Seirei Tsukai no Blade Dance

Capítulo 1: Memorias Selladas

 

Parte 1

Oh, exaltado Rey Dragón que gobierna sobre los cielos—

Por favor abraza las almas de tus guerreros para que descansen en paz—

Dentro del gran templo de la Fortaleza del Dragón de Roca, comúnmente conocido como la Fortaleza, las oraciones de las doncellas dragón hicieron eco.

Las doncellas estaban de luto por los dragones que murieron defendiendo la fortaleza, teniendo ritos funerarios para sus restos.

La ceremonia parecía que iba a durar por lo menos toda la noche. Kamito se levantó, se inclinó hacía el altar, y luego dejó el gran templo.

Caminó en silencio por los oscuros pasillos que estaban construidos de roca.

La fortaleza se sentía muy desolada.

Había muchas asistentes durante el día, pero ninguna de ellas podía ser encontrada ahora.

Enfrentando a Greyworth sola, Leonora había sido gravemente herida y fue enviada a recibir tratamiento. Aunque su vida no estaba en peligro en ese momento, la magia curativa ordinaria parecía inefectiva en las heridas infligidas por la espada demoniaca de Greyworth. Aparentemente, la cirugía sería realizada por un avanzado médico especialista.

(Greyworth…)

Kamito cerró su puño mientras caminaba.

En ese instante final—

Ella debía haber sido capaz de detener su caída.

Pero en ese entonces, ella había elegido por sí  misma caer al fondo del cañón.

Los Caballeros del Emperador Dragón actualmente estaban buscando el paradero de la caída de Greyworth.

Pensándolo bien, esa Bruja del Crepúsculo posiblemente no pudo haber muerto simplemente por caer en un acantilado—

Justo en ese momento, una chica de repente emergió desde un rincón oscuro del corredor, acompañada por el aleteo de su vestido oscuro y el suave balanceo de su cabello negro, que parecía fundirse con el color de la noche.

— ¿A qué se debe esa cara pensativa, Kamito?

Diciendo eso, el espíritu oscuro con forma de chica –Restia– sonrió débilmente.

—Restia, tú-

Diciendo eso, Kamito dejo de caminar.

Restia se acercó.

—Vamos a tu habitación. Podremos hablar más sin que nadie nos escuche.

Parándose en la punta de sus pies, ella murmuró en el oído de Kamito.

—…Sí, tienes razón.

 

Parte 2

Después de llevar a Restia a su habitación, Kamito colocó la Demon Slayer en la pared junto a la cama. Después de todo, la batalla contra Greyworth había estado drenándola considerablemente. Cualquiera que fuera su estado, Est probablemente no iba a despertar a menos que Kamito vertiera una gran cantidad de poder divino en ella.

Kamito se sentó en la cama. Restia tranquilamente se sentó a su lado.

—……

Por un tiempo, Kamito permaneció en silencio.

…Había una montaña de preguntas que quería hacerle. ¿Por qué había sido tele transportada al reino de los mortales con la forma de una chica humana? ¿Qué le había pasado mientras tenía amnesia…?

Sin embargo, Kamito difícilmente encontró las palabras correctas.

Por supuesto, estaba sinceramente feliz de que ella recuperara su memoria.

Dicho eso, después de haber vivido con la versión tímida de Restia por un tiempo, se encontró un poco perdido en cómo interactuar con su yo original.

¿Ella leía la mente de Kamito?

— ¿Qué pasa, Kamito?

Sus ojos de color crepúsculo estaban mirando con una ligera malicia a Kamito.

Kamito sentía que su corazón saltaba.

—Umm, me salvaste allí.

Kamito habló mientras evitaba el contacto visual.

—Sí, estoy feliz de haberlo hecho a tiempo. Después de todo, hubiera sido muy difícil enfrentar a la Bruja del Crepúsculo en su mejor momento incluso para ti y la Señorita Espíritu Espada.

(Definitivamente, sin el poder de Restia, seguramente hubiera sido asesinado.)

Suspirando ligeramente, Kamito miró hacía sus manos.

Derrotar a Greyworth en su mejor momento se basó totalmente en la brecha de niveles de los espíritus. El espíritu demoniaco llamado Vlad Dracul era indudablemente un espíritu extremadamente poderoso, pero, después de todo, no podía compararse a los gustos de las legendarias Est y Restia. Si Greyworth hubiera usado su espíritu original, sería muy incierto si Kamito hubiera podido ganar incluso usando una doble empuñadura—

—Se supone que también le tengo que agradecer al Rey Dragón por restaurar mi memoria.

—Sí, le debemos un gran favor.

Kamito asintió en acuerdo.

El Bahamut de Dracunia era el Rey Dragón, cuya poderosa fama se extendió por todo el ancho y largo del continente.

Su verdadera identidad era un espíritu dragón de clase legendaria con la apariencia de una joven encantadora.

En el pasado, Bahamut había sido el subordinado de confianza de Ren Ashdoll, el Señor Elemental de la Oscuridad. Sintiendo una obligación hacia el cargo de su antiguo amo, Bahamut había ayudado a Restia a recuperar su memoria y le prestó su ayuda.

—En realidad, el favor ya ha sido devuelto.

— ¿Huh?

— –mientras estabas peleando contra la bruja, un gran problema también pasó aquí.

Diciendo eso, Restia le dijo a Kamito lo que había pasado cuando ella recuperó su memoria.

Dentro de la sala del trono del Rey Dragón, el cardenal del Reino Santo, Millenia Sanctus, había aparecido.

Entonces liberó la Oscuridad del Otro Lado, casi corrompiendo al Rey Dragón.

— ¿…Por lo que la invasión de Greyworth fue una distracción?

Kamito comentó con ligereza.

Quien habría pensado que algo como esto pasaría dentro del fuerte mientras Kamito peleaba—

Si Restia no hubiera despertado a tiempo, el Rey Dragón habría sido contaminado con la Oscuridad del Otro Lado, al igual que los señores elementales, con consecuencias irreversiblemente malas.

—Vamos a pensar en eso, hay más en ese Millennia que sólo ser un simple cardenal. Y pensar que la Oscuridad del Otro Lado reside en ella-

De forma extraña, Restia le murmuró algo con una expresión solemne.

—Sí, esa chica es un completo misterio.

La Oscuridad del Otro Lado era capaz de incluso conducir a los Señores Elementales a la locura, pero ella fue capaz de almacenarla en su ojo derecho. La transformación de Greyworth probablemente también fue obra suya.

¿Cómo logró conservar su cordura?

(O tal vez, se había vuelto loca hace mucho tiempo…)

El silencio descendió.

*Tick-tock, tick-tock…* Dentro de la tranquila habitación, sólo el sonido del reloj era escuchado.

Kamito tosió ligeramente.

—Entonces, después…

Él preguntó con una voz grave.

—En ese momento, ¿por qué no fuiste destruida?

—……

—En ese momento.

En frente del altar del Señor Elemental, se suponía que Restia sería definitivamente destruida.

Por su propia mano, Kamito la había traspasado por su pecho.

A pesar de eso, ella aún sobrevivió.

En el fondo del bosque Laurenfrost, ella había tomado la forma de una chica humana—

—Sí, de hecho-

Restia asintió y miró a los ojos de Kamito.

—Déjame decírtelo. Lo que pasó ese día-

 

Parte 3

Ese Día.

Sólo el equipo victorioso en el torneo de la Blade Dance tendría permitido tener una audiencia con los Señores Elementales en su altar—

Kamito y su equipo había tratado de liberar al Señor Elemental del Fuego de la corrupción de la Oscuridad del Otro Lado.

Sin embargo, al pararse en frente del trono con sentimientos complicados, Kamito estaba a punto de lanzar la Demon Slayer cuando…

Su mente de repente fue controlada por su voz, la cual pertenecía al Señor Elemental Oscuro, Ren Ashdoll.

—Oh, Rey Demonio, continua y libera la verdadera oscuridad sobre este mundo.

Contra esa dulce voz, la cual parecía devorar su mente, Kamito luchó desesperadamente, pero con poco efecto. Él fue instantáneamente devorado por la oscuridad que surgía del trono, haciéndolo inconsciente directamente.

Entonces, en medio de la oscuridad—

Kamito vio una escena terrorífica.

Parecía ser enterrado en una oscuridad sin fin—

Una armada de ángeles brillantes, decenas de  miles, fuertes.

—Si esos seres se mostraban en Astral Zero, el mundo llegaría a su fin.

Eso era lo que Kamito había pensado instintivamente. En el instante siguiente, la oscuridad que ocupaba su vista se disipó. Para cuando se dio cuenta, Kamito vio que la Demon Slayer en su mano había traspasado el trono.

Sonriendo mientras sostenía a Kamito abrazándolo, Restia también había sido traspasada por ese ataque.

—Antes de que ella me devore, Kamito, por favor mátame.

Restia habló con una pacifica expresión en su rostro.

Una vez que la voluntad de Ren Ashdoll, contaminada por la Oscuridad del Otro Lado, se tragara a Restia, se usaría como un medio para controlar la mente de Kamito. Por lo tanto, Restia tenía la intención de sacrificarse para proteger a Kamito de ser tragado por la oscuridad.

El espíritu contratado de Kamito, Restia Ashdoll, desaparecería mientras su poder sería heredado al otro espíritu contratado, Est, convirtiéndola en la Espada del Rey Demonio.

—Eso era lo que se suponía que pasaría.

Esto era lo que Kamito podía recordar. Una semana había transcurrido cuando despertó otra vez después de eso, en una cama en la Academia Espiritual de Areishia.

— –En ese momento, había decidido en mi corazón ser destruida junto a la voluntad de Ren Ashdoll.

Restia murmuró.

—Sin embargo, no fuiste destruida-

—No lo fui.

Restia asintió gentilmente.

En ese momento, con la Demon Slayer aplastándole el pecho, Restia hubiera sido destruida sin importar como se pensara. Precisamente por eso, Kamito tuvo un golpe tan fuerte que perdió todas los recuerdos sobre ella.

—Justo cuando mi existencia estaba a punto de desaparecer, cierto hechizo fue activado.

— ¿Hechizo?

—Sí, presumiblemente un hechizo puesto por mi creador, el Señor Elemental Oscuro. Cuando mi vida estuviera en peligro, mis atributos como espíritu serían sellados, entonces renacería en el reino humano. Esto probablemente pertenece al mismo tipo de magia que ella usó para transferir sus poderes a los Reyes Demonio-

Por lo que Ren Ashdoll hechizó a Restia con alguna especie de magia, ¿huh?

Aun sin darse cuenta de ello, Restia había renacido en el reino humano debido a esa magia.

Cuando Kamito despertó en la Academia, el sello espiritual en su mano izquierda se había desvanecido, probablemente porque su poder como espíritu había sido sellado temporalmente.

—…Ya veo, así que fue por eso.

El Señor Elemental Oscuro, Ren Ashdoll, debió haber previsto que Restia se encontraría con una crisis de ese tipo e inculcó esa magia de renacimiento en ella. Pero es verdaderamente ridículo pensar que esa crisis sería causada por la misma Ren Ashdoll.

—De todas formas, gracias a Dios.

Kamito observó conmovedoramente.

Debido a que Restia había renacido en el reino humano, ella había sido liberada de la crisis de ser corrompida por la Oscuridad del Otro Lado. Sus recuerdos perdidos también habían sido recuperados con la ayuda del Rey Dragón Bahamut.

—Estoy de acuerdo, pero-

Restia continuó.

—Kamito, qué vino después de esa parte importante.

— ¿…Huh?

Kamito no pudo evitar fruncir el ceño en respuesta a lo que dijo Restia.

— ¿A qué te refieres con eso?

—……

En un raro momento, los ojos de Restia parecían dudar.

Entonces con una firme determinación, ella empezó a hablar.

—Después de desaparecer del altar de los Señores Elementales, mi consciencia despertó dentro de la oscuridad que se extendía sin cesar.

— ¿Dentro de la oscuridad…?

Kamito no pudo evitar reaccionar desde un principio.

—No me digas que esto es…

—En efecto, es el mismo sueño que tuvimos.

Durante los últimos días, Kamito había tenido sueños varias veces, en donde veía a Restia acurrucada en la oscuridad, esperándolo.

—Después de renacer, me encerraron allí, en esa dimensión oscura, una manifestación de mi consciencia. Entonces allí, me di cuenta de la presencia de algo-

— ¿Algo?

Kamito no podía hacer nada más que preguntar, y Restia asintió.

—Sí, algo sellado dentro de mí, una caja negra que contenía una gran cantidad de recuerdos-

—Una caja negra…

—En efecto, en el abismo de la dimensión oscura, manifestada desde mi conciencia, allí existía algo oscuro, aún más oscuro que la oscuridad. Una gran cantidad de recuerdos sellados sin mi conocimiento. Entonces, cuando hice contacto con eso, una porción de los recuerdos fluyeron en mi mente.

Ella debe estar recordando lo que ocurrió en ese momento.

Kamito no eludió el suave temblor de Restia.

—Kamito, yo-

Ella habló en voz baja.

—Yo fui un espíritu creado usando la Oscuridad del Otro Lado.

— ¿…Eh?

El significado de las palabras de Restia—

Kamito fue incapaz de comprenderlas inmediatamente.

(¿Restia es un espíritu creado usando la Oscuridad del Otro Lado?)

Kamito pasó saliva y miró su rostro. A diferencia de lo habitual, en una rara exhibición, sus ojos de color crepúsculo estaban ligeramente vibrando con una ligera inquietud.

— ¿…Qué rayos pasa con eso?

Finalmente, Kamito preguntó.

—Exactamente lo que esas palabras implican–No, tal vez decir que  fui creada usando la Oscuridad del Otro Lado no sería completamente exacto.

Restia negó con la cabeza y habló.

—Los elementos de Astral Zero forman la mayoría de mi composición, al igual que los otros espíritus oscuros. Sin embargo, la raíz de mi existencia, lo que constituye mi núcleo, es la Oscuridad del Otro lado, la que causa que esos Señores Elementales se vuelvan locos. Está enterrado muy dentro de mí-

Restia tocó su propio pecho con las yemas de sus dedos y sonrió con auto denigración.

—Por qué ese tipo de cosa estaría-

Aturdido, Kamito murmuró inconscientemente.

—De eso, yo tampoco tengo idea.

Restia tranquilamente negó con su cabeza.

—No sé si fue porque fui creada con la Oscuridad del Otro Lado en primer lugar, pero no estoy corrompida. También no sé por qué, pero esa oscuridad definitivamente existe dentro de mí. Cuando Millennia Sanctus estaba tratando de matar a Bahamut, fui capaz de absorber la oscuridad que ella usó ya que la oscuridad dentro de mí despertó-

—……

En efecto, dentro de la habitación del trono, cuando Bahamut estaba en peligro, Restia había absorbido la Oscuridad del Otro Lado de Millennia. Kamito había intentado preguntarle después sobre por qué había sido capaz de hacer eso. Si ella había sido creada con la Oscuridad del Otro lado en primer lugar, entonces tendría sentido.

(Pero, hablando de eso…)

Aunque ella ya lo había explicado—

Si la Oscuridad del Otro Lado también fue enterrada dentro de Restia, ¿por qué no pierde su cordura como los Señores Elementales? Si su creador, El Señor Elemental Oscuro Ren Ashdoll, fue el que enterró la oscuridad en ella, ¿cuál fue la razón para hacerlo? ¿Por qué ella escondía ese hecho de su leal subordinada, Restia…?

— ¿Recuerdas algo más?

Kamito preguntó.

—Umm, cuando hiciste contacto con los recuerdos de la caja negra…

—Sólo fui capaz de hacer contacto con una pequeña parte de las memorias selladas. Me desvié tan pronto toqué un lugar más profundo.

—Ya veo….

Una gran cantidad de recuerdos a los que incluso Restia no fue capaz de acceder.

¿Qué diablos significaba todo eso—?

(Al final, aún no sé nada sobre Restia…)

Kamito pensó silenciosamente para sí mismo.

En ese momento—

—Hey, Kamito.

— ¿…Hmmm?

— ¿Exactamente qué soy?

Restia preguntó con incertidumbre en su voz.

—¡¿……?!

Kamito no sabía que decir.

(…Oh, cierto. Restia debería ser la más inquieta por esto.)

La Oscuridad del Otro Lado era capaz de conducir a los espíritus a un loco frenesí. Y pensar que algo así estaba dentro de ella, también junto a una vasta cantidad de recuerdos sellados. Incluso un espíritu, prácticamente con una esperanza de vida ilimitada, difícilmente podría no sentirse inquieto.

—Restia.

Diciendo su nombre, Kamito sostuvo su mano de inmediato.

— ¿…Kamito?

—No es importante si la Oscuridad del Otro lado está dentro de ti o no. Estoy realmente feliz que volvieras a mi lado. Estos son los verdaderos sentimientos que ahora soy capaz de transmitirte.

Diciendo eso, Kamito abrazó a Restia con fuerza.

STnBD_V16_025.jpg

Al sentir que su delicado cabello rozaba contra su mejilla, él tuvo una sensación de nostalgia.

Restia gimió suavemente y silenciosamente envolvió su brazo alrededor de la espalda de Kamito, apretando su uniforme firmemente con sus dedos. Este afecto activo era muy raro de ver de su parte.

—…H-Hey, ¿Restia?

Su inesperada respuesta hizo que Kamito se ruborizara, agobiándolo.

—Hehe. Me siento un poco cansada. Creo que necesito descansar.

—….Y-Ya veo. Tiene sentido.

Kamito asintió nerviosamente, colocando su mano en su cabeza y acariciándola.

…Eso también era natural. Restia también había luchado contra la espada demoniaca de Greyworth.

—Para conservar energía, necesito descansar por un momento-

—Sí, entiendo… Descansa bien.

—Gracias, Kamito.

Restia sonrió, aparentemente aliviada. Convirtiéndose en partículas brillantes, ella desapareció en el aire.

Entonces la familiar espada demoniaca oscura se manifestó en la mano de Kamito. Agarrándola con ternura, Kamito colocó la espada al lado de Est y se acostó en la cama.

(…La oscuridad del Otro Lado, y memorias selladas también… ¿huh?)

Desde hace un tiempo, el Santo Reino había estado buscando a Restia obsesivamente. ¿Esto podría estar relacionado con la Oscuridad del Otro Lado que reside dentro de Restia…?

Muchas preguntas surgieron en su mente en un momento.

Sin embargo, una cosa era muy segura.

Kamito miro fijamente el sello espiritual en el dorso de su mano izquierda.

(…Ella finalmente está de vuelta.)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s