Tokyo Ikai no Barista Volumen 1

Prólogo

—ugh, esto es amargo……

Incorporándose en la cama y bebiendo de la taza de café, la joven sacó su lengua con una cara desencajada.

Ella tenía un largo y hermoso cabello plateado que hizo todo su camino hasta su cintura. Sus dos grandes ojos sobre su pequeño rostro eran como el color del mar. Sus ojos y nariz eran finos como el de un europeo occidental, pero a diferencia de un europeo occidental, ella tenía una delgada y pequeña estructura. Teniendo en cuenta su apariencia única, ella parecía como que fuera alguien que las personas llamarían un hada.

Ella era una joven con una misteriosa aura a su alrededor.

— ¿No estás mal con las cosas amargas? ¿Qué tal si dejas de ser terca y le agregas leche?

Este era una habitación dentro de un hospital. Aunque él no había preguntado a la chica qué tipo de enfermedad tenía, ella fue asignada a una habitación privada en la que incluso se podría utilizar una cocina portátil. Al lado de la cama había pilas de libros que parecían ser sus materiales de lectura.

Toushirou dio una sonrisa irónica mientras levantaba el gotero de café dentro del fregadero, y la joven negó con su cabeza obstinadamente.

—No puedes. Usar la leche para tales fines es una contaminación en si para leche.

— ¿Y no para el café, eh?

—Eso es porque la leche es bueno para ti.

Inflando sus mejillas, la joven volteo su cabeza.

Ella parecía muy particular acerca de su estatura, es porque ella tomaba leche para las tres comidas cada día sin dejar un día.

—Si realmente amas tanto la leche, debería haber traído un poco…

—Yo quería beberlo porque Toushirou dijo que era agradable.

En un principio, todo comenzó cuando Toushirou escucho que tomar café mientras estudiabas podría ayudar a aumentar la eficiencia de uno y decidió probarlo.

Gustándole incluso más de lo que él había anticipado, este ahora se había extendió hacia él encontrando la mejor manera de preparar un delicioso café a través de numerosos ensayos y errores. Por otro lado, sus estudios habían sido ignorados, pero eso es un asunto trivial.

Gracias a él habiendo tocado brevemente sobre el tema, la joven comenzó a pedirle que le hiciera algo de café.

—Con los granos recién molidos, sin embargo.

Siendo molestado por una chica tan preciosa, ella había puesto a Toushirou en un poco mejor estado de ánimo. Él molió los granos justo antes de visitarla, pero parece que no se ajustaba a sus papilas gustativas.

—Bueno, Traeré leche conmigo para la próxima. Ya que ellos lo tienen en la tienda debería estar bien para los pacientes tomarlo.

Tan pronto como esto fue dicho, la joven entró en pánico como si estuviera perdiendo. Entonces, ella frunció el ceño con tristeza.

—…Esto lo hará.

—Espera, ¿No puedes manejar esto cierto?

—Es injusto si Toushirou puede beberlo pero yo no.

Ella entonces bebió de la taza una vez más, encogiéndose mientras intentaba aguantar la amargura y miraba de mala gana hacia el libro que tenía en la mano.

En la montaña de libros junto a su almohada, los libros de estilo occidental eran los más ilustres, aunque algunos libros de estilo japonés podían verse aquí y allá. Cuando él estaba a punto de intentar y preguntar qué tipo de libros ella estaba leyendo—

—Es una historia acerca de un mundo indefenso siendo salvado por un poco de magia.

Eso fue todo.

Cuando Toushirou pasó a reírse de esto por sonar infantil, ella permaneció en silencio durante un tiempo.

Mientras recordaba acerca de lo que acababa de ocurrir, Toushirou inclinó su cabeza con duda.

—Oh espera, ¿Podría ser un poco tarde Pero está bien para los pacientes tomar café?

—Hmpf; como la joven una vez más se daba la vuelta; —Está bien. Estoy casi recuperada.

— ¿En serio?

Como el rostro de Toushirou se llenaba de asombro, la joven sonrió. Justo cuando él pensaba que la joven le frunciría el ceño, ella sonrió como si estuviera pensando en una mala broma. La sola observación de sus siempre cambiantes expresiones faciales eran divertidas por sí mismo.

—Además, muéstrame cómo mueles los granos para la próxima.

—A pesar de las muy altas en calorías del café con leche.

—Está bien. Ya que solo hablando con Toushirou es lo suficientemente agradable.

—No se puede hacer nada, eh…

A pesar de que él dejó escapar un suspiro, después de ver esa sonrisa tan despreocupada, no había manera de que él pudiera rechazarla.

Más aún después de enterarse de que Toushiro era el único que la visitaba, aparte de la familia de ella.

Ahora que se piensa de esto, para toushirou, ella fue probablemente su primer amor. Él la había estado visitando frecuentemente, sólo para ver su rostro.

—Hasta mañana Tohshiroh.

—Hasta mañana Fleu.

Al día siguiente, Toushirou trajo el café con leche mientras se quejaba y luego le demostraba la manera de moler los granos de café.

Poco tiempo después de ese día, Tokio se convirtió en algo diferente a todo lo anterior. Y entonces, la joven en el hospital también—

Este fue un incidente que tuvo lugar hace tres años.

2 comentarios en “Tokyo Ikai no Barista Volumen 1”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s