Seirei Tsukai no Blade Dance

Capítulo 4 — Viaje al Desierto

 

Parte 1

El barco militar que llevaba a Kamito y compañía, el Revenant, partió del puerto militar de Dracunia.

Ya que el espacio aéreo de Ordesia estaba fuera de lo limites, el barco tuvo que dar un desvío masivo alrededor de la Cordillera Kelbreth, volando en una ruta sobre el gran bosque de Ezos que no pertenecía a ningún país.

Mordis era una ciudad del desierto cerca de la frontera del Imperio Quina y aparentemente había sido una fortaleza militar de la Teocracia durante la Guerra Ranbal. La fortaleza construida encima de una mina de montaña también era conocida como el Puño del Demonio, y actualmente, las facciones anti-Sjora estaban gradualmente reuniéndose allí.

Kamito y compañía abordaron el barco y primero fueron llevados a la sala de conferencias.

Sentada a la derecha de Kamito estaba Muir, quien se rehusó a dejar su brazo, mientras que Claire tomó su asiento a la izquierda.

—Así que Nee-sama no está aquí…

Claire murmuró con una mirada de sentimientos entrecruzados. Sentada en la cabecera de la mesa, Velsaria asintió.

—En efecto, el Cardinal ha desembarcado en Mordis primero. Ella va a juntar a los creyentes del culto del Rey Demonio para que puedan reunirse.

— ¿…El culto del Rey Demonio?

Kamito y compañía se miraron el uno al otro sorprendidos.

—De las fuerzas rebeldes reunidas en Mordis, la mayoría consiste de los cultores[1] herejes del Rey Demonio oprimidos por Sjora Kahn. Asegurar su cooperación es necesario para tener éxito al rescatar a Saladia Kahn.

— ¿Cultores herejes del Rey Demonio? Mi estimada hermana, no el culto creyente del Rey Demonio comienza con-

En ese momento, Ellis tímidamente alzó su mano  y pregunto.

—Aparentemente hay toda clase de tipo de sectas y facciones dentro del culto del Rey Demonio. La dinastía Kahn preside el dogma tradicional que sostiene al jerarca como un supremo mientras relegaba a todas las otras sectas como herejes. Durante el tardío reinado del rey, la indulgencia aparentemente podía ser obtenida al pagar impuestos, pero Sjora ha rechazado todo ese dogma hereje e incluso ha llevado a cabo atrocidades tales como masacrar a los creyentes. Debido a eso, los cultos herejes han organizado rebeliones por todo el país, formando un frente temporal unido con la meta de acabar la administración de Sjora.

—…Ya veo.

Kamito asintió. Al parecer, Sjora también tenía muchos enemigos dentro del culto. Rubia probablemente estaba planeando usarlos.

—Sin embargo, ¿Qué va a hacer para unir a los creyentes del culto del Rey Demonio?

—El Cardinal previamente pasó tiempo en la Teocracia y aparentemente había tenido contacto frecuente con una de las facciones dentro del culto del Rey Demonio. Por lo que escuche, ella aseguró sólo una posición en la jerarquía como segunda en el rango. Simplemente al confiar en sus conexiones de ese momento y de su propio carisma personal, ganar los corazones de los creyentes no debió ser nada difícil.

—Como se esperaba de Rubia-sama…

—En efecto. Con tal carisma de liderazgo innato y una personalidad magnética.

Rinslet y Ellis remarcaron conmovedoramente.

—…En efecto. Ella es diferente a mí, quien usa el miedo y la disciplina para dominar a mis subordinados y terminó desterrada de los Caballeros Sylphid.

— ¡¿E-Estimada hermana?! No hizo nada malo… ¿lo sabía?

A ver que Velsaria se burlaba de sí misma en auto desprecio con una sonrisa, Ellis apresuradamente ofreció su apoyo.

—…Bueno, pongamos el pasado a un lado por ahora.

Tosiendo para aclarar su garganta, Velsaria continuó.

—En cuanto al rescate de la Princesa Saladia Kahn, debemos cooperar con las fuerzas rebeldes en Mordis. Sin objeciones, ¿cierto?

El grupo de Kamito intercambió miradas y asintieron juntos.

—El enemigo de tu enemigo es tu amigo. No tenemos nada en contra de ganar más aliados.

—Cierto. Además, actualmente también somos traidores de Ordesia. De alguna forma, somos iguales a ellos.

Claire se encogió de hombros y comentó.

—En ese caso, esta discusión está terminada. Por favor disfruten su tiempo libre hasta que lleguemos a Mordis.

 

Parte 2

De esa forma concluyó la reunión. Cuando dejaron la sala de conferencias—

Claire de repente se detuvo.

— ¿Qué pasa, Claire?

—Voy al estudio de Nee-sama para investigar sobre la Teocracia. Si ella pasó tiempo en el culto del Rey Demonio, entonces estoy segura que ella habrá recolectado un montón de material.

A pesar de su aspecto, Claire era muy analítica por naturaleza. Cuando tomó parte en el Blade Dance, ella también había investigado a los otros equipos. Esta vez, parecía que también estaba entusiasmada por reunir información sobre el campamento del enemigo.

—Entonces vamos juntos. También me gustaría saber más sobre el Rey Demonio.

Al escuchar a Kamito decir eso…

— ¿E-En serio? No me importa…

Claire apartó la mirada con un poco de timidez.

—Onii-sama, ¿a quién le importa eso? Ven a mi cuarto a jugar.

Muir tiró del brazo de Kamito con ambas manos, rehusándose a soltarlo.

—…Uh, ¿qué tal después de la cena?

—Awwwwww…

Muir hizo una mueca infeliz.

Justo cuando Kamito estaba atrapado en un dilema—

—Muir-san, si te parece bien, ¿qué tal si juego contigo?

Rinslet sonrió tiernamente y se ofreció con una sonrisa.

—No, quiero jugar con Onii-sama.

—Muir, jugaré contigo después. ¿Por qué no juegas con Rinslet primero?

— ¡…~~!

Después de que Kamito colocara su mano en su cabeza, Muir de muy mala gana dijo:

—…Bi-Bien. Si así lo dices, Onii-sama, jugaré con esta dama un poco.

Ella al fin soltó el brazo de Kamito.

—Entonces, Rinslet, te encargo a Muir.

—Déjamelo a mí. Muy bien, Muir-san, ¿deberíamos ir al pasillo de allá?

Rinslet se inclinó ligeramente y tomó la mano de Muir.

—N-No soy una niña-

—Oh, querida, entonces discúlpame.

Sonriendo con un “fufu”, Rinslet se fue con Muir.

Presenciando esta escena, Kamito estaba un poco sorprendido.

(…No puedo creer que Muir pudiera comportarse tan obedientemente con alguien que no sea Lily. Nunca había visto esto antes.)

Tal vez debido a que Muir y Mireille eran de la misma edad, Rinslet era particularmente hábil tratando con ella.

—E-Entonces también sigamos nuestro camino-

— ¿Hmmm? Oh, cierto.

El estudio de Rubia estaba localizado en el segundo piso del barco.

Kamito bajó las escaleras mientras observabas las coletas en frente de él, bailando de arriba abajo.

…De alguna forma, se sentía como si Claire hubiera madurado un poco.

¿Este también fue un resultado de su entrenamiento en el Pico del Dragón?

Justo cuando estaba pensando eso, él de repente perdió el equilibrio un poco.

Mientras Rubia estaba lejos del barco, el Revenant aparentemente era controlado por Velka y Delia, las gemelas de la Escuela Instructiva, quienes tomaban turnos. Las dos no parecían muy familiarizadas con los controles del barco.

—Por cierto, ¿estás segura que está bien entrar al estudio de Rubia sin permiso?

Repentinamente, él le pregunto a Claire quien estaba liderando el camino.

— ¿No es obvio que la respuesta es que está bien? Soy su hermana menor, ¿sabes?

—No, espera, esa lógica es un poco…

Kamito entrecerró los ojos y remarcó.

En frente del estudio….

—Por cierto, ¿tienes una llave?

—No.

— ¿Entonces qué vamos a hacer?

—Esto – Derrítete.

Claire dijo un encantamiento, derritiendo instantáneamente el ojo de la cerradera.

—Vamos, tú…

Al ver la típica ideología de hacerlo cenizas, Kamito sonrió con exasperación.

(…Supongo que ese es un lado de ella que no ha cambiado un poco.)

Con el ojo de la cerradura destruido, la puerta lentamente se abrió con un crujido.

Lo primero en ponerse a la vista fue un conjunto de estanterías ocupando todo una pared, conteniendo una gran colección de libros.

El único mueble era el escritorio en la parte trasera de la habitación. Este estudio, enfocado en la práctica, era verdaderamente un autentico reflejo de la personalidad de Rubia.

Como una bibliófila, Claire exclamó sorprendida tan pronto entró.

…Aunque Kamito no tenía la más mínima idea sobre rarezas, pudo ver que las estanterías definitivamente estaban densamente y ordenadamente  llenas de textos antiguos. Había libros históricos sobre varios países, diccionarios de espiritología, libros sobre especies de dragón con cubiertas envueltas con escamas de dragón, incluso libros escritos en Alto Antiguo, cuyos títulos Kamito no podía leer.

(¡…Espera un segundo, ¿no los libros en Alto Antiguo son imposibles de conseguir para la gente ordinaria en primer lugar?!)

De acuerdo a las estipulaciones de los tratados internacionales, la posesión personal de libros en Alto Antiguo dejados por la raza Elfim estaba prohibida. Eran objetos que uno ni siquiera podría ver a menos que visitará la Librería Sellada bajo la jurisdicción del Instituto del Ritual Divino.

—Dime, Claire…

— ¿Qué pasa?

— ¿No me digas que estos libros fueron robados de la librería del Instituto del Ritual Divino?

— ¡N-Nee-sama no podría haber hecho algo como eso, ¿cierto?!

Claire frunció el seño y dijo:

—Sin embargo, el talismán de sellado en este libro parece completamente destruido…

—……

—……

—E-Estoy segura de que tiene toda la intención de regresarlos eventualmente. Sí, definitivamente.

Estallando en sudor frio, Claire apartó la mirada.

Kamito volvió a mirar las estanterías, sólo para buscar libros sobre los Señores elementales y la historia y geografía del Santo Reino. La colección de libros de Rubia realmente parecía extenderse a todos los campos.

Más sorprendentemente, también incluía novelas populares en la capital imperial. Sin embargo, estas eran un poco diferentes de las novelas de romance que Claire leía—

—Tu hermana es una lectora increíble…

Kamito estaba atónito por la calidad y la cantidad de la colección de libros.

—Sí, Nee-sama empezó a leer muchos libros difíciles desde su infancia. Durante su tiempo en el Instituto del Ritual Divino, ella incluso recibió una medalla imperial por publicar un artículo sobre espiritología. Recuerdo que ella tenía doce años en ese momento.

—…Vaya genio.

Como se esperaba de alguien que había sido escogida como una Reina, el pináculo de las doncellas.

—Cuando era pequeña, a menudo le pedía a Nee-sama que me leyera libros…

Mirando a las estanterías, Claire murmuró nostálgicamente.

—Pero es imposible regresar al pasado…

—……

Kamito estaba a punto de decir algo, pero decidió no hacerlo.

En el camino a Dracunia, Claire se había sentido preocupada por la falta de interacción entre ella y Rubia. Al parecer ellos aún no habían sido capaces de conversar normalmente.

Un complicado problema aún parecía estar entre las dos hermanas.

— -Lo encontré. Un libro sobre la Teocracia.

Al decir eso, Claire extrajo un libro de la estantería.

Era un libro muy antiguo, encuadernado en piel de animal. Aunque el título no estaba en Alto Antiguo, todavía estaba escrito en un lenguaje perdido que ya no se usaba estos días.

— ¿Puedes descifrarlo?

—…Sí, lo intentaré.

Claire sacó sus anteojos, encendió una llama mágica en el aire, y luego enfocó su mirada en el libro.

Como era de esperarse de la estudiante de honor de la Clase Raven. A pesar de tener contratiempos ocasionales, todavía se las arregló para descifrar lentamente el contenido del libro.

Kamito no podía dejar de mirar, hipnotizado por la vista lateral de su cara en concentración total.

— ¿Qué pasa?

—…Oh, nada. Debería tratar de buscar si hay libros que pueda leer.

Kamito apartó la mirada frenéticamente y empezó a buscar entre los libros a su alcance.

(Uh, libros sobre el Rey Demonio…)

En realidad, lo que Kamito esperaba buscar no era la historia sobre la Teocracia, sino información sobre Solomon, el Rey Demonio de hace mil años. A medida que el poder del Señor Elemental Oscuro Ren Ashdoll dentro de él gradualmente despertaba, Kamito sentía que lo mejor sería obtener una comprensión detallada del hombre que había tenido el mismo poder que él.

Buscando en las estanterías, Kamito finalmente encontró un libro que debía ser capaz de leer.

…Parecía ser un libro que resumía la historia de la Teocracia. Kamito abrió la tabla de contenidos y empezó a buscar la sección que contenía registros relacionados al Rey Demonio Solomon.

—La Alphas Teocracia fue fundada aproximadamente hace mil años. Su actual capital, Zohar, aún era una pequeña ciudad en el desierto en ese entonces.

Un joven de dieciséis años había aparecido en ese momento, Solomon. Siendo capaz de usar espíritus aunque era un hombre, él fue obedecido por setenta y dos espíritus que había permanecido dormidos a través de las tierras. Él intentó cumplir su ambición y rápidamente pasó a través de todo el continente. En ese entonces, el concepto de desplegar espíritus en guerras humanas ni siquiera existía, por lo tanto cada nación perdió gravemente contra el ejército del Rey Demonio que usaba espíritus.

Sin embargo, justo cuando todos pensaban que el ejercito del Rey Demonio subyugaría a todo el continente, una joven chica, que cuidaba ovejas, surgió en lo que sería la frontera del actual Santo Reino de Lugia.

Entrando en un contrato espiritual con la legendaria espada sagrada, la chica reunió el Ejercito de la Salvación para derrocar al Rey Demonio. Por lo tanto, estalló la Guerra del Rey Demonio de tres años de duración.

Después de varia batallas intensas sobre todo el continente, el Rey Demonio finalmente cayó ante la espada de la Doncella Sagrada Areishia. Y a su vez, la Doncella desapareció junto a la legendaria espada sagrada a un paradero desconocido—

Kamito cerró el libro gentilmente.

(…No hay nada interesante aquí.)

Además, hay varias omisiones en este libro.

Kamito conocía el destino final y verdadero de la Doncella Areishia. Afligida por la maldición de la espada sagrada que había vencido a numerosos espíritus, su cuerpo fue convertido en una estatua.

Y la legendaria espada sagrada en cuestión actualmente está—

(…En mis manos, ¿huh? El destino se siente más y más increíble para mí.)

Justo cuando Kamito estaba teniendo esos pensamientos conmovedores…

—Kamito, me la he arreglado para descifrar esto hasta cierto punto…

Claire levantó la cara de su libro y le dijo eso.

— ¿En serio?

Al escuchar eso, Kamito acercó su cabeza para mirar el libro.

— ¡Huahhh, t-tu cara está muy cerca, idiota!

—L-Lo siento…

—Sheeesh…

Ruborizándose, Claire tosió y aclaró su garganta.

—Entonces, ¿de qué trata realmente ese libro?

Cuando Kamito preguntó…

—Sí, este libro es sobre las doncellas del Rey Demonio-

—     ¡¿…….?!

Al escuchar lo que Claire dijo, Kamito no pudo evitar contener su respiración.

—Las doncellas del Rey Demonio—Por supuesto, él tenía una idea sobre ese término.

Según se dice, el Rey Demonio Solomon había compartido su poder con nueve concubinas que había obtenido de las naciones conquistadas, colocándolas en posiciones importantes y de confianza como generales del ejército del Rey Demonio. Rubia lo había especulado en el pasado, preguntándose si esto era lo que mismo que Kamito al compartir el poder de Ren Ashdoll con las chicas de su equipo a través de los besos.

— -El Rey Demonio Solomon aparentemente obligó a las princesas de las naciones conquistadas a servirle de varias formas… ¡Va-Vaya hombre despreciable!

Kamito apartó la mirada de un modo casi evasivo.

 

STnBD_V16_085.jpg

 

—A propósito, esto realmente le hace justicia a su nombre como libro prohibido, designado para ser sellado por el Instituto del Ritual Divino. Los libros de historia en la librería de la Academia no hacen ni una sola mención de la existencia de las doncellas del Rey Demonio.

—Es por eso que lo cubrieron, lo que es un poco – Kyah.

En ese momento, el Revenant de repente se sacudió violentamente, causando que lo libros cayeran con un estruendo.

— ¡……!

Kamito saltó apresuradamente sobre Claire para protegerla usando su espalda.

—Oww… ¿Estás bien, Claire?

— ¿Eh? S-Sí…

Sus ojos color rubí se ensancharon en sorpresa. Claire asintió obedientemente.

—Esas gemelas no parecen estar muy acostumbradas a dirigir el barco-

Justo cuando Kamito estaba a punto de levantarse…

—Hyah♪

Claire exclamó en voz baja.

— ¿……?

Sólo entonces Kamito finalmente se dio cuenta.

Boing. Una sensación no muy grande en su mano derecha.

Aparentemente, él había presionado su mano en su pecho en el momento en el que cayeron al piso.

— ¡¿…L-Lo siento?!

Kamito apresuradamente retiró la mano y se paró.

— ¡L-Lo de justo ahora fue un accidente!

—L-Lo sé…

— ¿Huh?

— G-Gracias por protegerme…

Ruborizándose, Claire volteó y evito el contacto visual tímidamente.

(¿…Q-Qué está pasando?)

Kamito estaba sorprendido. Normalmente, Claire seguramente entraría en modo cenizas.

—De todas formas, primero arreglemos los libros en el suelo-

Acariciando su falda, Claire se levantó.

—S-Sí, es verdad…

Kamito estaba buscando un libro que se había caído cuando…

— ¡Kyahhh, ¿q-qué rayos es eso?!

— ¿Qué pasa?

Kamito siguió la mirada de Claire—

Solo para ver la libro designado para ser sellado, el cual Claire había estado leyendo, abrirse en cierta pagina.

— ¡¿Qué?!

Kamito se quedo sin habla. Después de todo, el contenido que se mostraba—

Eran innombrables ilustraciones de las doncellas en todo tipo de posturas indecorosas.

— ¡…~! ¡I-Idiota, que me estás haciendo ver, pervertido!

Apresuradamente cerrando el libro, Claire se ruborizó intensamente mientras golpeaba con sus puños a Kamito.

— ¡E-Espera, esto no es mi culpa!

—Es verdad, pero, oooooh~……

Con ojos llorosos, Claire se paró y bruscamente volvió a meter los libros dispersos en los estantes.

— ¡V-Voy a buscar en los estantes de por allá!

Después de hacerlo, ella torpemente apartó la mirada y se dirigió a las estanterías de otro lado.

(Por Dios, ¿qué tipo de libros está guardando Rubia aquí…?)

Mientras murmuraba, Kamito estaba a punto de regresar el libro en su mano a su espacio original cuando…

— ¿…Hmm?

Él de repente frunció el ceño.

Él vio varias cartas entre lo libros.

La escritura en esas cartas especialmente formales era familiar para Kamito.

(¿Podrían ser…?)      

 

Parte 3

—Ahh. Las piezas han sido derribadas, así que el juego se ha anulado.

— ¡Q-Qué injusto! ¡Claramente estaba ganando justo ahora!

Cuando Muir sugirió reiniciar el juego, Rinslet protestó.

Las piezas de madera del juego, con diseños tales como dragones o leones para simular espíritus, fueron esparcidas en el suelo. Debido a que la nave tembló antes, todo el tablero se había volteado.

—Cambiemos, Rinslet. Seré tu oponente esta vez.

Diciendo eso, Fianna empezó a colocar las piezas en el tablero.

En respuesta, Muir frunció el ceño con disgusto.

—Imposible. Te ves muy fuerte.

— ¡¿E-Estás sugiriendo que soy débil?!

Indignada, Rinslet gritó.

—Tengo bastante confianza en el área de los juegos de mesa. Después de todo, acostumbraba jugar sola con las piezas cuando me encerraba en el palacio todos los días.

—Y-Ya veo…

Sin saber cómo reaccionar, Rinslet contestó ambiguamente.

En ese momento, la puerta de la habitación de repente se abrió.

— Creo que es hora de preparar la cena. ¿Alguna petición?

Ellis vino a preguntar después de practicar sus habilidades con la lanza en la cubierta.

— ¿…Entonces ya es esa hora del día? Permítame ayudar, Capitán.

—Ya veo. Gracias por la ayuda.

—Arreglaremos la puntuación más adelante.

—Eh-

Perdiendo a un buen oponente, Muir sonaba infeliz.

—Déjame ayudar también. ¿Está bien, Ellis?

Diciendo eso, Fianna estaba a punto de pararse.

Ellis se congelo por un momento, entonces inmediatamente sacudió su cabeza en pánico.

—Ci-Ciertamente no, cómo puede la princesa de Legitima Ordesia hacer tañes tareas-

— ¡Bien dicho! ¡Su alteza, por favor ayude como el oponente de Muir-san!

— ¿…E-Es así?

Frente a la fuerte oposición de las dos chicas, Fianna ladeó su cabeza con perplejidad.

 

Parte 4

Entrando a la cocina, Ellis y Rinslet rápidamente se pusieron sus delantales y empezaron a preparar la cena de forma eficiente.

No hay necesidad de decir más sobre Rinslet, cuyas habilidades culinarias rivalizaban con las de un chef profesional. Ellis era igualmente talentosa en la cocina. Aunque la cantidad de ingredientes en el almacén de alimentos no era muy abundante, las dos trabajaron juntas con coordinación táctica para seleccionar los ingredientes utilizables uno tras otro.

—Esto me recuerda a las prácticas de cocina en la Academia.

—Sí, de hecho…

Rinslet murmuró nostálgicamente.

Justo ahora, se habían vuelto traidores que habían levantado la bandera de la rebelión contra Ordesia. Era poco probable que tuviera la oportunidad de regresar a la Academia Espiritual Areishia como estudiantes de nuevo—

—Déjame encargarme de la sopa y los aperitivos, así como de un plato de carne. ¿Qué estás planeando hacer?

—Me gustaría probar un plato de tofu que aprendí recientemente.

—Tofu, ¿eh? Recuerdo que es comida de la patria de Kamito.

—Sí, es extremadamente saludable y rica en nutrientes.

Rinslet chaqueó los dedos e invocó a Fenrir, su espíritu contratado.

Cuando Fenrir abrió su mandíbula, varios ingredientes y utensilios de cocina guardados en Astral Zero aparecieron.

Tofu y otros ingredientes que no eran nativos de Ordesia también aparecieron dentro.

—Este es tofu casero preparado en LaurenFrost.

Rinslet sacó el pecho con orgullo. Sin embargo, Ellis parecía un poco preocupada.

—El tofu definitivamente es delicioso, pero como plato principal, ¿su sabor no sería demasiado insípido?

Ella hizo esta pregunta.

—Oh, no te preocupes. Haré un platillo legendario de tofu popular en el imperio Quina. Su nombre es ‘Mapo doufu’.

— ¿Mapo Doufu…?

—Sí, es un platillo en donde abundantes chiles y especias son usadas para hacer una pasta que combina perfectamente el sabor agradable y el picante. De acuerdo a la literatura antigua, el sabor es adictivo.

—…Ya veo. Eso ciertamente es algo que esperaría.

Ellis pasó saliva.

—Entonces haré algunos aperitivos estilo Quina para acompañar tu platillo.

—Oh, vaya, Capitán, ¿cuándo empezó a aprender la cocina de Quina?

—N-No puedo permitirme seguir perdiendo…

Sonrojándose, Ellos tosió ligeramente unas cuantas veces.

En ese momento—

— ¿Qué están haciendo? Persona de la merienda y persona de la cola.

Frotando sus ojos somnolientos en forma de espada dentro de la habitación de Kamito, parecía que había despertado, ya que la cena se acercaba rápidamente.

—P-Persona de la cola, ¿esa soy yo?

Ellis tomo su coleta, un poco ofendida.

—Cena…

Est murmuró inexpresivamente, y luego saltó para mirar el mostrador de la cocina.

—…Tofu.

Sin una expresión facial, los ojos violetas de Est brillaron instantáneamente.

—Sí, Señorita Espíritu Espada. Hay haremos un platillo con su tofu favorito.

—Tofu, tofu♪

Est cantó con una voz transparente, entonces….

—En ese caso, también debería contribuir un poco-

Se convirtió en un cuchillo de cocina, manifestándose en la mano de Rinslet.

—Muy apreciado, Señorita Espíritu Espada.

— ¡¿Qué rayos está pasando?!

Ellis exclamó en shock.

—Fufu, el cuchillo de cocina de la Señorita Espíritu Espada es my asombroso, ¿sabes?

Al decir eso, Rinslet tomó una cebolleta y la rebanó rápidamente con el cuchillo de cocina unas cuantas veces. Trazando una hermosa parábola, rebanadas de cebolleta volaron en el tazón una tras otra.

—…Ve-Verdaderamente increíble, pero ¿está bien usar a la legendaria espada sagrada de esta forma?

Con una expresión complicada, Ellis preguntó con confusión.

—Fufu, mientras creó una nueva leyenda.

Sin ningún sentido en sus palabras, Rinslet roció aceite en una olla de hierro tomada de la boca de Fenrir y encendió la estufa.

—El fuego es un poco escaso…

—No se puede evitar. Después de todo, este es el equipo de un barco militar.

Aunque un pequeño espíritu salamandra estaba sellado dentro del cristal espiritual de la estufa, no era un espíritu poderoso. Además del hecho que las bendiciones de la tierra estaban ausentes cuando estabas arriba, en la atmosfera; el espíritu se veía muy letárgico.

— ¡…Hmm, será imposible recrear un auténtico mapo doufu usando este débil fuego!

Justo cuando Rinslet se enfado con una expresión irritada…

—Meow…

Ella vio al gato de Fuego cubierto en llamas, pasando a través del corredor de la cocina.

Mientras su maestra Claire se había ido con Kamito a investigar, ella aparentemente estaba paseando libremente en el barco.

— ¡Señorita Gato de Fuego, en el momento perfecto!

Rinslet le hizo una seña a Scarlet.

— ¿Meow?

Inclinando su cabeza con perplejidad, Scarlet siguió caminando.

Normalmente hablando, se suponía que los espíritus contratados no le prestaban atención a nadie más excepto a su maestro. Pero ya que Rinslet frecuentemente le ofrecía deliciosos snacks, Scarlet era muy cercana a ella.

—Por favor, empieza un fuego fuerte-

Cuando Rinslet dijo eso, Scarlet ágilmente se dirigió bajo la olla de hierro y produjo una intensa flama de su cola. Comparado al fuego de la salamandra sellada en el cristal espiritual, la diferencia en poder era como en cielo y la tierra.

— ¡Fufu, como se esperaba del espíritu contratado de Claire!

Echando la pasta de color rojo brillante con tofu en la olla de hierro, Rinslet empezó a revolver con fuerza. Las llamas parecían que iban a quemar hasta el techo en cualquier momento.

— ¿Estás segura de usar tanto calor? ¡Puede causar un incendio en la cocina!

—Ohohoho, no necesitas preocuparte. ¡Sólo déjamelo todo a mí, a quien lleva el nombre de Rinslet la del Fuego Infernal!

—…Espera un segundo, ¿no tu apodo es Rinslet la Demonio de Hielo?

¿…Se activó algún tipo de interruptor extraño? Al ver a Rinslet poniéndose cada vez más y más emocionada, Ellis la observaba con ojos preocupados.

 

Parte 5

En la capital de la Teocracia de Zohar, en un pequeño callejón en donde ni siquiera un solo rayo de la luz de la luna brillaba, dos figuras pasaron rápidamente.

— ¡Hey, apúrate, torpe! ¿Quieres volver a esa prisión?

—Cu-Cuida tu boca, quiero que sepas que soy la segunda princesa de este país.

Saladia Kahn protesto contra el tono extremadamente grosero del joven.

— ¿Huh? ¿Entiendes tu posición?

Jio Inzagi volteó, mirándola con sus ojos carmesí. Nunca amenazada de esa forma en toda su vida, Saladia no podía evitar sentir a sus hombros estremecerse.

—Justo ahora, no eres princesa. Como yo, sólo eres un prófugo. Cállate y obedéceme si quieres dejar este lugar viva.

—…Bu-Bueno…

Saladia abrió su boca, tratando de objetar—

—…Supongo, sí. Lo que dices es cierto…

Pero ella mordió su labio con disgusto.

—Hmph, me alegro que sepas eso. Ahora termina la charla inútil, gran princesa.

Después de decir eso sarcásticamente, Jio Inzagi se escondió en la sombra de un edificio.

Estaban a unos tres distritos de la prisión en dónde Saladia había sido encarcelada.

La razón por la que ellos habían hecho tan poco progreso era porque el escape de Saladia fue rápidamente descubierto y una gran fuerza de soldados fueron enviados a la ciudad. Hubiera sido fácil para Jio Inzagi escapar solo como un graduado de la Escuela Instructiva, pero las cosas no eran tan fáciles ya que tenía a Saladia con él.

Después de varias semanas de prisión, ella se debilitó severamente. Por lo tanto, era necesario darle tiempo para que recuperara la energía suficiente para caminar.

—Tch, vaya molestia. Un montón de elementalistas militares.

Ocultándose en la sombra de una construcción con su presencia oculta, Jio Inzagi murmuró. Un grupo de caballeros cargando cristales espirituales para iluminarse habían aparecido, caminando por el callejón oscuro. Era la guardia real de Sjora Kahn.

—Mantén tu respiración hasta que pasen-

Saladia asintió en silencio.

(Este hombre, aunque no tengo ni idea de lo fuerte que es—)

Ella secretamente evaluó a este autodenominado ‘Sucesor del rey Demonio’ en frente de ella.

A juzgar por el hecho de que se había infiltrado sólo en la prisión para rescatarla, él debía ser muy hábil. Pero incluso así, ella no esperaba que él fuera un oponente para los elementalistas militares. Sin importar lo duro que fuera su cuerpo físico, definitivamente no había forma de que la gente común ganara contra los elementalistas—Esta era la verdad absoluta, imposible de anular.

Saladia se enorgullecía de ser igual a su hermana como una elementalistas, pero había pocas oportunidades de ganar cuando se estaba rodeado por muchos caballeros espirituales.

—Pero con una red tan estrecha, no hay forma de moverse. Y tengo este equipaje que no me permite correr-

Jio Inzagi gruño en voz baja.

—Una vez amanezca, escapar se volverá cada vez más difícil. Si la guardia real de mi hermana nos captura, seré llevada de vuelta a esa prisión, y tú serás sometido a la ejecución avian.

— ¿Ejecución Avian?

—Desollado y deshuesado en una montaña rocosa, permanecerás vivo mientras que tus órganos serán devorados por las aves. Esta es la forma tradicional de ejecución de la Teocracia.

Saladia sonrió. Ella esperaba ver que el miedo se apoderara de la cara de este hombre quien había mostrado insolencia y arrogancia todo este tiempo.

Sin embargo—

—…Oh, eso. Me cansaba de ver ese show cuando era joven.

— ¿Huh?

—Ya hemos visto el verdadero infierno cuando éramos niños. Por ahora, ninguno de nosotros le teme a la muerte.

Jio Inzagi frunció los labios con una sonrisa y rió burlonamente.

Su terrorífica expresión llenó a Saladia con un terror escalofriante.

(Este hombre, que demonios…)

——En ese momento.

— ¡Hey, ¿quién está allí?!

Un fuerte grito salió de la oscuridad.

—Tch, vamos a tener que correr por ello-

Jio chasqueó la lengua, agarrando la muñeca de Saladia y corriendo por el callejón.

— ¡La encontré, es Saladia Kahn-!

Al mismo tiempo, cinco flechas de fuego descendieron desde arriba con el sonido de encantamientos mágicos espirituales en los alrededores.

Saladia de repente se detuvo y recitó apresuradamente las palabras de invocación para invocar su waffe elemental.

— ¡-Oh, espíritus sellados detrás de la puerta a otro mundo, hagan su aparición en este momento!

Partículas de luz aparecieron en el aire y un libro se manifestó en su mano.

Éste era Alf Laylah Wa-Laylah, en waffe elemental del demonio espiritual Scheherazade.

Una luz surgía al momento que pasaban las páginas, invocando una Nube de Gas, el espíritu en forma de humo negro.

La Nube de Gas se expandió en un abrir y cerrar de ojos, tragándose todas las flechas de fuego.

Alf Laylah Wa-Laylah era un waffe elemental capaz de invocar a los incontables espíritus dentro del libro. Aunque los espíritus del alto nivel no podían ser invocados, eran bastantes versátiles.

—Hey, interesante espíritu tienes allí-

Interesado, Jio Inzagi murmuró.

—Sin embargo, esto ni siquiera alcanzará el objetivo de detener un tiempo a la guardia real.

—No, es suficiente. Esta cosa es un oponente perfecto para mis poderes.

— ¿…Huh?

Jio Inzagi despreció sin temer y luego removió su capucha.

Esto reveló su cuerpo musculoso, cubierto por piel ligeramente bronceada, así como los patrones ominosos tallados en él.

— ¿Qué estás planeando?

— Cállate y observa-

En el instante siguiente, las líneas talladas sobre todo su cuerpo comenzaron a brillar siniestramente—

— ¡I-Imposible, ¿sellos de armamento maldito?!

Saladia abrió los ojos y gritó. La implantación de sellos de armamento maldito debería haber sido prohibidos por un tratado internacional después de la Guerra Ranbal.

No, poniendo eso de lado, lo más sorprendente era—

—Po-Por qué estás brillando con poder divino cuando eres un hombre-

—Hah, ¿no es obvio? Soy el sucesor del Rey Demonio.

Con una sonrisa salvaje, Jio respondió.

—Q-Qué pasa con ese hombre-

— ¡Imposible, ¿sellos de armamento maldito?!

— ¡¿Un elementalista?!

La guardia real preparó sus waffen elementales, rodeando a Jio y Saladia cautelosamente.

—…No hay forma de escapar ahora.

Saladia mordió su labio con fuerza. No había absolutamente ninguna forma de ganar contra tantos oponentes.

Sin embargo—

—Dígame, gran princesa. ¿Ese libro puede invocar espíritus sin ningún límite?

El hombre ante ella, con brillantes ojos carmesí, curveo sus labios con una débil sonrisa.

—Sí, mientras mi poder divino no se agote. Sin embargo-

Al escuchar la respuesta de Saladia, Jio Inzagi se empezó a burlar.

—Genial, esos espíritus poseerán mis sellos de armamento maldito.

— ¿Huh?

Saladia no podía creer lo que oía.

—C-Cómo algo así puede ser posible-

—El principio es el mismo que sellar espíritus en amuletos. Date prisa y hazlo, a menos que quieras que esa gente te lleve de vuelta-

— ¡…Bi-Bien!

En efecto, no es el momento para intercambiar preguntas y respuestas de un lado a otro. A pesar de su perplejidad, Saladia aun así convocó a ocho espíritus de diferentes elementos.

Usando su mano para tocar el sello del armamento maldito que brillaba con un color carmesí en su brazo, ella selló esos espíritus dentro de él.

—Sí, bien… Este sentimiento me trae recuerdos-

(¿…Qué está planeando hacer este hombre?)

Justo cando Saladia observaba al hombre con sorpresa…

—Dejame mostrarte, gran princesa. Esto no es más que la punta del iceberg del poder del Rey Demonio.

Con una sonrisa sin temor, Jio Inzagi—

En el instante siguiente, él pateó la tierra y corrió hacía la guardia real que los rodeaba.

(¡¿……?!)

Con un destello de espada, sangré salió volando, salpicando.

Al principio, Saladia no tenía ni idea de lo que había pasado.

Después de varios segundos, ella finalmente se dio cuenta que Jio Inzagi había manifestado una espada espiritual en su mano, cortando instantáneamente a un miembro de la guardia real.

STnBD_V16_103.jpg

— ¡Hah, date prisa y ven conmigo si no quieres morir!

Él no dejo de moverse. Uno tras otro, él manifestó los espíritus, abriéndose pasó a través de la guardia real.

Al ver su método, parecido a un demonio vicioso, hizo temblar a Saladia.

(¡…Impensable, no pudo creer que él esté usando los espíritus como objetos desechables!)

Desde la perspectiva de un elementalista como Sjora, su método de pelea era completamente inaceptable. Sin embargo, la terrorífica figura del hombre en combate, moviendo espadas que destellaban mientras las bañaba al salpicar sangre, parecía extrañamente atractiva.

(¿…Este hombre realmente podrá ser el sucesor del Rey Demonio?)

La aterradora escena hizo temblar de nuevo a Saladia.

 

 

 

 

[1] Que adora o venera alguna cosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s