Kujibiki Tokushou: Masou Hāremu ken – Capítulo 8

Mofu Mofu

— A pesar de que yo fui quien las recomendó, ¿está realmente seguro de eso? Con eso—

— ¡Si! ¡Quiero a esta chica!

Declare firmemente.

— ¿Cuánto cuesta ella? ¿Qué hay acerca de los trámites? ¿Cuándo puede ir a mi residencia?

— Haa, no. Si Yuuki-sama está satisfecho con ella entonces.

Saramas limpio su garganta y arreglo su expresión.

— Desde ahora, ella es su maid. Por los trámites, nosotros nos encargaremos. Le enviaremos la factura en un futuro, así puede hacer su pago cuando crea conveniente.

— ¡Es así! ¡Gracias!

Tome a la chica conmigo.

Era tarde pero, por ahora Saramas estaba intentando de acoplarse a mis preferencias. Él trataba de ganarse mi favor, lo más probable porque yo tenía una conexión con Helena-hime. Pero por el momento, estaba feliz, que no le tome importancia.

***

Regrese a mi mansión y fui a la sala de estar con la chica. La mire una vez más.

Primero que nada ella es linda, súper linda. Si se convirtiera en una idol ella se ganaría a todo el público en compañía de su coestrella—su ternura. Definitivamente es linda, pero más importante de todo, las cosas que tenía detrás. Orejas y una cola.

Esas esponjosas orejas y cola.

Quiero tocarlas. Quiero tocarlas y acariciarlas.

Mofu mofu mofu…

— Uh… um…

— ¡Waa! ¡Estaba volando en un claro día nevado!

Después de escuchar la voz de la chica, apenas pude recuperar mis sentidos. Una vez más, mire a la chica. La chica parecía estar un poco asustada por la forma en que la vi. Esto es malo, de alguna manera la asuste. Haciendo una sonrisa con mis labios, le dije.

— Primero que nada, hay que presentarnos. Mi nombre es Yuuki Kakeru.

— Yo soy Miumi Miu

— Miu eh, es un buen nombre. Te llamare Miu desde ahora tu llámame maestro.

— Lo… entiendo.

Miu asintió tímidamente.

— ¿Entonces maestro? ¿Qué debería hacer?

— Um… que deberías hacer.

— Ahh… trabajo.

Como pensé, ella estaba un poco asustada de mí. Estuvo mirando mi expresión todo el tiempo.

— Hm, ya veo.

Pensé, que hay muchas cosas que quiero que la maid haga. Era mi sueño desde hace mucho tener mi propia maid. Para que me limpie los oídos con cera, o para que ponga su encanto mágico en mi comida. Había muchas cosas que quería que hiciera, había demasiadas cosas pero… todo lo que había pensado voló lejos.

— ¡Hora esponjosa!

— ¿¡Ho-Hora esponjosa!?

— ¡Así es! ¡Es la hora esponjosa!

Dije eso y puse mi estrés de primero. Miu bajo sus orejas, y las tapo usando ambas manos.

L I N D A

¡Linda, ella es muy linda! Que ser tan lindo. ¡Quiero acariciarlas! ¡Quiero acariciarlas demasiado!

— ¡Esta bien! ¡Vayamos a la cama!

— ¡Eh-hyaaahh!

Tome una mano de Miu la cual estaba cubriendo una de sus orejas y salto de repente. Como lo hice con un poco de fuerza ella forzosamente me empezó a seguir. A donde me dirigía era a la habitación donde estaba la cama más grande.

— Ma, Maestro. Por favor espere un segundo.

— ¿mmh?

— ¿Por qué tiene que ser en esa habitación? Si quiere hacer *mofu mofu* la habitación en la que estábamos está bien.

— ¿De que estas hablando?

Lo dije con una voz fuerte.

— Claro que quiero hacer *mofu mofu* mientras estamos acostados juntos en la cama.

— ¿Dormir juntos?

— Correcto, ¡dormir juntos! Dormir juntos mientras hacemos *mofu mofu*. ¡Esa es la manera más natural de hacerlo!

— ¡Nunca había escuchado nada como eso antes!

Mientras teníamos tal conversación, llegamos a la habitación.

Mientras sostenía la mano de Miu, caímos juntos en la cama.

— mofumofu

— Kunnnn…

Miu dejo salir una serie de voces seductoras mientras yo me *mofu mofu* a ella encima de la cama.

Sin dar ninguna importancia hacia la resistencia que ponía, yo total y completamente *mofu mofu* a ella.

***

Ya era de tarde cuando me levante. La luz de la tarde entro por la gran ventana abierta era brillante que hizo que me cubriera los ojos con mi mano. Mire a Miu. Ella estaba durmiendo con su cuerpo acurrucado, parecía muy pequeña en esa posición, era muy diferente a mí que dormía con las piernas y brazos estirados. Nunca pensé que un cuerpo humano pudiera hacerse así de pequeño. Parecía tan pequeña como una bola redonda.

— Neko nabe1

Claro que no era algo como eso pero, de alguna manera me hizo recordarlo. Por lo linda que se ve en este momento.

— Muyaa…

Puedo escuchar que habla dormida, su cola movió un poco la sabana. Como era tan linda, toque un poco sus orejas. Su cuerpo se retorció un poco y se acurruco más comparado a hace unos momentos. Después del *mofu mofu*, tocar sus orejas era muy agradable.

***

En el comedor en la noche.

— ¡Um! ¡Está delicioso!

Estaba comiendo lo que había preparado Miu. Por cierto, Miu se puso un traje de maid. No era un traje que estaba preparado en esta habitación, era un traje el cual ella había traído. Era un traje especial en el cual su cola podía acoplarse. La comida que había preparado mientras vestía el traje de maid realmente estaba deliciosa.

— ¿De verdad?

— ¡Si, estaba realmente delicioso!

— Me alegro. Había tomado una clase de cocina pero siempre me regañaban porque mi comida tenía un fuerte sabor.

— Ahh, ahora que lo mencionas el sabor es un poco fuerte, pero está bien así.

Comparado con la comida de antes, la cual consistía de salsa de soya, mayonesa y cátsup. Esto está mucho mejor. Mientras el sabor no sea tan fuerte. Todo estará bien.

— Umm. Como lo pensé es delicioso. Con este nivel de sabor está completamente bien. Te dejare la cocina a ti Miu. Ah, después de esto también te daré algo de dinero. Te harás cargo de las compras también Miu.

— Lo entiendo. Cocinare muchas cosas deliciosas para usted maestro

Miu lo dijo encantada. Su cola se empezó a mover de derecha a izquierda.

……Es linda

— Ahh, y también intenta hacer tareas de limpieza. Si se te complica avísame. Hare algo al respecto.

— ¡Si! Está bien.

— Después de eso habrá *mofu mofu*

— Hauu…

— Mientras tanto… mofu mofu en las mañanas, mofu mofu de viajes seguros y mofu mofu de bienvenido de vuelta maestro. Esos serán tus deberes principales.

— En-Entiendo…

Al contrario de cuando le dije de la comida y de la limpieza, ella respondió con unos ojos llorosos. Es su propio sentido eso era muy lindo, me siento como si quisiera hacer un poco de mofu mofu.

***

Al siguiente día, fui por vacas de montaña a las llanuras. Mientras vagaba en busca de vacas de montaña, pensé en algo bueno. El momento cuando cazo vacas de montaña y en el momento cuando derrote a Arumoss y sus subordinados. Lo hice fácilmente, pero la forma en que lo hice no fue la más lista. Le deje todo a mi fuerza.

Debería de ponerlo como en los juegos de RPG, cuando eres el máximo nivel posible, puedes matar a todos los monstruos fácilmente. A pesar que puedes hacer eso, el proceso es un poco complicado. Ese tipo de pensamiento es el que tuve. Necesito encontrar la manera de utilizar mi fuerza apropiadamente.

Mientras pensaba eso finalmente encontré una vaca de montaña.

— Entonces… debería de empezar a cazar.

Troné mis dedos y me dirigía a la vaca de montaña.

 

5 comentarios en “Kujibiki Tokushou: Masou Hāremu ken – Capítulo 8”

  1. Jajaja este prota m hizo el día mira q mofu mofu a todas horas del día como su principal labor nada que ver con los pinches princesos que nos invaden hoy en dia definitivamente es lo q debes hacer con una maid esclabla aunque me hubiera gustado más detalles del mofu mofu xD
    Muchas gracias por el capítulo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s