Mahouka Koukou no Rettousei Volumen 9

Capítulo 3

Aquellos que merodean en la oscuridad de la noche no están limitados a sólo aquellos con un trasfondo siniestro.

El que los ciudadanos puedan moverse con libertad sin la amenaza de toparse con matones – y realmente con total libertad, se debe a los esfuerzos incansables de parte de los “apóstoles del orden”. Esta noche, un joven quien era (supuestamente) uno de estos pilares del orden estaba reclamándole a su compañero.

“En serio, un problema tras otro…”

“………”

“¿Es que acaso nuestra mala suerte del año pasado no había acabado ya?”

“……..”

“Algo debe haber pasado. De esta forma, es realmente fácil decir si se trata de migrantes ilegales o invasores extranjeros.”

“…. Investigarlos es nuestro trabajo. Tenemos empleo gracias a esta racha de incidentes, ¡así que deje de quejarse!”

Al mismo tiempo que usó su voz clara y capaz para aconsejar a su superior, quien aún murmuraba “Cosas como esta ni siquiera deberían de pasar…”, tomó una bocanada de aire.

“Sí, aquí Inagaki.”

Oyendo una explosión corta en su auricular, Inagaki inmediatamente respondió en un tono brusco.

“… Entendido. Llegaremos al lugar en breve.”

Después de apagar el dispositivo de transmisión, Inagaki le dio una mirada severa a su superior, quien llevaba una expresión apática en su rostro mientras revisaba sus alrededores.

“Inspector, 5 cuerpos. La causa de muerte es la misma que los anteriores. Al igual que los otros, no hay heridas externas.”

Escuchando el reporte del sargento Inagaki, el inspector Chiba Toshikazu dio un suspiro a la vez que sus ojos miraban hacia el cielo.

“Y de seguro toda su sangre debió desaparecer… En serio, 5 cuerpos extraños cada mes. Debe haber un límite para intentar atraer la atención de los medios.”

Sin hacer alusión a las víctimas o al asesino, el inspector Chiba Toshikazu sólo suspiraba para dejar en claro que tan problemático era todo esto. Aún así, dentro de la expresión molesta en su rostro, sus pupilas destellaban con la mirada afilada de un cazador.

◊ ◊ ◊

Angelina Shields estaba actualmente dando una actuación digna de ser llamada una entrada emocionante.

En su primer día de ser transferida, su apariencia por sí misma era tal que nadie en el campus podía pasarla por alto.

Antes de esto, el trono de la chica más bella de la escuela pertenecía indiscutiblemente a Miyuki. Este era el acuerdo común que había entre los senpais y todo el cuerpo estudiantil femenino.

Sin embargo, con la adición de Lina, el título de “Reina” se había transformado en “Bellezas Gemelas”. Sumado al hecho de que normalmente andaban juntas, esto sólo servía para enfatizar la impresión de que “su belleza rivalizaba con la de Miyuki”.

El cabello rubio que brillaba luminosamente bajo el sol y las pupilas celestes que incluso ponían en vergüenza a los zafiros.

Las trenzas de un oscuro más profundo que la noche misma y los ojos brillantes que sobrepasaban la luminiscencia de las perlas negras.

Miyuki y Lina, igualadas en belleza, y aún así opuestas en apariencia. Una luz tenue brillaba en el campus que albergaba a ambas.

Sólo con ese nivel de belleza era suficiente para dejar a todos con la lengua de fuera.

“Miyuki, voy a empezar.”

“Siéntete libre de empezar cuando gustes, te dejo a ti la cuenta regresiva, Lina.”

Ambas estaban de pie frente a la otra a una distancia de 30 metros.

Entre ellas, una pequeña bola de metal con un diámetro de 30 cm estaba colocada en una vara delgada.

Aunque había muchos instrumentos similares en el Cuarto de Habilidades Prácticas, todos los sus compañeros dejaron de lado lo que estaban haciendo y concentraron toda su atención en Miyuki y Lina.

No, no sólo sus compañeros. En los puestos de observación en la segunda planta, había varios estudiantes de tercer año quienes poseían la libertad de elegir sus propios horarios.

Mayumi y Mari estaban incluidas.

“… Un poder mágico que rivaliza con el de Miyuki, ¿crees que sea posible?”

“En cierto nivel, ella es la representativa americana para Japón, así que no es algo imposible. No obstante, aún es difícil creer que haya alguien de la misma edad que Miyuki que pueda hacerle frente a su Poder Mágico.”

“Concuerdo contigo. Bueno, ver para creer. Sólo lo creeré cuando lo vea con mis propios ojos.”

“Estamos aquí precisamente para verificar la certeza de los hechos.”

La meta del ejercicio práctico era que ambos lados activaran sus CAD simultáneamente, teniendo como ganador al que tome el control de la bola de metal en el medio. Este ejercicio práctico no sólo era fácil de manipular, también estaba envuelto por un alto sentimiento competitivo.

Precisamente por esta simplicidad, era una forma simple de determinar la diferencia de poder entre ambas partes.

Desde el inicio de este ejercicio el mes pasado, Miyuki ya había alcanzado un nivel que ninguno de sus compañeros podría esperar alcanzar. La diferencia entre ella y el resto de sus compañeros era tan grande que los instructores deliberaron que la práctica continua contra otros estudiantes ya carecía de sentido.

Era un secreto a voces que ni siquiera los miembros del Consejo Estudiantil que recién habían vuelto (y los miembros del Comité de Moral Pública) quienes vinieron a retar a Miyuki al haber oído de esto fueron rival para ella.

Aún así, esta misma Miyuki estaba a punto de medir sus fuerzas con la estudiante de intercambio.

Dado que los senpai quedaron completamente en vergüenza a pesar de aceptar el resultado de todo corazón (por supuesto, Miyuki no es del tipo que exagera sus logros y en su lugar estaba un poco avergonzada por todo el asunto), Mayumi y Mari tenían que asistir a este ejercicio.

“Tres, dos, uno…”

En el momento que Lina dijo “uno”, ambas pusieron sus manos en el tablero.

“¡Ya!”

La última señal surgió de ambas.

Miyuki tocó el tablero con las yemas de sus dedos, mientras que Lina presionó con su mano entera.

Quietud y acción, sus verdaderos colores se reflejaron en sus movimientos de apertura. Sin embargo, esto sólo reflejaba el lado físico de las cosas.

Una deslumbrante cantidad de psiones se combinaban y explotaban en el Eidos de la bola metálica que servía como el blanco. Ya que esta era una luz que no podía ser vista sólo con los ojos, cerrarlos no tenía caso.

Algunos de los espectadores quienes aún no habían dominado las técnicas de interferencia de supresión mágica apretaban sus sienes y no podían dejar de sacudir sus cabezas.

La luz se desvaneció después de un momento mientras la bola de metal se movía en dirección de Lina.

“Ah, perdí de nuevo.”

“Fufu, ahora llevo dos rondas de ventaja, Lina.”

Lina proclamó en voz alta su voluntad inexistente de aceptar la derrota mientras que Miyuki sonreía levemente a la vez que secretamente dejaba escapar un suspiro de alivio.

Basados en sus reacciones, era bastante obvio que la ganadora de esta competencia (no es como si fuera una competencia real) era Miyuki. A pesar de haber dicho “dos rondas de ventaja”, esta frase que estaba normalmente reservada para el ganador no dejaba del todo la impresión de una victoria abrumadora, era algo más como- –

“… En verdad están muy parejas.”

“En términos de Velocidad de Activación, la estudiante transferida es de hecho más rápida, ¿cierto?”

“Hm, pero Miyuki gana en términos de fuerza de interferencia, así que ganó el control antes de que la magia de su oponente estuviese terminada. Iniciativa vs poder… Más que llamarla una competición de fuerza, esto es más como una victoria táctica.”

A los ojos de Mayumi y Mari, en términos de procesos sistemáticos sencillos, ambas poseían un Poder Mágico similar.

Después, el mismo ejercicio se repitió 4 veces, con ambos lados repartiéndose el resultado en un 2-2, así que el día terminó con Miyuki aún ganando por 2 rondas.

Mediodía en la cafetería.

Ya que Lina estaba sentada con ellos hoy, esto no podría ser descrito como “lo de siempre”. Desde que se transfirió hace una semana, ella había estado de aquí a allá sentándose con un grupo distinto para el almuerzo cada día.

Maximizando sus posibilidades de hacer conexiones, se podría decir que era una estudiante de intercambio modelo. En términos de comer con el grupo de Tatsuya, esta era de hecho la primera vez desde su primer día.

“Eres bastante popular, Lina.”

“Gracias. Me alegra que todos sean tan agradables.”

Ante el halago directo de Erika, Lina optó por ir en contra de contestar con una humildad falsa y respondió con una actitud despreocupada.

No había manera de decir si esta actitud se debía a su personalidad saliendo a flote o simplemente su trasfondo cultural, pero Tatsuya y compañía (sin contar a Erika) lo tomaron como un cambio de ritmo bastante refrescante.

“Aún así, Lina fue sorprendentemente capaz. Aunque ya sé que cualquiera que sea seleccionado para estudiar de intercambio definitivamente debe tener las habilidades para respaldarlo, en verdad no puedo creer que puedas competir con Miyuki a ese nivel.”

“No, yo creo que debería ser yo quien esté sorprendida.”

Ante el cumplido de Mikihiko, Lina abrió sus ojos con incredulidad.

Hablando de eso, al menos comparado con Miyuki, a Mikihiko se le hacía más fácil hablar con Lina. Al hablar con Miyuki, Mikihiko aún hablaba bastante formal mientras que con Lina hablaba más casual.

“Solía permanecer invicta en competiciones de alto nivel como esta, pero no creo poder ganarle a Miyuki, y al enfrentarme a Honoka, podría ganar en aptitud general pero pierdo en complejidad de diseño. Como se esperaba de Japón, uno de los países más fuertes en magia.”

“Lina, los ejercicios prácticos son sólo eso y no una competencia. Creo que no tiene caso clavarse en la victoria o la derrota.”

“Las competiciones mágicas son muy importantes. Aunque estas sean solo ejercicios prácticos, creo que elegir específicamente casos donde la victoria importa es la única forma de mejorar.”

Encarada con la humilde desviación de Miyuki, Lina cargó hacia el frente con su contraargumento, completamente sin temor a un posible enfrentamiento.

Esta solo era la forma en que ella era, lo cual era algo refrescante en su propio modo.

“La voluntad de competir es muy importante durante una competición, pero por supuesto no hay necesidad de llevarlo más allá del evento en sí, ¿cierto? Los ejercicios de práctica son en última instancia solo eso, práctica, y son fundamentalmente distintos de los exámenes de habilidades prácticas que determinan la aptitud personal.”

“… Cierto. Quizás Tatsuya está en lo correcto. Es posible que me haya dejado llevar un poco.”

“Dejarse llevar no es algo malo. Miyuki también se ha motivado al tener a un nuevo oponente, así que por ese lado, debería agradecerte, Lina.”

Lina asintió francamente ante las palabras de Tatsuya al principio, pero ahora su expresión cambió a una de incredulidad hacia él.

“¡Ha aparecido! ¡El comentario sis-con de Tatsuya-kun!”

A un lado, Erika soltó un comentario de “Ah ha” mientras pretendía suspirar.

“Ah… Oh, así que así es esto… Tatsuya y Miyuki se llevan muy bien.”

Tragándose un ataque aún más maleducado, Tatsuya parecía sentir que la mirada que le lanzaba Lina estaba bajando de temperatura rápidamente.

“Hablando de eso, Lina, aunque esto no es muy importante…”

Detectando que la atmósfera se dirigía en una dirección chusca, Tatsuya cambió el tema.

“¿De qué se trata?”

Ella envió una mirada helada hacia su dirección, pero desprovista de toda condescendencia, así que esto probablemente era un acto producido por el chiste de Erika.

Aunque este era el resultado esperado basándose en sus observaciones, no había garantía de que estuviese en lo correcto. Aún así, hablamos de Tatsuya, y Tatsuya no es tan blando como para callarse y recular solo por esto.

“Si mal no recuerdo, ¿no es ‘Angie’ el mote usual cuando alguien se llama ‘Angelina’?”

No se suponía que fuese una pregunta muy complicada. Al menos así lo sentían Erika, Mizuki y Honoka, quienes estaban sentados a la mesa con ellos.

Aunque por un breve momento, la expresión de Lina definitivamente cambió.

“No, estás en lo correcto, pero el apodo ‘Angie’ no es tan raro como crees. Por ejemplo, tuve una compañera en la escuela primaria que se llamaba ‘Angela’ y le decíamos ‘Angie’.”

Mknr_v9_77.jpg

“Así que por eso Lina prefiere ‘Lina’ y no ‘Angie’, eh.”

Tatsuya asintió a modo de comprensión.

No dejó escapar ni un indicio de  haber descubierto lo mucho que se alteró Lina en ese momento.

◊ ◊ ◊

La Primera Preparatoria no contaba con dormitorios para estudiantes.

Ya que sólo había 9 preparatorias mágicas en todo el país, era inevitable que en algún momento hubiese estudiantes de intercambio.

Por esto, aunque los dormitorios no eran algo 100% imposible, en estos tiempos, además de unas pocas escuelas que se enfocaban en los intercambios estudiantiles que veían a los dormitorios como una parte integral de su infraestructura, instalaciones  como dormitorios estudiantiles ya no eran requeridas.

En la era moderna, los RAC ( Robot Autómata Casero) ya han entrado al mercado de las masas, la compra de objetos de uso diario se puede hacer en línea y son entregados directamente a domicilio, así que los estudiantes pueden vivir libremente por su cuenta de una forma cómoda, lo que a los dormitorios una instalación redundante e innecesaria. Siguiendo con lo mencionado arriba, la mayoría de los estudiantes que no podían volver a sus casas preferían rentar una casa cerca de la escuela. Como una estudiante de intercambio, no había nada raro en que Lina rentara un apartamento. Su casa estaba a sólo 2 paradas de autobús de la escuela, lo cual era considerado cerca gracias al tránsito público moderno. La razón por la que no rentó un estudio personal o un apartamento de una habitación y en su lugar eligió un apartamento pequeño de tamaño familiar fue porque Lina no estaba viviendo sola.

“Bienvenida a casa, Lina.”

“Silvie, ¿ya de vuelta?”

En el momento en que Lina abrió la puerta del apartamento, la Suboficial Silvia, quién servía como su soporte en esta misión, inmediatamente la saludó como si estuviera esperando su llegada desde hace ya un tiempo.

“Ya es algo tarde, ¿no?”

Lina sonrió irónicamente al oír esto después de tomar un rodeo de camino a casa y caminó hacia el comedor, ahí estaba,

“Mina, estás aquí.”

Una joven con una expresión tensa saludó a Lina. Estaba de pie frente a la mesa y probablemente había estado conversando con Silvia.

“Sí, perdón por las molestias, Mayor.”

La mujer llamada Mina respondió con un tono rígido. Con una sonrisa perpleja en su cara, Lina se sentó a la mesa.

“Por favor siéntate, Mina. Silvie, ¿te puedo molestar con algo de té?”

Normalmente, Silvia ignoraría completamente la cadena de mando y contestaría el fuego con un “Dado que eres una chica, deberías preparar tu propio té”. Sin embargo, ella no era alguien que no pudiera leer la atmósfera.

“¿Está bien té con leche? Mina, ¿gustas una copa?”

“Ah, OK, perdón por las molestias.”

La pregunta de Silvia parecía haber aterrorizado a Mina, pero al menos se relajó unos cuantos grados mientras respondía.

El nombre completo de la mujer era Michaela Hongo, o Mina para los amigos. Ella compartía con Lina la ascendencia Japonesa-Americana, pero al contrario de Lina, Mina podía mezclarse por completo basándonos en su apariencia. ¿Quizás su tono de piel era un poco más oscuro? Esto no era suficiente para levantar sospechas en Japón.

Era uno de los espías que habían entrado en Japón antes que el grupo de Lina. Dicho eso, esto tampoco era su ocupación original. Su verdadera identidad era la de una investigadora mágica adjunta al Departamento de Defensa que se especializaba en Magia de Liberación-Sistemática. Era una mujer talentosa que había participado en el experimento de agujeros negros en Dallas el pasado noviembre. Se enlistó como voluntaria para esta misión en busca de una solución alternativa para la “conversión de la energía de reacción de aniquilación” después de la debacle en el Centro de Investigación de Dallas.

Como muchos investigadores de magia, ella también era un Mago. Al contrario de los estudiantes falsos que llegaron este mes bajo la fachada de compartir sus investigaciones, ella se había infiltrado en las universidades bajo la identidad de una vendedora e ingeniera de la rama japonesa de Maximilian Industries, “Mia Hongo”. Dicho sea de paso, su residencia actual era directamente al lado del apartamento que rentó Lina. A pesar de no ser personal de combate o inteligencia, aún servía como soporte  y estaba lo suficientemente oculta para servir como un operativo activo para esta misión de infiltración.

“¿Tienes alguna pista?”

La primera pregunta de Lina iba dirigida a Silvia quien justo se había sentado después de colocar las tazas.

“He repasado toda la información pública, pero hasta ahora no he encontrado nada nuevo.”

“Ya veo, parece que no hay forma de sacar resultados rápidos desde esa dirección.”

Esta vez se dirigió a Michaela.

“¿Y qué tal tú, Mina?”

“Tampoco nada… Lo siento.”

Michaela de alguna forma se había relajado un poco antes de volver a caer en ansiedad.

No era la intención de Lina hacer que todos estuvieran tensos como si fuese una persona estricta. Sin embargo, desde el final del último año, Michaela siempre había estado nerviosa cerca de Lina desde el primer día. Más que decir (porqué) que había una división entre investigadores y personal de combate, la causa más probable (razón) era porque Lina se encontraba en el pináculo de los magos de los EUNA como “Sirius” a pesar de su juventud. Simplemente decirle que se relajara (a Mina) no iba a lograr nada. Aunque ya habían pasado 2 semanas desde ese día y ya eran capaces de tener cierto grado de interacción, esto estaba sólo restringido a conversaciones casuales. En el corto plazo, Lina sabía que era imposible llegar al mismo grado de relación laboral sencilla que tenía con Silvia.

“¿Y qué tal por tu parte Lina, te acercaste al objetivo?”

Al escuchar la pregunta de Silvia, la expresión de Lina parecía haber sido envuelta por niebla.

“Siento que no me he acercado en lo absoluto.”

Lina suspiró y sonrió amargamente.

“No he obtenido una sola pizca de información crítica y parece que ya han visto a través de mi fachada.”

“… ¿De qué hablas?”

“Tatsuya me preguntó ‘¿no es Angie usualmente el sobrenombre/mote para Angelina?’ y casi me muero del susto.”

“¿No podría haber sido una coincidencia?”

“No tengo idea. Soy un gran fracaso. Así que al parecer de verdad no estoy hecha para esto, ¿no lo creen?”

Mknr_v9_83.jpg

Lina siguió suspirando profundamente. Silvia llenó su taza de té con leche de nuevo. Notando que Silvia y Michaela la veían con preocupación, Lina consiguió tomar un segundo aire.

“No se preocupen, mi oponente es sólo un estudiante de preparatoria después de todo. No debería ser capaz de descubrir mi identidad como Sirius. Incluso si sospecha algo, no hay forma de que llegue a algo concreto.”

No se necesitaba ser un genio para saber que esas palabras estaban huecas. Al principio, Lina había sido confiada con la misión de identificar a su objetivo bajo cualquier circunstancia, así que decir “no ser identificada” eran solo palabras huecas. Silvia estaba muy consciente de esto, pero decidió abstenerse de comentarlo considerando que dañaría enormemente a la moral. En adición, tampoco podía decir que su oponente no era ningún estudiante ordinario.

◊ ◊ ◊

Después de pasarle un abrigo a su hermana, quién recién se levantó de la cama del dispositivo de examinación de psiones en nada más que su ropa interior, Tatsuya observaba los resultados de la prueba mientras que su característica, cara de póker casi robótica contenía algo de preocupación que no pasó desapercibida ante los ojos de Miyuki.

“… ¿Algo te preocupa? Onii-sama, por favor siéntete libre de contarme cualquier cosa. No importa lo que Onii-sama necesite decir, siempre estoy dispuesta a escuchar.”

Más que llamarle a esto una reacción exagerada, era más como un exceso de motivación.

Mientras este pensamiento pasaba por la mente de Tatsuya, estaba indeciso sobre cómo responder y qué expresión usar, y al final adoptó una sonrisa chusca.

“No, más que decir que algo me preocupa, creo que esta vez es mi propio problema. Ya que el techo superior de la escala de diseño mágico excede las expectativas originales, el poder de procesamiento del CAD ya no puede seguir el ritmo de tu Poder Mágico. Estaba planeando el colocar un área de cálculo mágico más grande dentro… Estás haciendo esto más grande de lo que es.”

“Me disculpo.”

“¿Por qué te disculpas? Yo debería estar halagándote.”

Acariciando gentilmente el cabello de su hermana mientras esta seguía con su cabeza inclinada, Tatsuya sonrió con calidez a Miyuki cuando esta levantó su cara.

Miyuki siguió el ejemplo de su hermano, mejor dicho imitó la sonrisa de su hermano. Todo estaba bien hasta aquí—

(….. No es momento de sonrojarse.)

Consciente del peligro inherente—presentado de manera enorme por el escote que se asomaba por los espacios que no cubría la bata—Tatsuya rápidamente reanudó la conversación.

“Al parecer el hecho de que Lina se transfiriera a tu misma clase se convirtió en un excelente estímulo.”

Al oír el nombre de Lina, el rubor brillante que estaba por todo el rostro de Miyuki se desvaneció inmediatamente.

“En efecto… Esto puede sonar un poco arrogante, pero nunca antes me había topado con un oponente de su calibre.”

Esto no se debía a que se haya arruinado el momento. Miyuki no era el tipo de mujer que se molestaría sólo porque el nombre de otra mujer saliera de los labios de Tatsuya. Su expresión contenía un grado visible de transparencia por otra razón totalmente distinta. Un callado, ardiente espíritu de lucha se ocultaba en los ojos de Miyuki.

“Oh sí, Onii-sama, ¿tu pregunta de esta mañana?”

“¿Lo notaste?”

Tatsuya sonrió levemente cuando dijo esto.

“Como lo sospeché, Lina es ‘Sirius’.”

Tatsuya dijo esto mientras su sonrisa era reemplazada por una expresión aguda.

“Como pensé, no hay forma de ocultar estas cosas de Miyuki.”

Viendo a Tatsuya reír una vez más y levantando sus brazos para estirarse, Miyuki no pudo mantener una cara seria y sonrió traviesa apuntando con un dedo hacia su hermano.

“Por supuesto, porque Miyuki mira a Onii-sama más de cerca que nadie.”

Tatsuya rió en voz alta intencionalmente. No había forma de decir si sintió que Miyuki estaba bromeando o si él simplemente lo quiso tomar como una broma.

Viendo a su hermano reír, la única cosa en la mente de Miyuki era que tanto quería saber en verdad lo que Tatsuya estaba pensando.

Más que porque el aire acondicionado del sótano (o mejor dicho instalación subterránea) aún estaba funcionando, era una bata floja que cubría su ropa interior la verdadera razón por la cual ninguno de los dos podía relajarse.

Miyuki necesitaba volver a su habitación y cambiarse, así que ambos volvieron a la casa.

Lo que cubría las largas y exquisitas piernas de Miyuki no eran leggings negros ni mallas, sino unas medias negras. La ropa que llevaba en la parte superior de su cuerpo le quedaba un poco floja y había un pequeño rastro de la piel blanca de Miyuki entre la mini-falda y las medias.

Esto estaba bien y todo mientras estuviera de pie, pero en el momento en que Miyuki se sentó, Tatsuya inmediatamente se dio cuenta que, ¿no es esta una terrible situación? –  y exactamente por qué es tan terrible, calculó Tatsuya.

Sin darse cuenta de los sentimientos de su hermano—no es como si este tuviera forma de decirle—Miyuki colocó la taza de café frente  a su hermano.

Excepto que ahora, ella se sentó frente a Tatsuya en vez de a su lado como siempre.

Esta no adoptó una postura de loto ni colocó una pierna sobre la otra.

En su lugar, colocó sus rodillas juntas y las mantuvo inclinadas diagonalmente.

Esta era una postura amorosa que daba un pequeño rastro hacia los encantos secretos bajo su falda.

Inseguro sobre la intención de Miyuki (la intención superficial era obvia, pero el verdadero significado de esto permanecía oculto), Tatsuya decidió no concentrarse en eso.

Después de tomar esa decisión, la mirada de Tatsuya dejó de moverse.

A través de la mesa, pudo detectar una pizca de inconformidad proveniente de Miyuki, pero decidió no decirle nada al respecto y empezó a hablar mientras veía a Miyuki.

“Continuando con nuestra conversación anterior, creo que hay una alta probabilidad de que Lina sea ‘Angie Sirius’.”

El mes pasado, Tatsuya había recibido una advertencia de parte de su tía Yotsuba Maya de que la unidad de Magos del Ejército de los EUNA habían estado investigando al mago responsable por la Magia de Clase Estratégica “Material Burst”. En ese momento, Maya dejó muy en claro que Tatsuya y Miyuki podían ser incluidos entre los posibles sospechosos.

Tatsuya creía que el hecho de que Lina viniera a la Primera Preparatoria era parte de la guerra de inteligencia que se estaba llevando a cabo.

“Actualmente, el problema es que hemos descubierto la identidad de Sirius a pesar de los esfuerzos del enemigo para ocultar su identidad. En adición, también podemos darnos cuenta de que están tratando de revelar nuestras verdaderas identidades.”

Era algo natural el que Tatsuya estuviera confundido, dadas las inexplicablemente débiles defensas personales y mentales con las que cuenta Lina, al menos para los estándares de los EUNA. La razón para esto permanecía más allá del alcance de Tatsuya en este momento.

“Además—“

Tal vez se pondría a reír si descubriera la verdad, pero ahora mismo Tatsuya llevaba una expresión seria en su rostro mientras continuaba con su análisis.

“¿Por qué los EUNA enviarían a Sirius, quien es prácticamente su carta del triunfo, a Japón?”

Miyuki ya había cambiado su enfoque y seguía el ejemplo de Tatsuya al adoptar un tono serio de voz.

“Sólo así. Basados en las observaciones en la última semana. Siento que las fortalezas de Lina no residen en el trabajo de inteligencia. Me temo que su verdadera misión pudiese estar en otra parte y esa puede ser la razón de su fachada.”

“‘Sirius’ simplemente cubre demasiados ángulos….”

“Asumiendo que Lina es Sirius… Su misión de infiltración puede ser sólo una cubierta. Su verdadero objetivo podría estar en otra parte.”

“Para que los EUNA se vean forzados a enviar a Sirius a una misión internacional… ¿Qué podría haber ocurrido?”

Podrán estar pensando mucho en esto los dos, pero afortunadamente aún están a oscuras.

“No tengo idea… sin embargo, creo que ahora mismo no debemos concentrarnos en eso.”

Desde una perspectiva omnisciente, la especulación de Tatsuya ya se había ido por la tangente mientras que su tono perdía la intensidad de hace un rato.

“Somos muy afortunados porque América te ha proveído un excelente oponente, Miyuki.”

No obstante, su tono serio no desapareció.

“Así es, Onii-sama.”

Ante el tono y mirada sinceros de su hermano, Miyuki cambió su tono.

“Compite contra Lina con toda tu fuerza. Hablamos sobre esto en la mañana, pero en verdad deberíamos de preocuparnos por la victoria o la derrota. Eso te impulsará a un plano más elevado que nunca.”

“Sí.”

“La mutua competencia como el combustible para el crecimiento también aplica a Lina, pero ahora mismo no tienes que preocuparte por eso. Esta es una rara oportunidad.”

Oyendo las poderosas palabras de Tatsuya, Miyuki reveló una sonrisa serena sin un solo rastro de preocupación.

“Es verdad. Además, Miyuki tiene a Onii-sama con ella. Mientras Onii-sama esté a mi lado, no temeré a ningún enemigo, incluso si este enemigo es la mismísima Sirius.”

Las palabras que dijo Tatsuya se referían a un rival y no a un oponente.

Había una pequeña sensación proveniente de Miyuki de que ella lo tomó un poco distinto.

Sin embargo, ante la fe ilimitada de Miyuki, Tatsuya asintió sin duda alguna.

◊ ◊ ◊

Había muy pocas alteraciones en las actividades extracurriculares de Tatsuya. En papel sólo había 2, permanecer en la librería o patrullar la escuela como miembro del Comité de Moral Pública, pero la última presentaba muchas interrupciones.

Suficientes para dar una pausa y considerar si alguien estaba conspirando en algo.

Hoy, esta sensación era particularmente prominente.

Aunque a los miembros del Comité se les permite portar CAD en el campus, Tatsuya normalmente no usa uno mientras ejecuta sus deberes en el comité.

Originalmente, los CAD eran herramientas que acortaban el tiempo necesario para activar las 4 Magias Sistemáticas. Era de uso limitado para otras magias, como Magia Sistemática-Exterior, Magia No-Sistemática, Magia Antigua, especialmente la Magia No-Sistemática era sólo liberar psiones al punto de que la falta de CAD no sería problema alguno.

Después de revelar accidentalmente su habilidad para usar Gram Demolition durante la Competencia de las Nueve Escuelas, Tatsuya se limitó a usar Magia No-Sistemática fuera de clases desde el inicio del segundo semestre. Esta era más que suficiente para manejar cualquier problema, así que no había necesidad de portar un CAD.

La razón por la cual portaba los CAD del comité mientras estaba en patrulla era para usarlos como demostración de poder. Aunque no poseían gran poder, Tatsuya normalmente regresaba a los cuarteles generales del comité antes de patrullar y se colocaba un CAD en cada muñeca.

Como lo hacía normalmente, Tatsuya se dirigía al cuartel del comité después de clase y vio la figura de Lina. Incluso desde lejos, esa llamarada de cabello dorado era inconfundible.

Suprimiendo el deseo de huir basado en la premonición de problemas, Tatsuya se esforzó por mantener el nivel de su voz.

“Buen día.”

Ya se había acostumbrado a los saludos de los miembros del comité que no prestaban atención a la hora. Atravesó la multitud que no eran más de 5 personas, y hábilmente terminó las preparaciones en sus manos.

“Ah, Shiba-kun, perfecto.”

Desafortunadamente, Tatsuya fue atrapado por Kanon.

Su habilidad para esconder su decepción era el producto de su entrenamiento diario (¿?).

“¿Qué sucede?”

La voz de Tatsuya no contenía emoción alguna. Era tanto un punto fuerte como uno débil para Kanon el que no prestara atención a detalles como este.

“Esta es Shields-san. ¿Ya la conoces verdad?”

No era tanto una pregunta. Por supuesto, la única opción de Tatsuya era asentir.

“Shields-san desea observar las actividades diarias del Comité de Moral Pública. Creo que quería ver cómo es que las preparatorias mágicas japonesas se autogobernaban. Shiba-kun está patrullando hoy, ¿así que serías capaz de llevarla contigo?”

Qué problemático, pensó Tatsuya. Aún no tenía claras las intenciones de Lina, pero sintió que esto definitivamente elevaba la probabilidad de que algo problemático ocurriera. Esto estaba garantizado, ya que estaba seguro de que pasarían cerca de estudiantes hombres (todos los senpai) enamorados de Lina mirándolo con intenciones asesinas. Incluso si en el comité no se llevara miradas de envidia, no se atrevía a imaginar que tan increíblemente irritante sería caminar junto a Lina por todo el campus. Ay, tanto la petición de Lina y la aparición de Tatsuya eran un desarrollo lógico de la situación.

“Entendido.”

Tatsuya no tenía otra opción que ofrecer una inmediata e incondicional rendición.

Lina se había transferido recientemente así que no había mucha sorpresa, pero esta era la primera vez que caminaban juntos los dos solos. Hablando en el sentido estricto, con todos los estudiantes mirándolos no estaban solos, pero el ambiente incómodo no parecía que fuera a cambiar sin importar que estuviesen solos o no.

Primero que nada, en defensa de Tatsuya, esta sensación de incomodidad no se debía a que tuviera a su lado a una belleza impresionante como lo es Lina, sino porque Lina no dejaba de inspeccionarlo. Cada cierto tiempo, ella le daría un vistazo discretamente a Tatsuya, y, a pesar de sus esfuerzos para ocultarlo, Tatsuya sentía que sólo enfatizaba las cosas.

Incluso así, Tatsuya no podía responderle directamente con un “Eres un espía, ¿no es así?”. La presión sólo se acumulaba como un volcán a punto de hacer erupción.

“¿Acaso la anterior escuela de Lina no tenía este sistema?”

Tatsuya sintió que ya no podía soportar este silencio dramático (técnicamente, estaban  a unos 12 metros del cuartel general). Qué clase de silencio incómodo es este, pensó Tatsuya mientras se metía en el papel de servidor público y formulaba la primera pregunta – Ahora que lo había pensado, era una pregunta terriblemente maliciosa.

“¿Eh? Uh…”

Maliciosa, porque podía ver la ansiedad de Lina.

El rumor decía que todo aquel que portara el título de “Sirius” era un peleador en el frente de batalla de pies a cabeza. Seguramente no era posible que Lina no haya recibido entrenamiento básico de infiltración, pensó Tatsuya, incapaz de decidir si quería reír o llorar.

“… No hay nada que hacer si alguien de primer año no sabe nada al respecto.”

Sintiéndose de alguna forma culpable por el estado de angustia en que se encontraba Lina, Tatsuya trató de darle una salida. No había necesidad de destrozar su fachada, ya que poner todas las cartas sobre la mesa sólo haría las cosas más complicadas.

“Eh… Ah, así es. Esa es la razón por la cual quería saber el secreto de por qué un estudiante de primer año podía realizar este tipo de actividad en este campus.”

No era realmente buena manejando las curvas (analogía de beisbol), pero tenía una buena cabeza sobre sus hombros, pensó Tatsuya. Era lo suficientemente ágil como para coger un salvavidas que alguien le lanzara, en este aspecto se podría decir que era mejor que su propia hermana.

Como sospechaba, estaba siendo apuñalado a diestra y siniestra por todo tipo de miradas. Sin embargo, probablemente para no dejar una mala impresión en la estudiante de intercambio, nadie se atrevió a hacer un movimiento en su contra.

Como tal, Tatsuya llevó a Lina a través de los cuartos de práctica primarios y laboratorios de investigación. Esta patrulla acompañada por explicaciones daba la impresión de que le estaba dando un tour por el campus.

Lina detuvo su caminar al final de un edificio que estaba a un costado de los laboratorios de investigación cerca de la escalinata que llevaba al edificio contiguo.

“¿Estás cansada? ¿Quieres volver?”

Por supuesto, sabía que esta no era la verdadera razón por la cual se detuvo. Sólo estaba usando esto para hacer conversación.

“No, estoy bien.”

Su tono daba la impresión de que no estaba segura de por dónde empezar.

“¿Qué pasa?”

Ante la insistencia de Tatsuya, Lina finalmente se liberó de sus dudas.

“Tatsuya es un sustituto—un estudiante de Curso 2, ¿correcto?”

“Eso es cierto, ¿hay algún problema?”

Había pasado un largo tiempo desde que alguien saliera con esa pregunta. ¿Aquí vamos de nuevo? Más que tener ese tipo de sensación, se sentía refrescado por esto y respondió con otra pregunta.

“Cuando le pregunté a Miyuki por qué llevabas un uniforme distinto que el resto de la Clase A, me lo dijo un poco molesta.”

Lina se soltó a reír cuando recordó ese incidente. Eso ciertamente sonaba como que dio justamente en un punto débil de Miyuki, Tatsuya hizo una mueca.

“Pero, cuando le pregunté a Kanon hace un rato, ella dijo que Tatsuya se encuentra dentro de los Magos de mayor calibre en la Primera Preparatoria.”

Cuando Tatsuya escuchó el nombre de Kanon pronunciado como “cannon” (cañón en inglés), él lo interpretó unilateralmente como “canon” en vez de “cannon”—llamar cañón a Kanon era un poco insultante.

Con tantas cosas innecesarias corriendo por su cabeza, comprender lo que Lina trataba de decir le tomó más tiempo de lo normal.

“Tatsuya, ¿por qué pretendes ser un mal estudiante? Y ya que estás pretendiendo eso, ¿por qué revelas tan fácilmente tu verdadera fuerza? El comportamiento de Tatsuya es tan irregular que no entiendo por qué lo haces.”

Después de escuchar la pregunta de Lina hasta el final, finalmente entendió lo que Lina quería decir.

“No tengo idea de qué le preguntaste a Chiyoda-senpai, pero no es como si pretendiera algo en primer lugar, yo en verdad soy un mal estudiante.”

Por fortuna, Lina dio una explicación detallada antes de formular su pregunta y no dejó a Tatsuya en el aire, de otra forma se hubiese avergonzado a sí mismo. En verdad tenía que deshacerse de esos pensamientos innecesarios, pensó Tatsuya.

“El examen de habilidades prácticas depende de la velocidad, escala y poder de interferencia y está basado en estándares internacionales. Sin embargo, la victoria o la derrota en combate real no dependen estrictamente de esas 3 variables. Originalmente, la proeza física juega un rol enorme en combate real. Mientras que mi prueba de habilidades prácticas me etiquetó como un estudiante inferior, me puedo defender en una pelea, tan simple como esto.”

Esta era la indiscutible verdad. Tatsuya creía que esto era suficiente para contestar la pregunta o en su defecto, desviarla.

“… Estoy de acuerdo con que las habilidades prácticas y capacidad de combate son dos cosas distintas.”

Sin embargo, las palabras de Lina eran inesperadas y apuntaban a algo más.

“Yo también era alguien que no era sorprendente en la escuela pero era un Mago útil en el campo de batalla.”

Un aura sospechosa emanaba lentamente del cuerpo de Lina.

“¿No es eso genial?”

La calidez en los ojos de Tatsuya desapareció.

“Puedo afirmarlo, eres bueno.”

Antes de esa fría, o mejor dicho, mirada de acero, Lina dejó escapar una sonrisa brillante.

Esta no era un botón floreciendo, sino la belleza de una navaja afilada al máximo.

¡La mano de Lina se movió de repente!

Tatsuya interceptó rápidamente la palma que lo atacaba.

La mano derecha afilada que Lina usó con el menor movimiento posible para punzar hacia el frente fue tomada de la muñeca por Tatsuya.

El golpe con la palma que se dirigía a la barbilla de Tatsuya fue interceptado antes de siquiera llegar al cuello.

Lina cambió la mano capturada a una forma de pistola y apuntó hacia el frente con su dedo índice.

Una temible garra iba zumbando hacia el rostro de Tatsuya.

En un destello, Tatsuya desvió la mano derecha de Lina hacia un lado.

Lina frunció el ceño mientras la luz psiónica que se había reunido en la punta de su dedo índice se dispersaba antes de que aterrizara el golpe.

“Qué peligroso.”

“Sabía que lo esquivarías.”

“¿Te molestaría explicármelo?

“Pero antes de eso, ¿podrías soltar mi mano? Duele, y esta posición es un poco vergonzosa para mí.”

Para poder desviar su mano, la distancia entre Tatsuya y  Lina se había reducido bastante. Desde un costado, se veía como si Tatsuya estuviese atacando a Lina—y tratando de robarle un beso a la fuerza.

Tatsuya inmediatamente soltó la mano de Lina.

Sin embargo, sus ojos no mostraban una sola pizca de vergüenza o remordimiento.

“En serio, eso dolió. Incluso me dejaste un more… ¿Eh?¿sin rastro alguno?¿Control tan preciso de fuerza?”

Lina llevaba una expresión perpleja mientras usaba su mano izquierda para acomodar su manga derecha.

“Después de atacar el punto de presión en la cara de otra persona, dejar que experimentes un poco de dolor es lo menos que te mereces.”

“Era un simple bloqueo de psiones que no conllevaba ningún riesgo. Lo más que podía hacer es dar la impresión de ser golpeado por una bala.”

“Creo que eso es más que suficiente para justificar mi respuesta violenta.”

Incluso después de ver tan cálida sonrisa, la expresión de Tatsuya no se relajó en lo más mínimo.

Lina sólo podía suspirar y levantar ambos brazos.

“Entiendo, entiendo. Por favor perdone mis malos modales, Tatsuya-sama.”

Lina regresó a su actitud normal y se inclinó formalmente ante Tatsuya antes de levantar su cabeza.

La una vez severa expresión de Tatsuya de repente se curveó en las comisuras de su boca por una extraña razón.

“… ¿Hay algo más que necesites?”

“No, eso es suficiente. Creo que podemos hablar normalmente en el futuro. Aunque esta actitud refinada no va para nada contigo.”

Parece que el cambio en la expresión de Tatsuya se debía a que sentía que esta actitud no le quedaba para nada.

“¡En qué forma no soy refinada!”

“En tu personalidad.”

No estaba seguro si ella entendería el significado de un término tan vago como “personalidad”, pero dado el japonés tan fluido que poseía Lina no debería haber problema, por lo tanto Tatsuya se saltó la explicación.

Entonces, ya sea para bien o para mal, ella interpretó con éxito sus palabras.

“¡Eso no es cierto! Para tu información, ¡He sido invitada a tomar el té con el presidente!”

Impulsada hacia adelante, Lina estaba tratando probar su elegancia.

“Oh…”

Al oír esto, Tatsuya hizo una pequeña mueca.

Dentro de esta risa, había rastros de una gran frialdad.

Por reflejo, Lina cubrió su boca.

En la expresión de Tatsuya, ella podía ver a Mephistopheles sonriéndole.

“El Presidente, eh…”

Había muchas posiciones en el poder que podrían darle incluso a los Magos, capaces de asesinar sin estar armados, pausa. Incluso en un país como Japón que tenía una política de puertas abiertas, había pocas personas especiales en el poder que incluso los Magos tenían que tomar antídotos periódicamente para desactivar el veneno en sus cuerpos antes de reunirse con ellos.

En los EUNA, el único Mago que podría reunirse cara a cara con el Presidente era probablemente…

“Me atrapaste, ¿cierto….?”

Sin querer aceptar el resultado de esto, Lina miró a Tatsuya, pero esta debacle era totalmente su culpa.

“Mi infamia me precede. Fue pura coincidencia el hecho de que está conversación tomara este rumbo. Con respecto a esa pregunta, creo que lo hiciste a propósito, ¿correcto? Después de todo, tú fuiste la que instigó esto.

Y eso es lo que significa sufrir en silencio. La única cosa que Lina podía hacer es seguir mirando a Tatsuya en frustración.

“Entonces, ¿deberías explicar por qué hiciste esto?”

“… Sólo quería saber qué tan capaz eras.”

“¿Qué tan capaz? ¿Para qué?”

Los ojos de Lina evitaron a Tatsuya mientras este fruncía el ceño con sospecha.

“Nada realmente… era sólo curiosidad.”

“Curiosidad… hiciste todo esto sólo por eso.”

Viendo fácilmente a través de la flagrante mentira, Tatsuya siguió murmurando.

Lina sólo dejó escapar un pequeño “Hmph”.

“… Técnicamente, es verdad. De hecho…”

Hablando suavemente, Lina volvió su mirada a Tatsuya.

“Quería saber si querías venir a los EUNA.”

“¿Yo, a América?”

“En mi opinión, tienes un nivel tan alto de habilidad, y aún así has sido relegado a una posición tan baja, no quisieras estar en un lugar donde se te diera el reconocimiento que mereces. Mientras que el valor de un Mago se decide en América muy parecido a los estándares internacionales, aún hay lugares donde no son así. América es un país libre y diverso. No hay forma de que seas relegado a ser un simple sustituto sólo porque no seas bueno en un área. Creo que Tatsuya sería reconocido acorde a su verdadero potencial.”

“Una interesante declaración.”

Ante una invitación inesperada, la actitud de Tatsuya se suavizó de alguna forma.

“En ese caso…”

Viendo esto, Lina inmediatamente cargó hacia la apertura.

“Si esa fuera la verdad inalterada.”

Sin embargo, la sátira de Tatsuya inmediatamente tomó vuelo.

“Lina, ¿dónde exactamente es este lugar no ortodoxo que coloca al mérito sobre todo lo demás? Digamos, ¿Arlington?”

Arlington solía ser una academia naval, pero ahora era uno de los primeros proveedores de Magos e investigadores de magia en la milicia de los EUNA.

“… Sí. Pero, hay otros lugares.”

“Lina, la evaluación basada en méritos está designada para seleccionar la mejor forma de usar herramientas.”

A pesar del hecho de que el tono de voz de Tatsuya permanecía a modo de burla, carecía de la frialdad que helaba el alma.

“En cuanto a la selección de los Magos más adecuados para las fuerzas militares, Arlington y las FAD son dos lados de la misma moneda. Hasta cierto nivel, habrán muy pocas diferencias.”

Al final, Tatsuya parecía estar aconsejando a un amigo.

“Oh, bueno, olvídalo.”

“¿Eh….?”

De la nada, Tatsuya murmuró algo como si nada importara.

Lina era incapaz de seguirle el paso a este abrupto cambio de ritmo en la conversación y solo podía responder con una expresión y voz perplejas.

“Lina sólo estaba poniendo a prueba mis habilidades, ¿es eso correcto?”

“Uh… Sí.”

“Entonces dejémoslo así. Por favor abstente de hacerlo de nuevo.”

¿No es hora de que te vayas? Insistiendo en que lo hiciera, la expresión de Tatsuya era ahora la misma de siempre.

Lina no podía discernir ya entre el Tatsuya de ahora y el de siempre.

“¿No quieres preguntarme algo?”

Era comprensible que Tatsuya quisiera pretender que esa escena nunca ocurrió. Esto también le convenía a Lina. Sin embargo, ella no tenía idea de por qué Tatsuya haría esto, o cuáles eran sus intenciones.

Era increíblemente afortunado que Tatsuya no anduviera haciendo preguntas y Lina sabía que podía estar pisoteando su buena voluntad, pero no pudo resistirse a hacer su pregunta.

“¿Preguntar qué?”

“¿A qué te refieres? Algo así como… mi verdadera identidad o algo, ¿no quieres saber?”

“No te preocupes, hay preguntas que es mejor dejarlas sin contestar.”

Lina no sabía si estaba siendo veraz o evasivo.

El humano conocido como Shiba Tatsuya era demasiado incomprensible para Lina.

“… Eres, increíblemente irritante.”

Tatsuya sólo se encogió de hombros y se volteó ante la acusación directa de Lina.

Al mismo tiempo que ella lo seguía, Lina estaba segura que la palabra “irritante” no se refería a su significado superficial.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s