Tokyo Ikai no Barista Volumen 1

Orden 1: Los Baristas disparan proyectiles de cubos de azúcar

 

1-1

—Sin embargo, su chocolate es algo que casi nunca va a mejorar; dijo infantilmente una chica con el ceño fruncido en su cara después de que ella bebió una taza de chocolate.

Ella era probablemente de unos trece años. Su cabello negro era tan largo que no sólo llegaba hasta su cintura sino que continuaba todo el camino hasta sus rodillas. Sus ojos en forma almendrada eran de color rojo carmesí y muy cautivador. Ella era probablemente dos o tres años más joven que Toushirou; a pesar de que llevaba lápiz labial y se cubrió con un vestido de color rojo oscuro que era digno de alguien de la alta sociedad.

El nombre de la joven era Ageha.

Es difícil imaginar que era una joven que se parecía a su edad real, y Toshirou no sabía quién era en realidad.

—Ageha-san, nosotros estamos en realidad en un cafebar ¿Sabes?; Respondió Toushirou con un suspiro mientras silenciosamente limpiaba las tazas.

Él Tenía el pelo castaño y los ojos negros con una pizca de color azul. Vestía el uniforme de un barista; un chaleco con clase por encima de su camisa y una corbata, y en su pecho estaba una insignia con una tres puntas sobre este—la marca Strada estaba sembrada en este. A pesar de que él trataba de ser determinado, parecía como alguien con demasiadas ansiedades.

Este es el interior del bar, “Strada”.

Una campana de bronce colgaba de la puerta de color ámbar, y este rechinaba cada vez que alguien caminaba sobre las tablas de roble de color negro en el suelo. En esta tranquila tienda donde incluso no se reproducía música, simplemente apoyándose y escuchando a ese pequeño sonido era probablemente una forma de entretenimiento en sí.

Los estantes parecían antigüedades alineadas en la pared de yeso, y en la tienda había seis asientos de mesa y cuatro baquetas. A pesar de que sería bueno decir que la tienda es amplia, todo el mundo concienzudamente lo mantenía limpio y uno podría decir que era pequeño, este era una tienda que valoraba su ambiente hogareño.

Los tres siphons que estaban en el mostrador raras veces tenían sus lámparas de alcohol encendidas, sin embargo.

Al escuchar la exhortación de Toushirou, una sonrisa maliciosa se deslizó sobre la cara de Ageha.

—Oh ho. Me pregunto si está bien para ti hablar de esta forma con su único cliente.

Contrariamente a su decoroso interior, la tienda recibía muy pocos clientes y dentro de la tienda, aparte de Toushirou quién es el barista, Ageha era la única persona allí.

Toushirou respondió con un suspiro.

—Sí, sí. La razón de que nuestra tienda ha logrado mantenerse abierta es todo gracias a ti, Ageha-san.

—No es algo para mirar con tristeza. Aunque el chocolate de aquí no es tan grandioso, me gustan las tazas que ustedes tienen.

Probablemente debido al pequeño tamaño de la tienda, esas tazas que se utilizaban aquí fueron de diferentes variedades. En esta, la taza que Ageha estaba usando fue el único que quedaba, y se convirtió en su propia taza personalizada.

Jugando con una taza vacía, Ageha miró hacia abajo en lo que parecía un libro lleno de imágenes de paisajes de un lugar. Bajo las imágenes parecía haber líneas de una explicación detallada.

—Ageha-san, ¿Qué es lo que estás leyendo?

—Jeje. Es una colección de fotografías tomadas en Tokyo Ikai.

—Ehhh. Están bien tomadas.

Como Toushirou echaba un vistazo, en este había muchas fotos de paisajes que reconoció inmediatamente.

— ¿Ahi esta nuestra tienda?

—Nop. No se parece.

—Oh. Ya veo.

El interés de toushirou se desvaneció inmediatamente.

Sonriendo irónicamente ante su reacción, Ageha cerró el libro y le mostró la portada. Su título era simplemente “Colección de fotos de Tokio Ikai”, y debajo de ella estaba el nombre del autor. A pesar de que fue escrito como Tanaka Yoshirou, Toushirou no tenía la confianza para seguir siendo capaz de recordarlo al día siguiente. Probablemente era algo de lo que no iba a morirse.

—Bueno, las imágenes son bastante mediocres, aunque los comentarios del reportero fueron bastante agradables.

— ¿En qué sentido?

—Luces vibrantes bailando en la noche del Otro Mundo. Usuarios mágicos llevados de vuelta a la época actual; Lo triste es que parece como si él no hubiera sido bendecido con algún tipo de talento literario.

Bueno, él no podía realmente negar el hecho de que era sensacionalista a un nivel tabloide.

—Aunque uno también se preguntaría acerca de la persona que vio algo como esto y lo llamaria agradable.

Toushirou dejó escapar una sonrisa irónica y Ageha golpeo sus dedos sobre la mesa.

—Toushirou. Este chocolate está muy soso. Hoy es un día frio. Al menos hazlo más concienzudamente la próxima vez.

No hacia tanto frío hasta el punto donde la nieve caería, pero ya era diciembre. Incluso aquellas personas que caminaban por la calle principal llevaban gruesas ropas térmicas. No era como si él no entendiera sus ganas de entrar en calor con una taza de chocolate caliente.

Aun así, Toushirou no podía dejar de suspirar.

—Pedir café de vez en cuando sería bueno aunque…

Aunque es cierto que hay cosas como el chocolate y el té rojo en el menú, Estas son nada mas parte del menú lateral.

Ageha se rió de él admonitoriamente.

—Tú, incluso si es parte de un menú lateral tú debes darle un mejor gusto. ¿No es esto lo que significa ser de primera clase?

—Si vas a decir eso, ¿Qué hay de pedirle al maestro que te lo haga en lugar de un empleado como yo?

— ¿El chocolate de Shuuya? ¿Me está diciendo que me muera?

— ¿Realmente ese tipo lo hace tan mal?

—Es como si alguien tirara azúcar en el alquitrán. No es algo que el sistema digestivo de los seres humanos pueda manejar.

Como Toushirou se llenaba de shock, Ageha envolvió sus manos alrededor de sus hombros y se estremeció.

Como si de por casualidad hubiera escuchado la conversación, un joven mostró su rostro por detrás del mostrador. Detrás del mostrador dirigido a la despensa y la sala común del personal.

— ¿Alguien llamó?

Él tenía unos veinte años de edad. Tenía el pelo despeinado y llevaba una camisa arrugada. Su cuello estaba desabrochado y tenía la barba descuidada. A pesar de que llevaba el mismo uniforme, él de alguna manera parecía muy descuidado. A pesar de estar vestido de esta manera, él era el dueño del bar.

Al ver la cara del joven, ella levantó su voz de manera lamentable.

—Escuche Shuuya. Yo estaba tratando de engañar a mi garganta con el aficionado chocolate de Toushirou y él se atrevió a decirme que bebiera de lo que tú haces.

—Oi Toushirou, ¿Estas tratando de conseguir que nuestra tienda cierre? Ya sabes, incluso en este mundo, hay cosas que debes y no debes ha—OUCH.

Tan pronto como Toushirou se dio cuenta de que Shuuya estaba poniendo una cara seria, — algo que raras veces hacía— Toushirou lo golpeó en la parte posterior de su cabeza con una bandeja de acero inoxidable.

— ¡La queja es de alguien poniéndolo en mi contra debido a su desagradable chocolate, sabes!

— Lo que es repugnante es repugnante. No se puede hacer nada. No puedo entender qué tipo de asistente podría llevar esto en frente de un cliente.

— ¿No tienes el menor deseo de mejorar?

—Si eres tan infeliz por que no mejoras, Cuando empiezas a poner más esfuer-OWW.

—Esta es la razón por la cual no tenemos clientes.

Después de golpear a la cabeza de Shuuya, Toushirou acarició suavemente la bandeja como si simpatizara con este.

—Maldición. Debido a que golpee la cabeza de este idiota con esta cosa ahora está doblada.

¿Por qué está trabajando en un lugar así?

Han pasado tres años desde que Toushirou comenzó a trabajar en la tienda. El número minúsculo de clientes, hablando mal de Ageha, y el inútil adulto de Shuuya eran parte del paisaje que nunca cambiaba.

Ese paisaje estaba a punto de hacerse añicos de repente.

1-2

Un rotundo “¡BANG!” destrozo la ventana de vidrio.

—Uwahhh, ¿Que está pasando, Que está pasando?

Shuuya dejó escapar un grito y se ocultó bajo el mostrador. Toushirou se preparó, utilizando la bandeja como un escudo, y hablándole a Ageha, que estaba cubriendo su taza favorita con ambas manos, tratando de protegerla.

Mirando hacia arriba, Toushirou se puso aún más sorprendido.

En la pared de la tienda mirando hacia la calle, había un agujero lo suficientemente grande para que alguien entrara a través de esta.

La desastrosa escena podría haber sido muy bien creada por un coche estrellándose dentro de la tienda, pero desafortunadamente, nada de eso estaba a la vista. Los fríos vientos desde el exterior soplaron dentro de la tienda sin piedad, recordándoles de la realidad que había sucedido.

—Mi, mi tienda esta…

Shuuya murmuró en un estado puro de shock después de ver lo que estaba delante de él. Antes de que Toushirou pudiera incluso tener lastima de él, esta vez, una figura saltó por el agujero y entro en la tienda. La figura era la de una joven que se parecía a un ángel.

—Eh—

En un primer momento, Toushirou pensó que ella tenía alas.

Pero eran otra cosa.

Lo que él pensó que eran alas fue en realidad su largo cabello. Este era blanco, tan delgada como la seda, y fascinantemente elegante.

Ella era sólo un poco más grande que Ageha y vestía una gran chaqueta que no se ajustaba a ella.

La joven que saltó a la tienda cayó al suelo con su cuerpo acurrucado de tal manera que su cabeza estaba cubierta, y rodó una vez por el suelo antes de levantarse. Ella entonces inmediatamente pateo sobre una mesa que estaba justo al lado de ella y se deslizó hacia su sombra. Cosas como el menú y una botella de terrones de azúcar que estaban encima de la mesa fueron esparcidas por el suelo.

Y allí, la joven miro hacia arriba como si ella finalmente se diera cuenta de Toushirou.

La joven estaba herida. Sus ropas estaban rasgadas de aquí y allá, y su piel de porcelana estaba manchada con sangre. Su respiración era áspera, y él sabía que a simple vista que ella estaba huyendo de algo.

Èl podía ver que los ojos de la lastimada chica estaban temblando, al igual que necesitaba desesperadamente ayuda.

Sus ojos como el color del mar eran tan profundos que podrías quedarte atrapados en ellos, y sus labios de color rosa vivaces eran como el de un fruto maduro. Su cabello del color nieve era tan largo que le cubría su cintura, y su piel era tan suave como la seda.

Ella tenía una estructura muy pequeña, y desde el aspecto de este ella tendría probablemente alrededor de quince o dieciséis años.

Mirando hacia su cara, el corazón de Toushirou empezó a acelerar.

— ¿Fleu…?

Este era, sin duda, un rostro que Toushirou reconocía.

Casi como si ella no reconociera quien era Toushirou, la joven levantó su dedo índice y susurró; —Shh-h.

— ¡—No te dejará escapar esta vez!

Seguido de la joven, una nueva voz resonó con rabia.

— ¿Qué es esta vez?

Como los muebles de la tienda comenzaban a desmoronarse, Shuuya se ocultó bajo el mostrador una vez más, con los ojos llorosos. Hablando de Ageha, ella estaba dando golpecitos con su dedo sobre la mesa, irritada porque ella era incapaz de beber un poco de chocolate.

La siguiente cosa que saltó hacia la tienda, fue otra chica.

Ella tenía el cabello rojo que llegaba hasta sus hombros y los ojos de forma almendrada que reflejaban su fuerte voluntad. Ella llevaba un uniforme de alguna escuela, probablemente porque era una estudiante de preparatoria.

En respuesta al nuevo intruso, la chica de pelo blanco sostuvo su cabeza como si tuviera un dolor de cabeza.

Metiendo rápidamente su cabello, ella tímidamente tomó un vistazo a la entrada de la tienda, directamente opuesta a la mesa. Parece que no había sido notada por la otra chica.

La otra chica escaneó la tienda y luego chasqueo su lengua, visiblemente irritada.

De repente, rayos de luz volaron de su mano como una descarga eléctrica, acompañado por un sonido chisporreante.

—…… Un usuario mágico.

Toushirou murmuró silenciosamente.

—Usuarios mágicos—

Hace tres años, después de la catástrofe que ocurrió en Tokio, las personas que ejercían poderes misteriosos comenzaron a aparecer.

En el mundo exterior, es seguro que esto sería sólo una de las muchas falsas leyendas urbanas.

En Tokio Ikai, sin embargo, estos no era algo raro o especial. Ellos eran una existencia cerca a muchos, y también muy reales.

—Tú el de ahí, el empleado de la tienda. Una chica de cabello blanco entró aquí ¿Verdad? ¿Dónde está?

—… Antes de eso, ¿Podrías amablemente hacer un pedido? Este es un cafébar.

Toushirou informó con una actitud firme.

El rostro de la joven comenzó a temblar.

—Tú. ¿Estás tratando de burlarte de mí? ¡Obviamente no es el momento para que estés diciendo cosas como estas, sabes!

—En otras palabras, ¿No tienes dinero?

—¡¡¡TÚ!!!

Como si tuviera conciencia propia, la electricidad fluyendo fuera de la mano de la joven comenzó a cambiar su forma, girando en una masa que se parecía a una lanza.

Entonces, allí mismo, una mirada sorprendida apareció en el rostro de la joven.

Manteniendo la lanza de rayo, la joven echó un rápido vistazo alrededor de la tienda y esta vez, levantó su dedo índice exigiéndoles que no hicieran ruido.

—¿…?

Toushirou ladeó su cabeza con confusión, y la joven entonces levantó su mano y asintió, como si supiera exactamente lo que estaba pasando.

Sintiendo que no debía moverse, Toushirou mantuvo su boca cerrada. Bajo la sombra de la mesa, la chica de cabello blanco se tapó su boca y contuvo su respiración, aunque la otra joven no parecía estar mirando en su dirección.

Sólo Ageha estaba mirando a su taza vacía, sintiéndose solitaria.

Un profundo silencio se produjo después de esa destrucción.

Como si no pudiera soportarlo más, Shuuya susurró; —Oi, Toushirou, qué está pasando.

——- ¡Allí estas!

— ¡Gyaaa!

La joven lanzo su lanza eléctrica. Este golpeó directamente en el mostrador y creo un agujero, enviando a volar astillas de madera por todas partes. Milagrosamente todo el lugar no consiguió prenderse, aunque Shuuya salto y dejó escapar un grito.

Al ver esto, la joven dejó escapar un sonido como si estuviera decepcionada.

—… ¿Eh?

— ¡No me digas “Eh”! ¿Estás tratando de matarme o qué?

— ¡N-no! Yo sólo quería ayudar…

A pesar de que la joven estaba agitando sus dos manos, de manera nerviosa, Shuuya sólo se puso aún más enfureció.

— Destruyendo este lugar repentinamente con magia, ¿Exactamente a quien estás tratando de ayudar aquí? No pienses que sólo porque eres un usuario mágico te saldrás con la tuya. ¡Definitivamente vas a tener que pagar por las reparaciones de mi tienda por dejarlo patas arriba!

— Eh, ¿Eheheh? ¿Re-reparaciones?

Parecía que cuando él sentía que su vida estaba en peligro, él se enfurecía en su lugar.

Viendo el lado valiente de Shuuya, completamente diferente de la forma en que estaba antes, incluso la joven se sintió intimidada y se echó para atrás.

 

1-3

—Este sujeto está diciendo algo como esto a un maestro.

En ese momento, Toushirou se sintió impresionado, arrepintiéndose inmediatamente poco después.

— ¡Échala de aquí, Toushirou!

—Será mejor que te disculpes conmigo por haber tenido una mejor impresión de ti.

Sin dejar de suspirar profundamente, Toushirou miró hacia la chica de cabello blanco.

— Ella es Fleu… ¿No?

Dando a la chica de pelo blanco una ligera inclinación de cabeza, Toushirou salió del mostrador.

Él ocultó sigilosamente unos cuantos cubos de azúcar en su mano.

—Umm, oye.

Cuando Toushirou la llamó, la joven parecía haberse calmado. Ella se sorprendió, y volteo su rostro hacia Toushirou una vez más.

— ¿Si no eres un cliente, podrías salir del local por favor? Puedes olvidarte de los gastos de la reparación.

Cuando trató de hablar con ella tan ordinariamente como era posible, con cuidado de no agitar el poco tacto que ella tenía, la joven estallo de rabia y su rostro se enrojeció.

Una vez más, su mano estaba llena de relámpagos.

—Tú, tú claramente te estas burlando de mí. Si no has sido amenazado, date prisa y entrégala. Ella es—

El rayo de su mano se dispersó, desconectándose de la joven.

No fue porque ella había disparado. Este se dispersó independientemente en contra de su propia voluntad.

— —Este es sólo una advertencia. La próxima vez, no voy a fallar.

Atrapando su dedo pulgar con su dedo índice, Toushirou apretó su puño como si estuviera lanzando una moneda.

Pero en la parte superior sin embargo, no había una moneda, sino un cubo de azúcar.

— ¿Qué, que es lo que hiciste?

—El azúcar es un aislante eléctrico. La electricidad pasa a través de agua salada, pero no a través del agua dulce.

Toushirou disparó un cubo de azúcar hacia el rayo y lo interrumpió.

— ¿A-Azúcar? ¿Tú no eres… un usuario mágico?

Toushirou no respondió.

A pesar de que intento ser amenazador, este era sólo un cubo de azúcar. Incluso si uno recibía un golpe directamente del cubo de azúcar, este no tenía el poder para mutilar a  alguien, y en este nivel, si uno fuera a sacar algo como esto, incluso un usuario no mágico podría también salir con este truco.

Aunque no se sabía cuántas de las palabras Toushirou la joven había creído, el rayo fue de hecho interrumpido.

La joven retrocedió, refunfuñando.

— ¡Tu-tú te arrepentirás de esto!

—No querrás decir que, estás en una posición en la que estarás segura de lamentar si sigues avanzando.

Como Toushirou miró a la joven con disgusto, ella se dio la vuelta y desapareció.

Viendo como ella se iba, él dio un suspiro de alivio.

— De alguna manera ella se ha ido, afortunadamente.

Entonces, él se dio la vuelta para ver a la chica de cabello blanco asomando su cabeza fuera de la sombra de la mesa.

Resistiendo el impulso de correr hacia ella y darle un abrazo incluso ahora, Toushirou simplemente le sonrió.

— ¿Estás bien?

—Eh, bueno…

A pesar de que tenía muchos pequeños cortes, ella no estaba gravemente herida. Como la joven asentía con su cabeza, un peso fue levantado del pecho de Toushirou.

Entonces, como si no pudiera soportarlo más, él se puso de rodillas delante de la joven y la agarró de sus hombros.

— ¿Dónde habías estado, después de todo este tiempo? Te estuve buscando. Además, ¿Por qué estabas siendo perseguida por un usuario mágico?

Toushirou estaba preocupado, quien al mismo tiempo estaba aliviado a pesar de todo lo que había dicho. La joven sin embargo, inclinó su cabeza y lo miró fijamente.

—Umm… ¿Nos conocemos?

— ¿Eh…?

La boca de la joven se retorció, y ella le dio una sonrisa forzada.

Era una sonrisa falsa muy diferente al de “ella”, que él conocía.

Y entonces, la joven bajó rápidamente su cabeza.

—De todos modos, gracias por salvarme. Mi nombre es Flika. ¿Es aquí donde la extraña agencia de trabajo, “Strada” está localizada?

Dijo la joven, como si fuera la primera vez que se conocían.

Había una chica que Toushirou había estado buscando.

Su nombre era Fleu.

Ella era una joven de un país extranjero que debido a las razones que sean, fue hospitalizada en un hospital general cerca del barrio de Toushirou, donde se conocieron.

A pesar de que él nunca consiguió que le dijera la enfermedad que tenía, ella fue aparentemente hospitalizada durante un largo periodo de tiempo, y él la visitó con frecuencia como su compañero de conversación.

Ahora que se piensa de esto, ella era probablemente su primer amor.

Ya sea que este era el rostro que ella hacia cuando reía, se enojaba, o trataba de convencerlo para que haga algo por ella; cada vez que él la veía ella siempre cambiaba sus expresiones faciales, él se sintió como si su corazón hubiera encontrado esa otra mitad que le faltaba.

Eso fue hace tres años.

Desde el día del evento que sacudió a Tokio desde su núcleo hace tres años, ella desapareció. ¿Había sido atrapada por algo, o fue tragada por la “La Niebla”?

Ella estaba viva, o estaba—

Él quería volver a verla.

Incluso si ellos no fueron capaces de conocerse muy bien, él deseaba querer saber lo que le había sucedido.

Cualquier cosa podría servir. Él quería una pista que pudiera permitirle confirmar su existencia.

Solo este deseo por sí le dio a Toushirou la fuerza para seguir viviendo.

Aferrándose a la posibilidad de encontrar noticias sobre ella, Toushirou llegó a Tokio Ikai.

— Esta Chica, ¿No es en realidad Fleu?

Flika dijo que no conocía a Toushirou.

A pesar de que evidentemente deslumbraba una sonrisa forzada, misteriosamente, ella no parecía como si estuviera mintiendo.

O ella podría ser una persona totalmente diferente, o ella era tan hábil mintiendo que Toushirou realmente le creyó…O podría ser que se había olvidado por completo de Toushirou.

Lo únicas cosas que él fue sintiendo fue una pequeña luz de esperanza y el temor de que este pequeño rayo de esperanza desapareciera.

1-4

—He oído que si tuviera que ir a un café bar llamado “Strada”, ellos te ayudarían a solucionar cualquier problema que tengas, así que vine aquí.

Como Toushirou descendía del segundo piso sosteniendo un botiquín de primeros auxilios, Flika, que estaba sentada en el mostrador, empezó a hablar.

“Strada”, además de ser un café bar, también fue una extraña agencia de trabajos.

Dicho esto, este no era en una escala lo suficientemente grande como para llamarlo un alter ego[1]. El café bar sólo necesitaba un poco de trabajo extra para evitar que cerrara. Ellos tomaron trabajos que iban desde la solución de los problemas que implicaban usuarios mágicos hasta ayudar a buscar gastos que se habían escapado, verdaderamente la esencia de trabajos extraños en sí mismo.

Y, por supuesto, el que corría todo el negocio era esencialmente el mismo Toushirou. Actualmente, la tienda y el ingreso de Toushirou estaban siendo sostenidos por este trabajo extra.

Toushirou miró a la chica que se identificó como Flika.

En Tokio Ikai había la existencia de un grupo de personas conocidas como usuarios mágicos.

Sin embargo, no eran la clase de gente que evadían la ley y destruyeran cosas durante el día. Aunque sus motivos aún no estaban claros, la joven de hace un momento era una muy feroz.

Siendo perseguido por un usuario mágico feroz que podía manipular un rayo, sus heridas probablemente todavía seguirían ardiendo en estos momentos. A pesar de ello, no se veía como si estuviera lastimada e incluso estaba sonriendo. Incluso cuando su sonrisa parecía forzada, nadie podía culparla.

Ageha estaba escuchando lo que ella tenía que decir. Ella estaba usando un pañuelo húmedo que Toushirou le había entregado antes de que él fuera a buscar el botiquín de primeros auxilios para limpiar las heridas.

— ¿Sería mejor que preparara un cambio de ropa para ella?

A pesar de que no sabía dónde había estado corriendo antes de terminar aquí, ella se había caído al suelo. La ropa de la joven estaban rotas por aquí y allá, y su hermoso cabello blanco estaba sucio.

—¿…?

Mirándola intensamente, Flika miró hacia atrás con sus ojos como el color del mar, casi como si sintiera que la estuvieran mirando.

—Ageha-san, aquí está el botiquín de primeros auxilios.

—Ah gracias, Toushirou.

Esas fueron las palabras que salieron de la boca de Toushirou mientras inconscientemente apartaba su mirada.

— ¡Esta era la oportunidad para que pudiera hablar con ella!

Como Toushirou se maldijo a sí mismo, Ageha tomó el botiquín de primeros auxilios y comenzó a curar las heridas de Flika.

A pesar de que estaba cubierta de heridas, afortunadamente ninguna de ellas era profunda.

El sangrado parecía haberse detenido, y él pudo ver su hermosa piel que había sido limpiado por el pañuelo. Con el fin de curar sus heridas, ella se quitó su abrigo, causando que sus delgados brazos superiores fueran expuestos y Toushirou tragara su saliva.

Los ojos de Ageha se estrecharon fuertemente.

—Toushirou, ¿Un educado joven no debería mirar a una jovencita que está vendando sus heridas, sabes?

—…Sí.

Él tenía una montaña de cosas que quería preguntar a Flika.

Sin embargo el que desperdició esa oportunidad no había sido nada más que él mismo. Y después de lo que había estado diciendo, él no tenía más remedio que abandonar su asiento. Además, si nadie hacia nada sobre el enorme agujero en la pared, ellos no serían capaces de volver a abrir la tienda.

Los hombros de Toushirou se desplomaron y luego salió desde el lado de las chicas.

Sin embargo, el agujero era tan grande que cualquier persona apenas podía caminar a través de él. Ellos podrían utilizar un cobertor de plástico grande para cubrirlo en este momento. Este podría ayudar a mantener la calefacción en la habitación hasta cierto punto pero probablemente no hará nada contra las corrientes de viento.

Si un cliente se sentara cerca de la ventana, tal vez sería mejor proporcionarles una manta de algún tipo.

Shuuya estaba llorando, llamando a una empresa de construcción para hacer los arreglos para las reparaciones—lo raro fue que—él se está trabajando muy duro. Esto era porque Toushirou no era el encargado y por lo tanto no podía hacer tales arreglos por su cuenta.

—… ¿Estabas preocupado por mi bienestar?

—Soy la intermediario de la extraña agencia de trabajo como puedes ver. Yo ayudo a proteger la privacidad de mi cliente.

Tratando de no mirarlas, Toushirou trató de espiar las conversaciones de las chicas.

— ¿De qué estarán hablando?

Escuchando su conversación, él mismo se dio cuenta de que estaba tratando de encontrar alguna pista acerca de “Ella”.

El color de su pelo era ligeramente diferente. Anteriormente, este estaba teñido de un color azul plateado, pero ahora, este era blanco como la nieve.

Su expresión, la forma en que hablaba, era bastante diferente de la chica que Toushirou conocía.

Aun así, sus rasgos faciales eran los mismos desde el último día que la vio.

Su cuerpo de infarto que podría describirse como la de un hada también era el mismo.

— ¿Podría ser que Flika es un apodo para Fleu?

A pesar de que tenían diferentes nombres, ellas parecían exactamente igual. Probablemente sería mejor tratar de preguntarle a ella directamente.

Sin embargo, para comenzar a interrogar a una joven que acaba de escapar de un usuario mágico, de repente, seria egoísta, no importaba cómo se mirara. Además—

— ¿Disculpe…? ¿Nos hemos visto antes en alguna parte?—

Sólo la idea de ella diciendo esto no hizo que él perdiera todo su valor para incluso hacerle esta pregunta.

Esa palabra de hace un momento, atravesó su corazón más profundamente de lo que él había imaginado.

—A pesar de que se trata de una extraña agencia de trabajo con un lugar de operaciones, ¿Este todavía necesita un intermediario?

—Esto es porque es al revés. Este café bar ha tenido un déficit como puedes ver. Así que con el fin de cubrir sus finanzas, comenzaron a asumir un empleo aparte. Sin embargo, yo les he dicho que cierren el café bar y se concentren en el funcionamiento de la extraña agencia de trabajo.

En respuesta a la risa de Ageha, Shuuya replicó con un “Cállate” desde el interior de la tienda.

—Entonces, ¿Cuál es la solicitud que has traído contigo?

Al oír la pregunta de Ageha, Flika miró hacia Toushirou.

—Antes de eso, ¿Por qué estoy siendo mirada por esa persona de allí?

—Ah, esto… no es como si te estuviera mirando o…

A pesar de que él sólo había planeado para escuchar su conversación, él estaba mirándolas fijamente sin saberlo todo este tiempo.

Dicho esto, en lugar de estar irritada, Flika tenía una pizca de malicia en sus ojos. A pesar de que esto era probablemente debido a esa sonrisa forzada en su rostro.

Dejando escapar un suspiro como si no se pudiera evitar, Ageha cerró el botiquín de primeros auxilios y le hizo una señal a Toushirou.

—Toushirou, no estoy impresionada por el hecho de que no hallas traído nada para beber a pesar de que hay un cliente.

Parecía que ella había terminado de curar las heridas de Flika. Este era la forma de Ageha para decir —Si estás interesado nosotros podemos escuchar lo que ella nos tiene que decir.

Toushirou regresó con nerviosismo al mostrador.

—Tráeme otra taza de chocolate, que sea el doble ¿De acuerdo?

—Aunque podría solo simplemente significar que su taza de chocolate se había acabado.

Sin embargo, finalmente siendo capaz de estar cerca de ella, él no podía darse el lujo de dejar las cosas de esta manera. Toushirou reunió todo su valor y sonrió hacia Flika.

—Umm, Fl…ika-san. Mi nombre es Yabuchi Toushirou. Me puedes llamar Toushirou. Básicamente, yo voy a ser el que tome tu solicitud.

 

1-5

Casi inconscientemente llamándola Fleu, Toushirou dudó a mitad de la frase.

A pesar de que Flika ladeó su cabeza con perplejidad, ella le devolvió la sonrisa.

—Encantado de conocerte, Toushirou-kun.

—Tooshiroo—

“Ella” solía llamarlo lentamente, sin pronunciar la “u”

Mientras se apoya en la sensación de que algo estaba mal con su nombre, Toushirou habló.

— ¿Qué te gustaría beber?

—Bueno, voy a pedir lo mismo de lo que ella pidió.

En una tienda en el cual ella no estaba familiarizada, esta fue la respuesta de alguien que trataba de encajar con todos los demás.

— No parece que ella haya estado en muchos café bares.

“Ella” estaba supuestamente hospitalizada por un tiempo muy largo, por lo que es comprensible que ella no tuviera muchas oportunidades de ir al café bar.

—Incluso así, ella estaba en un café bar por el amor de dios.

Si es posible, él quería atenderla con un poco de café y conseguir que le dijera que estaba delicioso.

Dicho esto, una orden es una orden. De una manera muy acostumbrada, Toushirou puso una olla sobre el fuego y utilizo una cuchara para medir el polvo de chocolate, azúcar y leche en ese orden.

Él no vertió en la leche por el momento. Calentando el polvo y el azúcar, él lo mezclo suavemente con una cuchara asegurándose que no se quemara. A su debido tiempo, después de que el chocolate se había derretido hasta formar una pasta, él después lo añadió lentamente en la leche caliente.

Un remolino blanco se levantó en el líquido de color chocolate, emitiendo un agradable aroma.

—Ohhoh……

Cuando volteo su atención a su alrededor, él se dio cuenta de que Flika estaba mirando con curiosidad a lo que estaba haciendo.

Al ver su expresión, el corazón de Toushirou empezó a acelerar.

—Como pensé, ella es Fleu…… ¿Cierto?

Era la misma expresión que “ella” tenía cuando él estaba preparando café en la sala.

—Toushirou, ¿No crees que ya es tiempo de hmm?

Mientras que su aliento era llevado lejos, la superficie de la leche de chocolate infundido comenzó a burbujear alegremente. Al oír la voz de Ageha, él desesperadamente lo quitó del fuego. Vertiéndola en una taza previamente calentada, el chocolate estaba listo.

—Por favor.

Mientras llevaba a cabo las dos porciones de chocolate, Flika suavemente tomó una taza y lo sostuvo en sus manos.

—Está delicioso. Muchas gracias.

Aunque lo había dicho con una sonrisa, sus ojos no emitían emociones y, por el contrario, estos se pusieron distantes.

—Flika, si es malo solo dígalo, no me importa. Esta vez calenté el chocolate por demasiado tiempo, así que va a estar demasiado dulce.

—Jajajaja. ¿Es eso así? En realidad yo no podría decirlo.

Incapaz de conseguir que ella negara que el chocolate fuera malo, los hombros de Toushirou cayeron inmediatamente.

—Bueno, es hora de que lleguemos al asunto principal.

—Se trata de tu hermano, ¿Verdad?

—Sí. Hace aproximadamente un mes, él repentinamente desapareció. Esperé y esperé, pero él todavía no regresaba así que me preguntaba si se quedó atrapado en algún incidente…

— ¿Algo como esto sucedió antes? ¿Así como él desapareciendo repentinamente?

Escuchando la rápida pregunta de Ageha, Flika sacudió su cabeza.

—No. Nada como esto había sucedido antes.

Sus delgados hombros cayeron, y Flika continúo.

—Mi hermano es el único pariente que tengo. Aun así… ¿Qué es exactamente lo que le sucedió a mi hermano?

Flika se cubrió su cara y Ageha puso sus manos sobre los hombros de Flika para consolarla.

—Un Mes… ella ha estado luchando contra su ansiedad todo el camino hasta ahora.

Incluso si tuviera que pasar por alto los aspectos de Flika que le recordaban a “ella”, esto todavía era una historia que podría desgarrar el corazón de uno.

Ageha miró hacia Toushirou haciendo un gesto con sus ojos, y él hizo un gesto firme.

—Shuuya-san. ¿Te importaría si asumiera esta petición?

Mientras Toushirou decía esto, Shuuya asomó su cabeza desde el interior de la tienda.

—Eso es raro. Para que tú digas que quieres tomar una solicitud…

— ¿En cualquier caso, yo soy el que está trabajando no?

Por encima de todo, él quería ayudar a la joven.

—A Pesar de que ella incluso no podría ser Fleu.

—Es… Espera. Una petición es algo que es aceptado cuando hay algún tipo de compensación. Señorita, ¿Cuánto puedes pagar realmente? No dirá que su hermano va a pagar por ello ¿No?

—Em… él dijo que usara esto cada vez que estuviera en problemas, pero…

Lo que Flika había sacado fue un sobre grueso.

Mirando a su contenido, los ojos de Shuuya salieron volando.

A pesar de que tomó un vistazo rápido, él se dio cuenta de que había decenas de diez mil yenes en su interior.

—… ¿Es suficiente?

— ¡Por supuesto! Por favor, siéntase libre de trabajar con él todo el tiempo que desees.

Dijo Shuuya con una refrescante sonrisa mientras se inclinaba.

—Esta escoria…

Pero en serio, ¿por qué estoy trabajando bajo este tipo de personas? …

Como Shuuya guardaba el sobre en el bolsillo de su pecho como si nada, Toushirou agarró su mano con fuerza.

— ¿Por qué estás tratando de aceptarlo así como así? Mirando en la forma en que ella lo saco, ¿Este no sería todo su dinero?

Como Toushirou daba un punto sumamente respetable, Shuuya llevó la cabeza de Toushirou bajo su brazo y lo apretó con fuerza.

(¡No vayas decir nada innecesario, Toushirou! ¡La pared de mi tienda está completamente volada en pedazos! ¡Esto está lejos de ser suficiente para pagar la reparación, sabes!)

(¡No es como si fuera culpa de estas chicas! ¿No puedes coger a ese usuario mágico en este momento y hacerlo pagar por ello?)

(¡¿Quién demonios fue el que dejo escapar al usuario mágico?!)

(¡¿Si tienes alguna queja por qué haces el trabajo por ti mismo?!)

(¡Te contraté PORQUE yo no quiero trabajar!)

(Realmente pienso que eres una mierda)

Toushirou, que estaba harto de Shuuya, estrelló su codo en el costado de Shuuya.

Robándole rápidamente de nuevo el sobre de su maestro que se puso de rodillas a punto de desmayarse por la agonía, Toushirou se lo entregó a Flika.

—Sería mejor que no mostraras esa cantidad de dinero a otras personas. Ya que hay gente como él.

—Umm, ¿Esa persona esta… muerta?

Parecía que el codo de Toushirou estuvo en buena posición. Shuuya dejó caer su cabeza primero, inmovilizado.

—No le preste atención a eso. Esto sucede de vez en cuando.

— ¿Estás seguro?

A pesar de que ella estaba dando algunas palabras de preocupación, la joven tenía una sonrisa forzada en su cara todo el tiempo. Tal vez ella no tenía tolerancia para este tipo de comportamiento y estaba endureciendo su expresión.

Toushirou pregunto una vez más.

—Volviendo al asunto que nos ocupa, cuando fuiste perseguida por ese usuario mágico, ¿Este tenía algo que ver con la desaparición de tu hermano?

Sin embargo los usuarios mágicos, que eran comunes, no eran el tipo de personas ilegales que atacarían a las personas en el centro de la ciudad sólo por el gusto de hacerlo. Hay muchas posibilidades de encontrar una razón por la que ella estuviera siendo perseguida.

Sin embargo, Flika rio ligeramente y se encogió de hombros.

—Es algo que sucede muy a menudo, así que no creo que esto esté repentinamente relacionado con la desaparición de mi hermano.

—…..Espera un segundo. ¿Tú siempre has sido atacada de esa forma?

—Ajaja. Eso es lo que dije, yo siempre era salvada por mi hermano por lo que no es como si fuera una gran cosa o…

—Este es un asunto bastante grande si me preguntas, sin embargo ¿Por qué ocurrió…?

— ¿Quién sabe? Había algunos que tenían rencores y los que trataban de secuestrarme y hacerme algo así que no puedo realmente decirlo. Además, no es como todos si todos los que me atacaran tuvieran la misma razón para hacerlo.

El pecho de Toushirou empezó a doler.

Por alguna razón, la vida de esta joven estaba en la mira de los usuarios mágicos.

Siendo perseguida constantemente— ¿Esto se ha convertido en algo normal para ella?

En este momento, él vio su forzada sonrisa como una máscara de sufrimientos.

—Si ese es el caso, tenemos que encontrar a tu hermano lo más rápido posible… ¿Podría decirme cosas como el aspecto de su hermano, o si tiene alguna idea de dónde podría haberse dirigido?

—El nombre de mi hermano es Chris. Sus ojos y su piel son del mismo color que el mío, y su cabello también. Su altura es aproximadamente la misma que la persona tumbada en el suelo de por allí. Él es probablemente de unos veinte años.

Esa palabra causó que Toushirou y Ageha inclinaran sus cabezas con confusión.

— ¿Probablemente…? ¿A pesar de que ustedes son hermanos, no sabes su edad?

—No le he preguntado su edad real por lo que…

Flika sonrió irónicamente, pero eso no era lo que era raro.

—No, Incluso si no preguntaste ¿Eso no es algo que deberías saber? Los dos vivieron juntos ¿No?

Aunque existía la posibilidad de que vivieran por separado debido a que sus padres se divorciaron, por lo que había dicho Flika, ellos habían estado juntos todo el tiempo.

La mirada de Flika vagó alrededor frenéticamente.

—Esto, bueno, a pesar de que mi hermano estaba siempre conmigo, es como si no pudiera recordarlo.

— ¿No puedes recordarlo? ¿Por qué?

—Ajaja. Soy una persona olvidadiza así que…

De alguna manera su comportamiento comenzó a ser raro, y Toushirou levantó su ceja.

— ¿Qué sucede? Si estaba tratando de decir… una mentira, ella debería haber contado una mejor historia.

Si la conversación de ellos siendo hermanos es una mentira, ella podría haber inventado simplemente una edad al azar para empezar.

Por el contrario, la reacción de Flika es una prueba de que ella es una terrible mentirosa.

—Esta chica, ¿Podría ser qué…?

Mientras Toushirou y Ageha intercambiaban miradas, Shuuya de repente se incorporó y susurró.

—Hey señorita. Déjame hacerle una rápida pregunta, ¿Cuántas lunas estaban allí hace tres años?

—¿…? Por lunas, ¿Te refieres a las que están en el cielo?

Mientras Shuuya asentía, Flika dijo con perplejidad.

— ¿No es obvio? Había dos.

— ¿Eh…?

Toushirou dejó escapar un sonido de asombro, y Shuuya asintió con la cabeza.

—Ya veo. Así que es eso.

— ¿Qué quieres decir?

Shuuya habló, con un toque raro de melancolía en su voz.

—La señorita de aquí no tiene ningún recuerdo antes de eso.

— ¿Eh? Por qué……

—Señorita, usted también es de los que perdió “algo” hace tres años ¿Estoy en lo cierto?

Esas fueron las palabras que Toushirou no podía negar.

 1-6

— Hace tres años atrás, sólo había una luna en el cielo. Los usuarios mágicos no existía en ese entonces, y no había ningún lugar mencionado como Ikai[2]

— ¿Ella podría creer el hecho de que es una amnésica? —

Dijo Shuuya mientras él empezaba a hablar con Flika, quien tenía una mirada desconcertada en su rostro.

Bueno, si él fuera a revelarle que estaba amnésica, ella probablemente le resultaría difícil creerle de todos modos.

Sin embargo, lo que fue sorprendente era que Flika no sabía por qué Tokio Ikai era referido como Ikai. Bien podría ser que para ella su vida junto a su hermano era todo su mundo.

Shuuya trató de hurgar a través del bolsillo de su camisa, y dejó escapar un suspiro al recordar que no estaba allí.

Era un hábito suyo cada vez que él estaba teniendo una conversación seria. A pesar de que dejó de fumar, él era un fumador empedernido en el pasado, dando lugar a este hábito.

—Nadie sabía lo que pasó ese día, pero en el centro de Tokio se abrió un agujero. Era un agujero que estaba conectado a un Ikai, un lugar inexplicable.

El agujero que se abrió no era algo físico como un cráter.

Podía ser descrito como un “agujero”; este era una distorsión en el espacio. Desde lejos, parecía como un brillo oscuro en el cielo. Si intentabas acercarte, tú volverías a de dónde viniste antes de que pudieras darte cuenta. Podría haber sido una especie de espejismo.

—Y, algún tipo de niebla se estaba expulsando de ese “agujero” y cualquier persona que entrara en contacto con este perdería “algo”, independientemente de quién eras. Por “algo”, podría ser sus brazos o piernas, o este no podría ser parte de ti, sino tus parientes o de un determinado objeto, varias cosas. …… En su interior, lejos de perder “algo”, había quienes desaparecieron fuera de la existencia.

Su voz estaba teñida de desamparo, lejos de su pereza habitual.

Para Toushirou, esto no era algo extraño.

En ese día, los padres de Toushirou fueron tragados por la niebla y desaparecieron justo de esa manera.

“Ella” también desapareció en ese mismo día.

Esas fueron las dos cosas que Toushirou perdió en el Ikai.

—Incluso así, no es como si hubiera visto a Fleu desaparecer.

A diferencia de sus padres, no había ninguna prueba de que “ella” había desaparecido en la niebla.

Es por eso que, incluso ahora, él todavía siguió buscándola.

La joven que compartía la misma cara que “ella”, estaba extrañamente escuchando atentamente a Shuuya.

Shuuya se alejó del fregadero y abrió las cortinas al lado del mostrador. En el este, mirando a través de la ventana, se podía ver una calle bordeada de edificios, y un enorme muro que cortaba a través de este.

Era un muro alto y grueso, con un color parecido al metal pero más opaco.

—Incluso los que están fuera, probablemente se dan cuenta de que la niebla y el “agujero” son malas noticias. Lo extraño acerca de este país que se dice que es indeciso es que utilizan la pared para aislar aquellas poblaciones que han sido rodeados por la niebla.

Después de unos meses, la niebla se despejo. Pero lejos de derribar la pared, ellos la reforzaron, haciéndola más fuerte, y continuó para atrapar a las personas en su interior.

Al principio, era sólo una valla. Este fue reconstruido con concreto y una estructura de acero, y finalmente reforzado con acero.

—Al final, esta decisión fue finalmente la correcta ya que los que entraron en contacto con la niebla, esos llamados usuarios mágicos comenzaron a aparecer en gran número.

Hasta ahora, casi no se podía decir la diferencia entre un usuario mágico y uno que no lo es. Aunque las mayores cosas perdías, más fácil es para pudiera convertirte en un usuario mágico.

Actualmente, incluso con usuarios mágicos dotados de magia ofensiva, derribar el muro era casi imposible.

—Después de eso, otra luna apareció en el cielo, y esta ciudad fue conocida como Tokio Ikai.

Shuuya miro a Flika una vez más.

—Hey, señorita. Usted perdió sus memorias hace tres años ¿Verdad?

—…Sí.

Las cosas que perdías cuando entrabas en contacto con la niebla no eran puramente cosas tangibles. Hubo casos en los que eran cosas como la vista o la voz. Uno podía ver desde un punto de vista que lo que perdió Flika era sus “Memorias”.

—Es por eso que no recuerda nada de mí.

Para que ella no lo recordara, era insoportablemente triste y angustioso.

Sin embargo, debería haber también una prueba de que Flika es “ella”.

Los ojos de Toushirou comenzaron a llenarse de lágrimas y trato de retenerlas.

—En otras palabras, señorita, esto es una prueba de que usted tiene esas “cualidades” ¿No es así?

— ¿cualidades? ¿Por eso quiere decir…?

Al ver a Flika inclinando su cabeza con perplejidad, Shuuya habló como si no estuviera en posición para evitar su pregunta.

—Señorita, ¿Qué tipo de magia utilizas?

Al oír esas palabras, Flika lo miró, con sus ojos llenos de asombro y se echó a reír.

— ¿De qué estás hablando? ¿No hay tal cosa como la magia?

Tan pronto como Shuuya oyó esas palabras que le hicieron dudar de su cordura, su quijada cayó en estado de shock.

— ¿No acabo de explicarte la razón de la existencia de los usuarios mágicos?

—Por usuarios mágicos, te refieres a la persona que estaba aquí ahora, atacándome con esas armas extrañas ¿Verdad? Aunque creo que ellos son libres de llamarse a sí mismos como quieran, cuando usted dice que realmente existe la magia, eso es un poco…

Viendo su rostro palidecer, Shuuya estuvo a punto de llorar.

— ¿Acaso esa usuaria mágica no utilizo magia en ti?

—Fue esa saca cosa chispeante ¿no es así? ¿No era un nuevo modelo de pistola de aturdimiento o algo así? Mi hermano me dijo que existían realmente ese tipo de cosas.

—No hay manera de que hubiera una pistola eléctrica de esa manera.

—Incluso si usted dice eso, no tengo ningún recuerdo ni tengo pruebas de que no existan tales cosas, así que me gustaría creer en lo que mi hermano dijo.

— ¿Por qué demonios confías tanto en tu hermano?

Gritó Shuuya mientras se ponía de cuclillas.

—Maldita sea. A pesar de que alguien está tratando de hablar con usted en serio por una vez… es por eso que odio trabajar.

—Esto no tiene relación alguna con que tengas que trabajar ¿No es así?

A pesar de que él no podía decir que no enfatizaba con Shuuya, eso no cambiaba el hecho de que fundamentalmente Shuuya era una persona inútil.

Toushirou estrictamente lo señaló.

—Bueno, la magia no es el tema de discusión en este momento. Además…

Los ojos de Toushirou estaban fijos en Flika

—Usted, realmente no recuerda nada de mí ¿verdad?

—Dije lo mismo hace un momento pero, Toushirou, ¿Te he visto antes?

Flika sonaba muy empresarial como si ella lo rechazara.

Era casi como si ella no quisiera saber acerca de su pasado.

—Si ella no tiene sus recuerdos, ¿No tendría sentido que ella quisiera saber más acerca de su pasado?

Mientras pensaba, él se dio cuenta de que lo contrario también era posible.

—También podría ser el caso en el que no quisiera recordar.

Toushirou solamente conocían a Fleu dentro del hospital.

Él literalmente no tenía idea de lo que había ocurrido fuera del hospital.

Esto era sin duda algo que no haría a Toushirou ningún bien desenterrándolo sólo debido a su curiosidad.

—Quiero que me recuerde.

A pesar que él pensaba de esa manera, si Flika no quería recordar su pasado, sería probablemente egoísta de él preguntarle.

—En Primer lugar, él aún no tenía prueba alguna para demostrar que Flika es en realidad Fleu.

Después de haber sido desgarrado en ese breve momento, Toushirou negó con la cabeza.

—No importa, volvamos a su solicitud. Usted vino aquí esperando a que nosotros buscaremos a tu hermano ¿Cierto?

Al menos, él quiso hacer su petición antes de interrogarla. Debido a ella quien perdió sus recuerdos, su hermano era algo más que su pariente, él era probablemente su pilar de apoyo emocional.

De alguna manera, la cara de Flika se llenó de alivio.

Esta vez, a diferencia de su sonrisa forzada hasta ahora, él vio como ella expresaba sus verdaderos sentimientos, y Toushirou creyó que su decisión era la correcta.

—Bueno, entonces, ¿podría decirme más sobre tu hermano?

—Sí… aunque ya lo he dicho, su aspecto es más o menos lo que he descrito hace un momento.

—Por ejemplo, Que es lo que tu hermano suele hacer, o donde se crees que él podría estar dirigiéndose.

Mirando hacia abajo, como si estuviera luchando para recordar, Flika juntó sus manos.

—No puedo pensar en ningún lugar, pero por lo general él trafica con armas de fuego y esas cosas.

Al enterarse de eso, Toushirou inclinó su cabeza con confusión.

— ¿Armas…? Por armas te refieres a como, ¿Armas de fuego?

—Sí. Y él parece bastante experto al manejarlos.

—Espera un segundo. ¿Por qué él se aferra a algo como un arma?

—¿…? ¿No es eso normal?

—A pesar de que esto es Tokio Ikai, este sigue siendo parte de Japón, así que no puedes conseguir armas a través de medios normales.

De alguna manera, parece que lo que es de sentido común para Flika era sólo los tres años que había pasado junto a su hermano. Parece que ella misma no se daba cuenta de que eso era anormal.

Entonces, él recordó el sobre que ella tenía.

—independientemente, dejando atrás la enorme suma de dinero, ¿Podría ser su ocupación algo peligroso?

Flika susurró, con su cara llena de curiosidad.

—Entonces, ¿Quieres decir que un terrorista no es una ocupación normal?

—¿¿¿Ah…???

Escuchando esto, no sólo Toushirou, incluso Shuuya y Ageha ampliaron sus ojos.

— ¿Terrorista…? Tú hermano, ¿Es un terrorista?

—Eso es lo que él dijo.

— ¡Así que esta es la razón por la que estaba siendo perseguida por los usuarios mágicos……!

Lo que Flika dijo no fue Yakuza o mafia, sino terrorista.

A pesar de que tanto los Yakuza y la mafia también poseían armas de fuego, este era más que un método. Para ellos, los conflictos entre diferentes facciones eran sólo una parte de lo que hicieron, no lo que pretendían hacer. Esto se debía a que ellos no recorrían a las armas cuando no era necesario.

Sin embargo, para los terroristas, las actividades subversivas no eran sólo una parte de lo que hicieron, estos eran su objetivo fundamental. A través de la destrucción, ellos afirmaban su existencia. Era un concepto que podría ser fácilmente llamado el enemigo del mundo.

Shuuya rápidamente se distanció de Toushirou.

Entonces, él imito la voz de Toushirou y dijo

—Shuuya-san, no le importaría que tomé este trabajo ¿verdad? Mmm…, Toushirou, entiendo cómo te sientes, así que esta vez no voy a meterme en todo esto.

—Ni siquiera se te metes en algo normal.

—Toushirou, con respecto a esta solicitud, creo que voy a ser de poca ayuda.

— ¿Qué estás diciendo Ageha-san?

Viendo este pequeño cambio, los hombros de Flika cayeron ligeramente.

—Ajaja… lo siento. ¿Eso es un obstáculo no es así? yo voy, a buscar a mi hermano por mi cuenta.

—…

Aunque Flika se reía, su cara sólo parecía como si estuviera tratando de contener sus lágrimas, y como se esperaba, esto pincho la conciencia de Shuuya y Ageha.

Como Flika se ponia de pie, Toushirou rápidamente la tomó firmemente de su brazo.

—Espere, por favor. Yo dije que iba a tomar tu solicitud.

— ¿Eh…?

Flika se dio la vuelta con una mirada de sorpresa en su rostro—… Desde su bolsillo, algo cayó al suelo.

Lo que hizo un ruido que sonaba peligroso era una opaca masa de metal. Su tamaño era aproximadamente el de la palma de una mano, y se veía como un huevo. Toushirou recordó que había visto algo similar antes. Cuando era un niño, él a menudo vio esto en los estantes de las tiendas de juguetes.

Este era una granada de mano.

 1-7

A pesar de que el seguro estaba afortunadamente dentro, este era algo más peligroso que la magia.

La joven sacó su lengua

—Aha.

— ¡”Aha” mi trasero! ¿Qué demonios estás llevando?

Su actitud de hasta ahora parecía haber desaparecido, y mientras sonreía forzadamente, Flika dejó escapar una mal humor.

— ¿No cree que Tokio Ikai es un lugar peligroso para una joven viviendo dentro?

Mirando de cerca a su chaqueta, no sólo había granadas de mano, sino también una serie de agarres que parecía que pertenecían a las armas de mano también se podían ver.

—Lo que son peligrosas son las cosas que estás llevando en este momento. O mejor dicho, no me digas—

——el que hizo un agujero en la pared de la tienda, fuiste tú.

Shuuya levantó su voz con ira.

Aunque él estaba seguro de que era el trabajo de un usuario mágico……

—E-esto…

La joven bajó su mirada como si estuviera herida.

Al ver tal comportamiento, Toushirou tragó saliva.

—Ya que estaba siendo perseguida por esa llamada “usuario mágico”, no se podía hacer nada. Para un puro y justo ciudadano protegiéndose a sí mismo de la gente peligrosa, ¿No piensa que armarse es la única manera?

Su lamentable exterior fue retratado como inútil por esas palabras.

—Por favor, busca en el diccionario el significado de puro y justo.

A pesar de que él estaba siendo empujado al extremo de sus ingenios, Toushirou respondió instintivamente.

— ¡Así que ella es esa clase de chica…!

Probablemente, ella estaba siendo dócil porque se había encontrado con ellos por primera vez. Parece que este era su verdadera personalidad.

Entonces, él dejó escapar un lamentable suspiro.

—Como Pensé, esta chica, es completamente diferente de Fleu ¿No?

Él no quería pensar que ellas eran la misma persona.

—Esto era algo que no se podía evitar. En primer lugar, entre una hermosa joven podrida y una persona extremadamente violenta escupiendo rayos, ¿Quién crees que está el mal? Es obvio que la persona extremadamente violenta.

—Solo mantén calma y limpia las tazas. Y en primer lugar, tú no eres diferente de esa persona.

Después de que sus armas de fuego y explosivos fueron expuestos, parecía que ella había dejado de ser obediente. Mientras ella sonreía con frialdad, Flika dejó escapar un gruñido.

A pesar de que su boca daba la forma de una sonrisa, sus ojos estaban tan inertes como si hubiera oído una broma aburrido. Se podría decir que sus ojos estaban medio cerrados. Más que sólo infeliz, parecía que no había emociones en ellos en primer lugar.

Era como si estuviera llena de emociones, y al mismo tiempo, era como si todo en ella estuviera completamente maquillado. Se sentía como si uno estuviera hablando con una muñeca muy bien hecha.

Esto era debido a que tal expresión facial no se podía saber si estaba enfadada o simplemente estaba tratando de evocar una serie de excusas.

Mientras se quejaba una y otra vez, Flika estaba lavando los platos detrás del mostrador.

—Para los gastos de reparaciones, ella tenía que trabajar para pagarlos—

Con solo algunas palabras de Shuuya, Flika pasó de ser un cliente a una trabajadora a medio tiempo. Aunque Shuuya era la última persona que él quería oír decir a los demás que trabajaran, esto no se pudo evitar.

Dicho esto, el costo de la reparación de la pared que quedó completamente volado costaría no menos de cien mil de yenes incluso con las más bajas estimaciones.

Tal cantidad es poco probable de devolver sólo trabajando a medio tiempo, por lo que por el momento, su trabajo de forma gratuita se estaría utilizando como un bono hasta que pagara la tasa de retención.

—Dicho esto ¿Seria también un problema dejarla trabajan con ese traje?

A pesar de que el exterior hacia demasiado frio, la calefacción dentro de la tienda estaba funcionando. De todos modos, ella se negó obstinadamente a quitarse el abrigo. Escondido en el interior había una montaña de armas de fuego. A pesar de que ella era una persona violenta, era verdad que había estado corriendo alrededor, y su ropa estaba sucia en muchas partes.

Esto no era un traje de una persona que trabajaba en una cocina.

Toushirou llamó a Shuuya quien estaba llorando hasta quedarse dormido dentro de la tienda.

—Shuuya san, No creo que tengas uniforme de chicas en tu tienda ¿Verdad?

— ¿Ah—…? Hay algunos en los vestidores ¿Cierto? Utilízalo como desees.

Escuchando esa misma voz apática, la cabeza de Toushirou comenzó a doler.

—¿Por qué soy yo el que tiene que preocuparse de todas estas cosas y no Shuuya-san?

Normalmente, los uniformes de los trabajadores es algo que debe ser manejado por el propio empleador.

—Ageha san, discúlpeme un momento. Flika, ven conmigo.

Informándole al cliente, Toushirou llevó a Flika hacia el mostrador.

Entrando en el punto ciego de los asientos de los clientes, se podía ver una puerta con una placa fijada con “Solo personal autorizado” escrito en él, y un tramo de las escaleras que conducía al sótano. Detrás de la puerta estaba el salón y el sótano que se utilizaba como un almacén de granos de café y demás.

Abriendo la puerta de la sala, había una mesa enorme en el medio que estaba alienada con varias sillas de tubería. Bebidas, dulces y revistas viejas— una variedad de basura estaba esparcida alrededor. En gran contraste con el digno interior de la tienda, este era como una manifestación física de la dejadez de Shuuya.

A lo largo de la pared estaban unos equipos de contabilidad y una caja fuerte, pero él nunca había visto una vez que cualquiera de las dos funcionando correctamente.

Encima de la mesa, Shuuya estaba abriendo una revista Gravure. De alguna manera, parecía que hubo una dejadez en la administración de la reparación.

—Shuuya-san, hay una chica aquí por el momento ¿Así que podría por favor no abrir tales libros?

—Cállate. Esto es lo único que puede sanar mi corazón roto en este momento.

—No vengas a mí si lo demandan por acoso sexual, ¿De acuerdo?

Después de cerrar los ojos como si estuviera deliberando sobre algo, Shuuya cerró la revista como si no pudiera hacer nada.

—Nosotros… bueno, yo soy un caballero, después de todo. Este tipo de cosas ciertamente no es bueno. Sip.

—Qué eres, ¿Un perdedor?

Mirándolo con unos ojos de desprecio, Toushirou procedió a la sala. Separado por una cortina estaba un pequeño espacio creado para los armarios y estantes, y también servía como vestuario. Aunque uno de los armarios fue asignado a Toushirou, aparte de usarlo para almacenar su uniforme, él casi no lo usaba.

A pesar de que era su primera vez abriendo un armario distinto a la suya, él se encontró con un uniforme de mujer en cuanto abrió uno al lado de la suya.

Era exactamente lo mismo como el uniforme de los hombres que Toushirou estaba usando excepto por el hecho que lo de abajo era una falda y la camisa estaba con volantes.

—El tamaño de Flika, ¿Es probablemente un ‘S’?

Él sacó un uniforme y se lo pasó a Flika.

—Creo que este tamaño debe estar bien, pero si es demasiado pequeño por favor encuentre uno más grande.

—Bien.

—Aunque creo que no vaya a suceder, si Shuuya-san se acerca a mirar siéntase libre de dispararle.

—Bien

— ¡”Bien” mi trasero! En primer lugar, ¿por qué debería estar interesado en ver desnuda a esta niña?

Como era de esperar, parecía que él lo había escuchado. Shuuya levantó su voz a la defensiva.

—… ¿Está bien si le disparo?

—Por favor hágalo después de que realmente suceda.

Toushirou respondió con un suspiro mientras Flika estaba a punto de sacar su arma, sonriendo.

Entonces, Flika miro directamente sobre su cabeza.

—Esa ventana de allí, ¿No tiene una cortina?

En la parte superior del vestuario, había una pequeña ventana.

—No es así, a pesar de que está hecho de cristal esmerilado y que está cerca del segundo piso nadie va a ser capaz de mirarte a escondidas. Relájate.

—También la puerta está cerrada con llave desde adentro ¿Cierto?

—Bueno, sí…

A pesar de que Toushirou inclinó su cabeza con confusión a las preguntas aparentemente específicas, él asintió, a lo que Flika se rio comprensivamente.

—¿Bueno, voy a cambiarme ¿Así que podría salir ?

—Si seguro. Por favor, vuelve al mostrador después de que hayas terminado de cambiarte.

Informo Toushirou mientras salía del vestuario.

Cuando regresó al mostrador, Ageha comenzó a golpear la mesa fuertemente.

— ¿Otra taza de chocolate?

—No, a pesar de que me gustaría, me pregunto cómo vas a hacerlo realmente.

— ¿Qué quieres decir con” cómo “?

Una expresión aparentemente lamentable apareció en el rostro de Ageha mientras daba un rápido vistazo al enorme agujero en la pared.

—Ah… Como era de esperar, a pesar de que no es hasta punto donde la tienda tiene que cerrar, parece que los días de soja y arroz seguirán un poco más.

En el peor de los casos, probablemente sería mejor para Toushirou que estuviera preparado para tener su sueldo atrasado durante un mes una vez más.

—Me pregunto si debería considerar cambiar de trabajo o tomar un trabajo adicional……

Sin embargo, la mitad de su tiempo ya se había dedicado a un trabajo adicional que es como una agencia de trabajo extraño. ¿Qué otro trabajo adicional podría tomar por encima de eso?

Como si pudiera decir lo que estaba en la mente de Toushirou, Ageha dijo,

—Sin duda va a ser malo si Toushirou renuncia. Desde que Strada se enfrenta a esta pobreza, probablemente deberías darle un poco de caridad. Toushirou, tráeme un Panino.

Ella probablemente entendía la realidad que si Toushirou se iba, ella no tendría más remedio que beber el chocolate del Shuuya. A pesar que era raro que ella pudiera ordenar alguna otra cosa que no sea chocolate, su actitud era terriblemente arrogante.

—Sí, Sí. Jamón o tocino, ¿cuál deseas?

—Deme ambos. Aunque es pequeño, Esto debería mantener tus bolsillos algo llenos ¿supongo?

Sonriendo irónicamente a la joven que hinchó su pecho con un aire de condescendencia, Toushirou se dirigió a la sala en la parte posterior.

Normalmente, debido que cualquier otra cosa además de las bebidas raras veces se pedían, todos los ingredientes de los alimentos se almacenaban lejos en el gran congelador en la sala de almacenamiento.

Entrando en el mostrador y a punto de caminar por las escaleras—Toushirou escuchó un ruido extraño que venía desde el salón.

1-8

Ah, uf… esta apretado…

Identificándolo como la voz de Flika, Toushirou se asomó a la sala.

En el interior, Shuuya estaba una vez más en la mesa y tenía una revista Gravure[3] abierta justo en frente de él. Parecía que Flika todavía no había salido del vestidor.

— ¿Qué fue ese sonido?

—Ni idea. ¿Cómo diablos voy a saberlo?

De alguna manera, cuando Toushirou llamaba a Shuuya, esto era equivalente a él siendo etiquetado como un pervertido.

—Bueno, aunque si yo estuviera siendo llamado por alguien que lee una revista en frente de una chica, tal respuesta también no se podría evitar.

Dicho esto, sólo por un cambio de ropa, algo estaba mal.

Allí no fue sólo el sonido del roce de su ropa; él podía oír fuertes ruidos como si algo estuviera siendo pateado.

Él entonces alzó su vista hacia la parte superior del vestuario sin ninguna razón en particular.

Ya que estaba siendo dividida por los armarios y estantes, no había nada que obstruyera cerca al techo. En ese pequeño espacio, pudo ver algo blanco en movimiento.

Al darse cuenta de lo que era, tanto los ojos de Toushirou y los ojos de Shuuya se llenaron de incredulidad.

—Vamos, sólo un poco… Ungh, el arma se atascó. ¡Ah, no, se va a caer!

La mitad inferior del cuerpo la joven sobresalía desde la ventana en la parte superior del vestuario.

Aunque era una pequeña ventana, el tamaño del cuerpo de Flika era tal que de alguna manera podría meterse a través. Sin embargo, parecía que el gran número de armas metidas en su abrigo estaba apresado, causando que ella fuera incapaz de salir.

Si mirabas en la mitad inferior de su cuerpo, ella aparentemente se había cambiado de ropa.

Toushirou abrió las cortinas del vestuario.

—Parece difícil. ¿Puedo darte una mano?

—Es… Está bien. ¡Si solo no tuviera estas armas, esto no ocurriría!

—De todos modos, ¿qué tal si bajas y te quitas el abrigo?

— ¡Ya veo! Como se esperaba de Toushirou-kun…

La voz de Flika rápidamente se apagó.

—Para que tratara de escapar sólo unos minutos después de que quitara mis ojos en ella.

Ella fue bastante valiente a diferencia de lo que sugería su aspecto.

Flika se deslizó hacia abajo a través del marco de la ventana y se limpió.

—Ah, Toushirou-kun. ¿Necesitas algo?

—Sí. Me preguntaba lo que querías hacer con respecto a la búsqueda de tu hermano.

—Umm… vamos a ver, quiero que busques a mi hermano, pero aun así, no me gusta trabajar así…

La joven hizo un guiño, como para hacer alarde de su atractivo físico, pero el corazón de Toushirou estaba helado.

—Ya veo. De todos modos, ¿Veo que ya has terminado de cambiarte?

—Sí. Y me cabe perfectamente. ¿Cómo me veo?

En ese mismo lugar, ella se dio la vuelta en un círculo completo.

Su falda se agitaba suavemente, y su cabello blanco puro se extendía como una cortina. La cinta grande viniendo de la parte posterior de su cintura le sentaba perfectamente.

Ella parecía muy irreal, pero a pesar de eso Toushirou no se movió.

—Sí. Te ves genial.

—Fufufu, Toushirou-kun coqueto. ¿Llegaste a excitarte?

—Si tuviera que elegir, ¿Diría que me irritas?

Flika sonrió ampliamente— con una sonrisa descarada que se podría decir que era forzada a simple vista, sin embargo—para que Toushirou sonriera fríamente de regreso.

Haciendo una broma tan mala y compartiendo la misma cara que “ella” en la parte superior de eso, incluso Toushirou quería que se detuviera.

En ese choque violento de sonrisas, el primero que evitó sus ojos fue Flika

—Ah. Jaja… ¿Estás enojado?

—Si miro de esa manera, entonces probablemente lo estoy.

Mientras Toushirou respondía con una sonrisa, Flika entrelazo sus dedos delante de su pecho y se puso dócil.

—Pues bien, lo siguiente, ¿Le importaría aprender cómo hacer un panino? Ah, y voy a estar cuidando de este esté peligrosos tuyo. Finalmente conseguí cambiarte así que será inútil que usaras esto.

— ¡Kyaa, Toushirou-kun pervertido! No puedes hacer eso sabes, despojando a una joven señorita de sus ropas.

—Voy a cuidar de esto.

—Bueno, como un joven sano, no es como si no entendiera tus deseos de echar un vistazo a los secretos de una joven, fugazmente preciosa, hermosa o cualqui—

—Voy a tomar el cuidado de él.

—No, espera, umm…

—Voy a tomar el cuidado de él.

—Bien…

Mirando a la sonrisa de Toushirou que no dejaba espacio para un acuerdo, parecía que Flika había renunciado rápidamente.

Agarrando el abrigo que le fue entregada a regañadientes, la cara de Toushirou se contrajo.

—… Qué demonios… ¿Qué es lo que exactamente pones dentro para que este tan pesado?

—Preguntar sobre el peso de una joven doncella, que malos modales tienes allí Toushirou kun.

—Algo que guarda esta cantidad de explosivos se le llama un almacén explosivo. Por favor, recuérdelo.

Cuando Toushirou estaba a punto de poner a un lado el abrigo, Flika gritó.

— ¡Por favor, espere Toushirou kun! Si no tengo mis armas… tendré una enfermedad en la que voy a estar plagada de inseguridad, como si me hubieran dejado sola en las llanuras de Siberia.

— ¡No hay ni una maldita manera de que exista tal enfermedad! En primer lugar, a pesar de que eres una amnésica, ¿Cómo sabes de Siberia?

—Cuando me pongo el camuflaje siberiano, tiene el efecto de hacer que mis enemigos se le haga difícil ver su objetivo.

—Para mí, no puedo ver lo que está pasando dentro de tu cabeza. Además de eso, nuestros clientes están esperando. Por favor, lávese las manos—Shuuya san, voy a utilizar la caja fuerte.

Tomando prestada la llave de Shuuya, Toushirou tomó el abrigo que estaba abarrotada de armas y la arrojó en la caja fuerte en el salón. Ya que este era el tipo que estaba cerrada con llave, quien el único que lo tenía era el propietario, Shuuya.

—Como era de esperar, es probablemente porque incluso Shuuya-san no dejaría que los gastos de reparación consiguiera no cumplirse.

Él probable no haría nada que pudiera hacer que Flika consiguiera las llaves debido a su descuido cotidiano.

Al ver las armas de fuego siendo selladas, Flika dejó escapar un triste “Ahh”.

 1-9

Unos minutos más tarde.

Después de preparar los ingredientes y regresar al mostrador, Flika miro a Ageha como si estuviera buscando ayuda.

—Umm, ¿Esa persona no es un poco firme?

—Bueno, es porque mantener su apariencia cool es uno de los méritos de Toushirou.

—No creo que eso sea considerado como mantener un aspecto cool sin embargo.

Delante de Flika quien estaba participando en la vaga charla, Toushirou comenzó a colocar el pan, la lechuga, el jamón, y el tocino que fueron acomodados ordenadamente.

—Por cierto, ¿Que es un panino?

—Es sándwich en italiano. Lo mismo ocurre con el nombre “bar” y “barista” y de hecho, nuestro menú está completamente esta estandarizado en italiano.

—Italia … Ahhh, el país de las Berettas ¿Cierto? Los cañones allí tienen poco retroceso y son fáciles de usar. Incluso tengo dos que utilizo regularmente. No sé nada más sobre el país sin embargo.

—Por favor, deja de decir cosas que hacen parecer como Italia en un país que tiene solamente armas.

Hablando de Berretta, Berretta Company es un famoso fabricante de armas italiano. Toushirou sabía mucho.

Mientras hablaba, Toushirou utilizo hábilmente una cuchillo y rebano el pan en dos mitades superior e inferior.

Entregándolo a Flika, él hizo que lo pusiera en el tostador.

—El tiempo de cocción es de aproximadamente un minuto y medio. Mientras tanto, ve a preparar los platos y lo que no. Para el panino, use el que tiene adornos rojos.

—Rojo…

Como si le hubiera dado instrucciones sin problemas, Flika vacilantemente había traído un plato redondo de la estantería.

—… Flika. Dije el plato con adornos de color rojo. ¿Este es azul?

—Ajaja. Disculpa. ¿Qué es el rojo?

—Otra vez con tus chistes de mal gusto.

—Espera, esto realmente no es una broma…

—¿…?

Con un tinte o molestia en su voz como si estuviera haciéndose el tonto, Toushirou se sorprendió.

Aunque Flika dio su habitual tonta sonrisa falsa, él pudo escuchar que la última frase que ella había dicho estaba realmente con duda.

El plato con el diseño de color rojo estaba justo en frente de Flika. Aun así, los ojos de Flika recorriendo el lugar, sin saber que plato tomar.

— ¿Puede ser… que ella no puede ver bien?

No era como si estuviera tratando de ser graciosa, ni tampoco era como si no pudiera verlo.

Mientras pensaba, Toushirou se dio cuenta.

— ¿Ella había olvidado Incluso el nombre de los colores?

Si ella ni siquiera podía recordar esas cosas, esto probable sería un obstáculo bastante complicado en su vida diaria también.

Él sentía que su cabeza se había despejado un poco más.

Dudando por un momento, Toushirou señaló el plato delante de Flika.

—Es este plato. El que tomó hace un momento era de color azul, y se usa para las ensaladas.

Con esto, Toushirou explicó el siguiente paso.

—Para que la servilleta vaya con el panino, por favor utilice esta.

Era una servilleta decorada con encajes verdes. Este era del tamaño perfecto por lo cual el diseño del plato solo se podía ver a través de él, y fue Toushirou—no Shuuya— quien tomó el arduo esfuerzo de pedirlo.

El pan fue asado en cuestión de segundos y esta vez, él lo tomo sobre el cuchillo.

—Cuando el jamón o el tocino toca directamente el pan, pierde su sabor. Es por eso que se coloca entre las lechugas.

Pensando acerca de cómo ella no reconocía los colores, él señalo cada uno de los ingredientes mientras le daba sus instrucciones, a lo que Flika lo llevo con habilidad.

Ella rápidamente reposo la lechuga, puso el jamón crudo y el tocino en la parte superior seguido de una capa uniforme de aliño y una pizca de pimienta molida. Entonces, después de otra capa de lechuga, este finalmente fue cubierto por la otra mitad del pan. Este tardo menos de 30 segundos para terminarlo.

—Sus dedos, son como un reloj.

Para ese aspecto, incluso Toushirou dio su honesta aprobación.

—Ahora, cortamos esto a la mitad. No hacia abajo, sino inclinado a un lado al igual como lo harías con un pan francés. Además, no tomes tu tiempo y hazlo en una sola rebanada.

—Siii.

Arrastrando su respuesta, ella luego corto el pan con sus con el cuchillo manejándolo habilmente.

Entonces, poniendo el producto terminado en el plato decorado, el panino estuvo terminado.

El olor fragante del pan, el aroma de la grasa del tocino, mezclado con el aroma de la pimienta, flotaba en la habitación y era más que suficiente para que cualquiera babeara.

—Perdón por la espera.

—Mmm.

Mientras Flika llevaba el panino, Ageha lo puso en su boca satisfactoriamente.

—No está mal. ¿No tendrás más talento que Toushirou?

Siendo elogiada por Ageha, Flika parecía algo aliviada.

A pesar de que fue cubierto rápidamente por su falsa sonrisa, pensó que era la primera expresión facial natural que ella había hecho.

—Quizás esta chica es sólo audaz en el exterior.

Al darse cuenta de eso, Ageha dijo deplorablemente,

—Sin embargo, a pesar de que este panino es de una calidad aceptable, ¿Me pregunto por qué el chocolate que hacen siempre de “Toushirou” es tan estándar?

— ¿Cuántas veces tengo que decirte que somos una tienda especializada en café para que puedas entender?

Tan pronto como Toushirou replicó, hubo un puñado de peatones que se colocaron en la entrada de la tienda, algo que rara vez ocurría.

… Bueno, era de esperar.

Puesto que el gran agujero en la pared estaba cubierto por una lona de color azul, esta era la realidad actual de Strada.

—Y una vez más, los clientes comenzarán a dispersarse…

Fue en ese momento cuando Toushirou sintió un dolor en el estómago.

Con un sonido metálico, la puerta se abrió y un hombre de mediana edad apareció adelante como si estuviera justo en medio del trabajo. Él no tenía un abrigo y llevaba un traje de negocios mientras llevaba un portafolio.

— ¿Está abierto el lugar?

—Por supuesto.

—Pues bien, tiempo para tomar un pequeño descanso.

Como si el hombre hubiera comenzado a rodar la pelote, número de peatones que se detuvieron en pleno camino entraron. Ya había pasado la hora del almuerzo y había muchos adolescentes, estudiantes, jóvenes en el lugar.

Fue la primera vez que este número de clientes entraron en la tienda, y los ojos de Toushirou se abrieron por sorpresa.

La mayoría de ellos estaban agrupados alrededor del mostrador, y el hombre que entró por primera vez vino a hablar con Toushirou.

—Ella es realmente muy hermosa. ¿Está siempre aquí a estas horas del día?

Tan pronto como se dio cuenta de eso, él se encontró escuchando la misma pregunta de cada uno de los clientes.

Parecía que de una manera u otra, su propósito había sido Flika.

Era cierto que su cabello blanco resaltaba. Incluso su aspecto era tan encantador que Toushirou la confundió con un ángel incluso si fue sólo por una fracción de segundos.

A pesar de que no podía decir lo mismo con su abrigo puesto, el uniforme de barista trazaba la silueta del cuerpo de la joven muy bien. A pesar de que ella era pequeña, su pecho se adaptaba bien para alguien de su edad, combinando con su delgada cintura, y por debajo de eso, una inflada falda y fluidas curvas.

Con una niña tan pequeña justo en frente de ellos, probablemente no habría nadie quien no pagaría la más mínima atención a ella.

Sorprendido por el enorme agujero en la pared y deteniéndose para echar un vistazo, uno vería a una chica dentro de la tienda sirviendo café. Este parecía tener el efecto de estimular la curiosidad de los peatones, haciendo que quisieran detenerse si tuvieran tiempo.

Echándole una mirada hacia Flika, ella pegó su pecho con una mirada de triunfo en su rostro, como para decirle: “¿Qué dijiste?”

— ¿Qué pasa con esa cara molesta?

Esas palabras casi salieron de su boca, pero Toushirou logro tragárselas.

—Va a ser difícil para mí responder a esta pregunta, pero siempre estoy listo para tomar su orden.

—Vaya, mi culpa. En primera, deme un café.

Había pasado mucho tiempo desde que él consiguió que alguien pidiera café y Toushirou estaba tan abrumado por las emociones que casi estaba a punto de llorar.

—Aquí está el menú.

—Ehhh, es raro ver café de Costa Rica.

—Probablemente no es un nombre que se escucha mucho en Japón, pero el suelo en Costa Rica es de una gran calidad y muy famosa, y produce granos de café de alta calidad. En cuanto al sabor, su amargura probablemente sería su punto fuerte.

—Si ese es el caso voy a pedir esto.

—Deme un expreso.

—Voy a pedir un capuchino.

Las órdenes provenían de uno en uno, y el aroma del café flotaba en toda la tienda.

—Flika, lleve este café a la mesa tres, y luego lleve este capuchino a la mesa dos.

Dándole un simple resumen de los arreglos de las mesas y pasando la bandeja y tasas hacia ella, Flika llevó la bandeja con ambas manos y las llevó a las mesas.

Su sentido del equilibrio parecía ser sorprendentemente bueno, y sus movimientos no tenían ni la menor inestabilidad mientras caminaba arriba y abajo dentro de la tienda.

—Disculpe, lo siento por la espera. Por favor disfrútelo.

—Ohhhh…, esta es la primera vez que he visto una sonrisa falsa tan obvia.

Viendo su nunca cambiada sonrisa falsa que no podía molestarse ni siquiera en cambiarlo incluso delante de los clientes, el cliente varón de mediana edad fue sorprendido en estado de shock.

—Por una sonrisa en nuestra tienda, eso sería un millón de dólares así que…

—No solo vayas y comiences tu propio negocio Flika!

—Ya veo, así que esto es lo que sucederá cuando el lugar no es un restaurante de comida rápida.

Rió el cliente de corazón mientras Toushirou gritaba sobre el mostrador.

Ese día, era la primera vez que Strada tenía un estruendo negocio desde que Toushirou comenzó a trabajar allí.

 

[1] Alter ego: Una persona que lleva una vida doble.

[2] Ikai tiene significado como otro mundo.

[3] Revista Gravure: Es una revista donde chicas de entre 10 a 25 años posan en bikini o ropa interior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s