Hai to Gensou no Grimgar Level 3 -Capitulo 1-

“¡Ranta, no te separes demasiado de nosotros!” Haruhiro advirtió mientras giraba detrás del capataz Kobold. Mogzo, como había prometido, buscaba una puerta o apertura para hacerla explotar.

No les fue demasiado difícil de encontrar.

¡Ahí! ¡Otra vez! La mayor defensa de los Kobold llena de hoyos.

Él fácilmente podía derribarla. Haruhiro observó cómo velozmente se agitaba la cola del anciano y hacía temblar todo a su alrededor, pero esta vez ya había captado el patrón de sus movimientos.

Si Mogzo atacó de la forma “A”, Luego deberíamos reaccionar con “B”, Luego con “C”, Luego sería la “D” de seguro. Haruhiro era capaz de predecir sus movimientos.  Él estaba confiado de que podría terminar esto rápido con cualquier [Puñalada] o [Fabricante de Viuda].

Pero él no se acercó. Él no quería terminarlo. Solo matarlo y ya no era suficiente.

Él quería que aparezca la línea para él. Esa línea borrosa, indistinta que brillaba como el fuego.

Él quería ser capaz de verlo. La Maestra Barbara de los ladrones Salvajes fue quien una vez le dijo, “La línea que tú ves y sientes, quizás es la mejor forma de describirlo, aparece una o 2 veces para alguien quien tenga mucha experiencia”.

También dijo: “No es como si pudiéramos hacer que aparezca concentrándonos fuertemente o algo así”.

Y aunque ella le dijo eso “Eso no es una mala señal” Ella lo mantenía vigilado. “Pero no te equivoques. No es nada especial”.

Aparece una o dos veces para quien haya acumulado suficiente experiencia. Pero aparecio más de una vez para Haruhiro, y había aparecido por su brillante y particular forma en la que mató a Deathpatch. Pero si la línea no aparecía, no había forma en la que Haruhiro pudiera matar al jefe kobold.

Deathpatch pudo dejar a Haruhiro detrás y adelantarse a todos los demás; talvez incluso matarle. ¿Cuántos habrían muerto? La línea había salvado a Haruhiro y el a todos los demás.

Sólo que apareció por coincidencia. Y sólo apareció para él. Y si ese hubiera sido el caso, hubiera sido pura suerte. Haruhiro solo tuvo esa suerte, si la fortuna no hubiera estado con él, todos habrían muerto.

Haruhiro no quería creer que fueron salvados por suerte. En realidad, ni él entendía su propio razonamiento, pero lo que él sabía con certeza es que él quería ver la línea.

Quería ser capaz de verla como pudiera, si el pudiera hacerla aparecer cuando el quisiera… ¿Sería invencible?

No tenía ambiciones de ser como un Dios o algo así, Pero él quería ser fuerte. Él quería la fuerza para darle la vuelta a las batallas cuando más importara.

“-THANK” fue el golpe final de Mogzo.

Vamos… linea aparece, ¡Vamos aparece! ¡Linea! Rogaba Haruhiro, pero diagonalmente bajaba la espada de Mogzo. Atrás de la técnica [Rompimiento Rabioso] Venia toda la terrible fuerza de Mogzo en un solo y aplastante golpe.

La espada de Mogzo cortó unas buenas 20 pulgadas del hombro del anciano Kodold.

Rebanando la cota de mallas como si ni siquiera existiera. La fuerza de Mogzo era increíble, aunque no era todo musculo, también era su nueva espada: The Chopper.

Todo el mundo había dado sugerencias para el nombre de la nueva espada de Mogzo,

Pero al final “Ranta” sugirió “The Chopper” y fue la escojida. La espada tenía una longitud mediana. Cerca de unos cuatro pies de largo, pero era una espada increíblemente gruesa,
y a pesar de que tenía un guardia de cruz, su apariencia en general era el de un cuchillo de carnicero gigante.

Era la espada que pertenecia a Deathpatch, pero Mogzo hacia mejor uso de ella, él derribo al capataz kobold con un gruñido, Luego inserto la espada en su cabeza, rompiendo su cráneo como si fuera un huevo

“-SIGUIENTE” Mogzo gritó.

“Demonios, impresionante y rudo” Pensó Haruhiro.

“¡Haru!” Mary lo llamó. Mientras el estaba ido viendo asombrado la destreza de Mogzo,

“Eh… ¿¡S… Sí!?” Haruhiro respondió de vuelta

“¿¡Qué demonios estás haciendo?!” Ranta regañó

Ranta era la última persona de la que Haruhiro quería escuchar eso.

Pero tenía que admitir que se había distanciado de ellos en ese momento.

Ultimamente habían estado cazando kobolds ancianos en el tercer estrato residencial similar al de las minas de la sirena. Los más viejos talismanes se valoraron con alto precio en el mercado. Y después ellos eliminaron a Deadpatch, el tercer estrato era un lugar relativamente seguro para cazar, los ingresos que se conseguían ahí eran estables.

Pero eso no quiere decir que el peligro fuera nulo, como sea. Esto seguía siendo territorio enemigo, y ellos podían pagar el precio si se hacían complacientes. Mogzo había llevado afuera al capataz, dejando sólo dos trabajadores Kobold. Ranta trabajó un tiempo en Kobold, Yume y Mary se unieron para interceptar a Kobold B.

Pero solo es otro anciano liderando el árbol de pequeños cerdos, trabajadores recibían muy poca paga después de su retiro. Justo cuando pensaron que el resto de peleas serían como una brisa por que el grupo más fuerte fue derribado el mundo fue y lelanzó una llave en sus planes.

“¡Seis de ellos!” Justo cuando Haruhiro había terminado el recuento, Mogzo gritó “¡Gracias! ” Y aplastó al oponente de María y el oponente de Yume, Kobold B.

“Ah, ahora son 5” Corrigió Haruhiro.

Ranta bloqueaba espadas con Kobold A y empujaban fuertemente.

Esa era su nueva Terrorifica habilitad de caballero,

 

 

 

 

[Expulsion Frenesi], en la cual el presiona con su espada para contener a un oponente que se había acercado demasiado, antes que saltara hacia atrás y mantuviera mayor distancia entre ellos. No se suponía que fuera una técnica ostentosa, pero Ranta tenía una forma de exagerar cualquier cosa que hiciera.

Haruhiro tenía que admitir, sin embargo, que [Expulsion Frenesi] tenía el potencial de combinarse bien con otras técnicas.

“[Estocada de Ira]!”

Ranta había ejecutado la técnica fuera de rango, pero dio un paso hacia adelante para compensarlo y condujo su espada hacia la base de la garganta de Kobold A. fue una muerte instantánea para el kobold y Haruhiro admitió de mala gana que Ranta se veía interesante por una fracción de segundo.

No eran solo sus técnicas de lucha las que habían mejorado; Ranta estaba además equipado con una nueva escafandra. El casco en forma de cubeta al cual había sido tan parcial estaba dañado más alla de lo reparable, asi que el había comprado un casco bascinet nuevo, completo con un visor desplegable. Era usado, pero pintado en negro y Ranta había dicho algo tonto acerca de ello, haciéndolo ver tal como un atemorizante caballero patea traseros debería de verse.

Bueno, ahora Haruhiro tenía que concederle eso un poco, porque Ranta se veía bastante atemorizante y caballeresco en ese momento fugaz.

“¡Uh… quedan cuatro mas!” Haruhiro grito, ligeramente nervioso mientras comenzó a dar las órdenes de nuevo. El era el líder, después de todo. “Mogzo, encárgate del anciano!” Ranta, toma a uno de los trabajadores y derríbalo rápidamente! Yume y yo nos encargaremos de los otros dos!”

Mogzo se enfrentó al anciano con un grito. Cuando se bloquearon sus espadas, Mogxo ejecuto [Ataque Espiral] y se lanzó al ataque, forzando al hombre a retroceder.

“[Corte de Odio]!” Ranta brinco hacia Kobold C. Su ataque inicial fue desviado, pero Ranta se mantuvo presionando, desplegando una ráfaga ofensiva.

Yume ataco a Kobold D de frente, y cuando realizo un contrataque con un blandeo de su pala, realizo un salto mortal bajo para evadirlo; su nueva destreza, [Bóveda de Zorro]. En realidad, fue considerada como una técnica basada en kukri, aunque Haruhiro no veia por qué; el arma nunca fue usada directamente. Yume se acerco nuevamente al sorprendido Kobold D y ejecuto su combo [Cuchillada Barredora] y [Corte Transversal], obligándolo a retirarse.

“Whoa!” Grito Haruhiro, aunque él no estaba tratando de hacer un alboroto ni algo por el estilo.

Retar a un solo oponente no era realmente el punto fuerte de la Clase Ladron. Kobold E blandio su pala hacia Haruhiro multiples veces, mientras Haruhiro desvio sus ataques con [Aplaste]. Las palas eran utilizadas para minería, pero al ser hechas de metal del mango a la punta, eran además eficaces como arma.

[Aplaste] era sobre todo una destresa defensiva, pero si la oportunidad se presentaba, Haruhiro podía además usarla para crear una apertura en la defensa de su oponente.

El lo hizo ahora que Kobold E trajo su pala hacia abajo en un arco amplio. Haruhiro lo esquivo en lugar de desviarlo con [Aplaste]. Kobold E se dio cuenta del peligro y rápidamente saco su arma de vuelta. Ataco nuevamente, pero esta vez con un mas pequeño y compacto balanceo, apostando más a velocidad que a poder.

¡Ahora! Haruhiro lo pensó y desvio la pala de Kobold E con [Aplaste]. No fue el [Aplaste] usual, sin embargo. Haruhiro le imprimio fuerza a la técnica para forzar la pala del kobold a un lado y lejos de su cuerpo. El kobold ahora estaba totalmente abierto.

Haruhiro dio un paso hacia él, usando su mano izquierda y su antebrazo derecho para sujetar y bloquear el brazo derecho de Kobold E. Kobold E grito cuando su codo quedo inmovilizado, aún cuando Haruhiro barrio sus pies por debajo de él y lo derribo al suelo.

Era la nueva técnica que el Maestro Barbara enseño, o más bien, latía en el: [Arresto]. Y aunque se sentía bien el haberla ejecutado perfectamente, no era realmente una técnica deslumbrante.

Mientras Kobold E se encontraba aún en tierra, Haruhiro estampo su pie fuertemente en su mandibula. La cabeza de los kobolds tenia la forma de la de un perro; su mordida era poderosa pero la estructura osea era delicada. La forma en la que sus mandíbulas estaban construidas las hacia especialmente vulneables a ataques desde un costado. Kobold E estaba ahora inconsciente, o lo suficientemente cerca.

“OOm rel eckt pram das!” exclamo Shihoru.

Una difusa, negra sombra elemental se disparó desde la punta de la vara de Shihoru, volando a través del aire en una espiral apretada.

“¡Yume, cuidado!” indico Shihoru.

Yume se agacho con un grito a medida en que la sombra elemental volaba justo por donde su cabeza había estado. Golpeó a Kobold D directo en la cara y comenzó a filtrarse en su cuerpo a través de sus orejas, boca y nariz. Los movimientos de Kobold D cesaron, endureciéndose su cuerpo como una tabla de madera.

La nueva técnica de Shihoru, [Sombra Total], era un hechizo que literalmente se introducia en la cabeza de los enemigos para desconcertarlos. Ella había cogido este hechizo en particular porqué quería más habilidades ofensivas y, en efecto, a diferencia del [Sueño Fantasma], funcionaria inclusive en enemigos alertas y de voluntad fuerte. La elección del hechizo le sentaba muy bien a Shihoru y además era increíblemente útil en combate.

Incluso ante la mirada de Yume, Kobold D repentinamente tiro a un lado su pala, viéndose increíblemente confundido. Yume ataco furiosamente con su kukri, enfatizando cada uno de sus golpes con un tremor. Para cuando Kobold D recupero sus sentidos, era ya demasiado tarde. Yume había hecho trizas su cuerpo tan gravemente que ya no habría contrataque alguno.

“¡Argh!” Ranta termino a Kobold C con su combo [Expulsion Frenesi] – [Estocada de Ira] del cual se había enamorado tanto últimamente.

Parte 2 de 2

 

El gruñido de Mogzo llego desde la cercanía, y Haruhiro se preguntaba si el anciano le estaba dando una dura lucha. No, ese no era el caso, concluyo Haruhiro. El anciano parecio haber encontrado una abertura y estaba bajando su espada sobre el brazo izquierdo de Mogzo. Pero solo porqué Mogzo se lo estaba permitiendo a propósito.

Mogzo estaba ahora equipado con un repliegue de acero que protegia su cintura y abrazaderas de acero en ambos brazos. Ambos fueron comprados usados. Pero fueron reinstaladas por un armero. Y Mogzo había además adquirido una nueva técnica de lucha para complementar su pesada armadura.

La espada del anciano capataz cayó sobre el brazo de Mogzo con un sonido metalico pesado, pero reboto. No obstante, no era simplemente una desviación normal; era la técnica [Proteccion de Acero]. El no pertenecia al clan de los Gerreros, asi que Haruhiro no sabía con certeza los detalles detrás de ella, pero de algún modo era una forma especial de reforzar su armadura con su energía propia de tal forma que todos los ataques enemigos rebotasen.

Y como si no fuera defensa suficiente, el equipo completo estaba bajo el hechizo [Luz de Protección] de Mary que incrementaba la capacidad física, resistencias y aceleraba la habilidad del cuerpo de auto curarse. El hechizo probablemente tenía algo que ver con el Dios de la Luz Luminous, dado que su símbolo hexagonal flotaba sobre sus muñecas izquierdas mientras estuvieran bajo los efectos del hechizo. Según Mary, podía ser lanzado hasta en seis personas y durar por hasta treinta minutos. Haruhiro sintió la efectividad del hechizo, a medida en que su cuerpo se volvía notablemente más liviano, lo cual realzaba su capacidad de lucha enormemente.

 

Y quizá gracias a la [Luz de Protección], Mogzo también se movía ligeramente para acabar con el anciano.

“¡¡¡Gracias!!!” Exclamo Mogzo.

Por supuesto, Mogzo usaría su [Rompimiento Rabioso]. No era solamente su movimiento final estándar, era una poderoso, estable y sobre todo, una magnifica técnica. La espada de Mogzo se aplasto sobre el hombro del ya fuera de balance anciano. Era casi exactamente la misma forma en la que había matado al primer capataz.

La forma y estilo de Mogzo eran elegantes y, a diferencia de Ranta, nunca acudio a hacer cosas raras y trucos baratos solo para tratar de verse atractivo. El era una persona simple en el buen sentido de la palabra. El se apego a las mismas técnicas básicas, pero las practicaba tan a menudo que les dio su propio estilo o forma única de si mismas.

Tal vez Haruhiro estaba exagerándolo un poco, pero no había duda que [Rompimiento Rabioso] en manos de Mogzo había pasado de una técnica típica promedio a ser un devastador golpe letal. Por supuesto, la efectividad de [Rompimiento Rabioso] habría además sido afectada por cosas como la fuerza física, competencia del usuario, y la calidad del arma, entre otros factores, pero lo que la hacía tan efectiva para Mogzo era indudablemente su sincronización.

Cada vez que reconocía una abertura, Mogzo la utilizaba. La precisa sincronía con la que usaba [Rompimiento Rabioso] hacia que Haruhiro sintiera ganas de darle a Mogzo una ovasion de pie cada vez que la veía. De hecho, él quería aplaudir a Mogzo incluso ahora… ¿debería en efecto hacerlo?

En cuanto Haruhiro consideraba aquello, Ranta ataco a Kobold D desde atrás. Yume ya lo tenía en la corrida, pero el ataque de Ranta lo termino.

“¡Hahaha! Siii! ¡Tengo mi Vice!” proclamo Ranta.

“Estupido Ranta!” Vocifero Yume. “¡Yo lo habría podido manejar sola!”

“¿Qué fue eso? ¿Ibas a matarlo con tus propias manos? Sra. Tabla de lavar, en búsqueda de sangre cual bestia salvaje!? Ha! ¿Quieres dedicarte a Lord SkulHeill también?” ofreció Ranta.

“¡De ninguna forma!” replico Yume. “Yume es un Cazador que ama a la Diosa Blanca Eldritch. Yume solo pensó que si iba a pelear contra el pobre kobos uno a uno, Yume podría asimismo llevarlo a cabo hasta el final! Y no llames a Yume plana!!!”

“Yume, es uno a uno…” Haruhiro no pudo más que corregirla, pero fue, como se esperaba, completamente ignorado.

“¡Pecho plano es pecho plano! ¡Si no quieres que te llame plana, entonces déjatelas crecer más grandes!” grito Ranta de vuelta.

“¡Yume no sabe cómo hacer crecer los pechos!” Yume respondió formalmente.

“¡Hazlo así!” Ranta se volvió a Yume e hizo algún tipo de movimiento masajeador y cuidadoso en su propio pecho.

“¡Acosador sexual!” Shihoru protesto, mirando penetrantemente cual dagas a Ranta mientras Mary suspiraba y murmuraba, “absolutamente despreciable”.

“¡Soy el mejor!” Protesto Ranta, mientras se abultaban las venas en su frente. “El mejor acosador sexual! ¡El mejor absolutamente despreciable! ¡Dale! ¡Nada que lo que digas me molestara! ¡Me convertiré en el más absolutamente despreciable rey acasador sexual!”

“Hm…” Yume reflexiono y copio a Ranta… o mejor dicho, ella estaba en realidad acariciando su propio pecho. “¿En verdad se hacen más grandes? Porqué es seguro que no las siento crecer ¿O son acaso más difíciles de agrandar de lo que parece?”

Mogzo hizo algún tipo de sonido de asfixia mientras Shihoru rápidamente sujeto las manos de Yume y dijo: “¡Y-Yume… eso no es algo que se hace en frente de otras personas!”

“¿Oh, entonces solo funciona si lo haces en privado?” Pregunto Yume.

“Um, no… yo no creo que ese sea el caso…” Respondió Shihoru.

img_0023.jpg

Ranta se burló. “¿Cuál es el problema? ¡Sigue masageandolas! ¡Son tan pequeñas que nadie mirando va a ver algo!”

“¡Estupido Ranta!” grito Yume.

“¡No soy un estupido! ¡Soy el más absolutamente despreciable rey acasador sexual! ¡Es mi titulo recién adquirido y que no se te olvide o te arrepentirás! ¡Ahora inclínate ante mi perversidad!

“Deja de decirlo como si fuera algo bueno,” Haruhiro dijo a medida en que comenzó a buscar las pertenencias de los kobolds.

Nada de su equipamiento era vendible, así que él se contentó con sus talismanes. Mientras se agachaba cerca de un cuerpo y cuidadosamente removía un talismán pendiente de uno de los kobold trabajadores, Ranta repentinamente brinco cerca de él y arranco un anillo de nariz dorado de un kobold muerto en la cercanía.

Haruhiro repugno profundamente el áspero tratamiento de Ranta hacia los cuerpos. Hubíeron además un montón de otras cosas que a Haruhiror no le gustaban de Ranta. A decir verdad, tenía aversión a casi todo sobre el tipo.

“¿Que?” Miro Ranta de forma penetrante a Haruhiro.  “¿Hay algo que quieras decirme?”

“La verdad, no,” Haruhiro replico.

“Permíteme decirte esto entonces.”

“¿Que?”

“Haruhiro,” Ranta uso su pulgar para chasquear al aire el anillo dorado de nariz y dejarlo caer en su palma abierta. “No empieces a tener ninguna de tus grandes ideas.”

“¿Grandes ideas?” Haruhiro pregunto. “¿Que se supone que eso significa?”

“¿Crees que te has convertido en alguna clase de héroe, no es asi?” Ranta acusó.

“¿Heroe?” Haruhiro repitió.

Solo la estúpida de Ranta podría pensar algo tan retardado como eso, era la respuesta instintiva de Haruhiro. Pero las palabras rápidamente se volvieron pesadas en su pecho y no respondio en el acto. ¿Un héroe, huh? A Haruhiro nunca le había agazajado alguna idea de convertirse en uno. Para nada. Ni siquiera la más minima sombra de idea. No obstante…

“Tus movimientos en esa pelea justo ahora,” Ranta continuo en un tono tan bajo que ninguno de los demás pudo oírlo. Extraño, ya que Ranta no era del tipo considerado. “Fueron bastante raros.”

“De ninguna manera. Era solo lo habitual,” negó Haruhiro.

“No. Estuviste actuando raro,” dijo Ranta. “como si fueras un paso mas lento de lo usual. O quizá no mas lento… estuviste tratando de hacerlo, verdad? El movimiento letal de un solo golpe.”

Haruhiro no respondio, pero se encogio de hombros minuciosamente. El trato de mantener una expresión neutra, pero se sintió a si mismo romper en un sudor frio. Porque Ranta tenia la razón. ¿Como es posible que un tipo como el siquiera se diera cuenta en primer lugar?

“No eres material para héroe, Haruhiro,” Ranta continuo. “¿Lo entendiste? Conoce tus limites.”

Le dio unas palmaditas en el hombro a Haruhiro simpáticamente. Haruhiro quería aporrearlo en respuesta, pero no se molesto. Nada que Haruhiro pudiera decirle a una persona como Ranta importaría. Ranta , ¿acaso tu lo entenderías? No, no lo haría. Ranta no entendia como Haruhiro se sentía del todo.

Haruhiro habia casi muerto. A cambio de la vida de sus compañeros, el había casi perdido la suya. Pero todos vivieron, ellos incluso mataron a Deathpatch, y todo era maravilloso. Lo que bien acaba, esta bien, como dice el refrán. Pero solo termino bien porque ellos habían sido afortunados.

Haruhiro no habria podido ser capaz de hacerlo si la línea no hubiera aparecido. El supuso que quizá el debía solo quedar satisfecho al recibir el favor de la fortuna en ese momento y no pensar muy profundamente en ello. ¿Pero que sobre la próxima vez? ¿Que tal si se vieran envueltos en una situación similar otra vez? ¿Debería el solamente dejárselo a la suerte del mismo modo?

No, esa no era una opción. ¿Entonces que podía el hacer?

El tenía dos elecciones. La primera era apostar a que ellos podían evitar meterse en situaciones peligrosas en primer lugar. Para lo cual, por supuesto, Haruhiro tenia la intención de hacer su mejor esfuerzo. La segunda era convertir azar en certeza. Todo lo que tenia que hacer era hacerlo de tal modo que siempre pudiera ver la línea todo el tiempo.

Sin embargo, no era así de simple. La Maestra Barbara le habia dicho de antemano: “A veces aparece, a veces no. No es como si nosotros pudiésemos desear que apareciera concentrándose mucho en nada.” No era una tecnica fiable y depender de ella seria un error. Y Haruhiro se dio cuenta de la sabiduría de sus palabras.

No obstate, el no pudo resistir regocijarse de la posibilidad. Si el pudiera hacer aparecer la línea a voluntad, entonces eso significaría que el habia nacido para ser Guerrero. Talento natural. Y no seria eso increíble? Penso para si mismo.

“¿Haru”? pregunto Mary.

Haruhiro no se habia tan siquiera percatado de que ella se habia agachado a su lado.

“Err—¿Sucede algo?” Pregunto.

“Yo debería preguntarte lo mismo,” Mary dijo con una leve sonrisa. “¿En que estas pensando?”

“No… en nada realmente,” mintió Haruhiro.

Si ellos no estuvieran en el tercer estrato de las Minas de Sirenas y si nadie mas estuviera alrededor, entonces quizá le habria confiado en ella. O tal vez no, sin importar donde o quienes estuvieran allí.

“Estoy bien,” el trato de tranquilizarla.

“En serio… bueno si tu lo dices,” Mary dijo, totalmente disuadida.

Y Haruhiro sabia por su expresión que ella no le creía. La expresión en su rostro le hizo sentir como si le hubiera hecho algo horrible a ella y le causo en el pecho un dolor leve.

Esto es… completamente injusto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s