Nee-chan wa Chuunibyou Volumen 1

Prólogo

¡El Lector de Almas Despierta!

“¡Mamá! ¡Yu despertó su visión mágica! ¡Esto amerita arroz sekihan[1] para celebrar!”

“Oh, querida. No entiendo de qué estás hablando, pero me parece buena idea, comeremos arroz sekihan.”

Yuichi casi escupe la sopa miso que estaba desayunando.

No, en realidad no. Nadie hace eso fuera de los animes y mangas.

Su hermana mayor, Mutsuko, había hecho un elaborado plan sobre cómo no debería decirle a nadie sobre su vista— ¡¿Qué pasaría si una sociedad secreta fuera tras él?!

Sin embargo, no le pareció mala idea decírselo a sus padres.

Él la miro, deseando que parara de hablar sobre eso.

Mutsuko le devolvió una sonrisa, claramente malinterpretando el gesto. Ella no lo entendió en lo más mínimo.

Mutsuko empezaba el segundo año de la preparatoria, en la misma preparatoria a la que Yuichi empezaría a asistir desde hoy.

Los demás decían que ella era bonita, aunque aún siendo su hermano, no podía confirmarlo o negarlo.

Su cabello era largo y lo sostenía con una variedad de clips de metal. Para una persona normal parecían clips en forma de cuchillas, pero ella se jactaba de que en realidad eran hojas hechas de acero de Damasco[2].

Su contextura era delgada y sus pechos eran modestos, pero esto no parecía molestarla. Siempre decía que tener unos pechos grandes sólo se interpondrían en su camino, y sonaba como si realmente pensará eso.

Su madre era muy tranquila, por lo que la conversación sobre una “visión mágica” no la molestaba. Yuichi comprobó la reacción de su padre, pero este estaba concentrado en su periódico, comiendo algo cada tanto. No parecía interesado en la conversación.

La hermana menor de Yuichi, Yoriko, estaba disfrutando de su desayuno con total normalidad. Mutsuko siempre decía cosas extrañas, así que apenas lo notaba.

Yoriko empezaba hoy su segundo año de secundaria. Al contrario de Mutsuko, que no le importaba mucho su aspecto, Yoriko se preocupaba mucho por verse bonita. Su cabello largo y negro le sentaba muy bien, ella cuidaba muy bien de él. A ella no se le ocurriría usar adornos tan extraños como su hermana. Su rostro era parecido al de Mutsuko, pero tenía un aire sereno sobre ella, y sobre las proporciones femeninas, ella ya había superado a su hermana.

La conversación sobre la visión mágica continuó.

Yuichi miró alrededor de la mesa y soltó un suspiro. Tal vez debería haber hecho algo para que mantuviera la boca cerrada.

Pensó nuevamente sobre el incidente de la noche anterior.

Pasada la medianoche. Yuichi había tocado la puerta de la habitación de Mutsuko.

Sus padres y su hermana menor deberían de estar profundamente dormidos, pero él sabía que Mutsuko seguiría despierta haciendo algo extraño u otra cosa similar. La puerta se abrió casi de inmediato y Mutsuko estaba parada frente a él. Estaba vestida con un pijama rosa, mirando a Yuichi confundida.

“¿Yu? ¿Qué haces aquí a esta hora?”

“Um…, hay algo que necesito consultar contigo…”

“¡Seguro! Me vas a contar sobre tu colección de juegos con fetiche de hermana mayor, ¿no? ¡No te preocupes, no me molesta en lo más mínimo!” Mutsuko infló su pecho

 

Yuichi no tenía idea de dónde había sacado esa idea, pero parecía muy orgullosa de ella.

“¡No es eso!”

“¡Esa es la única razón por la que un joven visitaría la habitación de su hermana mayor en medio de la noche! ¡Lo vi en los animes!”

“¡Pero esto no es un anime, es la vida real!”

Su respuesta carecía de convicción. Lo que estaba a punto de preguntarle era todo lo contrario a la realidad.

“De todos modos, no te quedes ahí parado y entra para que podamos hablar, ¿bien?”

Mutsuko lo hizo entrar.

Todavía tenía su kotatsu[3] fuera, aunque la calefacción de la mesa era innecesaria a principios de primavera.

Ambos caminaron hacia él y se sentaron.

Yuichi no había estado en la habitación de Mutsuko en mucho tiempo. La vista de un lugar aún más desordenado de lo que solía estar le dejo una ligera sensación de agotamiento.

Tomó un papel de la mesa. El título era “Abdomen a prueba de balas”.

La portada mostraba unas imágenes de varios abdómenes. Que sin duda parecían poder desviar balas.

Yuichi empezó a recoger los libros que estaban diseminados sobre la mesa.

El Rey de la fuerza en apretones, El Rey de las articulaciones, El Complejo Bajiquan, ¿Por qué Masahiko Kimura no mató a Rikidozan?, La Ciencia de Liberar tu Poder interior… Esos títulos y más se encontraban en una pila ordenada en el borde del kotatsu. No podía soportar sentarse en una mesa tan desordenada.

Pero ordenar esta pequeña parte no cambió el deplorable estado del resto de la habitación. El desorden más obvio eran las armas esparcidas por todas partes.

Habían muchas armas chinas, guandao, emeici, látigos de cadena, martillos meteoro, miaodao…

De estilo occidental, barras, ballestas, estiletes…

De las armas indias, madku y un katar…

También habían armas de estilo japonés. Manri-gusari, jutte, shurikens, e incluso katanas. Los ventiladores parecían un poco más femeninos, pero a la final, estaban hechos de acero… en otras palabras, más armas.

Yuichi sabía que ella tenía armas, pero no que tuviera tantas, ni que las dejara tiradas, así como así. La pregunta paranoica de lo que pasaría si alguien tropezara encima de una empezaba a molestarlo por dentro.

Aun así, no era como si la habitación fuera apropiada para una chica, incluso ignorando las armas. El suelo era un desastre de cables sueltos y placas de circuitos misteriosas. Había una línea que lo que parecían unos armarios apilados contra una pared en realidad eran de máquinas parpadeantes[4].

E incluso dejando eso de lado, estaban las máscaras, los talismanes de papel y un altar, todos con fines desconocidos.

Yuichi lo apartó de su mente. Si se dejaba distraer por eso, nunca se detendría.

“¡Bien! ¿De qué querías hablar?” Mutsuko preguntó con entusiasmo.

A menudo ella solía arrastrar a Yuichi en sus cosas, no podía recordar la última vez que acudió a ella para pedir algún consejo. Tal vez por eso sus ojos estaban tan llenos de expectación.

 

“Um, bueno, veamos… desde ayer he estado viendo cosas extrañas y no estoy seguro del por qué…” Yuichi empezó a explicar buscando las palabras correctas.

“¿Oh?” Mutsuko se inclinó hacia adelante sobre la mesa, empezando un interrogatorio.

“¿Qué es? ¿Qué? ¿A quién estás viendo? ¿Eh? ¿Líneas? ¿Líneas de muerte? ¿Tienes los Ojos que perciben la muerte? ¡Tenemos que conseguir unos lentes! ¿Pero qué se suponen que hacen? ¿O acaso puedes ver los chakras? ¿Tienes el byakugan? ¿El sharingan? ¿O puedes ver fantasmas? ¿La visión fantasmal?”

“¡Cálmate! ¡No es nada tan serio!”

“¡Lo tengo! Espera un segundo.” Ella tomó un respiro profundo tratando de calmarse.

“¡Bueno! ¿Qué estás viendo?”

“Um, no es gran cosa… Espero que no hayas esperado algo muy grande, porque solo son… um… palabras.”

“¿Palabras?”

“Puedo ver palabras sobre las cabezas de las personas.”

“¿Eso es todo?” Mutsuko estaba claramente decepcionada. A pesar de que él era el que venía a pedir consejo, casi se sentía como si la hubiese decepcionado.

Pero ella se recuperó rápidamente, volviendo a inclinarse hacia el frente.

“¡Bien! ¡Quizás no sea una visión mágica para el combate! ¡Pero sigue siendo increíble! Entonces, ¿puedes ver algo sobre mi cabeza? ¿Tal vez mi tiempo de vida? ¡He visto eso en las películas de terror!”

“Tan sólo dice “Hermana Mayor.””

“¿Eh?”

Las palabras “Hermana Mayor” se encontraban flotando sobre la cabeza de Mutsuko en unas grandes letras negras.

“Sobre la cabeza de mamá dice “Mamá”. Sobre la de Yori dice “Hermana Menor.””

Mutsuko, Yuichi y Yoriko, eran hermanos. Ellos y sus padres conformaban los cinco miembros de la familia Sakaki.

“¿Qué significa eso? No lo entiendo”

“¡Yo tampoco lo entiendo! ¡No tengo idea de lo que está pasando, por eso no salí de casa desde ayer! Pero mañana tengo escuela, así que no puedo simplemente quedarme en casa. Pensé que sabrías algo.”

Yuichi había dormido hasta tarde en el último día de las vacaciones de primavera, y luego fue a la cocina para desayunar. Fue entonces cuando lo notó.

Su madre estaba cocinando con la palabra “Mamá” flotando sobre ella en unas letras negras.

Parpadeó varias veces, pensando que aún seguía soñando. Pero no importaba cuantas veces lo hiciera, o cuantas veces se frotará los ojos, las letras negras seguían allí.

Terminó su comida y regresó a su habitación. Pensó que tal vez sólo estaba cansado por las vacaciones, así que volvió a la cama. Pero el problema seguía cuando despertó. Lo único que pudó confirmar fue que también podía ver palabras sobre las cabezas de sus hermanas.

“¿Puedes ver algo sobre tu propia cabeza?”

“No vi nada cuando me miré en el espejo. Tal vez deba verlo directamente… de todos modos, eso es todo lo que sé. ¿Tienes alguna idea de lo que podría ser?”

“¡Espera! ¡Espera un minuto!” Mutsuko llevó una mano a su frente y la otra hacia Yuichi con la palma hacia afuera.

“De acuerdo, ¿qué pasa conmigo?”

“¡Estoy pensando! ¿Tienes algún problema con eso?” Mutsuko mantuvo la profunda pose pensativa.

Ella era el tipo de persona que, una vez entra en su pequeño mundo, no podía ver nada más a su alrededor. Si la dejaba, podría quedarse así toda la noche.

Yuichi estaba a punto de regresar a su habitación cuando Mutsuko volvió a moverse.

“El Lector de Almas… ¡Eso es! ¡Es lo que es! ¿Tal vez tienes unos ojos mágicos que pueden ver la verdadera naturaleza de una persona?”

“¿Eh? ¿Así que “Hermana Mayor” es tu verdadera naturaleza?””

“¡Sí! ¡No hay una hermana mayor más hermana mayor que yo!” Mutsuko alzó su pecho. Ella siempre había aparentado sentirse particularmente orgullosa de ser una hermana mayor, incluso aún más de su usual arrogancia.

“Supongo que eso se aplica para “Mamá”, “Hermana Menor” y “Papá”, también. Tal vez no valga la pena preocuparse.”

Al oír a Mutsuko hablar tanto, Yuichi se sintió un poco tonto por haberse preocupado. ¿Y qué si él vio las palabras “Hermana Mayor” sobre la cabeza de su hermana mayor?

“¡Por cierto! ¿Tienes alguna idea de lo que pudo haber despertado tu poder?

“¿Eh? No.… ya estaba allí cuando desperté por la mañana.”

Aunque había ido a pedir consejo, estaba un poco sorprendido por la rapidez con la que ella aceptó algo como una visión mágica. Siempre hablaba de cosas de animes y mangas como si realmente existieran, pero siempre había pensado que sólo era algo como una fachada.

“¿Te han disparado una flecha[5] o algo?”

“¡Creo que recordaría algo como eso!”

“¿Comiste alguna fruta con un patrón espiral?”[6]

“Creo que también lo recordaría”

“Escuchaste alguna voz preguntando, “¿Deseas poder?”” [7]

“Si lo hubiera hecho, eso sería la primera cosa que hubiese preguntado.”

“Hmmm, supongo que no serías consciente si estuvieses bajo la influencia de un General Infernal o una Puerta al Infierno…”

“Lo siento, no puedo darte mucho más de lo que ya he dicho. Ya he atormentado mi cabeza pensando en posibles causas.”

Mutsuko se hundió en un profundo pensar.

“¿Nanomáquinas, tal vez… o la Caja de Pandora? Tampoco podemos descartar a los Personas[8]…” Luego de reflexionar durante varios segundos, finalmente volvió a mirar a Yuichi.

“¡No debes decírselo a nadie! ¡Podrías acabar siendo objeto de una cacería sobrehumana!”

“¿Quién haría algo así?”

“¡Una sociedad secreta! ¡Sí, podría existir una sociedad secreta para cosas como esta! ¡Ten cuidado! ¡Podrían encontrarte y arrancarte los ojos!”

“¡Oye, no digas cosas como esa!”

Obviamente Yuichi no tenía intención de decirle a nadie más sobre esto. Sólo su hermana rara tomaría en serio una historia como esta. Cualquier otro dudaría de su cordura.

“No se lo diré a nadie. Así que tampoco se lo digas a nadie, ¿de acuerdo?”

“¡Lo tengo! ¡Te protegeré de las sociedades secretas, Yu!” Se notaba el orgullo en su voz mientras golpeaba su pecho con una mano. La escena lo llenó de confianza.

No importa lo que pase, mi hermana estará a mi lado. Puede que fuese un tanto excéntrica, pero nunca lo había abandonado. Aunque se sentía un poco patético por confiar en ella de esta manera, hablar con ella realmente había aliviado muchas de sus preocupaciones.

A pesar de todo eso empezó a arrepentirse cuando oyó a su hermana pedir arroz sekihan.

Tal vez no debería haber acudido a ella después de todo.

Podía sentir nubes oscuras formándose mientras enfrentaba su primer día en la preparatoria.

My Big Sister Lives in a Fantasy World_ The World's Strongest Little Brother_! - Tsuyoshi Fujitaka-026.png


My Big Sister Lives in a Fantasy World_ The World's Strongest Little Brother_! - Tsuyoshi Fujitaka-026 bn


Notas/Referencias

[1] Arroz sekihan o arroz con judías rojas es un plato tradicional japonés consistente en arroz glutinoso cocido al vapor con judías azuki.

[2] 2. El Acero de Damasco es un tipo de acero empleado en la fabricación de espadas, conocidas por su dureza y filo “casi eterno”.

[3] 3. Un kotatsu es una mesa con un calefactor incorporado usado normalmente en el invierno.

[4] http://imgur.com/xalJFTD

[5] Is this a Jojo’s reference? :v (referencia obvia a la flecha de Stands en la parte 4 DIU).

[6] Referencia a las Frutas del Diablo de One Piece.

[7]  Referencia a Code Geass.

[8] Referencia a los Personas de la saga Persona, una representación del alma de uno

 

3 comentarios en “Nee-chan wa Chuunibyou Volumen 1”

  1. “La hermana menor de Yuichi, Yoriko, estaba disfrutando de su desayuno con total normalidad. Mutsuko siempre decía cosas extrañas, así que apenas lo notaba.”

    Pues no sé yo si eso está mal o en ese universo así son las cosas,según ahí yoriko es la hermana menor,pero después más abajo dice que ella va a ir a la preparatoria y sus hermanos mayores van a la secundaria, mientras yuichi visita la habitación de matsuku, también se dice que su hermana mayor y sus padres deberían estar durmiendo pero no matsuku y más abajo se menciona que yoriko es la hermana menor otra vez .

    Supongo son errores,espero a ver de qué va el super poder del prota

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s