Bu ni Mi

 

Capítulo 2:

El mundo después del vacío.

En el tiempo en el que viví en la cálida aldea, pasaba mis días entrenando devotamente. Y antes de que lo supiera, había cumplido 12.

Variaba de persona a persona, pero el crecimiento de un elfo empezaba y se alentaba de una forma significativa alrededor de esta edad. Para los elfos, esta era en varias manera, un punto de no retorno.

Aun si solo se trataba de un pequeño hecho, nosotros celebrábamos el paso desde los doce años desde el nacimiento.  También esta era la época en la que uno empieza a ir a la escuela a tiempo completo.

Para los humanos, la escuela solía empezar entre los 4 y los 6 años de edad. Como sea, al ser elfos, la raza de vidas largas. El tiempo pasaba mucho más lento para nosotros.

En cualquier caso, el volver a los 12 años se había vuelto un punto sin retorno para mi.

Cuando uno alcazaba esta edad, un mundo de posibilidades se abría ante uno. Pero por el momento, el cambio por el cual más había estado esperando, era el ir a la escuela.

La razón para eso era que, finalmente, mi habilidad para leer no se vería como algo poco común. Eso era algo por lo que había estado esperando al ir a la escuela, pero… Esta escuela para elfos no era tan sencilla como eso.

“Uu, estará tan solitario sin Slava… Asegúrate de venir a visitarnos durante las vacaciones, ¿está bien?”

“Para de hacer un lio con eso. Me asegurare de venir a casa tanto como sea posible.”

“Cuento contigo Slava. Porque cuando mamá está triste, papá está triste también, ¿entiendes?”

Primero que nada, vivir juntos era algo obligatorio en está así llamada escuela.

Aun si yo no fuera a atacar a nadie en particular. Este poder no era algo para alardear sobre él. Entonces, para que mis habilidades pudieran permanecer ocultas. Había desarrollado una forma de entrenar de manera secreta en los dormitorios. Y por último, ahora tendría menos oportunidades de hacer el baile de sombras como lo había estado haciendo hasta ahora.

Ahora, si pensaba en ello como en un periodo de aprendizaje. Sería capaz de lidiar con ello. Quería parecer en la medida de lo posible de un chico normal desde ahora. Por eso me había mantenido lejos de los libros. Pensándolo, si asistiera de manera adecuada a la escuela, entonces eso no se vería como algo poco natural.

Y ya que al final, solo serían dos o tres años. Si todo lo que tenía que aguantar era solo por ese periodo. Podría lidiar con las restricciones en mi entrenamiento…Eso era lo que pensaba, pero pronto aprendí que mi pensamiento había sido demasiado ingenuo

“Muu-, no ser capaz de vivir la vida de lleno con Slava…Y no solo será por dos o tres años ¿entiendes? ¿No estas triste también cariño?”

“¡Por supuesto! Pero si ir a la escuela ayuda a Slava a crecer, entonces papá tendrá que soportarlo.”

Viendo a mis padres ir y volver por enésima vez, volví a suspirar.

Por lo que había escuchado hasta ahora, parecía que—Debido a la edad a la que se empezaba a asistir en las escuelas elficas— Estarías matriculado por lo menos, más de tres años.

Estuve a punto de volverme loco al contenerme de pelear por solo 3 años. El hecho de tener que soportarlo por más tiempo era simplemente…

“Yo también creo que es un tiempo bastante largo”

“¿Qué es esto? ¿Slava también se sentirá solo justo como mamá? Está bien, tu tiempo en la escuela se ira como un rayo.”

Las palabras de mi padre justo ahora. Para un elfo, cuyo lapso de tiempo en el que uno asiste a la escuela puede ser descrito como “un rayo” por ser solo unos años.

….mmm, puedo sentir la brecha cultural.

En mi vida previa no podía entender las palabras que los más jóvenes usaban…Pero las diferencias entre las razas eran aún más notables para mi ahora.

“Bueno, estará bien, estoy seguro de que será divertido. Estoy seguro que hay muchas cosas que ganar de ello. ¡Papa estará animándote!”

Entendía cuáles eran realmente sus sentimientos, pero aun no podía quitarme ese sentimiento que me molestaba, como si se tratara del problema de alguien más.

Mis padres confundieron mi mirada de reproche con el lindo deseo de un niño de no ser separado de sus padres. No escondí mi suspiro.

Yo estaba leyendo un libro con las risas de un niño desde atrás mío. No era como Altora, la villa en donde había crecido, había una cantidad inusual de niños aquí.

Tal vez era porque se trataban de una raza con vidas largas. Pero ahí no había muchos niños. En cambio, en este lugar había suficientes niños como para hacer a uno pensar que no había más que críos aquí.

Eso no era ninguna sorpresa, después de todo, esta era la academia Alfaeia nacional de MIlafia. Me había tomado todo un día en carruaje llegar desde el lugar donde vivía.

Asistía a esta escuela, donde niños de todo el país de Milafia se reunían.

Y justo como había planeado antes, después de moverme a un ambiente en donde no podía moverme sin cuidado, comencé a leer libros tan pronto como me enseñaron a leer. No era como si no pudiera leer antes de ello. Pero estaba seguro que un niño leyendo caracteres que nunca se le habían enseñado antes, seguramente se vería raro.

Después de haberme a un lugar en donde no tenía otra opción más que estudiar. Descubrí que estudiar algo más que las artes marciales también era bastante interesante. Si lo pensaba y lo juntaba con mis experiencias de los últimos 100 años, una cosa estaba clara, honestamente yo había sido un cuadrado de mente.

“¿Estás leyendo un libro de nuevo Slava-kun?”

La voz de una niña me llamaba mientras yo estaba sentado, siendo bañado por los rayos del sol que se filtraban entre las ramas.

Deslice un marca páginas en el libro y voltee hacia la dirección de dónde provenía la voz. Ahí estaba parada una niña con un rubio aterciopelado, tejido como una tela, en dos trenzas por detrás de su cabeza, sonriendo en mi dirección.

Su edad, en términos humanos era de unos 10 años.

Ella era una chica femenina, y su característica era su sonrisa amigable.

“Oh, Selia… Si, debido a que hoy hace frio”

Aun en la escuela, donde no había nadie que conociera previamente a los otros, después de un mes de asistir a clases, uno se habría hecho uno o dos conocidos.

Esta chica llamada Selia era la primera amiga que había hecho en esta vida.

Era amable con todos y siempre estaba alegre, ella era popular en clase. Parece que ella me había hablado primero a mi debido a que me faltaba la alegría de un niño normal.

Después de eso, empezamos a hablar ocasionalmente, y, para alguien del mismo grado, ella es muy perspicaz y con una manera muy madura de pensar.

Siendo amigable y carente de timidez. Cuando ella descubrió que yo sabía más que otros niños en la clase, ella empezó a seguirme un montón.

Después de que ella me empezó a molestar para que le respondiera a una pregunta, nos podías ver hablando y riendo el uno con el otro. Empezamos a pasar nuestros días de esa manera y después de pasar mucho tiempo juntos ella y yo nos volvimos lentamente mejores amigos.

Después de que ella le dijera eso a nuestros compañeros de clase, la manera en que ellos me empezaron a tratar dejo de ser reservada. Y ahora soy capaz de disfrutar de una vida escolar plena.

“Ehehe, ¿puedo sentarme junto a ti?”

“Claro, adelante, siéntate. Me pregunto qué clase de pregunta tendrás hoy.”

“Ah-ah, no hoy. Hoy solo quería pasar algo de tiempo contigo Slava-kun.”

Yo tenía una hija en mi vida pasada, pero ahora se sentía como si tuviera a una nieta. Me pregunto si así se siente el que tu nieta venga a jugar.

“Hey, Slava-kun, ¿Qué estás leyendo?”

Cuando yo estaba siendo envuelto por una sensación de paz. Selia miraba al libro que tenía en mis manos con un súbito interés.

…Mmm, el libro realmente no encajaba con mi imagen. Pero creo que no importaría si se lo mostraba.

“Es un libro acerca de la historia de las artes marciales. Quería saber cómo las personas que respeto son recordadas.”

Voltee el libro para mostrárselo a Selia, con cuidado para no dejar que el marca páginas se cayera.

Simplemente se leía *Historia de las artes marciales 13,048*

13,048 era el año más reciente usado por los efos. En otras palabras, era el año actual.

La historia Elven al parecer era mucho más larga que la humana, cuya edad solo rondaba los 1000 años de historia.

“¿Artes marciales? ¿No es eso por lo cual Alma-sama es famosa?”

Selia inclinaba su cabeza cuando sonreía, y un símbolo de pregunta invisible flotaba sobre su cabeza.

…Alma-sama ¿Era así? La diosa de las artes marciales, Alma. Escuche que en el país Elven ella era famosa y no había nadie quien no la conociera a ella y a su maestro Slava.

Me sentí un poco incómodo que alguien como yo, que no había sido capaz de alcanzar el pináculo de las artes marciales, estuviera siendo mencionado. Pero lo que llamaba aún más mi atención, era el nombre de mi discípula, Alma.

Ella había seguido mis palabras y había trabajado duro para llevar lejos el nombre de Shijima.

img_0043.png

Me imagine cuantos años le habría tomado, y que habrá sido de ella después de haber entrenado su cuerpo por completo.

Sí, eso era lo que más me estaba molestando. Eso era lo que había querido saber la mayor parte del tiempo. Lo había olvidado cuando pasaba el tiempo tranquilamente con Selia, pero ahora lo recordaba.

Hasta ahora yo había sido incapaz de dar con la información que quería. Y ahora era capaz de leerla abiertamente. El libro que quería había tenido un precio elevado.

Empezando desde hace unos años atrás, tuve suficiente edad para recibir un pequeño gasto. Aunque ese dinero solo era suficiente para comprar pequeños dulces, ahorre ese dinero por un largo tiempo y finalmente tengo en mis manos la historia de las artes marciales…El cual ahora sostenía en mi mano.

“Dado que realmente no se mucho de Alma-sama, pensé que podría estudiar de este libro.”

“Eso es raro. No conoces mucho de ella a pesar de que tienes el mismo nombre que tenía el maestro de Alma-sama.”

Sonreí irónicamente y no dije nada acerca de que ya sabía lo que había mencionado.

Aun si dijera que el libro habla realmente sobre mí no habría quien me creyera. Incluso podría ser excluido por ser un niño raro.”

“Bueno, entonces, me gustaría seguir leyendo este libro ahora, ¿Está bien?”

“¿Hmm? ¡Seguro! Simplemente estar junto a Slava-kun es divertido”

Selia sonrió despreocupadamente, como una flor floreciendo. Abrí la página con el marcador nuevamente. Aquí estaba, el nombre que había estado buscando.”

“Alma Shijima”. Entonces esa niña termino usando el nombre Shijima después de todo. Comencé a leer el artículo sobre ella.

Alma Shijima

La artista marcial que heredo el estilo Shijima que Iwao Shijima fundo.

Originalmente huérfana, ella fue criada como la hija adoptiva de Slava Shijima, (nacido como Slava Vesa). Observando a Slava Shijima. Su padre quien la adopto, se adentró en el estilo Shijima. Al combinar su excepcional poder mágico, y las artes marciales superiores del estilo Shijima, ella ha derrotado a muchos poderosos artistas marciales.

Recientemente, ella también ha gastado un montón de esfuerzos en entrenar a los novatos. Con el fin de pasar el estilo Shijima a chicos y chicas prometedores. Ella ha llevado creado un torneo, llevado a cabo en varios lugares. Lo ha llamado, la copa Iwao Shijima, en honor al fundador del estilo Shijima.

Viendo su record, ella nunca había perdido en un encuentro oficial y muchos expertos la consideraban como la artista marcial más fuerte de la historia. El autor del libro parecía que también compartía esa idea.

Como fuera, Alma defendía duramente el hecho de que su maestro, Slava Shijima había sido el artista marcial más fuerte de la historia. Desde esto, uno podía ver cuán profundo era su respeto hacia su maestro, Slava Shijima.

…Aun así.

Seguía sin poder creer todo lo que esa niña había logrado. Mirando detalladamente el record de sus brillantes logros. No podía hacer más que sonreír.

Parecía como si la pequeña niña que considere mi propia hija, había crecido mucho más de lo que había esperado.

Ella siempre había sido una chica diligente después de todo; No había duda de que ella siguió mis palabras y había mejorado sus técnicas.

Había olvidado que Selia estaba viendo y continúe leyendo el artículo sin esconder mi gran sonrisa.

El artículo tenía una descripción delirante. No podía parar de sonreír. Pero repentinamente tuve un sentimiento extraño y mis ojos se congelaron.

“¿Huh? ¿Qué paso?”

Selia volteo hacia mi.

“¿Hay algo que no te gusta en el libro?”

Su voz estaba llena de preocupación. No era que hubiera algo que me desagradara en el libro, pero había algo que llamo mi atención. Se lo dije y regrese una página.

Lo que llamo mi atención era la parte en la línea que se podía leer como “recientemente”

La forma en que estaba escrita, me hacía pensar que ella todavía podía estar viva.

¿Podría ser capaz de ver la cara de mi consumada discípula nuevamente?

Sintiendo un inesperado golpe de buena suerte, me sentí realmente exaltado mientras buscaba una entrada específica.

Corría el año de 13,048. Partiendo de ese número, aun si Alma hubiera nacido entre el 12,700 y el 12,800. Había una alta probabilidad para un elfo el seguir con vida.

Encontré la línea que había estado buscando, y mi corazón se llenó con deleite.

12,956-. No había ningún número escrito después de eso. En ese caso, significaba que alma seguía viva.

Esto era lo que podrías llamar un milagro. Le agradecí a los cielos por darme una oportunidad de poder ver a mi discípula crecida con mis propios ojos.

Si ese era el año de su nacimiento, entonces restándolo eso quería decir que ahora mismo Alma tenía…

“¿Oh? Ese tomo es…”

 

Mientras estábamos absortos leyendo el libro, la dignificada voz de una chica floto hasta nosotros desde lo alto. Un hermoso cabello azul que dejaría avergonzado al mismo océano, y ojos que rebosaban con la ligera luz de afuera, y aun mostraban una actitud severa. Una belleza de otro mundo que yo ya había visto en algún lugar antes.

“jeje, es un poco embarazoso. Ver un libro que habla sobre mi misma me hace sentir un poco rara.”

Su cara era exactamente como en el libro.

No importa cuento tiempo haya pasado, no había manera de que pudiera olvidar la cara de mi amada discípula. Que estaba parada justo encima de mi.

Alma shijima, nacida en 12,956, y seguía viva en el 13,048.

Eso quería decir que en el mundo actual habían pasado 30 años desde mi muerte.

En otras palabras, Alma tenía actualmente 92 años, en términos humanos, ella rondaba los 20 años de edad.

Mirando hacia su cara sin cambios de mi amada discípula. De quien desde mi perspectiva, me había separado recientemente me hizo congelarme.

Había pensado que ella se habría vuelto una señora hacía ya un tiempo, pero su apariencia me hacia pensar que inesperadamente renací no muy lejos en el futuro.

Tan poco tiempo ha pasado.

Alma había crecido en una mujer dignificada. Para mi, que hace nada estaba siempre pegada a mi llorando. Se sentía tan incómodo como un actor declarando su retiro. Y entonces solo uno o dos días después retornara. Me dejo con la boca abierta.

“¡¡Ah!! ¡¡Es Alma-sama!! ¿Eres la real? ¡¿En verdad eres la real?!”

“jeje, eso es bueno, una niña energética. Mm-hmm, yo soy la real. Para empezar, no creo que alguien como yo tuviera impostores de todos modos.”

No había nadie entre los Elves que no la conociera. La legendaria artista marcial. Selia corrió y salto justo hacia sus brazos.

Su oponente podría haber sido una gran niña de 12 años, pero sin ningún esfuerzo, Alma tomo manos a la obra.

Alma dio vueltas alrededor de si misma, tan gentilmente como un padre a su propio hijo.

Sus ojos giraban. Selia gritaba deleitada.

El juego duro por un poco más. Eventualmente, Alma regreso gentilmente a Selia al suelo.

Selia se veía un poco decepcionada. Pero aun así ella se resignó.

…En mi vida pasada, Alma siempre hablaba con honoríficos, pero… la “Alma Shijima” frente a mis ojos hablaba con un fuerte sentido de dignidad.

Me pregunte si este cambio había pasado después de que yo muriera, o si ella siempre había sido así cuando no estaba yo alrededor. Mi mente estaba en un alboroto, pensando en cosas sin sentido como esa.

“Bueno, entonces, hay algo que quiero preguntar… Pero antes de eso, ¿Cuál es tu nombre?”

“Soy Selia, ¿Por qué Alma-sama se encuentra en este lugar?”

“Ya veo, Selia es un buen nombre. No es nada. Solo tengo un pequeño asunto en esta escuela- ¿Hmm? ¿Hay alguien más?”

Cuando estaba charlando alegremente con Selia, Alma noto mi presencia.

Alma se inclinó para poder ver mi cara. Mirando esos ojos que eran tan familiares para mi, me llenaban con un extraño sentimiento.

El terrible sentimiento de morir y dejarla atrás. Diciendo toda esa clase de cosas, solo para terminar viviendo hasta el final. Bueno, no estoy seguro si esa es la manera correcta de ponerlo. Pero en cualquier caso, era algo similar a un sentimiento de culpa.

Lo que dominaba en mis revueltos pensamientos, era una fuerte sensación del deber.

Tenía que asegurarme de no revelarle mi verdadera identidad a mi hija.

Ella tenía una profunda admiración por Slava Shijima. Ahora convertido en un niño Elven. Dudaba que ella pudiera asimilar la conexión. Pero cualquier palabra o gesto sin cuidado podía hacerla creer en una.

Para empezar, el hecho de que Slava Shijima estaba muerto era la innegable verdad. La muerte nunca retrocede.

Ciertamente, yo tenía la mente de Slava Shijima. Pero en el presente, mi cuerpo era el de Slava Marshall. Eso quería decir que yo no era más Slava Shijima. Solo era un joven chico que había proclamado convertirse en un artista marcial.

Habían pasado ya 30 años. Slava Shijima había muerto hace ya un largo tiempo. Esa era la innegable verdad. Y estaba seguro de que mi hija se había convencido de ello.

Revelar mi verdadera identidad no era una opción. En sus zapatos, ni yo creería en esa clase de casualidad. Quería evitar crear problemas en el mundo actual.

Oh para decirlo de otra manera. Para mi actual yo, mis relaciones de mi vida pasada eran innecesarias.

Parecía que, en las últimas décadas, Alma se había dedicado a esparcir mi nombre hasta las tierras más lejanas. Si le revelara mi verdadera identidad, estoy seguro de que haría lo mismo.

Y finalmente tenia este cuerpo ágil, entonces perderlo justo ahora podría ser un desperdicio.

Entre más famoso se volviera mi nombre, más problemas me seguirían.

No sé exactamente cuándo pasara…Pero cuando haya alcanzado el epitome de las artes marciales. Entonces podre revelarle a ella mi verdadera identidad.

Me trague mi deseo de revelarle mi identidad a mi amada hija y fuertemente me resolví a esconder mi verdadera identidad.

Había tenido la oportunidad de empezarlo todo de nuevo. Esta vez, podría alcanzar el alto título del “más fuerte” sin fallar.

Desde que decidí eso debo de asegurarme de no mostrar ninguna debilidad.

“Eh…umm, ¿encantado de conocerte?”

Entonces a propósito use las palabras “encantado de concerté” con el fin de mantenerme consiente de que este era nuestro primer encuentro.

Estaba seguro que, sin ninguna insinuación, aun una genio como Alma nunca sospecharía que el niño frente a ella era su propio maestro. Alma me sonrió después de que la hubiera saludado.

“Encantada de conocerte, ¿eres un amigo de Selia? ¿Cuál es tu nombre?”

Bueno, No era como si pudiera evadir la pregunta más problemática.

Mi nombre era el mismo que el de mi vida pasada. O mejor dicho, fui nombrado como yo mismo.

Si le decía ese nombre a Alma, podría ser que reviviera algunos recuerdos dolorosos. Si fuera posible, me gustaría usar un nombre falso…Pero ya que selia también estaba aquí, hacer eso era imposible.

“Mi nombre es Slava Marshall. Oí de mis padres que tomaron mi nombre del maestro de Alma-sama”

Al final, decidí ser completamente honesto. Desde el momento que decido ocultar mi identidad lo había decidido. Si me preguntaban, le daría mi verdadero nombre, incluso a aquellos con quienes había tenido un conexión en mi vida anterior.

Como esperaba, el agregar un *sama* al nombre de mi hija se sentía poco natural. Así que casi no menciono los honoríficos por accidente. El hecho de que yo fui capaz de contenerme fue mi único golpe de suerte.

“…Ya veo… El nombre de mi maestro.”

Entonces, ahora, ¿Qué sería lo que mi hija estaba pensando? Empecé imaginar que debería contestar en el peor escenario posible.

Alma bajo su mirada, y una ligera sombra apareció bajo su sonrisa. Ella tenía unas cuantas lágrimas en sus ojos.

…Habían pasado 30 años ¿y ella todavía no podía dejar atrás el dolor? 30 años parecían un largo tiempo para un antiguo humano como yo, pero para un elfo no había pasado realmente mucho tiempo. Supongo que era comprensible.

Viendo las lágrimas de mi hija de esta manera. Quería revelarle mi verdadera identidad, pero no había manera de que ella me creyera. De cualquier manera, por eso mismo no se lo diría a Alma.

Poco después. Alma seco sus lágrimas y sonrió.

“Es un buen nombre. Fue el nombre del más grande y el más fuerte artista marcial en la historia. Conviértete en un gran hombre merecedor de ese nombre ¿está bien?”

“E…está bien”

Alma sonrió y volvió a su yo de siempre…Mi hija era fuerte.

¿Pero, *El más grande y fuerte* heh? Aun si yo era su padre ¿No estaba mi hija sobre estimándome un poco?

Al final, termino siendo una oportunidad para escuchar lo que otra persona opinaba de mi, pero aun así, como lo había sospechado…Era vergonzoso.

Ahora, al pensar sobre ello. Hubo una época en donde ella me adoro de una manera casi religiosa. Supongo que debí haber rechazado esos sentimientos hacia mí en aquel momento.

“Ahora, Selia, Slava, hay algo que quiero preguntarles, ¿saben dónde queda la oficina del director?”

Después de recuperar la compostura. Alma se enderezo de cuando se había inclinado para ver mi cara.

Ahora que lo mencionaba. Ella había dicho que quería preguntarnos algo. Parecía que ella quería pedirnos indicaciones para llegar a la oficina del director.

“Si, para llegar a allí tiene…No, un segundo, pensándolo. Yo la guiare. Las direcciones son un poco complicadas. Y no confió en que pueda decirlas correctamente.”

“Ya veo, en ese caso, por favor hazlo.”

Con el fin de guiar eficientemente a Alma a un lugar difícil de llegar como la oficina del director. Me levante y deje a un lado mi copia de *la historia de las artes marciales*

Alma se veía bastante feliz de aceptar mi propuesta.

“¡Yay! ¡Junto a Alama-sama!”

“Wow wow. Eres realmente energética ¿no es asi Selia?”

Selia saltaba alegremente junto a Alma.

Y justo como antes. Alma cargo a Selia como si realmente no llevara nada entre sus brazos.

Si lo pensaras desde una perspectiva humana. No había manera de cargar a una jovencita con un solo brazo, no importa que tan pequeña sea ella. Podría ser considerada fácilmente como una chica de 20…Y aun asi, alma caminaba tranquilamente, como si en verdad ella no pudiera sentir el peso.

Cuando enfoque un poco mi mirada, pude ver la extremadamente suave y poderosa aura de magia que cubría a Alma. Bien. Parecía que ella seguía meditando.

Yo fui capaz de ver a mi crecida discípula en un lugar inesperado. Intencionalmente, estaba envuelto en felicidad.

 

Bien, ahora que todos están reunidos. Dirijámonos a la sala de conferencias.

Después de guiar a Alma a la oficina del director. Regrese a mi salón de clase. Donde espere adormilado a que el profesor encargado. Finley McGavan me regreso a mis sentidos con sus ruidosos gritos.

El profesor miro alrededor con una expresión calmada. Cuando mire hacia los lados, a excepción de unos alumnos que se encontraban ausentes. Casi todos los asientos estaban ocupados.

Oh. Cierto. Ahora que lo recuerdo, dijeron que habría una asamblea a mediodía,

Seguí al instructor, que guiaba a un grupo de niños quienes solo tenían alrededor de 12 años de edad.

Por alguna razón, mis compañeros habían decidido que yo fuera el representante de clase. Por eso yo estaba formado justo detrás del profesor Finley.

Como parte de mi trabajo como representante de clase, debía asegurarme que nadie se perdiera en la línea.

“Todo mundo está aquí profesor.”

“Gracias, Slava-kun, entonces, ¿deberíamos irnos?”

Después de recibir mi reporte el profesor dio un rápido vistazo por sí mismo y comenzó a caminar.

Nos veíamos justamente como patitos. Cuando comencé a caminar del profesor, los otros 20 estudiantes se dieron cuenta de que debían seguirnos y empezar a caminar.

Nos encontramos con otras clases y estudiantes de otros grados. Y todos caminábamos hacia el mismo ritmo. Pronto, habíamos llegado a la orgullosa sala de conferencias de la academia Alfalei.

Me preguntaba si había alguna razón particular para los elegantes adornos puestos alrededor de salón. Si me preguntaran, diría que fueron hechos de manera realmente minuciosa. Al llegar incline mi cabeza ante el confuso amor a la belleza estética y funcional de los Elfos. Me senté en donde el resto de mi salón lo había hecho. Cuando dije *Que fácil lo hacen* me senté. Me pregunto si aún no podía quitarme esa costumbre de mi vida anterior.

…Ahora, ¿Esta reunión exactamente de qué va?

El director ya estaba parado en el escenario.

A pesar de su sangre Elven/elfa. Tenía el cabello blanco y una barba blanca. Había escuchado el rumor de que el superaba los 1000 años de edad. Pero para haber nacido justo después del inicio de la historia de la humanidad, ¿no lo hacía un fósil? Si fuera posible, me gustaría vivir tanto tiempo. Si tuviera tanto tiempo. Estoy seguro que podría ver el punto máximo de las artes marciales.

“Ah-Ahem, ¿Pueden escucharme todos?”

La voz del director se transmitía a cada esquina del salón debido a una piedra mágica instalada en el escenario.

Mientras pensaba celoso acerca de su edad, el resto de estudiantes había llegado.

Y antes de que lo supiera la reunión de mediodía había empezado.

“Bien, bien, parece que todos pueden oírme. Todos han sido buenos y se han portado bien ¿verdad? Ahora, antes de que todos empiecen a burlarse de los largos discursos del director. Vayamos directo al grano.”

El viejo elfo rio alegremente y jalo su barba.

Justo como lo había dicho, los discursos del director eran largos y divagaban. A pesar de que solo era un vago recuerdo de hace más de 100 años, me sentía como cuando iba a la escuela como humano y los discursos del director también eran largos.

Nunca estuvo seguro de que era lo que decían los discursos de aquel entonces. Y estaba seguro de que debían de ser lo mismo que los de ahora. Podría ser diferente si solo fuera un anciano que hubiera regresado a la escuela. Pero yo solo era un idiota obsesionado con la fuerza. Y es más, el contenido del discurso podría volar sobre mi cabeza.

En ese sentido, la decisión del director había sido acertada.

Los niños a esta edad son pequeños rufianes. Ellos no entenderían los discursos tediosos.

“Bien, entonces ahora, entra.”

La mirada del director se alejó hacia su izquierda, lejos de los estudiantes.

El escenario había sido diseñado para que de los lados izquierdos y derecho del escenario entraran desde la dirección opuesta por esa razón, desde mi perspectiva, parecía que alguien venía desde la derecha.

Ahora, ¿Quién exactamente estaba entrando?  Cuando empezaba a formular una teoría, vi una figura.

Ese cabello azul ondeando con los gentiles pasos.

Ese cabello azul que había visto hace poco. Y que estaba balanceándose en la distancia…no había manera.

“Entonces ahora Alma Shijima-dono, por favor, preséntese ante los estudiantes.”

“Entendido…Algunos de ustedes ya deben conocerme, pero mi nombre es Alma Shijima y de ahora en adelante les enseñare artes marciales a todos en esta escuela. Y espero que, aun más que sus cuerpos. Pueda entrenar sus mentes. Esto podría ser solo por un corto tiempo, pero espero que podamos aprovechar nuestro tiempo juntos.

Unos ruidosos aplausos comenzaron inmediatamente. Mis oídos fueron agredidos por el sonido de un fuerte grito.

El punto no era “algunos de ustedes ya deben conocerme” Ni una sola persona aquí no la conocía, la pasión de los demás fue lo que me hizo pensar eso.

Creo que había exagerado cuando decían que no había nadie que no conociera a Alma. Mi boca quedo completamente abierta al ver que había creído que era una mentira era verdad.

Y no era solo eso, ella estaría enseñando artes marciales aquí. Me preguntaba si sería capaz de mantener mi identidad oculta.

Suspire pesadamente. El entrenamiento que había sido difícil en un inicio, se había vuelto aún más difícil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s