Isekai wa Smartphone to Tomoni Volumen 1

Prólogo

 

“Odio ser portador de malas noticias, pero lamento decir que estás muerto.”

“Ya veo.”

El anciano inclinó su cabeza delante de mí. Allí estábamos, en un mar de nubes. Se extendían hasta donde el ojo podía ver, tal vez incluso más lejos que eso. En medio de todo, nos sentamos juntos en un pequeño cuadrado de tatami. Cuatro tatamis y medio, para ser precisos.

Era una simple habitación pequeña, aunque esa descripción estaba un poco fuera de lugar, ya que carecía de paredes, techo y además flotaba en las nubes. Estaba amueblada con una pequeña mesa de té, un juego de cajones, una antigua televisión CRT[1] y un teléfono antiguo. Todo era muy “a la antigua”.

Pero dejando de lado esto, volviendo al tema de Kami-sama[2]. O al menos, el hombre que decía serlo. Este tipo de Dios afirmó que yo había muerto en algún accidente a causa de él. Pero honestamente, para un hombre muerto, ciertamente no me sentía muy “muerto”.

Según lo que recordaba, empezó a llover de repente mientras me encontraba camino a casa de la escuela. Estaba dando un paseo por el parque local, momento en el cual fui asaltado por una luz cegadora y un rugido estruendoso.

“lamento decir que cometí un pequeño error cuando dejé caer un rayo en el mundo de abajo. En verdad, lamento mucho mi error. Nunca intenté darle a nadie … ¡para empezar, las posibilidades de que suceda son bajísimas! Realmente, no puedo disculparme lo suficiente.”

 

07-t24tqx4.jpg

 

 

 

“¿Así que el rayo impacto un “critical hit”, que me mató? Bueno, eso tiene sentido. Entonces… ¿Este es el Paraíso?”

“Ah, no. Este lugar está muy por encima del cielo. Es donde viven todos los dioses. Supongo que podrías llamarlo el Plano Divino. En realidad, tuve que convocarte aquí. Los seres humanos ordinariamente no pueden esperar venir aquí, ya ves. Ahora, eh, Mo… Mo-chi-zu-ki…”

“Ah, Mochizuki. Mochizuki Touya. Touya es mi nombre. ”

“Sí, sí, joven Touya.” El Viejo Dios se dirigió a mí mientras nos servía una taza de té.

Oh, mira eso. Mi tallo de té está erguido. Que suerte tengo, pensé.

“Joven Touya, ¿no te parece que estás un poco tranquilo dada esta situación? Estás muerto. Había pensado que estarías más en pánico, o incluso furioso.”

“Soy un hombre muerto hablando. Francamente, estoy pasando un rato difícil creyendo que esto sea siquiera real. Sin embargo, lo que está hecho está hecho. No tiene sentido señalar culpables con el dedo”.

“Eso es un punto de vista bastante filosófico.”

Aun así, nunca pensé morir a los quince… Tomé un sorbo de té mientras ese pensamiento cruzaba por mi mente. Ah, que delicioso.

“Entonces, ¿ahora qué sigue? Cielo o Infierno, ¿a dónde me enviaras?”

“Oh, no. ¡Ni siquiera pienses en eso! Todo esto fue mi culpa, y con mucho gusto me responsabilizaré de ello. Serás resucitado en un momento, no te preocupes por eso. Pero…” Dios pauso por un momento.

No pude evitar preguntarme qué estaba mal.

“Sin duda puedo devolverte a la vida, pero no puedo simplemente devolverte de donde viniste. Hay reglas sobre este tipo de cosas, ¿entiendes? Una vez más, permíteme disculparme profundamente por esta situación… Ahora, al grano.”

“Adelante” dije, animándolo a continuar.

“Es posible concederte una vida en un mundo diferente. Una Oportunidad de empezar de nuevo, por así decirlo. Por supuesto, entenderé si no te gusta la idea, pero–”

“Me parece bien.”

“¿…En serio?” viendo sus interminables disculpas interrumpidas, la cara de Dios ahora estaba casi en blanco, al punto que era cómico.

“Si así es como debe ser, entonces eso es todo lo que hay que hacer. Estoy verdaderamente feliz de tener otra oportunidad, así que está bien por mí.”

“Realmente eres un joven increíble… Definitivamente podrías haberte convertido en alguien si siguieras vivo ahí abajo… Por favor perdona mi negligencia”. El pobre anciano se veía muy compungido. Yo era muy cercano a mi abuelo, así que yo también me sentí un poco mal.

Sabía que era una tontería, pero definitivamente me empatizaba con él. Además, estaba hablando con el Dios de todas las personas. Yo nunca había sido muy religioso, pero no era tan estúpido como para levantarme y empezar a gritar al sujeto, exigiéndole que regresara todo a como estaba. Me sentí muy triste por nunca poder volver a ver a mi familia o amigos, pero eso no era algo que pudiera arreglarse culpando a Dios. Mi abuelo me dijo que fuera una buena persona, el tipo de persona que perdonase a otros cuando cometan errores. Según parece, los dioses eran personas también. Probablemente.

Al menos, permíteme compensarte de alguna manera. Tengo permitido otorgarte pequeños favores así que… ¿Te viene algo a la mente?”

“Hm… bueno, me has puesto en un problema”. Ser capaz de ir a casa sería bueno, pero eso estaba en contra de las reglas. Así que, no tenía más remedio que pensar en otra cosa. Algo que podría ser de utilidad para mí en el nuevo mundo.

“El mundo al que me envías … ¿qué clase de lugar es?”

“Ah, en comparación con tu mundo no está tan desarrollado hasta ahora. Hm… En tu mundo se hablaba de edad media ¿cierto?, supongo que está cerca de ese nivel, en el ámbito Social. Bueno, ¡la mitad al menos! Varía un poco de acuerdo a la ubicación.”

Bueno… eso fue sin duda una caída en cuanto a calidad de vida se refiere. Escuchar eso me hizo sentir un poco preocupado. ¿Podría realmente sobrevivir al ser arrojado en ese tipo de lugar desconocido y valerme por mí mismo? <Oh, ya se>, me di cuenta de algo.

“Uhm, hay una cosa.”

“¿Oh? ¿hay algo? Dilo y veré qué se puede hacer.”

“¿Esto, puedes arreglarlo de manera que pueda usarlo allí?” saque el objeto que quería del bolsillo de mi uniforme. Un objeto semejante a un pequeño tablero de metal, ¡el dispositivo conocido como el todopoderoso teléfono celular! Bueno, en realidad, sólo era mi Smartphone.

“¿Eso es todo? Bueno, supongo que es posible… Sin embargo, tendría que imponer algunas restricciones sobre su uso, si eso es aceptable.”

“¿De qué tipo?”

“No serás capaz de comunicarte directamente con nadie a través de él. Poniéndolo simple, debo decir que no puedes usarlo para interactuar con tu viejo mundo. Nada de mensajes de texto, publicar en la web ni tampoco llamadas salientes. Sin embargo, seguirás siendo capaz de observar, explorar y utilizar las funciones de búsqueda y demás. ¿Qué más?… Ah, también te daré mi número de teléfono.”

“Me parece bien.” Toda la información de mi viejo mundo sería una poderosa arma. No sabía exactamente cómo en este momento, pero estaba seguro de que sería útil.

“Voy a vincular la batería directamente a tu poder mágico para mantenerlo cargado en todo momento. No tendrás que preocuparte de que se acabe la carga.”

“Lo siento, ¿acabas de decir poder mágico? ¿Me estás diciendo que la gente de mi nuevo mundo puede lanzar hechizos y cosas así?”

“Bueno, sí. No temas, deberías ser capaz de usar la magia libremente a su debido tiempo.”

Iba a ser un mago. Asombroso. Iba a convertirme en un mago cuando comenzase una vida en otro mundo.

“De acuerdo entonces. Deberíamos ponerte en marcha ahora ¿eh?

“Gracias por todo esto, de verdad.”

“No. Para empezar toda esta situación fue el resultado de mi error. Ah, hablando de eso, una última cosa.” Dios gentilmente levantó su brazo hacia mí. Fui envuelto en una cálida y suave luz por un momento.

“Sería muy trágico que murieras otra vez inmediatamente después de ser revivido, así que le he dado a todas tus habilidades básicas un pequeño impulso. tu cuerpo será más fuerte, tu mente más aguda, y otras cosas más. De cualquier manera, debería ser considerablemente más difícil para ti morir esta vez. ¡Bueno, a menos que algún viejo y tonto Dios deje caer un rayo en tu cabeza!” el amable y excéntrico anciano sonrió irónicamente. Y termine sonriendo también.

“No podré hacer mucho por ti directamente una vez desciendas al mundo inferior. Así que considéralo un pequeño presente de mi parte.”

“Gracias de nuevo.”

“Quizás no pueda interferir demasiado con los reinos inferiores, pero siempre puedo ofrecerte un consejo si lo necesitas.” Dios señaló mi teléfono mientras hablaba.

Esto era un poco difícil. No es como si pudiera llamar a Dios todas las noches preguntando cómo hacer esto o aquello, así que pensé que debía evitar llamarle a menos que la situación fuera particularmente grave.

“Bueno, entonces, hasta la próxima.” Dios me vio con una sonrisa de santo, y todo se oscurecio en un instante.

 


 

 

[1] Abreviación de “tubo de rayos catódicos”

[2] Dios en japonés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s