usando [Enchant]. Una pequeña luz dejó mi dedo y fluyó en la pantalla de mi Smartphone. Sólo existía una forma de saber si servía… Puse en marcha la app del mapa y me concentré en el área cerca de mí como el centro. Hice zoom para que el mapa no sólo cubriera el mercado sino todo Reflet, entonces ingresé las palabras “Madre de Lim” en la barra de búsqueda. Una sola flecha apareció en la pantalla indicando dónde estaba localizado mi objetivo.

“Wow, ¡funcionó!” Lim quien había estado acariciando a Kohaku, saltó con mi grito de emoción pero no la asustó lo suficiente para llorar, lo que era bueno.

Me paré y acaricié la cabeza de Lim.

“Vamos de vuelta con tu mamá, ¿sí?” Y fuimos al lugar indicado por el mapa.

“¡Mamá!”

“¡Lim!” Sentí un alivio indescriptible al ver la niña reunida con su madre después de varias horas de estar perdida. Encontramos a la madre de Lim en la oficina de guardias del pueblo. Era algo como una estación de policía. Lo cual, honestamente… me hizo pensar que todo se hubiera resuelto si llevábamos a la niña con los guardias del pueblo y explicarles que estaba perdida. Tomó más tiempo resolver el caso pero logré conseguir algo de utilidad de ello.

Yae y yo no nos reverenciamos mientras la madre e hija se iban, Lim feliz despidiéndose cuando se alejaban.

“Hey, Yae, hay algo que quiero intentar.  ¿Vendrías conmigo por un rato?”

“¿…Hm? No me importaría, no del todo pero, ¿qué sería?” Llevé a Yae al café de Aer, Parent, y le hice un número de preguntas mientras pedíamos nuestra orden.

Las preguntas que le hice a Yae eran de su casa. Le pedí que me describiera la apariencia por fuera, los cuartos, cómo estaba ordenado el dojo de la familia, todo con detalle. También me enteré que tenía un perro, que había árboles de cerezo en su jardín e incluso los rasguños en el poste de madera donde Yae comparaba su altura con su hermano mayor.

Derivando de lo que supuse era información, puse en marcha mi app del mapa e ingresé el conjuro [Search],  buscando la casa de Yae. En respuesta, una pequeña flecha se mostró en el lejano este del continente, en una localidad específica de Eashen.

Hice zoom en donde apuntaba la flecha. Oedo, en Eashen. En algún lugar en el área del este.… Un lugar llamado Hashiba.

“Okay, Yae, dime si estoy bien o no. ¿Tu casa está en un lugar llamado Hashiba, en el este de Oedo? En algún lugar cerca de un templo”.

“Eso es absolutamente correcto, lo es, pero… ¿cómo es posible que supieras tanto, debo preguntar?” Yae me dio una mirada de sorpresa, el experimento fue un éxito.  Obtuve un sistema de búsqueda que funcionaba de manera global. Finalmente, una aplicación más útil de ese conjuro.

Nunca había sido capaz de localizar personas y animales o algo en mi mapa antes, pero la app de mi mapa había sido actualizada con una nueva función. Aunque, necesitaba saber mucho sobre lo  que estaba buscando para que arrojara un resultado con precisión.

Cuando le expliqué todos los hechos a Yae, me preguntó si podía intentar buscar a su hermano. Le hice varias preguntas sobre su hermano y supe que tenía una cicatriz en la mejilla, lo que hizo que el resultado apareciese con facilidad.

“Parece que está en el dojo.  Se está moviendo mucho ahí así que debe estar en un duelo.”

“Eso suena mucho a mi hermano, de hecho.” Le di mi Smartphone a Yae para que pudiera ver la pantalla mejor, y sonrío mientras veía que su hermano era la pequeña flecha.

“Mi hermano es una persona de naturaleza gentil, veras, pero es alguien diferente cuando sostiene una espada, lo es.  Se concentrar tanto en su manejo de la espada que, en ocasiones, olvida comer, lo olvida.” Yae habló con cierta felicidad de su hermano. Todo mientras, continuaba viendo la pequeña flecha en la pantalla con una expresión de querer verlo de nuevo.

“Suena como si fueras muy cercana a tu hermano mayor, ¿huh?”

“…De hecho, debe ser así. Amo a mi fuerte, gentil y amable hermano mayor, lo hago.” Lo podía notar, al escuchar cómo hablaba Yae, debía ser cercana a él.

“Ahora que lo pienso, tú me recuerdas a mi hermano mayor, lo haces, Touya-dono. Por tu actitud gentil y naturaleza amable.”

“Bueno, es un honor que me compares con el hermano mayor que amas tanto.” Me encogí y bebí toda mi agua. No había forma de que mi habilidad con la espada estuviera al nivel del hermano mayor de Yae, así que deber hablar de la similitud de su personalidad con la mía.

“Es correcto. Eres muy parecido al hermano mayor que amo… ¿mucho?” Yae cortó a medio enunciado. Alzó la mirada de la pantalla del smartphone y nuestras miradas se encontraron. Su rostro se enrojeció en un instante y se apenó.

“¡N-no es así, ¿sí?! Lo que quise decir es que Touya-dono se parece a mi hermano mayor, no que te amo como mi hermano mayor, p-pero eso no significa que me desagrades, no lo es, sólo eso, umm… sí, ¡eso! ¡Mi hermano mayor es mi familia, y lo amo a él como familia! ¡Es un amor fraternal… ¿Amor?! N-no en ese sentido, claro, ¡no del todo! ¡Entiendes, claro, ¿sí?!” De la nada, Yae comenzó a hablar algo parecido al idioma humano, pero no entendía nada de lo que decía. Simplemente pensé que era bueno que amara a su hermano mayor así.

“Gracias por esperar. ¡Les he traído su orden!”  Alguien trajo una bandeja con una gran cantidad de comida, mucha de ella la que Yae había ordenado y la pusieron frente a nosotros. Yae, con su rostro aún rojo, comenzó a comer en silencio los alimentos frente a nosotros. En verdad comía a un ritmo increíble…

Supuse que probablemente estaba avergonzada de admitirle a alguien que amaba a su querido hermano mayor. Decidí mantener mis sospechas de su complejo de hermano en silencio, pensé, para salvarla de más vergüenza.

◊◊◊

Regresé al hotel Luna Plateada y fui directo a mi cuarto. Había algo que quería intentar.

Aprendí que podía recitar conjuros en específico en las apps de mi celular así que podía hacer más cosas con él.

Por ejemplo, el conjuro [Long Sense], el cual me permitía proyectar mis cinco sentidos a grandes distancias. ¿Qué pasaba si lo recitaba en la cámara de mi celular?

“[Enchant]: [Long Sense].”  Lo intenté. Cuando lo puse en marcha, lo que llenó la pantalla no era lo que había al final del lente, sino una perfecta captura de lo que estaba en mi campo de visión. Intenté manipular el campo de visión de ello reflejado moviéndome por mi propia “visión” en la cerca de la habitación vecina. Envié mi visión tan lejos hasta que llegué a la habitación de Linze. Linze no estaba. El cuarto estaba vacío. Justo cuando recordé que dijo que iba de compras con Elze.

Mirando la pantalla de mi smartphone con un cuerpo físico, podía ver el cuarto de Linze en la cámara. Era sensación extraña, tener dos set de ojos entrenados en el mismo lugar. Era como mirar a algo en un juego en una pantalla arriba y abajo. Mis ojos reales y la imagen proyectada.

Presioné el botón en mi celular para tomar la foto… y funcionó. No lo esperaba. La foto que la cámara había tomado era del interior del cuarto de Linze. Ahora podía tomar fotos claras de las cosas a grandes distancias. Podía husmear con mi visión y tomar fotos dentro de un cuarto bien cerrado. De hecho, podía ser que grabara videos usando el mismo método.

Justo en ese momento, escuché una puerta abrirse y enfoqué mi visión a aquello. Linze había vuelto. Eso significaba que Elze también.

Mientras mis pensamientos divagaban en esa dirección, Linze comenzó a quitarse la ropa. Se quitó el abrigo y empezó desbotonarse la blusa. Su hermosa y pálida piel llenó mi visión.

¡Whoa espera, ¿espera un minuto?! ¡No está bien, no muy bien! ¡Debí notarlo antes, pero todo lo que he hecho con este conjuro es volverme un vouyerista!  Corté  [Long Sense] tan rápido como reaccioné.

Esa estuvo cerca… Un poco más y hubiera visto… ¿todo…? Diablos, estuvo muy cerca… ¡No! ¡No, no, no, no! Si alguien descubría este accidente, perdería la confianza de inmediato. Tenía que evadirlo a toda costa. La confianza era difícil de obtener en primer lugar, pero perderla hacía más complicado el poder recuperarla. ¡Tomé la decisión correcta…! Por lo menos, quería creerlo. No, espera un momento… Incluso si seguía viendo de esa manera no es como si alguien se fuera a enterar… ¿Cierto…? Hmm…

“¿…Touya estás adentro?”

“¡¿S-Sí?! ¡¿Q-qué es lo que pasa?!” Mi conflicto interno fue interrumpido por la voz de Linze y un par de golpes del otro lado de la puerta de mi cuarto. Me apuré a guardar mi smartphone de vuelta en mi bolsillo, abrí lentamente la puerta y el rostro de Linze se asomó. Estaba usando ropa diferente.

“¿Ah…? ¿Pasa algo?”

“¡N-no! ¿¡Por qué, qué te da esa idea!? Ahora que está claro, ¿te puedo ayudar en aggo?” Me mordí la lengua. Necesitaba calmarme.

“Hoy, en la tienda de antigüedades, encontré esto y lo compré y umm…” Linze me mostró un objeto enrollado. Era una especie de tubo de madera conteniendo un pergamino. Lo miré y estaba escrito en un idioma que nunca había visto antes.

“Y, ¿qué es esto?”

“Creo que es un pergamino mágico, pero está escrito en Letra de Magia Antigua, así que puedo leer algunas partes de ello…” Ah… eso explicaba por qué me lo había traído.

Primero, tomé un vaso vacío de la mesa y algunas monedas de plata de mi bolsillo. Después, recité [Modeling] en los objetos y los transformé en lentes. Usé mi magia para encantar los lentes con la habilidad de leer la Letra de Magia Antigua. Luego, completé el proceso de crear mis Lentes Perfectos de Traducción.

Los lentes que le había hecho a Charlotte estaban hechos para leer Letra del Espíritu Antiguo, mientras que el par que le había hecho a Linze eran para leer Letra de Magia Antigua pero yo era sólo un chico recitando los conjuros, así que no debía saber para que fueran.

Como sea, le di los lentes de traducción a Linze. Se los puso y le quedaban muy bien, tanto que podía pensar en ella como una colegiala. Lucía tierna usando lentes. Ahora bien equipada, la joven colegiala miró el pergamino mágico.

“¡Ah…! ¡Esto es… increíble! ¡Había escuchado de esto antes, pero verlo por mi cuenta es completamente diferente!” Linze habló con gran sorpresa mientras devoraba cada letra del pergamino frente a ella.

“¿Qué dice?”

“Parece que es un registro de un conjuro de magia antigua. Conjuro de tipo Agua… llamado [Bubble Bomb]… un conjuro ofensivo, ¿parece ser…?” Linze soltó un par de gruñidos de confusión mientras seguía leyendo el pergamino. Parecía que debía rescatarla. Me sentía un poco culpable por haber espiado un poco cuando se estaba cambiando pero este era un buen paso para arreglarlo.

Habiendo terminado el pergamino, Linze insistió en intentar el conjuro lo más pronto posible, pero ya era un poco tarde, así que le dije que iría con ella al día siguiente e hice que desistiera por esa vez. En cuanto Linze se fue, saqué mi smartphone y borré la foto que había tomado de su cuarto. Mejor deshacerse de la evidencia mientras pudiera. Definitivamente no necesitaba el título de Vouyerista en mi cabeza.

Ahora que lo pienso… [Apport] para robar, [Long Sense] para espiar, [Gate] para irrumpir en lugares, y ahora una cámara encantada para mis fotografías vouyeristas… Al parecer estoy acumulado muchos elementos mágicos criminales…

 

esmarfon 2-1.jpg

Decidí que desde ese día, practicaría mis habilidades moderadamente.

Al día siguiente, fui con Linze al bosque del este. Pude usar [Gate] ya que era en un lugar que había visto antes. Recordé que era un área amplia dentro del bosque, así que preparamos todo para nuestro destino. El lugar era perfecto para entrenamiento mágico, mientras no fuera magia de Fuego evitaríamos un incendio forestal.

Caminamos por el bosque y llegamos a un claro. Linze sacó el pergamino y lo leyó varias veces con los lentes de traducción antes de preparar su varita plateada y concentró su magia.

“¡Sal, Agua! ¡Burbujas Balísticas: [Bubble Bomb]!” Muchas esferas pequeñas de agua aparecieron alrededor de la punta de la varita de Linze, pero todas cayeron al suelo. Su intento falló. Preparó nuevamente su varita e intentó recitar el conjuro una vez más.

“¡Sal, Agua! ¡Burbujas Balísticas: [Bubble Bomb]!” De nuevo, las pequeñas esferas de agua se agruparon en la punta de la varita y cayeron al suelo. Otro fracaso. Bueno, era magia antigua de lo que hablábamos. Tenía la sensación de que probablemente no era tan sencillo de realizar.

Linze leyó el pergamino nuevamente antes de hacer otro intento pero sólo consiguió un fracaso. Intentó lo mismo una y otra vez, y en cada intento las esferas de agua se formarían en el aire, se movían un poco y caían al suelo. Una cadena de intentos fallidos.

Después de diez intentos, a Linze le temblaban las piernas, cayó al suelo con una rodilla. Corrí a ayudarle a levantarse.

“¡¿Linze, estás bien?!”

“…E-estoy bien, yo sólo…estoy baja en magia… voy a estar… mejor después… de un… descanso…” Linze estaba hablando entrecortando. Eso es a lo que llaman no tener MP. No hay manera que la dejara en esa situación.

“¡…Umm, ¿Touya…?!” Cargué a la mareada Linze en mis brazos mientras abría [Gate]. Parecía que estaba herida en alguna parte, ya que su cuerpo estaba muy tieso y su rostro estaba enrojecido. Sólo debía hacer que  aguantara un poco más.

Regresamos al jardín trasero de Luna Plateada, y cargué a Linze hasta su cuarto. La dejé en su cama y noté que su rostro seguía rojo, por lo que puse mi mano en su frente para asegurarme que no tuviera fiebre. Espero que esté bien.

“¡Ha, hahhh…!”

“No tienes fiebre, por lo menos.  Quédate ahí, iré por Elze. ” Llamé a Elze desde el cuarto vecino para que le quitara la armadura a Linze. No había forma en que pudiera tocar el cuerpo de Linze, aún si fuera con buenas intenciones.

Dejé a Linze en manos de Elze. Viéndola practicar hasta que se le acabó la magia, no podía decir si se tomaba la magia muy en serio o si estaba batallando con su querida vida para conseguirlo. Así fue la primera vez que conocí a Charlotte. ¿Así eran los magos en este mundo? Por lo menos, parecía que había algunos con disposiciones tan directas. Decir que daban todo por ello era otra forma de ponerlo.

Al día siguiente, Linze regresó a la normalidad. Me enteré que una vez que se te acaba la magia, se recuperaría después de un día de descanso.

“¡P-perdón por causarte problemas ayer!” Linze se disculpó conmigo, pero sentí que no había hecho algo como para disculparse. Como el día anterior, nos metimos en el bosque para que Linze pudiera practicar su nuevo conjuro.

Linze intentó y falló e intentó y falló. La miraba a la distancia e hice que se detuviera en su noveno fracaso. Una más y terminaría como la última vez.

“Tomemos un descanso.”

“…Okay.” Le pasé una taza de té frío a Linze.

“¿Sientes que ya casi lo tienes?”

“…Ni un poco. Cuando recito un conjuro, el resultado final está influenciado por tu conocimiento de él, lo que lo hace un reto aprender conjuros que nunca había visto en acción antes…” En otras palabras, no podía formar una imagen clara del conjuro en su mente porque no sabía cómo se veía.

Descansamos por una hora pero su magia no se recuperó mucho y Linze estaba cansada después de dos intentos fallidos del conjuro. Siguiendo eso, terminamos eso. Linze siguió practicando y practicando de la misma manera por los siguientes días. Cada día hasta que su magia casi se agotaba. Le tomó cerca de una hora sin parar para que la magia de Linze llegara a su límite, dejándonos tomar descansos por el resto del tiempo. Las cosas no procedían suavemente.

“Estás dando tu mejor esfuerzo, ¿Linze? Incluso después de todos esos intentos fallidos, no has pensado en tirar la toalla.”

“Soy… testaruda cuando se tratan de cosas… como estas… Sólo haciendo lo mismo… una y otra vez… puedo adquirir cualquier nuevo conjuro. Siempre ha sido así, no tienes que preocuparte por mí.” Linze habló con una sonrisa. Era una chica fuerte. Lo que no la mataba, la fortalecía. Ella entendía completamente que era importante no rendirse si querías hacer un progreso real en cualquier cosa. Aun así, debía haber una forma más eficiente de hacer las cosas. Como, una forma de dejar hacer a Linze más intentos antes de que se le acabara la energía o algo relacionado a ello… Hmmm… Decidí consultar a Charlotte sobre ello ya que era aparentemente la mejor maga del país.

Detuve a Linze antes de que su magia se acabara por un día y la lleve de vuelta al hotel. Una vez ahí, le pedí a Yumina que viniera conmigo y abrí [Gate] y fuimos a ver a Charlotte en el castillo. Sin Yumina a mi lado, era difícil caminar dentro del castillo… Al parecer me confundieron con un individuo sospechoso.

Encontramos a Charlotte en la torre de investigación del castillo pero por alguna razón tenía ojeras bajo los ojos. Nos dijo que no había dormido suficiente los últimos días. Aun sí, me escuchó e incluso nos dio una solución a nuestros problemas. A cambio, sin embargo, me hizo prometerle a ayudarle con su investigación para la próxima…

Al día siguiente, fui al bosque del este con Linze. Y una vez más, Linze intentó y falló recitar su nuevo conjuro. Reconociendo que su magia estaba por acabarse, Linze decidió que era tiempo de acabar. Esa fue mi entrada.

“Linze, ven aquí un momento.”

“¿Hm…? ¿Qué pasó?” Linze se paró frente a mí y puse mis manos sobre las de ella.

“¡¿H-h-huh?! ¿Qué sucede?”

“Cálmate, relájate.”

“¡¿Relajarme?!”

“Umm… es en sentido figurado. Significa que te tranquilices un poco.” Calmé a la asustada Linze y concentré mi magia, recitando un conjuro Neutro que había aprendido de Charlotte. Mis manos comenzaron a brillar con una cálida luz.

“[Transfer].”

“¡¿H-huh?!” La luz dejó mis manos y se dirigió hacia las de Linze, a lo que comenzó a reaccionar. Tomé es como un signo de que funcionaba bien.

“Mi magia… se ha recuperado por completo.  Pero, ¿en un instante? ¿Cómo…?” Todo gracias a mi nuevo conjuro Neutro, [Transfer]. Me permitía compartir mi propia reserva de magia con otras personas. Había unas cuantas personas que podían usarlo, una de esas personas era el antiguo maestro de Charlotte.

De lo que Charlotte me había comentado, la hacían practicar los conjuros hasta que se le agotara por completo la magia, sólo para recuperarla y seguir practicando hasta casi colapsar una vez más. Su maestro debió ser un monstruo disfrazado.

No era quién para hablar, creo, ya que estaba por poner a Linze en la misma situación. Pero a diferencia del maestro de Charlotte, no la forzaría.

Recordé la cuota mágica que estaba pagando para materializar a Kohaku en este mundo, pero fui capaz de reestablecer la magia de Linze por menos que eso. Básicamente, lo que esto significaba era que ambas cosas estaban dentro del rango de mi recuperación mágica natural Eso no significaba que Linze tuviera una capacidad mágica baja sino que mi magia era monstruosa.

De todo eso, era bueno que Linze pudiera practicar su magia sin miedo a colapsar de nuevo.

“¡Sal, Agua! ¡Burbujas Balísticas: [Bubble Bomb]!” Linze pasó las siguientes horas después de eso tratando de amaestrar el conjuro. Estaba asombrado por su perseverancia. Aunque, ya habíamos cubierto el problema de agotamiento mágico no podía hacer respecto a la fatiga física.

Le hice que tomara un descanso por su bien.

“Es muy, difícil… No puedo superar la naturaleza del conjuro…”

“En serio…” La magia Antigua era difícil como esperaba.  Ya que había pocas personas que estaban acostumbradas a ella, no había un ejemplo real qué seguir. Todo lo que podía hacer era solidificar su propia imagen mental del conjuro hasta que funcionara.

“…Si tan sólo pudiera saber qué significa [Bubble Bomb]…”

“¿…Qué pasó?” Soné como un idiota, pero las palabras de Linze me confundieron por un momento. ¿Huh? ¿No sabe lo que significa el nombre del conjuro?

“¿Quieres saber lo que significa [Bubble Bomb]?”

“¿Eh? Bueno, sí. Hay un significado en cada nombre de los conjuros. Por ejemplo, la parte de [Fire] en Fire Storm significa crear flamas, y…”

“Whoa, Whoa, Whoa, no, espera un momento.” ¿Qué quiso decir? El nombre del conjuro estaba siendo traducido… ¿muy literal? ¿Las palabras por si solas estaban siendo usadas sin considerar si la persona que lo leyó sabe de su significado? Le pedí el pergamino a Linze por un momento y recité [Reading] en él… Vi las palabras de “Bubble Bomb”… pero estaba escrito en katakana… Bueno, eso lo explica todo.

Así que veían un conjuro llamado [Fireball], pero… no tenían idea de qué significaba. Similar a lo que podías entender del significado detrás de las diferentes formas entre los conjuros. [Fire Arrow], [Fireball] y [Firestorm] todas compartían la palabra [Fire], así que era seguro decir que podían agrupar los conjuros y suponer sus efectos basados en eso sin tener que entender una palabra. Pero incluso si podías deducir de los nombres que estaba relacionado con fuego, eso no ayudaba a dibujar las formas de cada conjuro por separado.

¿Entonces qué significaba eso? ¿Que había cientos de personas corriendo de aquí a allá gritando nombres de conjuros que habían aprendido si siquiera entender cómo servían? Todo parecía… un poco extraño para mí. ¿Las personas hablaban de esos conjuros todo el tiempo, pero para ellos sólo era usar palabras y frases completamente extrañas? ¿Cuándo Elze usó [Boost] no sabía que por el nombre del conjuro incrementaba su fuerza? Parecía que apenas lo deducían, por lo menos, pero a través del método de la fuerza bruta. Bueno, supongo que es inglés, después de todo… Querido Dios, por favor arregla las traducciones para saber el significado, más que sólo convertir las palabras.

…¿La imagen de una burbuja bomba era difícil de dominar? Digo, claro, no eran palabras cotidianas, pero, no debía ser difícil de imaginar…

“¿Qué sucede…?”

“Eesh, bueno, uh, es un objeto que vuela.  Tú sabes, como ese conjuro [Explosion] que puedes recitar.” Linze se sentó y meditó en silencio mis palabras. Después de un rato, alzó la cabeza y alistó su varita para un intento más.

“¡Sal, Agua! ¡Burbujas Balísticas: [Bubble Bomb]!” Un bulto de agua, más bien, una esfera como una burbuja de jabón apareció flotando frente  a la varita de Linze.

La burbuja tenía un diámetro de veinte centímetros. Parecía que Linze podía controlarla enfocándose a ella. Dejó que deambulara en el aire por un rato antes de apuntarla hacia un árbol en el chocó la burbuja.

Instantes después, el árbol estalló en pedazos con un terrible estruendo. Sólo podía estar sentado y mirar con asombro.

Linze parecía complacida porque había funcionado.

“…Lo hice…” [Bubble Bomb], huh…un endemoniado conjuro antiguo. Tenía un tremendo golpe. Linze lo intentó una vez más. Esta vez cinco burbujas aparecieron, después seis. Las mandó todas a diferentes árboles. En el momento en que hacían contacto con los árboles, desencadenó una serie de violentas explosiones derribando una parte del bosque ante mis ojos.

El conjuro me empezaba a aterrorizar… Mientras tanto, Linze corrió hacia mí y se inclinó.

“Fui capaz de amaestrar el conjuro gracias a tu ayuda, Touya. ¡Muchas gracias!”

“Nah, debo decir que fue tu esfuerzo lo que te llevó a esto. Sólo ayudé un poco al final.” No estaba acostumbrado que me agradecieran por algo tan pequeño. Estaba más impresionado por cómo Linze se negó a rendirse en aprender el conjuro sin importar qué tanta experiencia estaba siendo drenada en el proceso. Me dio la impresión de ser de las trabajadoras que se toman las cosas paso a paso, empezando con lo que sabía y construyó todo eso con su propio esfuerzo.

Estaba contento de que haber aprendido algo nuevo de Linze. Sintiendo que nuestros esfuerzos había tenido resultado, abrí [Gate] para llevarnos de vuelta a Luna Plateada.

◊◊◊

“Hmm… ¿qué voy a hacer al respecto…?” Elze parecía atareada. Se sentó en la mesa del comedor, viendo sus guanteletes metálicos favoritos. Esos guanteletes estaban muy dañados por una pelea el otro día.

Todo fue gracias a un encuentro en particular en el que nos vimos envueltos del día anterior. Terminamos luchando con un montón de Gárgolas; monstruos con cuerpo de piedra.

Fuimos a aprehender un grupo de ladrones por una misión del gremio, y entre ellos había un usuario de magia Oscura.

Las Gárgolas eran los familiares de esta persona. Se volvió una pelea difícil para nosotros cuando los monstruos con cuerpos de piedra nos rodearon. Eran extremadamente duros, por lo que las espadas no servían con ellos. También resistían la magia, las flechas rebotaban. Elze era la única que podía infringir un daño significativo en ellos.

Una vez que tuvimos un respiro, Linze pudo comenzar a disparar sus destructivos conjuros de largo alcance como [Explosion] y [Bubble Bomb], los cuales usé como protección para ir y recitar [Paralyze] en el invocador. Cuando todo estaba seguro, tomamos a los ladrones y a su compañero mago y los entregamos a los caballeros reales.

Completamos la misión, pero los guanteletes de Elze fueron casi destruidos en el proceso.

“Supongo que tendré que comprar un nuevo par…”

“Debería, sí. Puedo regenerar la forma de esos recitando [Modeling] en ellos pero no estoy seguro de cuánto duraran con la reparación.”

“Esto apesta… Estos eran los mejores guanteletes que he usado…” Elze parecía muy decaída por ello. Siempre es triste cuando algo tuyo se quiebra, sin importar la razón.

“¿Vas a ir a buscar nuevos en la tienda de armas Ocho Osos?”

“Fui a ver hace rato. Barral dijo que no tiene nada parecido en su inventario por lo menos en cinco días.” Eso era un tiempo considerable para un aventurero sin armas. Pensarías que los  guanteletes no deberían ser complicados de encontrar cuando hay muchas piezas de armaduras disponibles para su compra, pero los guanteletes eran armas que requerían partes fortalecidas. No había mucha demanda por ese tipo de armas, así que pocos lo tenían en inventario.

Las personas como Elze, cuyas armas principales eran sus puños y los conocimientos de artes marciales que aplicaban los guanteletes como armas de rango corto de pelea, eran conocidas como luchadores. No había muchos luchadores en Belfast. Los semi humanos del Reino de Mismede eran una historia diferente. Ya que su población eran principalmente hombres bestia, aquellos con proezas físicas están por lo general arriba de los humanos desde su nacimiento, eso tenía sentido.

“Touya, llévame a la capital. ¡No puedo esperar cinco días sin armas nuevas!” Ella no tenía que apresurarse, pero no me importaba mucho. Elze era del tipo que se movía por reflejo cuando se le venía una idea. Por otra parte, Linze era del tipo de tanteaba un puente de piedra antes de cruzarlo para estar segura. Dada la situación, Elze correría rápido para cruzar el puente antes de darle la oportunidad de que colapse. Así eran las hermanas.

“Si vamos a la capital, hay una tienda llamada Berkut… Recuerdo haber visto unos ‘Guanteletes de Fuerza de Semi Dios’ ahí.” Berkut era el nombre de la tienda donde había comprado mi abrigo blanco encantado. Este abrigo estaba encantado para ofrecer resistencia a todos los elementos mágicos al que el usuario tuviera afinidad – lo cual, en mi caso, significaban todos. La desventaja era que reducía la resistencia del usuario a cualquier elemento al que no la tuviera– en mi caso, ninguno de ellos. Era un verdadero robo.

“¿Qué es eso de guanteletes de Semi Dios?”

“No lo sé, algo como un encantamiento de fortalecimiento muscular en ellos, creo.”

“Bueno, ahora tienes mi atención.” Elze me miró con un nuevo aire en sus ojos, tomó mi mano y me llevó al jardín de atrás del hotel.

“¡Bien, vámonos! ¡Vamos, no hay tiempo que perder!”

“¡Espera! ¿¡Tienes dinero para comprarlos!?”

“Retiré un poco del gremio hace rato. ¡Ahora vámonos!” ¡Esta chica pensó en tomar acción en el momento en que se le cruzó por la mente! Recuerdo pensar que no dolería si fuera más lenta algunas veces…

“Hola y bienvenidos a Berkut.” Fuimos recibidos por la misma chica que me atendió la vez que vine a la tienda. A diferencia de la vez pasada, no nos pidió alguna identificación. Ella me recordó de la última vez, era un increíble servicio al cliente.

Debió juzgar que Elze venía conmigo porque a Elze no le fue pedida alguna identificación. Elze estaba viendo toda la tienda, evidentemente sorprendida por lo lujosa que era la tienda. Vamos, no es tan sorprendente para dejar boquiabierto a alguien

“¿En qué les puedo ayudar?”

“Cierto, er, la última vez que estuve aquí vi unas guanteletes en exhibición, ¿algo de fuerza de Semi Dios?  De casualidad no tendrá de esos, ¿o sí?”

“Lo siento, me temo que vendimos ese objeto hace tiempo…” Era una pena. Elze soltó un gruñido de insatisfacción cuando escuchó la noticia. Fui a mostrar que los objetos encantados podían calentar las repisas por mucho tiempo a menos que hubiera un extraño poder o dos sobre ellos como mi abrigo.

“¿Está en busca de protectores de brazos?”

“Ciertamente. Estamos buscando guanteletes ofensivos.” Ya que su principal función era golpear más que proteger, eran técnicamente armas, pero al final del día los guanteletes estaban clasificados como equipamiento defensivo. No sería extraño que en una tienda de armaduras los tuvieran en inventario. Si había algo, sería lógico buscar en esas en lugar de una tienda de armas.

“Guanteletes ofensivos, ¿cierto? Tenemos un par disponible de guanteletes encantados, si quisiera verlos.”

“Oh, ¿tienen otros guanteletes  encantados?  Sí, por favor déjeme verlos.”

“Entendido, Por aquí por favor.” La señorita dijo eso y nos guio a la parte de atrás de la tienda. Cerca de donde encontré mi abrigo.

Tomó dos pares de guanteletes y los colocó en el mostrador.

Un par eran hermosos guanteletes verde metálico.

El otro era un set angular en rojo y dorado.

“Estos guanteletes de aquí están encantados con magia tipo Viento. Rebotaran cualquier flecha o ataque de larga distancia. Desafortunadamente, no bloquean ataques mágicos, pero ofrecen una buena resistencia mágica.” La empleada explicó las propiedades de los guanteletes verdes. Bloqueo de encantamientos de ataques físicos sonaba útil. Era una pena que no bloqueara ataques mágicos, pero la resistencia mágica era buena.

“Este par de aquí, por otra parte, es capaz de almacenar magia del usuario antes de desatarlo en un poderoso ataque. Toma tiempo para que la magia se almacene en los guanteletes, pero están encantados con un conjuro de fortalecimiento, así que no se romperán ni aunque se usen rudamente.” Después explicó las propiedades de los guanteletes rojos y dorados. A diferencia de los verdes, estos parecían enfocarse más en la fuerza bruta. Como sonaban las cosas, te dejaba usar algo como un “Focus Punch” que ves en los videojuegos.

Básicamente, la elección recaía en unos de ataque o de defensa. Era difícil la decisión. Preferiría aumentar mis defensas y estar seguro lo suficiente para idear una estrategia para derrotar al enemigo, así que iría por el par verde, pero conociendo a Elze, escogería el par rojo y dorado para enfocarse más en su poder ofensivo.

“Me llevaré ambos pares.”

“¿¡Huh!?” No podía contener la sorpresa cuando, a diferencia de tratar da dar méritos o demeritar cada par, Elze simplemente saltó a la decisión de escoger ambos.

“¿En serio vas a comprar ambos pares?”

“Bueno, ambos son útiles Si los combino en pelea, puedo sacar lo mejor de ambos.”

“Cierto, supongo, ¿pero entonces que pasa con el otro juego sin par?”

“Los conservaré como repuesto, duh. Siempre hay una oportunidad de que puedan romper como mi viejo par.” Elze dio buenos motivos. Mientras fueran usados como armas y no sólo como armadura, no había manera de saber si se iban a dañar o romper. Lo que me consternó era que el par de repuesto era de manos opuestas,  que las personas se sentían más cómodos lanzando golpes con la mano dominante, pero Elze me dijo que no me preocupara.

Para empezar, su estilo de pelea no tenía preferencia de una mano sobre la otra. En términos de boxeo, ella sería conocida como golpeadora ‘ambidiestra’.

“Muy bien, por favor use cada par y hágame saber si se sienten desajustados. Haré los ajustes necesarios para usted.”

“Gracias, pero se sienten bien así.” Elze probó ambos pares y confirmó que eran cómodos para sus manos.

“Bueno entonces, este par verde son catorce monedas de oro y el rojo y dorado son diecisiete monedas de oro.” Treinta y uno de oro en total. Tres millones cien mil yenes, huh. Eran bastante caros… O, espera, ¿era barato para dos pares de armas encantadas…? Esta tienda nunca falla en desorientar mi sentido de valor monetario.

“…Touya.”

“¿Qué pasó?”

“¿…Me podrías prestar una de oro?  Vine un poco corta.”

“Es por eso que te dije que trajeras suficiente dinero antes de venir…” Saqué una de oro de mi billetera y se la di a Elze.

Pagó por los guanteletes con tres de platino y una de oro. Colocó los guanteletes en sus bolsas, pero eran tan grandes y voluminosos que terminé cargándolos por ella. Era de esperarse que el hombre cargara las bolsas de la señorita en este mundo…

“Gracias por su compra, lo esperamos pronto.” La empleada se despidió de nosotros mientras dejábamos Berkut atrás.

“Supongo que debía esperar que en la capital tuvieran una buena selección de equipamiento, aunque era un poco más caro de lo que estaba planeado.” Elze parecía complacida por su compra mientras caminaba a mi lado. De cierta forma, entendía la sensación de encontrar lo que estabas buscando en la tienda.

No era sorpresa, que los cuatro guanteletes pesaran tanto. Busque a los alrededores un callejón para poder abrir [Gate] para llevarnos de regreso al hotel.

“Elze, busquemos un callejón para que pueda – ” Volteé para hablar con Elze pero ella ya no estaba.

“¿Elze?” Busque alrededor para buscar a Elze y la vi parada frente a una tienda unos metros atrás. Estaba viendo algo en el aparador. ¿Qué le ha llamado la atención? Volví donde estaba Elze y miré lo que estaba viendo. Jo jo, eso era.

Un top negro con adornos blancos y un gran listón en el pecho. Además, una mini falda negra con tres capas de pliegues.

Me recordó a un estilo de olita gótica, con ligeras diferencias.

Elze simplemente se quedó ahí parada, completamente en trance.

“… ¿Lo quieres?”

“¿Huh? ¿¡Ququué!? ¿¡Touya!?” Se alejó de mí con la cara enrojecida como si le hubiera dado el susto de su vida. ¿Qué con esa reacción?

“Err, uhm, e-esto es… ¡sí! ¡Para Linze! ¡Pensé que Linze se vería bien en él! ¡Parece que le gusta este tipo de ropa, ¿no es así?! ¡A diferencia de mí! ¡Ja ja  ja!” En el momento en que Elze abrió la boca, comenzó a decir cosas sinsentido. Parecía que siempre pensaba en su hermana menor.

“Creo que se te vería bien igual que a Linze.”

“¿¡Qué…!?” El rostro de Elze se enrojeció más de lo que estaba, y comenzó a balbucear. En serio, cálmate. ¿Por qué estaba actuando tan rara?

“¿De qué hablas? Pienso que se vería mejor en Linze que en mí…”

“¿Lo crees? Ambas son lindas para usarlo. Son gemelas.”

“¡¿L-l-linda…?! ¡¿De qué hablas tan de repente?!” El puño de Elze impactó en mi costado con un doloroso golpe. ¡Augh! ¡Eso dolió sabes!

“Estaba diciendo… que te verías bien… en esa ropa…”

Me expliqué con Elze mientras mi costado dolía. Viendo de cerca, noté que estaba sudando.

“No hay forma de que eso me quede…”

“Te lo estoy diciendo, se vería muy bien en ti.”

“No necesitar elogiarme. Sé qué tipos de vestimenta puedo o no puedo usar.”

“Ahora ve aquí, tú…” ¿Por qué trataba de negarlo tanto? Sentí que no era sincera con sigo misma, aunque honestamente pensaba que el vestido le quedaría muy bien. El hecho era que ponía mucha resistencia en esa idea y me empezaba a molestar.

“Por última vez, no soy el tipo de persona que usa ese tipo de ropa, y…”

“¡Si no me crees, bien!  ¡Sólo debemos entrar y hace que te lo pruebes!”

“¡¿Huh?! ¡Espera…! ¿¡Touya!?” La tomé de la mano y la metí a la tienda. Hice que la señorita en el mostrador trajera la ropa en el aparador y forcé a Elze a que tomara la ropa y la guie al probador.

“¡Espera un momento! ¡¿En qué estás pensado?!”

“Mira, ya hemos llegado hasta aquí. Entra y pruébate la ropa. Créeme.” Cerré la cortina desde afuera y fui a ver el resto de la tienda. Maté un poco de tiempo buscando entre los cinturones y accesorios viendo qué tenían. En seguida, Elze abrió tímidamente la cortina.

Se veía muy bien con el outfit[1] de gótico lolita, especialmente con su largo cabello plateado. ¿Ves? Sabía que estaba en lo correcto. No cualquiera puede tener ese look.

“¿Ves…? ¡Te lo dije! T-te dije que no me quedaba…”

¿¡Huuuuh!? ¿¡Cómo puedes decir eso!?” Hasta ese momento, intentaba convencerla, así que mi voz se elevó un poco. Su autoestima era muy baja. ¿Qué tan difícil era hacerle saber que se veía bien vestida de esa manera? Ahora que llegué hasta aquí… ¡No voy a volver hasta que te rindas y entres en razón!

“Como dije, se ve bien en ti.  ¿¡No lo cree señorita!?”

Me volteé con la señorita del mostrador.

“Estoy de acuerdo. Se ve muy lindo en usted jovencita.” Esta vez la empleada del lugar estaba de acuerdo. Diablos, el probador incluso tiene espejo. ¿Elze había analizado el hecho antes de salir o qué?

“¿E-en serio lo crees…?” Elze se sonrojó, jaló el frente de la falda e hizo un pequeño giro.  Se le veía muy bien. Era adorable.

Entonces… fui a hablar con la empleada.

“Disculpe, nos llevamos esa ropa.”

“¿¡Qué!?” Pagué la ropa sin dejar a Elze que se resistiera. Tres de plata, un poco caro para ropa casual.

“¡Touya espera! ¡No estaba planeando cómprala!”

“No la estás comprando tú, yo lo estoy haciendo.  Y te la estoy regalando.” No iba dejar que Elze se fuera sin comprar esa ropa cuando se veía tan bien en ella. Además quería que todos vieran qué tan linda se veía. Me dieron una bolsa en la recepción y se la di a Elze para que pusiera su ropa vieja en ella.

Dejamos la tienda y Elze bajó la cabeza para agradecerme.

“Gracias…”

“No hay de qué. ¡Ahora volvamos para mostrarle a las demás tu nueva ropa!”

“¿¡Huh!? ¡No, espera, eso será vergonzoso para mí…!” Tomé a Elze de la mano y corrí.

Las otras chicas elogiaron a Elze cuando vieron que usaba nueva ropa. ¿Ves? Lo sabía, no estaba mal. Todas están de acuerdo.

Sólo había un detalle. Cuando las chicas se enteraron que yo le había comprado la ropa de Elze como regalo, de la nada mostraron sentimientos encontrados por el asunto. Al final, se decidió que iba a comprar ropa nueva para cada chica para ser justos.

…En serio, ¿por qué me siguen pasando estas cosas?

◊◊◊

Un poco después…

“Es una carta de mi padre. Dice que leamos esto y nos dirijamos al palacio real de inmediato.” Una carta llegó a Luna Plateada, enviada por un carruaje jalado por caballos. Yumina explicó qué era después de verlo. Algo me da mala espina… pero supongo que no puedo ignorarlo.

“¿Entonces, qué es lo que dice?”

“En gratitud y reconocimiento de cómo Touya Mochizuki manejó el incidente de hace tiempo, quisiera asignarle un título nobiliario.”

“¿¡Un título!?” Elze y las demás alzaron la voz en sorpresa. Oh, es eso, entonces… Bueno, no estoy tan sorprendido de que pasara eso.

Tiene sentido que el prometido de la Princesa Yumina debería tener linaje noble. Dado que su compromiso no había sido anunciado al púbico, querían organizar las cosas detrás de escenas para poder proyectar una buena imagen para mí cuando sea revelado a la población.

“Hey, uh, ¿puedo rechazar el título?”

“Sí, puedes rechazarlo si lo deseas.  Pero debes rechazarlo en persona.”

“¿¡Rechazarlo!?” Las chicas alzaron la voz alarmadas una vez más. Rayos, chicas, hacen un escándalo.

“Dejando el matrimonio a un lado, ¡no deberías rechazar el título! ¡Es un desperdicio!” Elze soltó su opinión, honesta como siempre. Pero honestamente… tomar el título me haría cabeza de una familia noble, ¿no? Eso no iba conmigo…

“Si te unes a los rangos nobiliarios, eso significa que servirías a tu país… Tienes deberes y responsabilidades que atender, como gobernar un territorio.” Linze murmuró mientras sus manos recorrían el pelaje de Kohaku. Como pensé, un obstáculo… Definitivamente voy a rechazarlo.

“Touya-dono, ¿qué razón darás para rechazarlo?”

“Uh… probablemente diré que la vida de aventurero es mejor.”

Poniéndolo así me hacía pensar que estaba mintiendo. Aunque, quería evadir un conflicto con los padres de Yumina, así que esto era la mejor manera de hacerlo.

“Esto estará bien, no te preocupes.  Mi padre no te forzará.”

“Bien, entonces vayamos.” Parecía que él quería que Elze y las otras fueran al palacio. No como invitadas formales para la ceremonia de titulación o algo así; parecía que era más para conocerlas y agradecer a las chicas que eran tan diligentes cuidando de su hija.  Las tres estaban mortificadas, pero después de pensarlo se dieron cuenta de los beneficios de una reunión con el rey.

“Oh, Kohaku. ¿Quieres quedarte esta vez?”

“Si es tu orden, me quedaré –”

“Nop.”

Oh. Una objeción unánime de las chicas.

“¡No podemos dejar a Kohaku tonto!”

“Sí, sería muy triste…”

“Kohaku es nuestro valioso acompañante, ¡Kohaku lo es!”

“No te preocupes Touya, Kohaku puede venir con nosotros.  Le echaré un ojo.” Rayos, Kohaku es súper popular. Estaba un poco celoso, pero en verdad, incluso yo entendía que la suavidad de Kohaku no tenía rival.

Abrí [Gate] enseguida y estuvimos en el palacio real en un instante. En el cuarto de Yumina para ser exactos.

Bueno, dije el cuarto de Yumina, pero no era un cuarto o algo así. Era un cuarto para recibir a los invitados. El rey me había dado permiso de usarlo para mi conjuro [Gate] siempre que trajera a Yumina de visita.

En lo que dejábamos el cuarto, un guardia afuera se confundió por un momento, y después su expresión cambió a una de sospecha, pero después se calmó al ver a Yumina.

Caminamos por un rato y entonces Yumina abrió las puertas al final del pasillo. Por la puerta, vimos al rey, el general León y a Olga la embajadora de Mismede disfrutando del té.

“¡Padre!”

“¡Oh, Yumina!” Al ver a la hija, el rey se levantó de su silla y corrió a abrazarla.

“Pareces feliz y saludable, estoy contento.”

“Estoy a lado de Touya, padre.  No hay manera que no lo esté.” Agh… ¡me avergüenzas! Mis mejillas se enrojecieron mientras Yumina hablaba, entonces el rey se dirigió a mí.

“Ha sido un tiempo, joven Touya.”

“Lo ha sido.”

“¿Estas personas son tus acompañantes? No necesitan preocuparse por las formalidades aquí, amigas. Alcen la cabeza.” Me giré para ver de lo que hablaba el rey y vi a las chicas detrás de mí todas inclinándose con las cabezas en el suelo. Rayos… es peor que aquella vez cuando conocimos a Sue. Noté que no lo había hecho con Yumina. Pero era probablemente porque estaba en shock de que regresara conmigo al hotel.

“Touya.” Olga caminó en mi dirección. Sus orejas y cola de zorro tan seductoras como siempre. Pensamientos inapropiados rondaron en mi cabeza… Necesito tocar esa suave cola… ¿Qué pelaje sería más suave, el suyo o el de Kohaku?

“Necesito que sepas que tienes mi más profunda gratitud.  No sólo salvaste a Su Majestad sino que también al Reino de Mismede. Deberías visitar nuestro reino, me aseguraré que seas bienvenido.”

Olga se inclinó. No, diablos. ¡No quiero resaltar más! No quiero destacar…

“¿Cómo está Arma? ¿Está bien?”

“Está bien, gracias. Si hubiera sabido que vendrías, la hubiera traído.” Olga rio incómodamente, pero de repente se congeló y miró algo detrás de mí. Viendo la confusión estaba mal, me volteé y vi que estaba mirando a Kohaku.

“…Touya, ¿qué es eso?”

“Oh, él es Kohaku, un cachorro de tigre que estoy cuidando. ¿Quieres decirle hola a la señorita Kohaku?”

“¡Rawr!” Decidimos que por nuestro bien, Kohaku debía pretender que era un cachorro de tigre normal. Tener un tigre que habla con nosotros sería un espectáculo. Además, explicárselo a todos, todo el tiempo sería muy tardado.

Olga continuó mirando con sospechas a Kohaku, cerrando los ojos y ladeando la cabeza un poco.

“¿Hay algo mal?”

“Ah, no es nada. Es sólo que en Mismede, el Tigre Blanco es visto como un mensajero de Dios. Dicen que el Monarca Blanco por sí mismo es un miembro de la especie de Tigre Blanco.” Olvida las especies, Kohaku es real… Ahora que lo pienso, Yumina mencionó algo sobre que Kohaku era el Rey de las Bestias… Me pregunté si era o no una buena idea llevar el tigre a Mismede.

De la nada, algo atravesó mi cuerpo. Alguien me había golpeado fuerte en la espalda. Era el General León. ¿¡Este tipo sólo se comunica con las personas a golpes!?

“Ha sido un tiempo, ¡Touya mi chico! Bwaha, ¡nunca pensé que te casarías con la princesita! ¡Eres un tipo interesante, ¿no es así?! ¡Pensé que algún día podemos pelear!”

“No soy el marido aún y paso, gracias.” Sentía que si entrenaba con este tipo mi cuerpo se rompería en mil pedazos antes de fortalecerme. Después de eso, es del tipo de persona que te golpea como diciendo hola. Dicho eso, no era una mala persona…

Espera un momento… Noté un par de guanteletes de cobre colgando de la cintura del general. No parecían muy vistosos u ornamentados pero por alguna razón emanaban una sensación de coraje y valentía.

“General, ¿qué son esos?”

“¿Hm? Ah, lo tengo porque estuve en un ejercicio militar hoy. ¡Soy un luchador! Un luchador de guanteletes para ser preciso. ¿No has escuchado de mí…? ¡Me llaman León el Puño de Fuego!”

Tristemente, no había escuchado de él. No había escuchado a nadie hablar de él. Sin embargo, en contraste a mi silencio, alguien detrás de mí habló de repente con una voz de emoción.

“¡¡¡Whoa!!! ¡He escuchado de usted! ¡Es el tipo del flamante puño que desapareció un campamento de bandidos por su cuenta en las Montañas de Melicia, ¿cierto?! ¡He escuchado todo tipo de relato… ¿Es verdad que luchó a muerte con un Golem de Piedra?!”

“Ohoho, sabes algunas cosas, ¿no es así?  ¿También eres una luchadora? ¡Es raro ver una chica que escoja el arte de los puños!”

El general sonrió mientras veía a la emocionada Elze, nada fuera de lugar de los guanteletes  que colgaba de la cintura de Elze.

“¿Qué tal si formas parte del entrenamiento militar de hoy?”

*Si… entrenamiento…

“¿¡Puedo!?” Elze asintió con la cabeza una y otra vez, con una sonrisa plasmada en su rostro. Sería bueno que aprendiera más técnicas de él, supongo. En lo que veía a Elze y León, el rey me hizo una seña.

“Por cierto, Touya… sobre el título nobiliario que quería ofrecerte…”

“Ahh, lo escuché… Aprecio la oferta y todo, pero…” Me sentía mal por el rey, pero debía rechazarlo. No me sentía bien para ser un noble por lo menos no en ese momento.

“Es cierto, esperaba que lo rechazaras. Es sólo que se vería mal si yo, el rey, no ofrecía mi más generosa recompensa al hombre que salvó mi vida. Así que en ese caso sólo necesito crear la situación de que ‘intentó ofrecer el título a su salvador, pero el chico lo rechazó con gracia.’ Dicho eso, si aceptabas el título sería todo tuyo.” Bueno, esa es la realeza para ustedes. Debías estar al tanto de todo lo que hacías, cada pequeño detalle… Parecía que el rey, por apariencia era el rey. Justo cuando me sentía mal por el rey, alguien entró estallando por la puerta del cuarto.

“¡ESCUCHÉ QUE TOUYA ESTABA AQUÍ, ¿DÓNDE ESTÁ?!” Era Charlotte, la maga de la corte. No la reconocí por un momento. Honestamente, se veía diferente en ese momento. Tenía ojeras debajo de los ojos y su cabello estaba todo alborotado. Mientras se acercaba a mí noté que en sus ojos detrás de los lentes estaban irritados. ¡Agh! ¿Qué está pasando? ¡Me asusta! Como si previniera mi escapé, me tomó de mi abrigo con una mano y sacó varias monedas de plata y vasos de vidrio en la otra mano.

“¡H-hey! ¡Estos lentes, necesito más! ¡Tres pares de ellos, sí! ¡Te enseñé [Transfer] el otro día, así que ayúdame, ¿okay?!”

“¿Huh? Digo, me ayudaste el otro día pero, ¿¡qué es eso de los lentes!?” A pesar de estar aterrado de la apariencia de Charlotte, logré decir lo que quería.

“¿¡Qué quieres decir con eso!?  ¡No lo puedo descifrar tan rápido…! ¡Estoy en mi límite, ¿cierto?! ¡No lo puedo hacer sola! ¡Es imposible, imposible te digo! Logro saber lo que dice algo pero hay más que descifrar. ¡Es un ciclo sin fin! ¿¡Sabes el trabajo que tengo que hacer!? ¿¡Sabes el trabajo que tengo que hacer!?” ¿Por qué la repetición? ¿Rompió un record?! No tenía que gritarme de esa manera mientras trataba de buscar ayuda… Aunque, estaba tan alterado para intentarlo y rechazarla así que lo hice y recité ambos [Modeling] y [Enchant] en rápida sucesión, convirtiendo esas monedas y vasos en lentes traductores en poco tiempo.

“¡Muchas gracias!” Charlotte rápidamente me arrebató los lentes que hice y su asunto había terminado y estaba a punto de dejar el cuarto justo como entró.

“Sólo asegúrate de mantener las cosas en orden, Charlotte.  No queremos rumores esparciéndose en el Imperio, ¿o sí?”

“¡Entendido, Su Majestad!” Charlotte respondió al rey casi de inmediato y salió disparada del cuarto. ¿Qué sucedió?

“Charlotte ha estado actuando problemáticamente, últimamente.  Desde que obtuvo ese peculiar instrumento, se ha encerrado en las instalaciones sin parar de trabajar. ¡A este paso se va a desgastar! Tal vez necesitemos de tu [Recovery] en ella pronto Touya.”

Oh Dios, accidentalmente inventé una personalidad asocial. Una persona que “se obsesiona con algo y se retrae del mundo como un ermitaño”…Whoops.

“La de ahorita… ¿era realmente la señorita Charlotte, la maga de la corte…?” Linze murmuró, viendo la puerta. Bueno, no estoy sorprendido por su reacción. Charlotte, de cierta manera no se veía como la mejor maga en el reino.

“Aww… Quería hablar de magia con ella…”

“¡Ohh, yo no lo haría si fuera tú! ¡Si hablas con Charlotte en ese estado, te hará pasar medio día ayudándola en sus locos experimentos y la otra mitad escuchando sus lecciones de Magia Espiritual Antigua! Mejor espera que se calme.” El general movió la cabeza de lado a lado mientras hablaba. Sí, dudo que sea receptiva con algo que le digan mientras esté en ese estado…

“¡Bueno, entonces es tiempo de la ceremonia! ¡Necesitarás tener un conjunto de ropa más apropiado Touya, mi chico!” El rey juntó las manos, como si fuera una orden, dos sirvientas aparecieron. Maldición… que molestia.

“Linze, Yae. ¿Qué van a hacer? ¿Me esperan?”

“Creo que veré el entrenamiento de Elze…”

“¡Eso voy a hacer, lo haré!” Supongo que todas excepto Yumina irán a la sesión de entrenamiento, entonces… Parece que Yumina estaba cuidando de Kohaku. Bueno, supongo que me cambiaré lo más rápido posible.

Una sirvienta me escoltó a mi cuarto privado, donde me cambié la ropa por una nueva.

◊◊◊

…De alguna manera, obtuve una casa…

Antes de lo que supiera, había aceptado una propiedad y eso era eso, supongo. Se preguntaran quién en su sano juicio me daría una casa. Bueno, fue el rey.

El día de mi ceremonia nobiliaria, las cosas fueron como lo planeado.

“Oh buen aventurero quien salvó mi vida, déjame recompensarte con un título nobiliario.”

“No soy digno, Su Majestad. Estaba haciendo lo que un aventurero debía hacer.”

“Muy bien, no voy a forzarte si en verdad quieres rechazarlo.” Hasta ese momento, todo iba como lo planeaba.

“Con eso dicho, permitir que el que salvó mi vida regrese con las manos vacías sería una gran descortesía. Así que, en lugar de entrar en un rango nobiliario, te tengo preparada una recompensa además de una mansión que tal vez te sirva como base de operaciones para tus tantas aventuras.”

“Qué.” Mientras el rey hablaba, un anciano dio un paso al frente. Estaba sosteniendo una bandeja de plata con una bolsa con monedas y un juego de llaves. Distraído con las palabras del rey, me perdí y acepté los objetos sin siquiera pensarlo.

Me volví a mis sentidos cuando sentí el peso de la bolsa en mis manos, ¡pero el anciano ya se había retirado! Maldición… perdí mi oportunidad de regresarlos.

“Esto es simplemente para aparentar. Espero con anticipación ver qué progreso tendrás en los siguientes días.” No pude más que darme por vencido en ese momento…

“Distrito Oeste… Avenida Palaran, 2A… Incluso el anillo exterior del distrito es malo…” Yumina murmuró mientras verificaba la documentación.

La capital estaba dividida en dos anillos, uno exterior y uno interior, ambos rodeando el castillo. La realeza, aristocracia, mercaderes importantes y personas de alta sociedad tendían a vivir en el anillo interior alrededor del castillo y el anillo exterior estaba cruzando el río.

Muchas personas de diferentes costumbres y raza vivían en el anillo exterior y estaba dividido en cercas este, oeste y sur. No había cerca norte ya que el Lago Palette ocupaba su lugar. Parecía ser que el sector oeste del distrito externo era donde muchas personas influyentes vivían. Era el sector oeste donde me esperaba mi nueva propiedad.

“Entonces, ¿ahora qué?” Después de limpiarse el sudor por sus ejercicios en el entrenamiento del día con el general, Elze preguntó con aparente curiosidad en sus ojos. Honestamente, era mucho para alguien de mi talla.

“Supongo que regresarla no es una opción.”

“Regresar algo que has aceptado es muy grosero. Heriría el honor de quien te la dio.” Es cierto. Una persona decente nunca diría “nah, no me gusta, quédatelo.” Linze estaba en lo correcto. No tenía otra opción más que aceptarla.

Me acosté en el césped en un rincón en el lugar de entrenamiento del castillo. Nubes blancas fluían suavemente en el claro cielo azul. Era muy parecido al cielo que vi cuando llegué a este mundo.

“No es sólo la propiedad.  También tengo bastante dinero… En realidad no tengo idea de qué hacer con él.”

“¿Cuánto recibiste Touya-dono?” Yae me miró mientras continuaba relajándome.

“…Veinte monedas reales.”

“¡¿Veinte monedas reales?¡” Las voces de Elze, Linze y Yae resonaron. Su sorpresa era razonable.

Las monedas reales era un tipo de cambio con más valor que las de platino. Diez veces más, para ser exactos. Escuché que también era una moneda muy grande de ver en los negocios.

Con los estándares del mundo que alguna vez habité, una moneda real era aproximadamente diez millones de yenes. Así que, la cantidad que obtuve era de doscientos millones. Básicamente, ese dinero, además de la casa, era el valor de la vida del rey. No podía decir que eso era mucho.  Aparentemente, esto era el cambio en el bolsillo del rey. Debí preguntar para qué lo estaba ahorrando…

Espera, ¿qué tal si era dinero de compromiso? ¿Qué pasaba si tomar todo eso significaba comprometerme a casarme con Yumina? Sin embargo, ¿el dinero de compromiso no debe de ir del novio a la novia, y no viceversa? Tal vez era un dote y… Hombre, era una molestia pensarlo.

Cualquiera fuera el caso, conservar el dinero conmigo, por lo que se lo di al duque.

“Como será, tengo una casa nueva, ¿así que debería retirarlo?”

“Hacer eso te volvería en un fracaso de persona en poco tiempo…” Elze suspiró y en lugar de una respuesta, alcé mi cuerpo. ¿Tener dinero significaba no trabajar? Había algo raro en ello. No es como si tener dinero fuera un problema, aunque…

“¿Qué tal si vamos y echamos un vistazo? Está a treinta minutos.” No teníamos razón para declinar la propuesta de Yumina, así que nos preparamos y fuimos a ver el lugar.

“¿Hm? ¿Es aquí…?” No me pude contener lo que dije.

La residencia estaba en la zona elevada de la cerca oeste del distrito externo, viendo que tenía una gran vista al horizonte. Las paredes pintadas de blanco y un techo rojo… Un edificio refinado de tres piso estilo Occidental… Todo estaba bien, No tenía nada negativo que decir del diseño y me gustaba que fuera un lugar tranquilo, lejos de las zonas residenciales. Aunque…

“Esto es muy grande…” Bueno, era más pequeña que las casas del Duque Ortlinde o la del Vizconde Swordrick. Sin embargo, era lo suficientemente grande para una persona de esa talla.

Usé mis llaves para abrir las puertas e ingresamos al terreno. Lo que vi era un gran jardín, una cama de flores con todo tipo de flora y un estanque con una pequeña fuente en él. Más allá, vi un establo.

Abrimos las puertas dobles y entramos a la sala de la entrada. Vimos una alfombra roja y unas escaleras hacia el segundo piso.

“Esta es una bonita casa. Me gusta.” Con Kohaku en sus brazos, Yumina – la única que estaba acostumbrada a estos ambientes – caminó con calma en la sala. Después de verla, no pude evitar ser honesto.

“Una casa así de grande será una molestia para limpiar… incluso con nosotros cinco viviendo aquí.”

“¡¿Qué?!” Elze, Linze y Yae me miraron, completamente atónitas. No tenía idea del porqué.

“Uhm… Touya-dono. ¿Cinco? ¿También vamos a vivir aquí? ¿Nosotras?”

“¿Huh? ¿Por qué preguntas? Es lo normal, ¿no?” ¿Por qué debía preguntar eso? Con una casa así de grande, invitar a tantas personas de confianza era lo normal. Mientras pensaba en eso, Elze habló con timidez.

“P-Pero esta casa te la ha dado el rey. ¿No era para que la compartas con Yumina?” Bueno, ya entendí todo. Esta casa era la manera del rey de ayudar a Yumina en su propósito. Parecía que acepté un regalo un tanto problemático…

No odiaba a Yumina o algo así, pero no podía verla como alguien con quien casarme. A lo mucho, era como mi hermana pequeña.

Linze me dijo.

“S-si es una casa hecha para dos personas que se gustan no creo que debamos vivir aquí…”

“¿Gustarnos? Me gustan mucho ustedes también. Son mi familia, así que no hay nada malo en vivir aqu –” ¿Hm? El rostro de Linze estaba un poco rojo. ¿Por qué? En realidad, Elze y Yae se veían un poco rojas.

“¡V-voy a ver el segundo piso!”

“¡Y-yo también! ¡Veré el ático!”

“¡E-estoy interesada en la cocina, lo estoy!” Las tres se dispersaron en diferentes direcciones. ¿Por qué?

“Ya veo… Así que quieres a las cuatro por igual y nos ves como familia. Diría que he dado un paso más.” Viéndolas partir, Yumina sonrió.

“Quiero volverme tu esposa y pasar mi vida contigo, Touya. Sin embargo, no intento monopolizarte, así que no me importaría arreglarlo. Voy a tener una charla con ellas. Espera en la sala.” ¿Huh? ¿Qué? ¿Disculpa? Dejando a Kohaku conmigo, Yumina subió las escaleras.

No comprendí la situación pero decidí hacer lo que se me había ordenado y caminé a la sala. En el camino, vi el baño, la recepción, el granero y la bodega de vinos y todos estaban vacíos. Ni una repisa…

Abrí la penúltima puerta en el primer piso y finalmente encontré la sala. Obviando como podía ser,  era enorme. Aunque, se sentía más grande ya que no había nada en ella más que una chimenea y cortinas. Debo comprar muchos muebles y otras cosas. El rey probablemente me dio dinero considerándolo.

La ventana en una de las paredes tenía una entrada a la terraza que daba un gran panorama del terreno de la hacienda y el resto de la cerca oeste.

Caminé al jardín, donde fui saludado por una relajante brisa.

“Es un lindo jardín. Una siesta aquí sería genial.” Kohaku se echó al césped.

“¿Te gusta?”

“Sí. Mucho.” Una razón más para considerar vivir aquí, supuse. Llegar a un acuerdo sería problemático, pero…

“Touya.” Escuché mi nombre, me volteé para ver a Yumina parada con los demás. Sin embargo, las otras tres evadieron mi mirada. ¿Qué les pasa? Sus rostros están un poco rojos…

“U-Uhm, Touya… ¿en serio podemos vivir contigo?” Linze murmuró.

“¿Hm? Sí, claro.”

“…No nos sacarás después, ¿verdad?” Elze dijo, con clara duda.

“¡No seas tonta!”

“Nos, um… tratarás igual que tratas a Yumina-dono, ¿lo harás?”

“¡Claro!” ¿Por qué me estaba preguntado eso? No tenía familia en este mundo, por lo que eran lo más cercano. Eso era más que obvio.

…¿Por qué se ven apenadas? Cierto, vivir en una mansión tan impresionante era extraño, pero era mía, así que no tenían razón para contenerse.

Ah, lo tengo. Estaban apenadas por vivir sin pagar, esencialmente ser arrimadas. No me importaba mucho, realmente.

“Bueno, ahí lo tienen. Viviremos aquí. No hay prisa. Siéntanse libres de decidir cuándo tengan sus sentimientos en orden,” Yumina proclamó al trio apenado.

esmarfon 2-2.jpg

“Bien…”

“S-sí…”

“Entiendo, lo hago.” En respuesta a las palabras de Yumina, las otras tres aceptaron, con sus rostros aún rojos. ¿Sentimientos en orden? No lo entendí.

“¿De qué hablan?”

“Es un secreto.” Dijeron al unísono… Bien, entonces. Espera, ¡¿estaba en la posición más baja de la familia?!

“Bueno, ¿escogemos nuestros cuartos?” Yumina sugirió.

“Quiero la de la esquina del segundo piso.”

“S-sería feliz de escoger la que está junto a la biblioteca en el tercer piso.” Linze declaró con nerviosismo.

“Yo quisiera el cuarto del primer piso que encara el jardín, quisiera.” Las chicas estaban contentas hablando entre ellas, estaba bien en que escogieran el cuarto que quisieran. Después de todo, tendríamos muchos cuartos vacíos…

“Hmm, no estoy seguro de que si los cinco podamos cuidar del lugar entero…”

“Es imposible.”

“Bueno, eres directo…” No había duda en la respuesta de Yumina. Incluso limpiar sería mucho para nosotros. Teníamos nuestro trabajo del gremio, así que no había manera de hacer algo como la jardinería.

“Vamos tener que contratar a alguien. Afortunadamente, ya tengo personas en mente.” Parecía que podía dejarle todo eso a ella… De verdad necesitábamos ayuda. Alguien de la realeza como Yumina tenía buenos métodos en adquirir recursos humanos de calidad.

Como sea, era hora de mudarse. Aunque, eso sólo involucraba traer nuestras cosas por [Gate]. Entonces, todo lo que faltaba eran los muebles y esas cosas. La casa no tenía nada, después de todo.

Deberíamos despedirnos de nuestros amigos en Reflet.

Con la búsqueda de sirvientes y otros asuntos que atender, decidimos mudarnos tres días después. Sentí que las cosas se agitarían.

◊◊◊

Finalmente, el día de la gran mudanza llegó. Nos despedimos de las personas que cuidaron de nosotros mientras nos quedamos en el pueblo. Micah y Dolan del hotel Luna Plateada, Aer del Café Parent, Sr. Barral de la “Tienda de armas Ocho Osos”… Zanac de “Rey de la Moda Zanac” también. Con eso, dijimos adiós a Reflet.

El primer lugar que llamé hogar en este nuevo mundo. Tenía muchos sentimientos al respecto. Aunque podía volver siempre con el conjuro [Gate], era una despedida emocional.

Dolan dijo algo de poner a Reflet en el mapa para ser el pueblo donde nació el “Shogi”. El rey estaba entusiasmado por el Shogi, así que no estaba muy lejos de lo planeado.

Como regalo de despedida para Zanac, imprimí unos papeles con varios diseños de uniformes. Quien sabe, tal vez desarrollaría oficialmente un outfit de enfermera sexi o uniforme de marinerita como resultado… No estaba sugiriéndolo pero tenía la sensación de que Zanac podía morder el anzuelo.

Para Aer, fueron algunas nuevas recetas, junto con utensilios de cocina que hice con mi conjuro [Modeling]. Como una cuchara de helado, un cuchillo de pastel y moldes en forma de corazón, una estrella y un círculo.

Algo similar, para Micah, le di un cuchillo de cocina, un pelador, un exprimidor de jugo manual, un rallador y algunas recetas. Con eso, estaba seguro que Luna Plateada vería su poder culinario crecer exponencial y ferozmente.

Después de nuestra despedida, regresamos a la capital real. Varios carruajes estaban estacionados fuera de la casa. Parecía que traían nuestros muebles. Yumina estaba fuera, dirigiendo a los trabajadores mientras cargaban cosas y entraban a la casa. Cuando notó que regresamos, corrió a recibirnos.

“Touya, estás a tiempo. Hay un hombre buscando empleo como equipo de cuidado de la casa, ¿puedes ir y reunirte con él?”

“¿Huh? ¿Ahora?” Un viejo en traje negro caminó en mi dirección. Tenía canas  y un robusto bigote. Hm… ¿lo conozco de algún lugar? Oh cierto, es el tipo que me presentó la llave en la bandeja cuando me dieron la casa.

“Gusto en conocerlo, aunque ya nos conocimos antes. Mi nombre es Laim. El placer es mío.” Este tipo debe estar en sus… ¿sesenta años? A pesar de su apariencia, sus modales eran vivaces.

“El viejo Laim ha servido a mi padre personalmente por muchos años. Será un buen mayordomo, ¿no crees?”

“¡¿Qué?!” ¡¿Este tipo sirvió a rey?! ¡Hemos traído a una persona de clase alta!

“¿Cómo obtuvimos a alguien como él?”

“Ah, le pasé ese viejo rol a mi hijo. Cuando pasó, la princesa me extendió la invitación después de eso. Pensé que sería un honor servir al hombre que salvó la vida de mi hermano menor.”

“¿Hermano menor?”

“Sí, tiene el nombre de Leim. Atiende al venerable Duque Ortlinde y su familia.”

“¡Oh! ¡Leim, el mayordomo que estaba con Sue!” No se me hacía raro que se parecieran, casi lucen iguales. Entonces los dos hermanos servían al rey y al duque, quienes eran hermanos. ¿Un dúo de hermanos mayordomos, eh…?

“Bueno, ¿qué piensas? ¿Debemos contratarlo?”

“Bueno, no es que me desagrade la idea… pero, ¿está bien?  ¿No hay mejores lugares para que trabaje?”

“No del todo. Trabajaré aquí de ahora en adelante. Gracias por entenderlo.” Laim reverenció ligeramente. Bueno, no había razón para rechazar su gentil oferta- Decidimos poner a cargo de los otros empleados y del manejo de la casa. Básicamente, le dimos todas las responsabilidades de manejo.

“Bueno entonces, quisiera hacer una petición, señor.”

“¡No hay necesidad de llamarme señor!”

“Al contrario. Ahora soy un empleado aquí, así que es importante que establezcamos quién es la cabeza de la casa y quién es un humilde sirviente. Así que, dicho y hecho, señor, hay algunos trabajadores capaces que quisiera que trabajasen aquí.  ¿Pudiera reunirse con ellos?” Quería que eso de “señor” acabara de una vez, pero parecía inútil. Era firme, así que no podía pelear por ello. Eso es un mayordomo para ustedes.

Laim dejó la mansión tan rápido como la brisa. Parecía que iba a reunir los prospectos para trabajar para mí. Trabajaba rápido…

“Hemos contratado un grandioso mayordomo.” Elze cargó sus maletas a la mansión. Linze y Yae le siguieron, Yumina regresó a dirigir la colocación de los muebles.

Subí a mi cuarto para dejar mi equipaje y bajé para ayudar a los demás.

Mi cuarto era el más espacioso en el segundo piso, por el momento. Era grande teniendo en cuenta que sólo tenía un armario y una cama. Ni siquiera tenía sábanas para la cama. Aunque, con los muebles de ese día, mi cuarto tendría una cajonera, un escritorio, algunas sillas y un librero. Naturalmente, tenía sábanas incluidas en los muebles.

Ahora que lo pienso, ¿no sólo podía usar el conjuro [Modeling] para hacer mis sillas y demás? Eso me hubiera ahorrado mucho dinero… Espera, no, si hago eso, todas hubieran querido que les hiciera sus muebles. Definitivamente no quería trabajo extra. Sería una molestia… Decidí que las cosas estaban bien tal cual.

Hm… ¿Cuál será el mejor conjuro para descargar los muebles? Tenía la sensación de que cargaría cosas pesadas. Era el único hombre en la casa, después de todo. Debía mostrar mi lado fiable por lo menos una vez.

Mientras estaba pensando, Elze entró, con [Boost] recitado sobre ella. La chica estaba dejando los muebles con una asombrosa velocidad. ¿H-Huh? ¿Si quiera necesitan mi ayuda chicas? Hmph, ¡no perderé! Esto se volvió un asunto de orgullo varonil. Recité [Boost] en mí y comencé a cargar los muebles tan rápido como Elze.

Después de que todos los muebles fueran metidos, nos juntamos en la terraza para la hora del té.

Colocamos los muebles con éxito en nuestros cuartos y amoblamos las partes principales como la cocina, sala y el cuarto de invitados. Todo lo que faltaba era organizar mi ropa y varios libros.

Elze y yo competimos para ver quién podía cargar más con el conjuro [Boost], pero la victoria fue de Elze. [Boost] por sí miso es un conjuro Neutro que amplifica las habilidades físicas, pero usa la fuerza física del invocador como base.

…Era bastante vergonzoso perder un reto de fuerza física con una chica, así que pensé en entrenar mucho más. Eso es, a partir de mañana, iré a correr afuera.

No puedo competir con Elze en fuerza, no puedo competir con Linze en conocimiento mágico y paciencia, no puedo comparar el manejo espadas con Yae y no tengo las habilidades de arquero de Yumina junto con los modales que me supera… Es deprimente.

“Las cosas se arreglaron…”

“Hace falta comprar algunas cosas para la casa, las hay.”

“Podemos comprarlas cuando las necesitemos y aparecerán naturalmente.”

“Cierto. Terminamos por hoy.” Yumina dijo. Era verdad que estábamos cortos en cosas de la casa. Los víveres diarios como utensilios y productos de limpieza. Una bañera también, ahora que lo pienso. ¿Tenemos productos de limpieza personal en este momento? No lo creo… Oh, también necesitamos un bote de basura. Teníamos más cosas que comprar de lo que imaginaba.

Todas pensaron en lo que necesitaba la casa y lo enlistamos. Decidimos que saldríamos a comprarlas después. Cuando terminamos de dar nuestra opinión, Laim llegó con un grupo de hombres y mujeres por la puerta principal.

“Saludos, señor. Estos son los individuos que le había mencionado antes. Todos tienen mi aprobación personal y han sido investigados. Son los mejores que puede contratar.”…No me podía acostumbrar a eso de “señor”. Me hubiera gustado que me llamara de otra forma. Cuando usa el término de “señor” me hace sentir viejo. Sentí que me quedaría dentro de 10 años más pero no en ese momento.

“Saludos, soy del Gremio de Sirvientas.  Mi nombre es Lapis. Es un gusto conocerlo.”

“Heeey, yo taaambién soy del Gremio de Sirvientas. Mi nombre es Cecile. Es un placeer trabajar con usted.” Dos chicas se pararon frente a mí y se reverenciaron. Estaban vistiendo los uniformes clásicos de sirvientas. Lapis tenía un aire dignificado y tenía cabello obscuro con un corte bob. Cecile, por otra parte, tenía cabello castaño y una dulce sonrisa dibujada en su rostro. Ambas parecían tener veinte años. Las dos chicas usaban los uniformes clásicos de sirvientas francesas, con todo y adornos en la cabeza.

Espera, ¿hay un Gremio de Sirvientas? Y de nuevo, sería muy sencillo cometer un crimen siendo sirvienta. Robar sería algo simple en el trabajo. Tener un sistema formal donde las sirvientas son sujetas a revisiones fuertes y educación apropiada tenía mucho sentido. Además, sirvientas registradas serían asunto de registro público.

Laim me informó que las dos chicas se encargarían de la limpieza de la casa y también ayudaría con la administración de la casa cuando se necesitara.

“¡Soy Julio, su jardinero! Ah, ella es Crea, mi esposa.”

“Soy Crea. Me encargaré de la cocina.” A un lado se presentaron una pareja casada que pienso tenían casi treinta años.

El dúo eran un joven relajado con cabellos dorados y por su parte una mujer tranquila pelirroja. Ambos tenían personalidades similares. Eran despreocupados.

Julio aparentemente era el hijo de un amigo de Leim. Estaba a cargo de los arreglos florales, el crecimiento de vegetales y tareas generales de jardinería. Crea, su esposa, era la encargada de nuestra comida.

Al parecer había estado trabajando como aprendiz de cocinero para la elite aristócrata del reino. Decidí mostrarle las recetas que imprimí para Micah cuando tenía tiempo.

“Mi nombre es Thomas. Hasta ahora, era un soldado de infantería pesado.”

“Me pueden llamar Huck. Pasé toda mi vida sirviendo a infantería ligera.” Un guardia pesado y un guardia ligero, huh…

Sus figuras coincidían con sus títulos. Ambos parecían tener cincuenta. Laim los buscó porque se habían retirado recientemente del ejército del reino. Al parecer iban a alternarse la guardia de la entrada y la seguridad general de la casa. La entrada debía ser cuidada durante la noche. ¿Cuándo iban a hacer el cambio o eso?

¿Con dos tipos era suficiente? Pensé que tal vez debía contratar a más. Supuse que era un sector en el que Laim era un experto.

Dejando eso de lado, Thomas y Huck… ¿En serio se llamaban Tom y Huck[2]? Apuesto que tuvieron muchos malentendidos en su infancia.

Parecían estar bien, así que tomé la sugerencia de Laim y los contraté.

“Thomas y Huck viven en la capital así que no hay necesidad de arreglos especiales… Sin embargo, los otros y yo preferimos vivir en la casa. ¿Te parece bien, señor?” Acepté las condiciones de Laim ya que estaba bien para mí. Teníamos muchos cuartos como quiera así que no era un problema.

Sentí que Julio y Crea merecían un espacio para ellos, ser una pareja casada y eso, así que pedí que su cuarto estuviera alejado de los demás para pasar más tiempo juntos. Con eso, todos estábamos en el mismo edificio y todo, sentí que no iban a tener mucho “tiempo solos” para empezar. Prefería dejar a la pareja disfrutar de su tiempo de calidad juntos.

Le di a cada uno de los nuevos empleados algo de dinero y les dije que salieran a comprar las cosas necesarias. Le di sumas separadas a Lapis y a Crea, y les instruí específicamente. Para Lapis era comprar comida y utensilios para la cocina.

Todos terminaron comprando, con la excepción de Laim, que dijo que quería darle a la mansión una inspección. Dijo que quería conocer su nuevo lugar de trabajo hasta el último rincón. Honestamente, me quitaría el sombrero si tuviera uno.

“Las cosas se están calmando…” No estaba acostumbrado a mi nueva casa y ya teníamos siete sirvientes añadidos a nuestro equipo. El dinero que obtuve del rey debe ser suficiente por el momento… Me comenzaba a preocupar de mi situación financiera, sólo un poco. Pero para ser honesto, no había punto de preocuparse sobre ello.

“Estará bien si le dejamos todo en las manos del buen viejo Laim. Hay una buena razón por la que mi padre lo había empleado hasta ahora.”

“No puedo creer que terminamos contratando al antiguo mayordomo del rey.”

“Estoy seguro que espera grandes cosas de Touya.” Yumina sorbió té mientras hablaba, objetivamente. No me presiones…

“…No creo que pudiéramos manejar todo por nuestra cuenta, así que estoy agradecida de tener un mayordomo muy capaz a nuestro servicio.” Linze murmuró mientras tomaba una galleta de la mesa para alimentar a Kohaku, quien estaba estirándose en su regazo. No estaba mal. Nos ayudaría en un futuro.

¿Hm? ¿Escuché el sonido de un carruaje llegando a la puerta principal? ¿Lapis y los demás regresaron? ¿Eran tantas bolsas para usar un carruaje?

En lo que estaba pensando, Laim salió de la casa.

“Señor, tenemos visitantes. Es el buen Duque Ortlinde y su hija, la joven Lady Sue.”

“¿Huh? ¡¿Sue y el duque están aquí?!” Ah, mi casa tiene su primer visitante… Me pregunto que los trajo aquí.

◊◊◊

Después de que Laim anunció la llegada de nuestros visitantes, Sue y su padre aparecieron en la terraza.

“Hola vecino. Es bueno verte por esta parte.” Duque Ortlinde habló amablemente. Bueno, dijo “vecino” pero vive en un distrito dentro del anillo y mi casa estaba en el exterior del anillo. Pero, para ser justos, estaba más cerca de Reflet.

“Ha sido un tiempo Sue.”

“Lo ha sido, Yumi-neechan.” Yumina y Sue se saludaron cada una formalmente. Oh sí, olvidé que eran primas. Pero verlas juntas, noté que eran iguales por su cabello rubio. Aunque dejando eso de lado, estaban lejos de tener personalidades similares…

“Debo decir que estaba sorprendida cuando supe de tu compromiso con Touya, Yumi-neechan.”

“Estoy seguro que el más sorprendido era yo…” Honestamente, no entendía. No tenía idea de cómo procesar la situación. Cuando llegaron a la mesa en la terraza, Laim trajo el té para todos. Ciertamente un mayordomo de alto calibre.

“Para ser honesto, tenía la intención de que Sue y Touya se casaran. Ah, creo que me venciste. Mi hermano mayor y tú, ¡adelantándose!”

“Oh, ¿planeaste eso para mí Padre? Bueno, si es Touya, no me importaría tener arreglo matrimonial. Pasar mis días con él sería muy divertido…”

“Aha, ya veo. Bueno, entonces, ¿qué tal Touya? ¿Quisieras casarte con mi Sue junto con Yumina?”

“Hey, no nos desviemos. Apreciaría si no me molestaran tanto.” El Duque Ortlinde podía estar jugando pero no veía preocupación en los ojos de Sue mientras me veía. Preferiría que no dejáramos malentendidos…

“Bueno, retracto de presionar el tema por hoy, por lo menos. En realidad tengo un favor que pedirle.” ¿¡Qué quieres decir con “por hoy”!? Ignorando mi mirada, el duque continuó hablando.

“En realidad decidimos hacer una alianza formal con el Reino de Mismede. Mis intenciones es que los dos reyes se sienten en conferencia juntos para platicar los detalles.” Ah, Mismede. La población sur del reino de los hombres bestia. El país de las hermanas zorro, Olga y Arma. Así que decidieron formar una alianza, después de todo… Estaba aliviado.

“Idealmente, uno de los reinos debe visitar el otro, pero como se puede esperar es una tarea peligrosa.  No hay garantía de que cualquier parte esté segura. Los monstruos podía atacarlos en el camino o los oportunistas podía atravesarse en el camino.”

“…Necesita el conjuro [Gate] de Touya, ¿cierto?”

“Correcto. Recortando el punto como siempre, Linze.” El duque rio mientras sorbía su té. Bueno, es verdad que se puede mover seguro con el conjuro [Gate], pero…

“Sólo puedo viajar a los lugares en los que he estado.  Espera, no me diga…” Tenía una mala sensación. Una muy fuerte.

“Es cierto. Necesito que vayas a Mismede.”

…Síp, eso tiene sentido. Lo entiendo. Es un conjuro muy conveniente. Si no fuera por la limitación de que sólo puedo ir a los lugares en los que he estado personalmente, fácilmente podía empezar un servicio de entrega exprés.

“¿Cuántos días está Mismede, como quiera?”

“Hm, como seis días en carruaje.” Huh, eso es en realidad más corto de lo que pensé.

“Bueno, seis días para alcanzar el Gran Rio Gau, por lo menos. Desde ahí son otros cuatro días para llegar al Reino de Mismede. Con todo eso así va el plan, eso es…” Diez días, entonces. Eso es una molestia, en realidad… ¿¡Darme una casa y mandarme en un viaje así que no podía vivir en ella!? Juro, que estas personas…

“Voy a poner la misión en el gremio, con la estipulación de que tu equipo tome el trabajo. De esa manera, serán recompensados formalmente por sus esfuerzos y su Rango de Gremio subirá. Creo que lo encontrarán aceptable, ¿no?”

Perro astuto… ya habías planeado todo. Bueno, para ser justos, es un trabajo simple. Demonios, es un pequeño viaje a otro país podría ser bueno. Él tiene un punto, también. Definitivamente es conveniente para nosotros. Para ser honesto, estoy interesado en saber qué tipo de lugar es Mismede.

“Bueno, me parece justo. ¡Tomaré el trabajo! ¿Qué opinan chicas?” Todas lo aprobaron. Parece que era un acuerdo.

“Tienen mis agradecimientos. La embajadora de Mismede regresará a casa, así los escoltará en la capital de su país.”

“Oh, ¿Olga va a regresar a casa? ¿Qué hay de su hermana pequeña Arma?”

“Ah, sobre eso. La embajadora y su hermana menor se les unirán en el viaje, así que recibirán una escolta de infantería armada.” Tenía sentido para mí. Eso me calmó un poco, honestamente. De lo que entendí, Mismede tenía una mayor flora que Belfast. Una densa jungla llena de monstruos, algo así… Me pregunté si era similar al clima de Sudamérica o el Sureste de Asia.

Espero que sea un lugar interesante… Mismede, el poco explorado reino de los hombres bestia… Bueno, era nuestro destino, así que lo sabríamos en poco tiempo.

“Pero… ¿estará bien, lo estará?”

“¿Hm? ¿Pasa algo Yae?”

“Si es sabido que puedes usar [Gate] allá, Touya-dono… Bueno, es un conjuro peligroso, ¿no lo es? Puedes ir a donde quieras, en cualquier momento, sin decírselo a nadie… ¿Qué si eres culpado de asesinato por una persona de interés…?” No hay necesidad de decir algo aterrador, Yae.

Con ello, lo he estado usando mucho sin consideración hasta ahora. Podrías decirme eso, pero no hay nada que vaya a cambiar.

Pero en serio, ¿eso era posible? Bueno, aunque fuera así, no había manera de que pudiera prevenir que las personas sospecharan de mí.

“No, no. No se preocupen por ello. Lo confirmé con Charlotte, no puedes usar el conjuro [Gate] para ir a cualquier lugar. Las barreras mágicas pueden ser erigidas para restringir los viajes por medio de la magia. Ellos lo sabrán también y entonces todo lo que deben hacer es tomar las precauciones pertinentes.” El duque hizo lo mejor para dispersar las ansiedades de Yae.

“¿Está bien Touya?”

“… Es la primera vez que lo escucho.” Elze parecía exasperada por mi reacción. Digo, cuando aprendí el conjuro [Gate], ¡todo lo que sabía sobre él era lo que leí del libro! No es como si supiera que podía transportarme a un lugar en específico con sólo saber ciertos detalles, ¡¿sabes?!

“Incluso una pequeña barrea mágica debe ser suficiente para prevenirlo. Por ejemplo, una barrera débil puede ser erigida alrededor de la capital real. Con eso colocado, podrías salir del pueblo libremente, pero regresar sería imposible. En realidad, Charlotte ya erigió una barrera alrededor del castillo. La única excepción del cuarto de entrada que Yumina escogió.” Huh, ¿ya había tomado esas precauciones? Bueno, a pesar de su… inusual apariencia, aún es la maga de la corte después de todo. Parecía que era menos desordenada de lo que pensaba al principio.

Bueno, si queríamos todavía podíamos invadir el castillo a través del cuarto de Yumina. Me pregunto por qué confían tanto en mí… Oh, era probablemente por los Ojos Místicos de Yumina.

“ … Pero si Touya entrara en la barrera, todavía podría abrir [Gate] y permitir entrar tropas por ahí, ¿no…?  Pienso que sería mejor para nosotros que no supieran de lo que Touya es capaz.”

“Hmph… eso es un buen punto. Es mejor no levantar sospechas si puede ser evitado. ¿Podrías fusionar el conjuro [Gate] en un objeto como hiciste con los lentes de Charlotte?” Oh, eso era interesante. Si usaba algo como un espejo encantado que actuara como portal para facilitar la reunión y después romperlo, no sospecharían de mí.

Si lo presento como un caso de “espejo A está conectado con espejo B”, entonces evadiríamos cualquier preocupación. Debía crear un segundo espejo encantándolo una vez que lleguemos a Mismede.

Si hiciera algo así, no sospecharían que yo personalmente podría tele transportarme.

“Bueno, entonces está arreglado…”

“Oh uh, pensemos… ¿Qué tal en tres días a partir de hoy?”

“Muy bien.” Hm, las cosas se van poner más agitadas. Nos prepararemos para el largo viaje.

“Aww… ¡También quiero visitar Mismede!” Sue mordiéndose el dedo. Parte de mí esperaba que no quisiera venir con nosotros. Me sentí mal por eso, pero en serio no quería más complicaciones.

“Ya que voy a poder volver después de mi viaje, te llevaré la próxima vez Sue.”

“¡¿En serio?! ¡Yay! ¡Eres increíble como siempre Touya!” Sue se recargó en la mesa, dirigiéndome una gran sonrisa. Esa sonrisa me enterneció. Sabía que debía cumplir con mi promesa.

Decidimos discutir los detalles de la expedición de Mismede. Nuestra plática con el duque se alargó hasta la tarde…


Notas:

[1] Outfit es una palabra del inglés que significa vestimenta, ropa o conjunto

[2] Está haciendo referencia a la novela de Mark Twain “Las Aventuras de Tom Sawyer” Cuyos protagonistas se llaman Tom Sawyer y Huckleberry Finn, Tom y Huck respectivamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s