Chronicle Legion Volumen 1

Epílogo

Epílogo

Los Chevaliers del feudo Kínai habían llevado un ejército de aproximadamente doscientos Kamuys para invadir Suruga.

Al día siguiente después de la derrota de este ejército a manos de Tachibana Masatsugu…

Akigase Rikka se recuperó de su estado inconsciente temprano en la mañana.

Al oír la noticia de la victoria, asintió con satisfacción. Estaba actualmente en la oficina del fuerte tutelar, revisando los videos del combate registrados por la genio Sakuya.

Los Kamuys Rojo-Púrpura activos en la pantalla aparentemente fueron nombrados Kanesadas.

“Impresionante.”

Viendo la batalla de los Kanesadas y el comando de Tachibana Masatsugu, Rikka no podía dejar de alabar.

Usando control noético para reproducir los registros, Sakuya estaba de pie en silencio delante de la mesa. Por supuesto, era una imagen no corpórea.

“Dime, ¿Sólo convocó a cien Legions? Como sospechaba, está ocultando su verdadero nombre y Fuerza Chevalier, ¿verdad…? Sakuya, compárteme tus impresiones.”

“Imposible especular. No puedo responder.”

La respuesta del espíritu dejó a Rikka pensativa. Ella estaba recordando el hermoso rostro de Masatsugu.

Está bien, como sea. Ella le preguntaría personalmente la próxima vez que lo viera. O tal vez, podría hacer una visita a la residencia de la princesa hoy para tener una discusión sin prisas.

“Tengo que agradecerle. Como compañeros Chevaliers, también hay temas que podemos conversar…”

Justificándose a sí misma, Rikka miró la parte superior de la mesa.

Mientras estaba inconsciente, un zorro tubo había llegado desde fuera de la ciudad de Suruga, con varias noticias y órdenes.

En primer lugar, la atención de Rikka se centró en “Hasta ahora se han confirmado las fuerzas británicas.”

Las fuerzas imperiales británicas ayudando—No, liderando—la Alianza de la Restauración pertenecían a la Primera Brigada Expedicionaria de la Flota del Lejano Oriente.

El despliegue de las legiones de caballeros incluía siete Chevaliers y tres grandes destructores.

Además, había cuatro lanchas de desembarco tripuladas por sus respectivos marinos. Otros incluían buques de suministro a cargo de la logística militar, barcos especiales encantados de la fuerza de bestias sirvientes, etc…

Después de eso, Rikka leyó el mensaje enviado por su padre, Akigase Shouzan.

No había ninguna carta personal en absoluto, puramente órdenes emitidas por el general gobernador de la región de Tōkaidō.

“Defender la fortaleza tutelar de Suruga hasta recibir otras instrucciones… Eso es simplemente irrazonable. Pero pensar que él me ordenó permanecer aquí…”

Rikka sonrió irónicamente. En un principio pensó que su padre le ordenaría que se fuera de la ciudad de Suruga, al igual que la princesa había especulado unos días antes.

“¿Esto significa que tiene un plan para contraatacar?”

Era el cuarto día desde la invasión de Suruga.

Después del fin de semana lleno de acontecimientos, finalmente era lunes. Sin embargo, la imposición de la ley marcial en la ciudad de Suruga no había cambiado.

Con la Alianza de la Restauración bloqueando los alrededores, nadie podía salir de la ciudad de Suruga.

Sin embargo, en el dormitorio “Lirio Negro” de la preparatoria Rinzai, la residencia de la princesa imperial, había algunos cambios.

La dama de la casa había reclutado a un caballero, y aquel hombre había obtenido tanto una peligrosa espada japonesa como un ejército de Legions en unos pocos días.

Siendo después de las 9 am. Después de un desayuno tardío…

Shiori, Masatsugu, y Hatsune estaban reunidos en la sala de conversación.

“¡Oh no, está lloviendo!”

La dama de compañía, Hatsune, salió de la habitación apresurada.

Grandes gotas de lluvia caían fuera de la ventana. Ella debe haber ido a retirar la ropa.

“Se siente un poco extraño.” A solas con la princesa, Masatsugu dijo a su nueva señora, “Esta ciudad se enfrenta a la guerra, sin embargo, como residentes, estamos simplemente viviendo nuestras vidas relativamente normales.”

Del mismo modo, todo el mundo estaba ocupado con su propia ropa y cocina. Algunas tiendas al azar en la ciudad todavía seguían en el negocio.

Después de la proclamación del estado de guerra, las instituciones educativas habían suspendido las clases. Taisei había enviado un mensaje antes, diciendo que muchos estudiantes todavía se seguían reuniendo en el edificio de la escuela de la Preparatoria Rinzai. Masatsugu y compañía planeaban comprobarlo más tarde.

“Los tiempos son diferentes hoy en día en comparación con el mundo antiguo o medieval. Además, con la Carta de Caballería en su lugar, hacer cualquier cosa demasiado atroz conduciría al aislamiento internacional. Pero, por supuesto…” respondió Shiori, relajándose mientras estaba sentada en el sofá.

Masatsugu estaba al lado de la ventana, mirando la lluvia que se hacía cada vez más pesada.

“Hay muchos campos de batalla en este mundo donde tales ideologías no se aplican.”

“Ya veo”, Masatsugu asintió con la cabeza.

Más precisamente, esto se refería a la diferencia entre la “guerra expansionista” y “guerra civil/golpe de Estado.”

“Por cierto, Masatsugu-sama…” Shiori le hizo una pregunta: “¿Todavía… no sabe en que era y país nació?”

“No, aun no lo sé, princesa. No hay suficientes indicios en los recuerdos fragmentados que me ayudó a ver.”

En el santuario de agua, Masatsugu había tenido un vistazo de su pasado. En realidad, no podía recordar la mayor parte de los detalles, como qué tipo de armadura llevaba o cómo los caballos estaban equipados en su vida anterior.

Eran como los contenidos ambiguos de un sueño.

Si pudiera recordar el estilo de su equipo ecuestre8, podría haber una oportunidad de desentrañar el misterio de su pasado.

“Para ser honesto”, dijo Masatsugu cándidamente, “No estoy interesado en mi pasado en absoluto. En los últimos dos años, ha sido muy claro para mí que puedo vivir a pesar de la amnesia.”

“Bueno…”

“Es sólo que, al saber mi verdadero nombre, será más fácil reponer el fluido ectoplásmico. Con eso, debería ser posible para mí… enfrentarme a ese Chevalier de la noche anterior,” dijo Masatsugu, mirando por la ventana.

Habiéndose convertido en el caballero de la princesa Shiori, un choque con los mejores generales británicos era inevitable. Antes de ese enfrentamiento, debía reforzar su propia fuerza de combate.

Sin embargo, todavía no había encontrado la llave para abrir la puerta a sus recuerdos.

Que preocupante futuro. Cuando Masatsugu pensó eso, notó algo.

Él estaba en la ventana mirando el paisaje lluvioso. El vidrio reflejaba la escena detrás de él, eso incluía a la princesa sentada en el sofá.

Shiori parecía un poco inquieta.

Parecía como si quisiera decir algo, pero se detenía a sí misma cada vez.

Después de ver esto repetirse cuatro veces, Masatsugu habló, “Princesa, ¿Qué sucede?”

“¡N-nada, por favor no me haga caso!” Enormemente sacudida, Shiori tosió ligeramente antes de decir, “M-Masatsugu-sama, ¿Podría venir?”

Shiori inexplicablemente hizo una solicitud de este tipo, pero Masatsugu no tenía ninguna razón para rechazarla. Se acercó al sofá y se sentó a la izquierda de Shiori. Ella extendió su mano izquierda

Colocando su delicada mano suavemente sobre la parte superior de la mano derecha de Masatsugu.

Tan cálido. Masatsugu podía sentir un calor confortable de su palma.

“Lo sabía…” suspiró Shiori. “Masatsugu-sama, su cuerpo normalmente tiende a ser frío.”

“Supongo. He medido mi temperatura corporal un par de veces. La media es de treinta y cuatro grados centígrados.”

“E-Ese número es claramente anormal. ¡Mi conjetura es que, sin duda, está relacionado con el problema de suministro de fluido ectoplásmico!”

“Ya veo, así que es por eso.”

Durante los dos últimos años, cada vez que la temperatura de Masatsugu era tomada en lugares como hospitales, todo el mundo siempre lo encontraba increíble.

Después de conocer el motivo, Masatsugu asintió.

Girando su cabeza, evitando deliberadamente la cara de Masatsugu, Shiori dijo, “Por lo tanto… Hay que prepararse regularmente de forma adecuada.”

“¿Prepararse?”

“En efecto. A diario o una vez cada varios días, si compartiese el origen del fluido ectoplásmico—el calor de mi sangre—con usted en cantidades adecuadas…”

La princesa mantuvo su cálida mano en la parte superior de la mano derecha de Masatsugu todo el tiempo.

“Masatsugu-sama, usted debería ser capaz de utilizar incluso más Kanesadas.”

Masatsugu fue iluminado al instante. Así que había esta solución también. Sin embargo, la cantidad de energía que podría almacenar y cuán grande sería la carga que ello impondría sobre la salud de Shiori eran preguntas que sólo podían ser contestadas después de haberlo probado.

En cualquier caso, este experimento valía la pena ser probado a ciencia cierta.

“Princesa.”

Masatsugu llamó a Shiori en agradecimiento, mirando fijamente el costado de su cara.

Shiori todavía se negaba a hacer contacto visual. La razón era muy simple. Estar tomados de la mano era muy embarazoso ya y ella era demasiado tímida para mirar a la cara a Masatsugu.

Sin embargo, Shiori respondió: “P-Por favor no se preocupe por ello. Masatsugu-sama, ya que compartimos el mismo destino ahora… También he prometido ayudarle en todo lo posible.”

“Eso es cierto, entonces será mejor que me dé prisa y libere la ciudad de Suruga antes de la fecha del festival escolar.”

“¿S-Se refiere a la competencia de belleza…?”

“No se olvide de llevar un traje de baño, princesa.”

“Ooooooh…”

El recordatorio de Masatsugu llevó a Shiori a bajar la cabeza de vergüenza.

Durante todo este tiempo, sus manos permanecieron superpuestas. Entonces…

“¡Princesa, Onii-sama! ¡He retirado correctamente la ropa sin una sola gota de lluvia sobre ella en absoluto!”

Un golpeteo de pasos apresurados se podía oír desde el pasillo. Oyeron el alegre informe de Hatsune.

Después de haber cumplido con sus obligaciones como dama de honor y encargada de limpieza, Hatsune regresó a la sala.

“Princesa, ¿Qué está pasando aquí?”

“No es nada en absoluto, simplemente estoy revisando las manchas en el techo.”

Hatsune se sorprendió por la elegante respuesta de Shiori.

Cinco segundos antes, la princesa seguía sentada junto a Masatsugu, sosteniendo su mano. Ahora, ella estaba de pie sobre la pequeña mesa de adelante, con una serena sonrisa.

ChronicleLegion_01_BW14.jpg

De hecho, al instante en que oyó la voz de Hatsune…

Shiori tuvo mucho miedo de dejar que Hatsune sea testigo de la escena de ellos tomados de la mano.

Por lo tanto, se había liberado de la mano de Masatsugu y se levantó del sofá bastante rápido, de tal manera que terminó saltando sobre la mesa.

Teniendo en cuenta su pobre capacidad atlética, este fue un gran logro de agilidad.

El sentido de la vergüenza de la doncella debe haber despertado su potencial dormido (?) dentro de sí misma.

“¿Puedo molestarte pidiéndote que prepares una taza de té negro…? Lo siento por pedirte esto inmediatamente después que regresaste.”

“No hay problema, de inmediato~” Hatsune respondió alegremente a la princesa de pie sobre la mesa.

Dotada de una inteligencia y belleza excepcional, Fujinomiya Shiori era una maestra de las fachadas.

Sin embargo, a menudo se topaba con la presencia de Tachibana Masatsugu, exponiendo pánico y su lado ansioso de vez en cuando. La señora de Masatsugu en el mundo moderno era realmente una chica fascinante.

En cuanto a él, Tachibana Masatsugu, era un antiguo guerrero con un nombre olvidado y recuerdos perdidos, un poderoso Chevalier… Por desgracia, no podía recurrir a su poder libremente.

En cualquier caso, las batallas que estos dos enfrentarían acababan de empezar.

Japón Imperial, el Imperio Romano Oriental y el Imperio Británico. Las alianzas siempre cambiantes y rivalidades entre estos tres países hundirían a las islas de Japón en el conflicto y la confusión.

La cortina se había levantado sobre una época dramática tripartita, reflejo de los Tres Reinos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s